La denuncia de Valentina Quintero sobre las “matracas” en alcabalas que irritó al ministro de Interior - Runrun
La denuncia de Valentina Quintero sobre las “matracas” en alcabalas que irritó al ministro de Interior
Valentina Quintero denunció que los trasportistas de alimentos, los extranjeros y los jóvenes son los más vulnerables a la extorsión en las carreteras venezolanas
Remigio Ceballos, ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, rechazó las declaraciones de Quintero y dijo que  «generalizar y pretender opacar la labor policial y militar»
Un estudio de Transparencia y Ecoanalítica estimó que, en promedio,  25% de las empresas fueran víctimas de extorsión o «matraqueo» por parte de los cuerpos de seguridad venezolanos en las carreteras durante el primer trimestre del 2022

«El auténtico peligro de las carreteras venezolanas es la autoridad, las alcabalas, la matraca». Así empezó el video testimonial de la periodista Valentina Quintero publicado el 15 de julio en sus redes sociales.

Su denuncia hacía referencia a la extorsión de algunos funcionarios de cuerpos policiales a quienes viajan por Venezuela. 

En menos de 24 horas, la publicación de Instagram logró recoger testimonios de venezolanos y extranjeros que reflejaban el mal trato de militares de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en las distintas rutas fuera de Caracas.

Quintero denunció que los trasportistas de alimentos «han denunciado el hecho hasta la saciedad». Aseveró que los extranjeros y los jóvenes son los más vulnerables ante la extorsión en las carreteras venezolanas

«Tenemos que defendernos. Vamos a viajar con los papeles en regla. Si nos piden algo, exijamos una multa. Seamos solidarios con todos los que paren en una carretera. No nos dejemos, vamos a apoyarnos unos a otros», culminó la periodista en el video. 

Cortesía: El Pitazo.

Publicación original disponible en Instagram: https://www.instagram.com/reel/CgCU9Iij9Du/ 

Diferentes rutas, testimonios similares

Entre los 5273 comentarios que recoge la publicación hasta el 18 de julio, varios opinaban que era un «patrón de conducta común» de los funcionarios militares el amenazar a los transeúntes, así como el aislamiento y la retención de documentos de forma indefinida. 

El chef colombo venezolano Andríc López escribió que supuestamente le sembraron droga para presionarlo a pagar cuando viajaba desde el estado Táchira hasta Caracas.

«A mí en el terminal de San Cristóbal me llevaron al cuarto y me sembraron droga, me quitaron toda la plata, solo llegue a Caracas con 30$. Los que me sembraron fueron los de antidrogas del terminal. Y por culpa de ellos, en todas las alcabalas, las 25 que había», escribió desde su cuenta @chefandriclopez.

«Me bajaron los perros antidrogas por qué habían impregnado de la misma mi bolso. Solo les deseo justicia divina. ¡Y si algún día toman cartas en el asunto! Sea la justicia penitenciaria, por extorsión»

Mientras que la cantautora venezolana Irene «Irepelusa» López confesó que el año pasado sufrió una extorsión mientras regresaba de su gira en Colombia. 

«Cuando venía de terminar la gira, para llegar a Venezuela, cruzamos frontera por la falta de vuelos directos. Tenía que ir de San Cristóbal al aeropuerto de El Vigía. En plena carretera, una de las tantas alcabalas que nos paró, se empeñó en lanzarme un perro. Ellos hacen que el perro se te pegue y por ahí se pegan», comentó la artista a través de su cuenta @irepelusa. «Me tuvieron dos horas detenida, acusándome de que llevaba droga porque el canino no se equivoca». 

Otros comentarios denunciaban los llamados «matraqueos», que afectan a los pasajeros del trasporte público y los extranjeros que no tienen papeles de identidad nacionales.

 

La incomodidad de Ceballos

En la cuenta de Instagram Agencia Venezuela News, el ministro de ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Remigio Ceballos, criticó las declaraciones de Quintero. 

«Es una irresponsabilidad generalizar y pretender opacar la labor policial y militar enmarcada en la ética profesional de quienes se dedican a la protección, defensa y servicio al pueblo venezolano, poniendo a un lado su propia seguridad», escribió el ministro en la publicación ajena a la cuenta de Valentina Quintero. 

El funcionario aseveró que la población debe reportar sus denuncias ante el Ministerio Público para seguir «el combate de las mafias». 

El matraqueo en las calles

De acuerdo con un estudio realizado por Trasparencia Venezuela y Ecoanalítica, durante el primer trimestre del 2022, la probabilidad promedio de extorsión en alcabalas alcanzó un 25%

La encuesta a 20 empresas venezolanas arrojó que los más afectados son aquellos que transportan cualquier tipo de mercancía legal: legumbre, verduras, alimentos procesados o medicinas.

El estudio señala que la extorsión en alcabalas se considera una «economía ilegal», que contribuye a la captación de rentas de efectivos corruptos y que crea distorsiones económicas tanto en divisas como en bolívares.

También, se precisó que los cuerpos de seguridad que acuden con más frecuencia al «matraqueo» son la GNB y la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Trasparencia Venezuela y Ecoanalítica analizaron que los estados fronterizos del occidente del país son los más afectados por la extorsión en las carreteras