.
LO MAS RECIENTE

#NotasSobreLaIzquierdaVenezolana – II serie | Fabricio Ojeda, ¿un periodista asesino? ¿un servil del castro comunismo?, por Isaac López

Opinión Hace 7 horas

Los ñoquis del 29, por Juan Eduardo Fernández “Juanette”

Opinión Hace 9 horas

Humano Derecho #267 con Andrés Barragán del Movimiento Protect Our Planet

Opinión Hace 10 horas

La constitución íntima de Venezuela, por Asdrúbal Aguiar

Opinión Hace 15 horas

EEUU acusa a China de mentir con su globo espía: Una «violación intolerable»

Noticias Hace 20 horas

Venezuela extiende límite de vuelos de Aruba, Bonaire y Curazao

Noticias Hace 21 horas

Copa Airlines celebra 25 años conectando a Venezuela con el mundo

Noticias Hace 23 horas

The Economist: Venezuela es el país menos democrático de la región

Noticias Hace 1 día

FAN inicia “campaña de reforestación” en los parques nacionales

Noticias Hace 1 día

Maduro: Diálogo de paz entre Colombia y el ELN va por buen camino

Noticias Hace 1 día

Ministerio de Cultura y gobiernos regionales responsables de la ruina de la Biblioteca Febres Cordero de Mérida, por Isaac A. López

Desde hace tres años se ha denunciado la grave situación de la Biblioteca Febres Cordero de Mérida. En 2020 hasta Globovisión se hizo eco del peligro contra la memoria cultural del país

 

@IsaacLpez

La importante colección de la Biblioteca Febres Cordero, en Mérida, corre riesgo de desaparecer por las filtraciones de los techos de su depósito. Un material que comprende entre otros: documentos de la época colonial y republicana, prensa del siglo XIX de las distintas regiones de Venezuela, hojas sueltas y folletería de los siglos XIX y XX, y bibliografía contemporánea producto de las obligaciones de la Ley de Depósito Legal.

La Biblioteca Febres Cordero, antes llamada Sala Febres Cordero, se instaura en noviembre de 1978. Después de numerosas gestiones realizadas entre representantes del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y la sucesión Febres Cordero. Seis secciones constituyen el material de la Biblioteca Febres Cordero, de Mérida: 1. Sección Bibliográfica; 2. Sección Hemerográfica; 3. Sección Manuscritos; 4. Sección Publicaciones Oficiales; 5. Sección Hojas Sueltas y 6. Sección Fotográfica. Materiales que abarcan 6 siglos de la cultura venezolana.

Colecciones de la Biblioteca Febres Cordero

A la donación de los Febres Cordero, a partir de 1978, se fueron sumando importantes materiales para hacer de la Biblioteca Febres Cordero una de las colecciones de historia regional más importantes de América Latina. La Biblioteca de Escritores Merideños y la colección de periódicos de la familia Reinoso Colmenares, además de colecciones del señor Hermann Ahremberg, del etnólogo Julio César Salas y de la Casa Comercial Burguera.

  1. La Sección Bibliográfica de la Biblioteca Febres Cordero comprende libros y folletos, con diversidad de materiales. Desde la colección de don Tulio Febres que abarca un poco más de 4000 volúmenes que es el fondo antiguo, hasta el fondo contemporáneo conformado por diversas donaciones a lo largo de los siglos XX y XXI, siendo más de 3000 ejemplares.
  2. La Sección Hemerográfica constituye una de las más grandes colecciones de Venezuela, con 94.759 periódicos de todo el territorio nacional de los siglos XIX y XX. También prensa extranjera y revistas nacionales en un total de 6363 números.
  3. La Sección Manuscritos o Documentos Históricos abarca desde la época colonial hasta mediados del siglo XX. Los manuscritos y transcripciones de Tulio Febres Cordero suman 1273 documentos provenientes del Cabildo, Gobernación, Asamblea Provincial e Iglesia.
  4. La Sección Publicaciones Oficiales se divide en publicaciones seriadas (gacetas, diarios de debates y boletines) y monográfica con diversos materiales donados. Existen gacetas municipales y estadales de casi todos los estados de Venezuela, así como ordenanzas, leyes, decretos, memorias, estadísticas y hojas sueltas.
  5. La Sección Hojas Sueltas de la Biblioteca Febres Cordero data de 1848 a 1967. Pertenecen a varios estados de Venezuela, dominando el área política. Sobrepasan 6000 hojas sueltas la colección.
  6. La Sección Fotográfica abarca los años ochenta y noventa del siglo XIX, y comienzos del siglo XX. Arquitectura y fotos familiares dominan en la colección.

