Argentina confirma dos casos de viruela de mono - Runrun
EFE May 27, 2022 | Actualizado hace 1 mes
Argentina confirma dos casos de viruela de mono
Ecuador analiza el primer caso sospechoso y en Bolivia informaron de un posible caso, que ha sido aislado en un hospital y cuyas muestras se enviarán a Argentina para confirmar o descartar que se trata de esa enfermedad

 

El Ministerio de Salud de Argentina confirmó este 27 de mayo un segundo caso de viruela de mono en el país, el cual corresponde a un residente en España que se encuentra de visita en la provincia de Buenos Aires y que no tiene ningún nexo con el primer paciente detectado.

“El estado general del paciente es bueno, está aislado y recibiendo tratamiento sintomático. Sus contactos estrechos se encuentran en seguimiento clínico y epidemiológico estricto, siendo todos asintomáticos a la fecha”, informó el comunicado de la cartera sanitaria.

La persona del segundo caso, que presenta lesiones ulcerosas sin otra sintomatología asociada, había arribado a Argentina el miércoles pasado e iniciado los síntomas el jueves.

El resultado de la reacción de amplificación por PCR de la muestra tomada a este segundo caso dio positivo, lo cual confirmó «la infección con poxvirus pertenecientes al grupo eurasiático-africano del género Orthopox», indicó la cartera sanitaria.

Este resultado fue consistente con la observación realizada mediante coloración negativa por microscopía electrónica de transmisión, donde se detectaron partículas virales de dicho género viral, agregó la fuente.

Primer caso

Argentina había confirmado este viernes el primer caso de viruela de mono en el país, que se había reportado como sospechoso el domingo pasado y corresponde a un hombre residente en la provincia de Buenos Aires que estuvo recientemente en España y presentaba síntomas compatibles con la enfermedad.

El resultado de la reacción de amplificación por PCR del primer caso dio positivo, a su vez, la secuenciación arrojó alto porcentaje de homología con secuencias del clado de África Occidental, según se informó.

Según el ministerio, la confirmación del primer caso se produjo a través de un segundo estudio bajo el método Sanger, que arrojó un alto porcentaje de homología con secuencias de “Monkeypox” del clado de África occidental «como todas las que se están encontrando en los nuevos casos de viruela símica alrededor del mundo”.

De acuerdo con nota oficial, el paciente se encuentra en buen estado de salud, realizando tratamiento sintomático y sus contactos estrechos se encuentran bajo control clínico y epidemiológico sin presentar síntomas de momento.

Ecuador analiza primer caso sospechoso 

Ecuador analiza el primer caso sospechoso de viruela del mono, detectado en Quito en una persona que llegó al país procedente de África, según informó este viernes el Ministerio de Salud Pública (MSP).

«Se trata de un paciente masculino que viajó a África, no tendría vínculo con el brote registrado en Europa. Él presentó sintomatología relacionada con la enfermedad, como fiebre y lesiones en la piel», detalló el Ministerio en un comunicado

La cartera de Estado activó la vigilancia epidemiológica para la persona y sus contactos cercanos, por lo que actualmente permanece en aislamiento.

El Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (INSPI) tomó las muestras del paciente, con las que se realizarán las acciones respectivas para confirmar o descartar la viruela del mono.

Según el ministerio, los resultados estarán listos la próxima semana.

La entidad además adquirió de manera emergente unos mil kits para diagnóstico de viruela del mono, que llegarán la semana entrante.

El Ministerio de Salud recomendó a la ciudadanía lavarse constantemente las manos.

Además advirtió que si alguien viajó o tuvo contacto con personas de países que tienen casos de viruela del mono, use mascarillas tan pronto tenga síntomas, se aísle y acuda al centro de salud más cercano.

Bolivia reporta un caso sospechoso 

Las autoridades sanitarias de la región boliviana de Santa Cruz, la mayor del país, informaron este jueves sobre un caso sospechoso de viruela del mono que ha sido aislado en un hospital y cuyas muestras se enviarán a Argentina para confirmar o descartar que se trata de esa enfermedad.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, Erwin Viruez, explicó que se trata de un joven de 26 años que presenta algunos de los síntomas de la enfermedad y que tuvo contacto con dos personas procedentes de España, según un boletín de prensa de la Gobernación cruceña.

El joven fue aislado en el Centro de Salud Elvira Wunderlich y se activó el protocolo de atención, al igual que la vigilancia a su familia y contactos más cercanos en estos últimos días, hasta que se conozcan los resultados de las pruebas para confirmar o descartar que sea un caso de viruela del mono.

Las muestras son analizadas en el Centro de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) boliviano y también se enviarán a un laboratorio en Argentina, explicó el secretario departamental de Salud de Santa Cruz, Fernando Pacheco.

Pacheco detalló que el joven aislado presenta desde hace diez días síntomas como decaimiento, dolores musculares, fiebre y hace tres le empezaron a salir las «lesiones en la piel», en las palmas de las manos, en la planta de los pies y la cara, característicos de la viruela del mono.

Según el funcionario, el paciente se encuentra «tranquilo y estable», que llegó al centro de salud el miércoles en la tarde y que las autoridades nacionales ya fueron informadas sobre el caso.

Por su parte, el Ministerio de Salud pidió a los Sedes que se aplique la «alerta epidemiológica y el manual» de trabajo recientemente aprobado para unificar la forma de respuesta ante posibles contagios.

El director nacional de Epidemiología, Freddy Armijo, aseveró que «no existe un examen para confirmar o descartar el caso sospechoso» y que en estos casos se debe aplicar «un diagnóstico diferenciado» para verificar si pudiera ser alguna otra enfermedad, como el sarampión.

Además, recordó que la viruela del mono no tiene vacuna y que se transmite por el contacto directo con la sangre, fluidos corporales o lesiones en la piel o con objetos contaminados por una persona enferma.