Cuestionario 2.0 | Demian Arriaga, por Nelson Eduardo Bocaranda - Runrun
Cuestionario 2.0 | Demian Arriaga, por Nelson Eduardo Bocaranda
El Cuestionario 2.0 de hoy es con Demian Arriaga, representante de la batería venezolana en el mundo

 

@bocaranda20

Hoy, en el cuestionario 2.0, tenemos al baterista venezolano Demian Arriaga, quien paso de realizar estudios de Sociología a tocar en los principales escenarios del mundo, justo después de haberse graduado en el Berklee College Music.

Su primer toque promocional fue con la banda de rock favorita de su infancia, la legendaria “Extreme”. Y desde el 2007 ha tenido el privilegio de tocar con artistas como Iggy Azalea, Meghan Trainor, Demi Lovato, y actualmente toca la batería con Nick Jonas y percusión con los Jonas Brothers.

Vídeo: Demian Arriaga el percusionista venezolano de los Jonas Brothers – Venezolano que Vuela y Brilla | Canal en Youtube de VPItv

Demian Arriaga ha representado a Venezuela en los escenarios de los Grammys, Saturday Live, MTV Video Music Awards, Américan Music Awards, Tonight Show con Jimmy Fallon y Ellen Degeneres. Es para nosotros un orgullo tener a este representante de la batería venezolana, que es Demian Arriaga, en este Cuestionario 2.0.

−¿Qué es lo mejor que te ha dado la tecnología?

−Siento que lo mejor que me ha dado la tecnología ha sido la habilidad de poder comunicarme con mis padres, mi hermana y mis amigos y familia desde el año 2000 básicamente, que es desde que vivo afuera de Venezuela. Eso ha sido increíble para mí, amén de la parte educativa, obviamente, al poder de investigar muchísimas cosas. Y, como músico, me ha nutrido muchísimo porque páginas como YouTube y otro tipo de tecnología han incrementado la habilidad de aprender de una forma mucho más eficiente y completa.

−¿Cuál dispositivo es indispensable para tu día a día, y por qué?

−Creo que es bastante predecible, pero vivir sin mi teléfono sería algo extremadamente difícil. Aunque he tratado de mejorar esa parte y trato de no revisar mi teléfono por lo menos entre media hora y una hora desde que me despierto, como para tratar de estar pendiente de todas las cosas, de meditar, de relajarme un poco, de planificar el día antes de ese bombardeo de WhatsApp, Twitter y ese tipo de cosas que puede generar mucho estrés. Y no siempre es lo más positivo del mundo, dependiendo de donde vivimos, del tipo de noticias que digerimos y todo ese tipo de cosas. Pero, sin duda, el teléfono es algo que me ayuda, no solo enterarme de lo que está sucediendo, sino que también es una herramienta de trabajo como músico, para grabar, filmar y sacar contenido.

−¿Cuál fue el primer celular que tuviste y cuál es el primer recuerdo que tienes de una computadora?

−El primer celular que tuve fue un Nokia. No recuerdo el modelo, pero no era el que todo el mundo tenía, sino que era una versión un poquito más barata, con las teclas blancas. Me la pasaba jugando culebrita, obviamente.

Mi primer recuerdo con una computadora era que mi papá tenía un simulador de vuelo increíble para esa época, y también tenía un juego de carros, donde descubrí un Testarossa, un Lamborghini y ese tipo de carros. Desde entonces me ha interesado esa onda de los 80, retrowave; mi gusto por ese tipo de arte tiene que ver con ese juego.

−¿Qué es lo peor que te da la tecnología?

−La tecnología ha sido eso de lo que uno, lamentablemente, termina dependiendo de ella. El alto grado de dependencia es lo que yo podría catalogar como lo “peor”. Porque, sin duda, siento que tengo una adicción a los dispositivos como mi teléfono y mi computadora. Tengo casi 10 años que no tomo Coca-Cola ni bebidas gaseosas, pero me ha costado mucho más dejar el celular. Una hora menos de uso al día me ha costado más que cualquier otro tipo de cosas, así que esa adicción es real y existe. Esa dependencia es muy heavy.

−¿Cómo ha impactado la tecnología el trabajo que haces y cómo crees que lo impactará en el futuro?

−Es increíble cómo la tecnología ha impactado mi carrera como músico; y no tanto como me ha impactado a mí directamente, porque obviamente lo ha hecho. Pero si me pongo a ver como baterista o percusionista, la tecnología me ha ayudado, como decía antes, a tratar de aprender cosas; me ha permitido escuchar música mucho más lento o con apps que te hacen desacelerar la música o acelerarla. Eso me ha ayudado bastante.

