Cuestionario 2.0 | Sumito Estévez, por Nelson Eduardo Bocaranda - Runrun
Cuestionario 2.0 | Sumito Estévez, por Nelson Eduardo Bocaranda
“Hoy en día una cocina es mucho más tecnológica de lo que la gente se imagina”, Sumito Estévez

 

@bocaranda20

Sumito Estévez Singh es un chef, escritor, empresario, educador y presentador de programas de televisión, todos relacionados con la gastronomía. Sumito es uno de los cocineros venezolanos más reconocidos, no solamente en Venezuela, sino en el exterior, donde se asocia esa marca país gastronómica que tiene Venezuela.

Sumito también es físico. Se graduó en Física en la Universidad de Los Andes y después hizo lo que pensaba ser imposible: seguir su sueño de ser cocinero. Profundamente influido por sus raíces, su padre es venezolano, su madre es de la India, y ha tenido una formación que ha seguido el camino del oficio, donde aprendió a trabajar de la mano con los que él considera los mejores maestros de su generación que son Franz Conde y Pierre Blanchard.

Tiempo después, llegaría a la dirección de varias cocinas, numerosos proyectos de asesoría gastronómica y la participación de diversos eventos gastronómicos de beneficencia. Polifacético, es autor de varias publicaciones, conductor de radio, televisión, mantiene un canal en Youtube, conferencista habitual de los principales eventos gastronómicos del continente y docente en diversos espacios destacados, entre ellos en Instituto Culinario de Caracas, del cual es fundador y director.

Para mí es un placer tener el día de hoy a Sumito Estévez, en este Cuestionario 2.0.

−¿Qué es lo mejor que te ha dado la tecnología?

−La tecnología al final es una herramienta, puede ser buena, puede ser mala; en todo caso, uno decide cómo la va a usar. En mi mundo, que es el mundo de la cocina, la tecnología es fundamental, es decir; el proceso que yo hago, que es un proceso de cocina de carácter semiindustrial, depende profundamente de elementos tecnológicos. Además, la pandemia sumó la necesidad de hacer una alfabetización digital. Yo en particular, soy bastante usuario de tecnologías, es decir, trato de mantenerme al día de lo que está pasando en el mundo.

−¿Cuál dispositivo es indispensable para tu día a día, y por qué?

−Todos los que nos permiten comunicarnos. Es decir, soy una persona que tiene una tableta, un celular inteligente, una laptop, que tiene una Desktop, un reloj inteligente… entonces, como verás, soy una persona que tiene gadgets; que tiene un parlante conectado por Bluetooth. Pero en mi cocina también tengo un buen horno, uno de convección totalmente digital y programable, con sistemas de cocción al vacío. Al final, siento que estoy muy al día con el uso de la tecnología y soy un usuario permanente.

−¿Cuál fue el primer celular que tuviste y cuál es el primer recuerdo que tienes de una computadora?

−Me acuerdo que el primer celular que tuve fue un Motorola gris, un poco grande. Pero, el primero que soñé con tener y me compré ilusionado fue el famoso StarTAC, que era uno que se doblaba.

Y respecto a la computadora, sí lo recuerdo perfectamente: fue una Epson que mi papá tenía. Tenía la pantalla negra con letricas verdes y, claro, viniendo mi papá del mundo de la ciencia, y yo también, pues fuimos usuarios de computadoras prácticamente desde los primeros modelos.

−¿Qué es lo peor que te da la tecnología?

Probablemente quita tiempo, pero uno también aprende a moverse con eso. Es decir, la presencia permanente de hechos tecnológicos, especialmente en cuanto a herramientas de comunicación, hace que uno duerma menos, lea menos, pierde tiempo, pero creo que también llega un momento en el que uno empieza a equilibrar eso, y aprender a hacer los off que son necesarios.

−¿Cómo ha impactado la tecnología el trabajo que haces y cómo crees que lo impactará en el futuro?

−En el caso de la cocina, el impacto es tremendo. Hoy en día una cocina es mucho más tecnológica de lo que la gente se imagina. Desde la relación con el cliente (códigos QR, métodos de reservación; la relación con la administración (todo está en la nube, inventario, costos, etc.); hasta el hecho de cocinar en sí. Hoy en día en muy difícil competir en el mundo de la cocina si uno no tiene, como diría yo, una forma de alfabetización digital.

−¿Cuál es la peor pena que has pasado en WhatsApp?

−Soy una persona particularmente cauta, yo difícilmente voy a mandar un WhatsApp sin releerlo y sin estar seguro de a quién se lo voy a enviar. Igualmente, con los correos. Tengo un cierto grado de paranoia o de inseguridad digital, como se quiera ver. Pero, en general, no he pasado ninguna pena en particular porque soy menos impulsivo de lo que parezco.

−Si tuvieses que recomendar un pódcast, ¿cuál sería?

−Yo no soy muy de pódcast, la verdad, un poco por falta de tiempo, pero si hay un pódcast que me gusta muchísimo, y que lo escucho a través de Spotify que se llama Gastropod.com, es muy bueno. Y también hay otro que se llama Sporkful.com. Y a veces agarro uno de ciencias que se llama La ciencia pop, sino me equivoco.

Reinventing the Eel

−Si solo pudieras seguir una sola cuenta de Instagram, ¿cuál sería?

−Wow, ¿una sola? Sería una cuenta bien light, algo así como NatGeo.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de National Geographic (@natgeo)

−¿Cuál es tu app favorita?

−En el caso de las apps soy muy básico; las páginas del banco, la app de mi negocio, pero la app que más abro es Instagram.

−¿Cuál es esa página web que visitas todos los días religiosamente?

−Siempre son de noticias, religiosamente las reviso todos los días al despertarme. Veo casi siempre las mismas páginas y en el mismo orden: El Mercurio Digital, la BBC, CNN, La Corriere della Sera, y finalmente la Deutsche Welle.

−¿Estás viendo alguna serie o película vía streaming? ¿Cuál?

−Si, tú sabes que yo nunca veía televisión y, de un tiempo para acá, a Silvia y a mí se nos ha vuelto como una costumbre sentarnos a ver una serie al terminar el trabajo. Acabamos de terminar de ver todos los capítulos de The Crown y fue fascinante. También, estoy viendo una por mi lado que se llama The Expanse, en Amazon Prime, que trata de cohetes, astronautas y todo ese cuento.

−Cuéntanos de alguna vez que recuerdes que un avance tecnológico te haga sorprendido.  

−Me sorprendió cuando salió la primera vez un iPhone, en el año del quitiplum. Pero, en general, a mí no dejan de sorprenderme las nuevas tecnologías. De hecho, los mismos relojes inteligentes a mí me tienen sorprendidísimo de verdad; te mide oxígeno en la sangre, pulsaciones, si te caes de repente le avisa a una persona, detecta qué tipo de deporte estás haciendo. Es realmente asombroso.

También me sorprende todos los softwares que están saliendo para el manejo de un restaurante, para mantener toda la información respaldada y organizada en la nube, ¡eso me encanta!