.
LO MAS RECIENTE

Guaidó sobre apertura de frontera: Debe reducir el contrabando y la trata

Noticias Hace 7 horas

#27Sep | Gobierno anuncia 89 nuevos contagios por covid-19

Noticias Hace 14 horas

Perlas de Maduro: «Venezuela rompe récord mundial de crecimiento económico»

Noticias Hace 17 horas

Ruta Verde: Queremos que se abra el debate público nacional sobre el aborto

Noticias Hace 19 horas

Maduro recurrirá fallo sobre oro venezolano que favoreció a Guaidó

Noticias Hace 20 horas

Alertan que fármacos que se importan de Irán y la India no cumplen con normas de revisión de calidad

Noticias Hace 1 día

Cuatro escenarios que se proyectan para la educación superior en lo que resta de 2022

Noticias Hace 1 día

La caída de la República de Weimar, por Orlando Viera-Blanco*

Opinión Hace 1 día

Capriles sobre primarias: “No afirmo ni niego si participaré”

Noticias Hace 1 día

Ucrania, de nuevo Ucrania…, por Julio Castillo Sagarzazu

Opinión Hace 1 día

Twitter Spaces | «Pranes en las Grandes Ligas»: Casi todas las academias de beisbol en Venezuela pagan vacuna

El coordinador de Contenidos de Connectas, Juan David Olmos,  moderó el evento, que  contó con la participación de la periodista de investigación de Runrun.es, Ronna Rizquez, y el director de El Pitazo, César Batiz
Los autores del trabajo especial  “Pranes en las Grandes Ligas” contaron cuáles fueron los principales hallazgos de la investigación, cómo fue la búsqueda de historias y la importancia de las alianzas periodísticas y el trabajo colaborativo
El asesinato de un entrenador, el atentado al dueño de una academia de beisbol, videos con amenazas de hombres armados y una decena de extorsiones a empresarios y figuras ligadas a la pelota oscurecen el proceso de firma de los prospectos venezolanos
Reporteros de la Alianza Rebelde Investiga visitaron más de 25 academias de beisbol ubicadas en cinco estados venezolanos -Lara, Miranda, Anzoátegui, Carabobo y Aragua- para conocer cómo era el proceder del crimen organizado en el proceso de firmas de los prospectos venezolanos con los equipos de Estados Unidos
La megabanda del Tren de Aragua es la principal que identificaron detrás de estas extorsiones a jugadores y academias del beisbol

 

En un país como Venezuela, que tiene presencia de grupos delictivos y megabandas, ni el deporte sale invicto. Ha sido el beisbol en el que líderes criminales han puesto el ojo para hacer crecer sus finanzas. Y el reportaje de investigación “Pranes en las Grandes Ligas” de Connectas y Alianza Rebelde Investiga (ARI) es una muestra de ello. 

El asesinato de un entrenador, el atentado al dueño de una academia de beisbol, videos con amenazas de hombres armados y una decena de extorsiones a empresarios y figuras ligadas a la pelota oscurecen el proceso de firma de los prospectos venezolanos contratados por los equipos de las mayores.

La investigación muestra cómo los pranes, jefes criminales que controlan las prisiones y las megabandas venezolanas, entraron por la fuerza en el negocio del beisbol, considerado el deporte nacional. 

Reporteros de la Alianza Rebelde Investiga visitaron más de 25 academias de beisbol ubicadas en cinco estados venezolanos -Lara, Miranda, Anzoátegui, Carabobo y Aragua– para conocer cómo era el proceder del crimen organizado en el proceso de firmas de los prospectos con los equipos de Estados Unidos. 

La noche de este jueves 17 de febrero se realizó un Twitter Spaces para que los autores del trabajo  “Pranes en las Grandes Ligas” contaran cuáles fueron los principales hallazgos de la investigación, cómo fue la búsqueda de historias y la importancia de las alianzas periodísticas y el trabajo colaborativo. 