Un remojado legado cultural

Patrimonio cultural del pueblo venezolano, así declarado en legislaciones regionales y nacionales, que sin embargo se apila en el depósito buscando lugares donde no caiga el agua de lluvia ante la falta de respuestas prontas y eficientes de los órganos que deben velar por el mantenimiento en el tiempo de ese bien, que no pertenece a bando o partido alguno, sino a un país que no puede darse el lujo de seguir perdiendo los registros de su largo proceso histórico. Se necesita de urgencia la impermeabilización.

El ministro Ernesto Villegas y el director general de Biblioteca Nacional, Ignacio Barreto, conocen del problema. La Biblioteca Febres Cordero es una sección especial de Biblioteca Nacional de Venezuela; por tanto, es una dependencia del Ministerio de Cultura. Es a este ente a quien toca promover las acciones por la conservación y mantenimiento de una colección única en el país. Insistimos: de importancia no solo para la región andina, sino para todos los venezolanos, pues la misma contiene materiales provenientes de los cuatro puntos cardinales de Venezuela, recopilados por don Tulio Febres Cordero y sus descendientes.

Sería ignorancia y estupidez si se pensara que la colección Febres Cordero representa solo los intereses de una élite, como algunos personeros han manifestado.

La Biblioteca Febres Cordero es un legado amenazado por el agua que cae desde los techos y cuya situación ha sido expuesta por diversas vías no solo a los directivos del Ministerio de Cultura y de Biblioteca Nacional, sino también al gobernador Jehyson Guzmán y al alcalde del municipio Libertador Jesús Araque, quienes recientemente han inaugurado espacios como un Centro de Historia del Estado Mérida y un Congreso de Historia y Tradición, mientras este importante órgano de investigación y cultura sufre daños de consideración por la humedad reinante.

Tobos contra la historia

Frente a la destacada campaña de ornato de la ciudad de Mérida, fiestas decembrinas en octubre, declaraciones altisonantes a los historiadores de la Universidad de Los Andes –algunos de ellos comprometidos en la creación del Centro de Historia de Mérida– para rescatar la hegemonía de Mérida sobre el sur del Lago de Maracaibo –signos de parroquialismo y futilidad– documentos de la historia local, regional y nacional son resguardados con potes y tobos de la caída de la lluvia.

Desde el mes de mayo la colección de la Biblioteca Febres ha sido embalada ante noticias de pronta intervención de los entes del Estado; 14 comisiones de concejales o diputados han supervisado la situación a lo largo de este 2022. Ofrecimientos y más ofrecimientos sin que nada se haga efectivo. Cada día pende más la espada de la destrucción sobre el legado.

Filtraciones estructurales de la Biblioteca Febres Cordero, de Mérida. Muchas colecciones han tenido que ser embaladas. Fotos: Isaac Abraham López.

Muchos archivos públicos y privados han desaparecido en los últimos años en Venezuela. Importantes repositorios sufrieron daños por la falta de intervenciones oportunas. Del Archivo Histórico de Miraflores al Archivo Histórico del Estado Falcón. La progresiva pérdida de grandes cantidades de documentos atenta contra la memoria histórica nacional.

El llamado es a la coherencia, a la sensatez, a la sensibilidad de los gobernantes nacionales y regionales. La Biblioteca Febres Cordero de Mérida no puede desaparecer ante la indiferencia y desidia de aquellos obligados a conservarla y mantenerla para las nuevas generaciones.

Diversas comisiones de la gobernación y la alcaldía de Mérida han visitado durante este 2022 la biblioteca. 14 visitas de inspección que no concretan nada en la refacción del techo. Demagogia y populismo para la propaganda tosca institucional, pero nada de acciones contundentes que frenen el progresivo deterioro y la ruina de la edificación.

5 de octubre de 2022.

* El autor es historiador y profesor de la Universidad de Los Andes, en Mérida. 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Esta web usa cookies.