La libertad se tiene o no se tiene, por Armando Martini - Runrun
La libertad se tiene o no se tiene, por Armando Martini
La libertad no es flexible ni elástica, no es más ni es menos, se tiene o no se tiene. En democracia es principio fundamental

 

@ArmandoMartini

La libertad es, en ocasiones, un simple discurso. No alcanza a consolidarse en su práctica, que sería lo ideal. Más que un derecho, es compromiso del ser humano en sociedad desde tiempos inmemoriales. En la antigüedad era establecida según la ubicación social, pero circunscrita a la imposición de reyes y emperadores. La noción de libertad se concibe desde la historia y cultura de cada colectividad, mostrando retos y avances. Sin embargo, el derecho natural existe, nace y crece con el individuo; se perfila y establece en leyes acordadas. El derecho de cada uno termina donde comienza el del otro.

No es flexible ni elástica, no es más ni es menos, se tiene o no se tiene. En democracia es principio fundamental de legislación, deber de autoridades y Estado. La libertad es preponderante en el derecho internacional, siempre apuntando al movimiento democrático de representantes sociales. Y, además, supone igualdad, participación e inclusión de las grandes mayorías.

Está demarcada, pero solo para que la libertad de unos no deteriore la de otros. Que cada quien sea ruta en el bienestar y derechos de los integrantes de la sociedad para que se desplacen sin interrupciones ni intermediarios más allá de lo que el libre ejercicio como derecho establezca.

El orden normativo e institucional que regula la conducta está inspirado en postulados de justicia y certeza jurídica, normaliza la convivencia, pudiendo imponerse coactivamente. El derecho humano puede disolverse en el de los demás, por eso hay límites de velocidad, marcas y semáforos, para que puedan circular con tranquilidad aprovechando el bien que es la vía de circulación. No se puede asesinar, ni aunque el asesino tenga autoridad legal, porque la vida es un derecho de todos para todos.

El poder que pertenece a un individuo o grupo, de analizar lo que se piensa, sacar conclusiones y exponerlo con interpretaciones, es inherente al ser humano, sea que viva en soledad, o esté integrado -familia, comunidad, nación-. Cuando se aprovecha arbitrariamente para oprimir, doblegar y someter se recurre a la protección del procedimiento judicial.

El periodismo tiene derecho y obligación de informar; es su deber, trabajo, función social. Pero la extralimitación irracional, resulta en agresión que viola la libertad y el derecho a la bienandanza. Cuando se hace publicidad o propaganda, se deja claro que no es información. Es opinión, aceptando que no es la única opción; que el individuo tiene el derecho a escoger diferente, y que otro tiene derecho a existir y ofrecerse, como cualquiera. Lo demás es profanar la fe y confianza.

Gobiernos que se valen de su poder para amedrentar, a medios, informadores y opinadores, violan sus derechos y los de la comunidad, tanto si llega a extremos de cierre, censura o cárcel.

La censura es la característica de tiranías, que mandan y prohíben. Porque, para ellas, las leyes no son guías sino recursos de punición y castigo. Antiético basarse en el “pueblo”, es decir, cualquiera o ninguno, para irrespetar los derechos ciudadanos. La prisión la decide la justicia para quienes rompen normas perjudicando a sus semejantes, no para quienes tienen desacuerdo con el Gobierno.

La libertad, debe materializarse no solo en la conciencia de la sociedad, sino como parte de los derechos y obligaciones del individuo. Debe logar expansión, más allá de la retórica. Sin embargo, está lejos a la esencia de lo que significa y, se ha pensado como utópico. La libertad, en términos generales, se denuncia está manejada por unos pocos.

Los derechos son certeza, seguridad, posibilidad de relevos, organización, legitimación y restricción del poder político. Es a través de la expresión libre que se generan reemplazos; no obstante, la interacción resulta un desafío. La complejidad de caracteres es difícil. La comunicación libre logra cambios favorables. También implica brechas y desequilibrios, como la intolerancia, uno de los mayores problemas que enfrenta la humanidad.

Libertad de actuar y pensar va en estrecha relación con el contexto en el que se desenvuelve. Las expresiones humanas están enmarcadas en parámetros normativos legales y sociales, he ahí la aparición de principios, valores, normas, leyes, entidades gubernamentales, no gubernamentales, civiles y no civiles.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es