El evento fue moderado por el coordinador de Contenidos de Connectas, Juan David Olmos, y contó con la participación de la periodista de investigación de Runrun.es, Ronna Rizquez, y el director de El Pitazo, César Batiz.

«La investigación trata de denunciar lo que viene ocurriendo en un deporte tan atractivo para los jóvenes y para los criminales que realizan extorsiones a través de los pranes”, expresó la periodista venezolana.

¿Cómo extorsionan?

Ronna Rísquez explicó que en la investigación llevada a cabo por Connectas y ARI se identificaron, al menos, tres formas de extorsión utilizadas por los pranes para quedarse con parte del dinero que reciben las academias. 

  • Entrevistados contaron que casi todas las academias que hay en Venezuela pagan una “vacuna mensual” para poder funcionar y garantizar la seguridad de sus instalaciones y su personal. Los montos varían entre 50 y 100 mil dólares
  • Cobro por la firma de cada «pelotero». Otras academias deben entregar a los pranes del 3 al 10 % del monto que reciben cada vez que firman a un jugador
  • Los pranes tienen lo que parece un “servicio” de cobranza de deudas causadas en el contexto de esta actividad deportiva, que utilizan para manipular y amenazar.

La megabanda del Tren de Aragua es la principal que identificaron detrás de estas extorsiones a jugadores y academias del beisbol. 

Los inicios del negocio

César Batiz, director de El Pitazo, cuenta que en agosto de 2020 ocurrió lo que en periodismo se llama el “dato disparador” que los llevó a investigar y a profundizar en el tema. 

“Eso se unió a otros datos que estábamos recibiendo acerca de la penetración de la delincuencia en el deporte, específicamente en el beisbol. Así que nos organizamos en los equipos de El Pitazo, Runrun.es y TalCual”.

Rísquez comenta que uno de los eventos que permitió empezar a conocer cómo el crimen fue tocando al beisbol, a pesar de no estar asociado con la figura de los pranes, fue el secuestro de la madre del pelotero Ugueth Urbina en el año 2004. 

“Pero fue a partir de 2009 cuando comienza a evidenciarse un efecto terrible de los pranes y de los grupos de crimen organizado sobre los beisbolistas”, señala. 

Vinieron más secuestros: entre ellos, la madre del exgrandeliga Víctor Zambrano, así como el hijo de Yorvit Torrealba. En 2011 también se conoció sobre el secuestro del pelotero Wilson Ramos. “Fueron hechos bastantes escandalosos y que conmovieron a la opinión pública”, dice Rísquez. 

En 2017 sucede un acontecimiento muy llamativo y que Rísquez lo señala como otro de los eventos que marca la entrada de los pranes en el beisbol. Y es que el principal pelotero venezolano en las ligas mayores, Miguel Cabrera, publicó un video en el que aseguraba estar  “cansado de pagar vacunas” y denunciaba que grupos, “no sé si son policías o malandros”, querían secuestrar a su madre. 

De los sucesos más recientes, Rísquez menciona el caso del expelotero Alexis Quiroz, quien en 2020 fue víctima de una extorsión, sus escoltas recibieron ataques directos y fueron amenazados en un video en el que aparecían hombres armados mencionando a los prospectos que su academia había firmado en esa temporada y amenazando a sus trabajadores. 

“Eso implicó que Alexis Quiroz tuviera que irse del país, sacar a 16 miembros de su familia y hasta hoy no ha podido volver. Su academia sigue operando, sigue siendo una de las academias más exitosas que hay en el país, pero fue objeto de estos eventos terribles que fueron los que pusieron en la mira de la audiencia y de los venezolanos la situación que estaba ocurriendo con los pranes en Venezuela y el beisbol”.

