ONG Visibles Venezuela denunció hostigamiento por parte de funcionarios del Estado  - Runrun
ONG Visibles Venezuela denunció hostigamiento por parte de funcionarios del Estado 

La organización defensora de derechos LGBTIQ+, Visibles Venezuela, denunció que ha sido víctima de hostigamiento y acoso por parte de personas afectas al Gobierno de Maduro.

A través de su cuenta en X, la ONG manifestó que se sienten indefensos ante las constantes agresiones físicas y mentales.

“Instamos a las demás organizaciones que se dedican al activismo a trabajar de manera articulada y a proteger la integridad y salud mental de quienes a diario aportan desde sus capacidades en la lucha por los derechos humanos de la comunidad LGBTIQ+”, indicó la ONG en comunicado. 

La ONG expuso que el hostigamiento es consecuencia de una política oficial que promueve el acoso, la intimidación y el estigma contras personas gays y trans.

Solo en los últimos días, el Observatorio de Violencia  LGBTIQ+ informó sobre mensajes discriminatorios por parte de funcionarios del Estado en programas transmitidos por el canal Venezolana de Televisión.

Continúan los chistes basados en prejuicios homofóbicos por parte de Nicolás Maduro. Esto se suma a una larga lista de comentarios y narrativas anti derechos de distintos funcionarios del Estado y a la negación de derechos a personas LGBTIQ+”, denunció el Observatorio sobre la alocución en el programa Con el Mazo Dando el venidero 21 de febrero. 

La ONG igualmente denunció el comentario del fiscal impuesto por la extinta Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, donde atacó a la población trans. “Siguen representantes de las instituciones desinformando sobre derechos LGBTIQ+ replicando las narrativas de grupos antiderechos”.

Detenciones arbitrarias de personas LGBTIQ+

Asimismo colocaron como ejemplo de discriminación, la detención en Maracaibo el pasado 2 de febrero de Marcos Caraballo luego de tomarse unas fotografías disfrazado de ángel frente a la Basílica de La Chiquinquirá. Junto a Caraballo, los efectivos de Polizulia detuvieron a Nerio Antonio Bello por ser el supuesto proveedor del disfraz.

A Caraballo lo acusaron de “atentar contra el buen orden de la familia, por resistencia a la autoridad y actos inmorales en sitios públicos”.  

Las detenciones ocurrieron luego de “una serie de denuncias en redes sociales y por parte de sectores religiosos de la religión católica”.