#MonitordeVíctimasCaracas | Denuncian asesinato de dos jóvenes en operativo del Faes en la Cota 905 - Runrun
#MonitordeVíctimasCaracas | Denuncian asesinato de dos jóvenes en operativo del Faes en la Cota 905
César Augusto Millán Dugarte y Kleiver Oney Ibarra Pacheco ingresaron con media hora de diferencia a la emergencia del Hospital Miguel Pérez Carreño

 

@Jheilyn_ Cermeno

 “Mi hijo no era ningún delincuente de la Cota 905, y me lo mató la policía”, dijo, este miércoles, Yessi Dugarte, madre de César Augusto Millán Dugarte (21), en las afueras de la morgue de Bello Monte.

La víctima quien se ganaba la vida como “minero en el río Guaire” fue sorprendida por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) en el porche de su vivienda, ubicada en el sector Las Torres de la Cota 905, municipio Libertador de Caracas

Eran cerca de las 8:30 de la noche del lunes 30 de mayo, cuando fue abordado por al menos ocho agentes que llegaron caminando. “Cállate y vete de aquí”, le dijeron los efectivos a la novia de Dugarte, mientras se lo llevaban, relataron los familiares.

Sin embargo, la acción policial causó ruidos por lo que parientes se percataron de lo que estaba pasando y salieron de la casa para ayudarlo.

“Lo arrastraban y mi hija y yo corrimos tras ellos. Pero, otro grupo nos empujaba y nos insultaba. También nos pedían silencio”, agregó Dugarte.

Los excesos de la policía denunciados por los familiares no quedaron allí. Pues, Yessi aseguró que uno de los uniformados que usaba pasamontañas la empujó por unas escaleras.

“Mi mamá me ayudó y mi hija siguió tras ellos. A ella, que tiene 16 años, también quisieron tirarla por las escaleras; hasta unos tiros le lanzaron. Se golpeó la cabeza y se desmayó”, denunció la mujer.

Pocos fueron los minutos que duró la persecución de los familiares de César con los agentes del Faes, quienes lo llevaron hasta la parte alta de Las Quintas, donde se escucharon varias detonaciones.

Los uniformados llevaron el cuerpo del muchacho al hospital Miguel Pérez Carreño, adonde llegó sin signos vitales, aproximadamente a las 10:00 de la noche.

En paralelo, y con media hora de diferencia, otra víctima quedó reportada por los uniformados que ejecutaron el operativo. Se trataba de Kleiver Oney Ibarra Pacheco (20), quien estaba en su casa con su esposa embarazada y varios agentes lo sacaron del inmueble.

Aunque los deudos no precisaron la dirección exacta de la vivienda, indicaron que “se lo llevaron hasta la parte alta y lo ejecutaron”. “Le dijeron a su esposa que su hijo ya era huérfano”, cuando bajaban el cuerpo, señaló Dayana Báez, tía del muchacho. También llegó muerto al Hospital Dr. Miguel Pérez Carreño.

Ibarra Pacheco laboraba por su cuenta como vendedor ambulante de verduras y legumbres. Deja en estado de orfandad a un niño de tres años.

Protesta por operativos

Este miércoles, vecinos de Las Cumbres, San Miguel, Las Quintas y Las Torres cerraron la autopista Francisco Fajardo, en sentido hacia El Valle-Coche, en rechazo a las actuaciones de la policía en las últimas horas.

Desde el pasado fin de semana, comisiones mantienen un operativo para dar con los presuntos responsables de un ataque armado y con granada que dejó tres oficiales heridos. Parientes de los fallecidos descartan relación de este hecho con sus familiares.

La madre de César Augusto Millán recordó que apenas hace un mes, su hijo quedó detenido en una redada y cuando revisaron sus antecedentes, lo dejaron en libertad, porque no tenía prontuario.

Además, denunció que la policía despojó a su hijo de sus zapatos, de dinero y varias prendas de plata, producto de su trabajo.

Sobre Kleiver Ibarra, su tía indicó que jamás había tenido problemas con la justicia. Hasta hace dos meses, estuvo detenido tras sostener una pelea doméstica con su pareja.

El Dato

Según datos recopilados por Monitor de Víctimas en su último informe “Fuego Cruzado en Venezuela”, de los 544 homicidios registrados durante 2021, los cuerpos de seguridad del Estado fueron los responsables de 33,8% de estos casos. Un total de 185 de estos asesinatos quedaron documentados con el móvil de “resistencia a la autoridad» (ejecución extrajudicial).