 

 

Otro de los momentos importantes donde la figura de los pranes sacó provecho para crear una vinculación con el beisbol fue durante la etapa de profunda escasez de alimentos y medicinas en Venezuela. Estos líderes delictivos se convirtieron en proveedores de alimentos.  “Por ejemplo, algunas de estas academias requerían apoyo de los ‘pranes’ para conseguir alimento, alimento que ellos consiguen de las cárceles”, dice Batiz. 

“Mientras los anaqueles estaban vacíos, no se conseguía comida, no se conseguía nada, los pranes dentro de Tocorón tenían un abastecimiento que era impresionante. Los vecinos de la zona cercana a esta prisión en el estado Aragua, en el centro del país, iban a la cárcel a hacer mercado, a comprar lo que no conseguían en la calle”, explica Rísquez. 

La periodista de Runrun.es también señala las famosas caimaneras (juegos amistosos de beisbol) como una de las situaciones que abrió la posibilidad del negocio de extorsiones en el deporte nacional. “Estas caimaneras se vienen dando desde hace seis años en la cárcel de Tocuyito, en el estado Carabobo. Son organizadas por el pran y a esas caimaneras asisten varios grandes ligas”. 

Desconocen si los peloteros que van a las caimaneras dentro de la prisión lo hacen por un asunto de labor social para apoyar a los presos o si lo hacen por presión o producto de amenazas. 

“El tema es que estos eventos se dan, los peloteros van y no se sabe bien por qué se dan este tipo de eventos, cuáles son las consecuencias y qué derivaciones tiene”, agrega Rísquez. 

El miedo a hablar

La penetración de los pranes en el deporte nacional venezolano es un “secreto a voces”, según contaron funcionarios policiales, entrenadores, periodistas, propietarios de academias, scouts, expeloteros y empleados de algunos clubes de beisbol. 

Es el miedo la razón por la que nadie habla al respecto. Y fue el miedo un aspecto que llamó la atención de los coordinadores y de todo el equipo de la investigación al momento de escribir y redactar el trabajo. 

«Trabajar en un país como Venezuela, implica tomar medidas de seguridad, no sólo para los reporteros sino para las fuentes, por el miedo a represalias, y así mismo llevar a cabo un proceso de verificación riguroso”, sostuvo Rísquez

Aunque es una situación que eventualmente ocurre en reportajes asociados a violencia o grupos armados, y no hubo inconvenientes, Rísquez afirma que en este caso el miedo fue “excesivo y generalizado”. 

“No hubo ni una persona que permitiera que publicaramos su nombre. Afortunadamente, varias de las entrevistas fueron grabadas y tenemos los testimonios, a pesar de que los nombres de las personas no salen en el reportaje”. 

Explica que los entrevistados para el trabajo especial tenían mucho miedo de ser víctima de los pranes, de que lo que dijeran pudiera afectar su academia, empresa o a sus familiares, su desempeño como entrenador o scout, e incluso miedo de afectar el negocio del béisbol. 

“El beisbol es el deporte nacional de Venezuela. Y es un deporte que es visto como pasaporte o visa al ascenso social, a salir de la pobreza, a lograr llegar a Estados Unidos. Y en la Venezuela actual, donde tenemos una emergencia humanitaria ompleja desde hace más de cinco años, esto tiene un valor muy significativo”, explica Rísquez. 

Es por esto que los entrevistados también sentían miedo de hablar por temor a perjudicarse, dañar una posible firma de algún muchacho o por estropear a alguno que hubiese sido recién firmado. “Había miedo en todas partes y eso fue muy particular y muy complejo al momento de, no solo investigar, sino también de verificar la información y escribirla”. 

El valor de las alianzas

“Pranes en las Grandes Ligas” reunió a periodistas de los tres medios venezolanos (Runrun.es, El Pitazo y TalCual) bajo un mismo nombre: la Alianza Rebelde Investiga (ARI).

César Batiz explica que desde los inicios de la alianza, hace un par de años, representantes de los tres medios reconocieron qué aspectos podían aportar cada uno a los trabajos y a las dinámicas de hacer periodismo en un contexto como el venezolano. 

