Como quedó repartido el CNE entre el gobierno y la oposición, por Víctor Álvarez R. - Runrun
Como quedó repartido el CNE entre el gobierno y la oposición, por Víctor Álvarez R.

@victoralvarezr

La AN escogió cinco rectores principales y diez rectores suplentes del CNE. Teóricamente ninguno de los rectores debería estar vinculado a partidos políticos del gobierno o de la oposición, pero en Venezuela esa es una de las condiciones electorales que no se cumplen y los rectores tienden a representar a uno de los polos en pugna. De allí que la puja sea por una conformación equilibrada a través de la fórmula 2-2-1; es decir, dos representantes progobierno, dos prooposición y uno neutral aceptado por ambas partes.

Con su apabullante mayoría de más de 2/3 de la AN, el oficialismo pudo haber pasado la aplanadora en la designación del CNE, y de los cinco rectores principales y diez suplentes haber impuesto un 15-0. Como esto habría significado el desconocimiento nacional e internacional de las elecciones de gobernadores y alcaldes y un mayor aislamiento, el gobierno prefirió ceder espacios y designar dos rectores principales a la oposición electoral, para una correlación de 3-2 en el directorio. Adicionalmente cedió cuatro suplentes para una distribución de 9-6 en el total de 15 rectores principales y suplentes.

Como Maduro no se siente amenazado por una oposición cada vez más dividida y debilitada, hace estas concesiones y permite una mayor representación de la oposición.

Presenta así un CNE renovado, más plural y con mayor autonomía, el cual tiene por delante el gran reto de mejorar las condiciones electorales, reconstruir la confianza en el voto y la ruta electoral para avanzar hacia una solución política, electoral y pacífica del conflicto venezolano.

 ¿Cómo está organizado internamente el CNE?

Además del Directorio, conformado por cinco rectores principales, la estructura funcional del CNE contempla tres órganos subordinados que tienen bajo su mando hasta diez instancias adicionales a las que les corresponde ejercer la dirección, supervisión, vigilancia y control de las próximas elecciones de gobernadores y alcaldes, consejos legislativos y concejos municipales y referendo revocatorio.

1.1   El Directorio

El artículo 296 de la Constitución establece que el Directorio del CNE estará integrado por cinco rectores principales, cada uno tendrá dos suplentes y tomará sus decisiones con al menos tres votos favorables. Tres de los rectores designados deben ser postulados por la sociedad civil, uno por las facultades de ciencias jurídicas y políticas de las universidades nacionales y el otro por el Poder Ciudadano. Los rectores elegidos con sus respectivos suplentes fueron los siguientes:

Progobierno:

Pedro Calzadilla (ex Ministro de Educación Superior)

     Gustavo Vizcaino (exdirector del SAIME)

     Saúl Bernal (exdirector de la Oficina de Financiamiento del CNE)

Tania D Amelio (rectora desde el 2009)

     Leonel Parica (Secretaría de CyT de la gobernación de Miranda)

     Rafael Chacón (ex viceministro de Educación)

Alexis Corredor Pérez (miembro de la ANC)

     Carlos Quintero (rector suplente del CNE desde 2014)

     Francisco Garcés (exministro de Transporte)

Enrique Márquez (exdiputado opositor)

     Griselda Colina (directora del Observatorio Global de Comunicación y Democracia)

     Francisco Martínez (expresidente de Fedecámaras)

Roberto Picón (exasesor de la MUD en temas electorales e informáticos)

     Conrado Pérez (exdiputado opositor)

     León Arismendi (profesor de la UCV, especialista en derecho laboral)

Como nuevo presidente del CNE fue designado el exministro de Educación Universitaria, Pedro Calzadilla, y como Vicepresidente el ex vicepresidente de la AN, Enrique Márquez. Debajo del directorio están los órganos electorales subordinados. Cada uno está conformado por tres rectores, dos principales y un suplente que no sea el de estos rectores principales. Sus decisiones son tomadas con el voto afirmativo de por lo menos dos de ellos.