Poder tener páginas como YouTube donde puedo ver videos y puedo acceder a cualquier cantidad de información vía video, eso también ha sido increíble.

Pero lo que creo que más ha ayudado a la mayor cantidad de gente es que han sacado cosas que hace 10 o 15 años nos hubiese costado 5000, 6000 o 10.000 dólares, como una grabación en un estudio. Y hoy en día con 200 dólares te puedes comprar una interfaz de audio y un micrófono y puedes sacar un disco entero si quieres.

Ese empoderamiento que ha dado la tecnología ha sido increíble, y asombra mucho cuando la gente no lo aprovecha. Hoy en día no ha excusa para no poder sacar una canción, un disco, un video, versiones que suenen muy, muy bien… De verdad que la tecnología ahorita es increíble, y ni hablar del poder que tiene el teléfono que todos tenemos.

−¿Cuál es la peor pena que has pasado en WhatsApp?

−Si me pones a decirte la peor pena que he pasado en WhatsApp, simplemente tengo que citar a ese gran filósofo que dijo que “lo que pasa en WhatsApp se queda en WhatsApp”, jajaja.

−Si tuvieses que recomendar un pódcast, ¿cuál sería?

−Me es muy difícil recomendar un solo pódcast, así que voy a aprovechar de recomendar varios. Uno de mis favoritos es Cansadito de ser yo, de mi gran amigo Melanio Escobar, ese en español. En inglés recomendaría Radio rental, básicamente una versión de Nuestro insólito Universo, pero increíble, es fabuloso y también vale la pena escucharlo.

Y para aquellas personas que son bilingües, y quizás han vivido en Estados Unidos o son inmigrantes que lidian con esa dualidad de identidad, el show Hyphenated de nuestra querida Joanna Hausmann es espectacular. Y para aquellas personas que les interesa la política de Estados Unidos, les recomiendo el pódcast Gaslit Nation, que es increíble.

−Si solo pudieras seguir una sola cuenta de Instagram, ¿cuál sería?

−Bueno, para aquellas personas que me conocen de verdad, aunque no tanto porque lo pongo muchísimo en Twitter, y es que soy un fanático enfermo del fútbol femenino, en específico. Sobre todo del Arsenal, que es mi equipo. Y el equipo femenino del Arsenal tiene una cuenta de Instagram fabulosa, increíble; la recomiendo, y es la cuenta que no puedo dejar de seguir nunca, nunca, nunca.

−Todos tenemos una app favorita, ¿cuál es esa app que abres varias veces al día?

−Soy usuario de Spotify, me gusta mucho esa plataforma, lamentablemente no les pagan a los músicos lo que se merecen. Pero en cuanto al app, cómo funciona, lo que me ha dado, su facilidad y las cosas que uno puede hacer con ella me encanta. Es sin duda mi aplicación favorita.

−¿Cuál es esa página web que visitas todos los días religiosamente?

−Una página que no puedo dejar de visitar a diario es talksport.com, es una página de una estación de radio de Inglaterra donde pasan cualquier información que te puedas imaginar del fútbol inglés, y escucho su estación religiosamente todos los días.

−¿Estás viendo alguna serie o película vía streaming? ¿Cuál?

−Veo muchísimas series en streaming a la vez, hay una que me gustó mucho recientemente que se llama “Undercover”, una serie holandesa/belga increíble. Acabo de ver una que se llama “7 segundos” por Netflix también, y una que acaba de comenzar hace varias semanas que se llama “Clarice”, que también está muy interesante.

Vídeo: Undercover | Official Trailer [HD] | Netflix

−Cuéntanos de alguna vez que recuerdes que un avance tecnológico te haga sorprendido.  

−Uno trata siempre como de crecer, de practicar el agradecimiento y la gratitud, y yo estoy muy conectado en esa onda de superación personal, de buscar crecer y todo ese tipo de cosas. Trato de vivir en el presente y en el día a día. Y por más que ha habido muchísimas cosas que recuerde, como la primera vez que vi un Nintendo, por ejemplo, o la primera vez que escuché Sorround Sound, que ha sido increíble, pero también trato de agradecer todos los días el poder que tiene un teléfono. Que no solo nos podamos comunicar con las personas hablando, sino que podemos mandar y ver videos, leer libros, cualquier cantidad de cosas…

Y trato de no tomarme en vano que no todo el mundo puede tener un smartphone, pero ese tipo de cosas, por más que sea tecnología me hace estar muy consciente de la parte humana, de la parte real y del agradecimiento. Lo afortunado que uno puede ser teniendo un teléfono en momentos complicados en el mundo.