Señales absurdas de que padeces el calentamiento global, por Reuben Morales - Runrun
Señales absurdas de que padeces el calentamiento global, por Reuben Morales
Más que complejos modelos matemáticos elaborados por los científicos, aquí una lista de señales del calentamiento global…  

 

@ReubenMoralesYa

Mientras guindaba una ropa a secar, acá en Bogotá, me topé con las fotos que puso Google sobre el calentamiento global; mostrando unos picos nevados notablemente derretidos. Aunque la verdad no se necesita tener un dron o una cámara satelital para darse cuenta del cambio climático. Uno puede notar que el planeta está más caliente por señales absurdas como estas:

  • Ya no usas el “manos libres” para atender llamadas porque sudas tanto, que el celular se te queda pegado al cachete.
  • En las axilas ya no te salen arepas, sino crepes.
  • Compraste plantas de plástico para no estar regándolas todos los días, pero gracias al calor ahora las de plástico se te están derritiendo.
  • Llamaste por WhatsApp a un amigo que vive en Finlandia, pero éste te pidió que lo llamarás más tarde porque estaba instalando un aire acondicionado en su cuarto.
  • Te compraste ropa fitness y la usas para ir a la oficina.
  • Te bebes una caja de cerveza en menos tiempo que un maratonista bebiéndose una botellita agua.
  • El helado se te derrite tan rápido, que prefieres meterlo en un vaso y bebértelo con pitillo.
  • El cuento de Ricitos de oro y los tres osos hoy duraría dos días porque la sopa no se les termina de enfriar.
  • A cualquier bebida le echas hielo (incluso a la sopa).
  • Te bañas dos veces en la mañana, dos en la noche y tres en la madrugada.
  • Te bebes ocho vasos de agua durante el día (aunque ya te bebiste ocho más durante la noche).
  • En carnaval caminas lento por la calle para que te peguen bombazos de agua.
  • Repotenciaste el ventilador de tu casa poniéndolo en un sitio más estratégico: justo delante de la salida del aire acondicionado para que el chorro de frío salga con más fuerza que pasajero del metro en hora pico.
  • Ya no le echas hielo al whisky. Ahora lo congelas con unos palitos de madera y te lo tomas en forma de helado.
  • Las mujeres ya no necesitan rubor porque pasan todo el día con los cachetes rojos.
  • La gente ahora pide café frío.
  • Los calorones de la menopausia ahora se comienzan a manifestar a los veinticinco.
  • Tu cuerpo ya no tiene cuatro extremidades sino seis: brazos, piernas, celular y termo de agua con hielo.
  • La ropa interior femenina pasó de pantaleta a semihilo, a hilo dental, a telaraña dental a traje de Eva.
  • Combates el calor abriendo la nevera y fingiendo que no encuentras lo que buscas para refrescarte la cara.
  • Ahora solo vas a playas nudistas ubicadas en islas (tipo Islandia).
  • Los gatos ya no se ponen debajo de los carros para agarrar calor. Ahora se meten en el carro y prenden el aire acondicionado.
  • Jada Pinkett se afeitó la cabeza y de inmediato subió la temperatura entre Will Smith y Chris Rock.
  • En las axilas y los genitales te tatuaste la frase “Territorio comunista” para que los vellos emigren y no vuelvan más.
  • En países fríos, como Rusia y Ucrania, la cosa está hirviendo.

Y bueno, aunque existen muchas más señales absurdas de que el calentamiento global es una realidad, prefiero dejarlas hasta acá no por lo largo que se pueda hacer el artículo; sino porque la ropa que guindé hace cuatro minutos ya se secó y voy a recogerla. Permiso.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es