2.1   Junta Nacional Electoral

El primer órgano subordinado es la Junta Nacional Electoral, la cual quedó presidida por Tania D Amelio, rectora principal postulada por la sociedad civil. Esta instancia tiene a su cargo la dirección, supervisión y control los procesos electorales y referendos. Entre sus funciones están:

Planificar y realizar las elecciones

Elaborar las listas de elegibles a cumplir con el servicio electoral

Proponer las circunscripciones electorales

Fijar la fecha de la instalación de las juntas y las mesas electorales

Establecer el número y ubicación de los centros de votación y mesas electorales

Totalizar, adjudicar y proclamar candidatos que resultaren elegidos

La Junta Nacional Electoral tiene los siguientes Organismos Electorales Subalternos:

La Junta Regional Electoral

La Junta Municipal Electoral

La Junta Metropolitana

La Junta Parroquial Electoral

Las Mesas Electorales

2.2   Comisión de Registro Civil

El segundo órgano subordinado es la Comisión de Registro Civil y Electoral, la cual quedó presidida por Alexis Corredor, exmiembro de la Asamblea Nacional Constituyente, quien fue postulado por la sociedad civil. Entre sus funciones están:

Planificar, coordinar y supervisar el registro civil y electoral.

Girar instrucciones a los alcaldes y otros funcionarios para la inscripción y levantamiento de las actas de registro del estado civil de las personas.

Proponer los agentes auxiliares para el levantamiento e inscripción.

Depurar el Registro Electoral.

A su vez, la Comisión de Registro Civil y Electoral está conformada por:

La Oficina Nacional de Registro Civil del Poder Electoral

La Oficina Nacional de Registro Electoral

La Oficina Nacional de Supervisión de Registro Civil e Identificación

2.3   Comisión de Participación Política y Financiamiento

El tercer órgano subordinado es la Comisión de Participación Política y Financiamiento, la cual quedó presidida por el exdiputado opositor Enrique Márquez postulado por la sociedad civil. Esta instancia tiene a su cargo:

Promover la participación ciudadana en los procesos electorales.

Actualización del registro de inscripciones de partidos políticos.

Controlar, regular e investigar el origen de los fondos de los partidos y el financiamiento de las campañas electorales de los partidos políticos, grupos de electores, asociaciones de ciudadanos y personas que se postulen a cargos de elección popular por iniciativa propia.

Ordenar el retiro de la publicidad con fines electorales que se considere violatoria de la ley.

Tramitar las credenciales de los observadores nacionales o internacionales y de los testigos de las organizaciones con competencias en la materia.

A su vez, esta Comisión de Participación Política y Financiamiento está conformada por:

La Oficina Nacional de Participación Política

La Oficina Nacional de Financiamiento

2.4   Oficinas Regionales Electorales

Finalmente, las Oficinas Regionales Electorales están a cargo de un director y son los brazos ejecutores del CNE en cada entidad federal. Tienen bajo su responsabilidad la supervisión y coordinación de las actividades regionales de la Junta Nacional Electoral, de la Comisión de Registro Civil y Electoral y de la Comisión de Participación Política y Financiamiento.

Cada Oficina Regional Electoral tiene competencia regional, carácter permanente y su sede se encuentra en la capital del respectivo estado.

 La correlación de fuerzas entre el gobierno y la oposición

Como ha podido observarse, la correlación de fuerzas entre el gobierno y la oposición en la estructura organizativa y funcional del poder electoral trasciende los cinco rectores principales e incluye a los rectores suplentes que se incorporan activamente a cada uno de los órganos subalternos. En consecuencia, no son cinco rectores sino ocho los que asumen responsabilidades técnicas, institucionales y políticas. Adicionalmente están las 24 Oficinas Regionales en todos y cada uno de los estados del país, cuestión que hay que tener en cuenta en el equilibrio del poder electoral.

Está claro que el gobierno correrá con ventaja en unas elecciones en las que el descontento nacional hacia sus candidatos supera el 80 % de los electores. Esto quiere decir que las condiciones electorales favorecen al gobierno, pero las condiciones políticas favorecen al país opositor. Capitalizar electoralmente este enorme rechazo exige participar en las próximas elecciones con candidaturas unitarias y llamar masivamente a participar.

La abstención es un desperdicio. Vamos todos a votar.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es