“El hecho de saber que podíamos hacer mejores investigaciones y lograr una mayor difusión, sobre todo en un contexto de reducción de libertades democráticas y de censura como el que tenemos en Venezuela. De alguna forma los tres medios hemos sido afectados por acciones del gobierno de Nicolás Maduro. Demandas contra TalCual, bloqueos contra Runrun.es y El Pitazo, ataques cibernéticos a los tres medios. Nos unimos para investigar, divulgar y protegernos”, asegura Batiz.

Para Rísquez, periodista de investigación de Runrun.es, uno de los principales valores de trabajar en alianza para una investigación como la de “Pranes en las Grandes Ligas” fue el poder contar con los corresponsales de El Pitazo que se encuentran en distintos estados del país. 

“Fueron quienes pudieron ir a las academias, hablar con los dueños, con los entrenadores, con los padres, mirar cómo era la dinámica. Ese es un valor que está asociado a las alianzas periodísticas, es un trabajo que una sola persona desde Caracas no puede hacer”. 

Explicó que también contaron con dos periodistas expertos en deportes, William Brito (El Pitazo) y Francisco Zambrano (Runrun.es), quienes  estuvieron en el acompañamiento y orientación en el proceso de investigación. 

Rísquez también destaca el trabajo hecho por el equipo de diseño. Considera que  para un reportaje de un tema tan complicado, contar con herramientas y una estética que resalte la investigación y la haga más “digerible” a la audiencia es importante. 

“Desde el principio se planteó hacer algo innovador con respecto al diseño, fue un equipo que se integró desde los comienzos de la investigación. No se improvisó ni salió de la nada. Es producto de un trabajo consciente para producir un especial como ‘Pranes en las Grandes Ligas’”, dice Batiz. 

Nadie se ha pronunciado

“Si algo padecemos los que hacemos periodismo de investigación en Venezuela es la falta de respuestas de las autoridades”, afirmó César Batiz, director de El Pitazo. 

Hasta la fecha, ningún representante o autoridad del gobierno de Nicolás Maduro se han pronunciado al respecto del reportaje de investigación, incluyendo el fiscal general o voceros del Ministerio Penitenciario. 

Batiz considera que es importante que los equipos de las Grandes Ligas entiendan la situación que muestran en la investigación de Connectas y ARI y también se pronuncien.

“La preocupación que debe quedar acá y que nos quedó a nosotros es que, de alguna forma, los equipos de las Grandes Ligas financian la delincuencia a través del pago que hacen por peloteros en Venezuela”. 

Asimismo, señaló que lo peor que pudiera hacer la Major League Baseball es quedarse callada. “Es como seguir ignorando otros tantos problemas que confrontan los jóvenes peloteros, que pueden firmar por muy poco dinero y después terminan saliendo del sistema de granjas de las Grandes Ligas y tampoco se han pronunciado. Este es un problema que está presente y que debería tener la atención”. 

Por su parte, ante la pregunta de un usuario de la audiencia sobre cómo el reportaje pudiera “cortar” la historia entre las Grandes Ligas y el beisbol en Venezuela, Rísquez señala que eso no implica un problema adicional. El problema ya existe. 

“La situación de los prospectos del beisbol venezolano, en lo que tiene que ver con la firma y los talentos, ha venido siendo afectada por los temas de los pranes y la criminalidad. La ida de las granjas de beisbol de los equipos de las Grandes Ligas está asociado con esto. El problema no es lo que hace el periodista ni lo que puede generar el trabajo periodístico, que ojalá genere alguna consecuencia positiva; sino que hay una situación de grupos armados que están operando en el territorio venezolano y que además han expandido  sus actividades y su economía  a diversos ámbitos y uno de ellos es el beisbol, lamentablemente”. 

 


Visite el especial: Pranes en las Grandes Ligas. Haga clic acá


 

Esta web usa cookies.