#EnPocasPalabras | El posible sustituto de Putin, por Tony Bianchi - Runrun
#EnPocasPalabras | El posible sustituto de Putin, por Tony Bianchi

Nikolai Patrushev, jefe del Consejo de Seguridad de Rusia. (Foto: Oficina del presidente de Rusia)

Si tuviera que decidir a quién escogería como su sucesor, Putin optaría Nikolai Patrushev

 

Debido a los importantes errores cometidos por Vladimir Putin en relación a Europa por el enfrentamiento con Ucrania, empiezan a circular rumores de posibles cambios de mando en Moscú.

Según fuentes internacionales y velados susurros en los pasillos del Kremlin, el secretario del Consejo de Seguridad, Nikolai Patrushev, podría muy pronto ocupar el puesto de Putin en caso de una enfermedad paralizante o fuertes presiones internas.

Patrushev es el candidato de preferencia gracias a que es el único a quien el “zar” confiaría su papel, si alguna vez decidiera salir del poder. Patrushev, considerado la figura más influyente entre los hombres más cercanos a la presidencia, se ve en el centro de cada maniobra del Consejo de Seguridad; este es un órgano colegiado que prácticamente toma todas las decisiones importantes junto con Putin.

Si tuviera que decidir a quién escoger como su sucesor, comentan nuestras fuentes, hay pocas dudas sobre su identidad. Cosa que se refleja en la decisión de Putin en 2008, cuando entregó temporalmente las riendas del poder a Dmitry Medvedev y nombró a Patrushev director del Servicio Nacional de Seguridad (FSB). Este puesto equivale prácticamente a una vicepresidencia ejecutiva, que operó libre de la dependencia del nuevo presidente.

Tal como Putin, Patrushev es de San Petersburgo. Hijo de un veterano de la Gran Guerra Patria, y de una enfermera que se desempeñó en el asedio de Leningrado. Se graduó como ingeniero en el Instituto de Construcción Naval y fue inmediatamente reclutado por la KGB en Leningrado; allí escaló a la jefatura del sector de la lucha contra el contrabando y la corrupción. Mientras que su más joven colega, Vladimir Putin, se ocupó de la contrainteligencia.

En la década de 1990, Patrushev se convirtió en la firme mano derecha de Putin. Y, cuando este encabezó de nuevo el gobierno, en agosto de 1999, pasó automáticamente al frente del servicio secreto ruso.

Observadores militares occidentales advierten que, debido a los desaciertos de la llamada “Operación Militar Especial”, este estrecho lazo entre Patrushev y Putin podría romperse al ser el blanco de muchas objeciones que han aparecido en contra de ambos.

Según fuentes cercanas al Kremlin, Patrushev es el directo culpable de haber asegurado a Putin una victoria rápida e incondicional del ejército ruso en Ucrania.

El servicio secreto británico advierte que el ejecutivo Sergei Beseda, jefe del sector exterior, y su adjunto Anatoly Boliuch, también hombres de confianza de Putin, pasaron a ser chivos expiatorios. Se sospecha que fueron víctimas de arrestos no confirmados.

Varias fuentes rusas ahora hablan de desaciertos. Y critican explícitamente la forma en que Putin lleva a cabo la campaña militar en contra de Kiev. Un coronel retirado ruso, que suele comentar la “operación triunfal» de los rusos en el canal de televisión Rossiya, empezó a criticar el desempeño de las tropas de Putin. Alegaba que “las cosas no van bien y de hecho empeorarán».

El coronel Mikhail Khodaryonok hasta ha llegado a admitir lo que ningún otro comentarista del Estado ha hecho, diciendo que “los ucranianos están bien entrenados, tienen la moral alta, están listos para reclutar a muchos civiles y luchar hasta el último hombre».

Lo preocupante es que hay círculos militares inclinados a una movilización general o guerra abierta. Plantean recurrir a armamentos más sofisticados y decisivos para ganar batallas. Sin excluir el uso de artefactos nucleares.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es