Runrun.es: En defensa de tus derechos humanos

Opinión

“El Conde” y otros monstruos de por estos lados

“El Conde” y otros monstruos de por estos lados, Isaac López
Isaac López
15/10/2023
El decadente Pinochet es en la película de Netflix una sombra trágica, una burla, un pobre diablo reumático cuyas sobras se pelean unos vástagos mediocres

 

@YsaacLpez

Sátira grotesca, ampulosa, terrible, la más más reciente película del chileno Pablo Larraín (Santiago de Chile, 19 de agosto de 1976) nos acerca a las entrañas de un monstruo que pudo nombrarse Babi Doc, Tachito Somoza, el general Stroessner o el Caballo Fidel Castro. Es decir, la encarnación de lo oscuro, la desviación de lo que pudo ser humano por el poder.

El Conde no es un manifiesto político y lo es, no es un panfleto de denuncia y también puede serlo.

La madre va contando los orígenes del mal, el nacimiento de un vampiro que vence los siglos, que quiere morir y no lo dejan. Que encuentra el amor en medio de la senilidad y quiere a fuerza recuperar el tiempo perdido.

En formato general en blanco y negro, a ratos Larraín nos acerca al cine negro norteamericano y a ratos a Tim Burton. De hecho, a cada momento parece que fuera a salir Johnny Depp como Miguel Henríquez o Helena Bonham Carter haciendo de Beatriz Allende. El personaje de monja exorcista es sin dudas un homenaje a Burton.

Si el paisaje ayuda, los personajes crean una atmosfera intimidante. Repulsivos, bastardos, degradados. Despojos de su propio ser. El mayordomo que lame las botas del amo, la horrible mujer que lo engaña en sus narices, los hijos que se desgarran por apropiarse las riquezas robadas a una nación… El interrogatorio indaga en asuntos escabrosos, que se banalizan en la actitud que este tiempo sin gravedad concede a todo. Larraín sabe qué hace, sabe el momento que transita. Todo es una gran burla. Y sin embargo no… 

Lo cantó el argentino León Gieco: “Ya aprendimos con los años que la justicia solo se hace en el corazón…”

El cineasta de “Una mujer fantástica”, “Nadie sabe que estoy aquí”, “Neruda”, “Tony Manero”, “No”, “Ema”, “El Club”, “Jacky” o “Spencer” no pretende hacer justicia a los miles de desaparecidos, vejados y muertos de la dictadura que rigió su país entre 1973 y 1988. Y sin embargo… Hay también otro Chile y Larraín lo sabe, otros, que no forman parte de la narrativa de la izquierda. Pero allí las huellas ineludibles de un tiempo y de un país que aún no sabe sacar cuentas y superar su pasado.

¿Seguid el ejemplo que Chile dará?

¿Seguid el ejemplo que Chile dará?

El decadente Pinochet es en la película de Netflix una sombra trágica, una burla, un…

Con guion del mismo Larraín y de Guillermo Calderón, dirección de fotografía de Edward Lachman y producción de Juan de Dios Larraín, el reparto da clases de actuación encabezado por Jaime Vadell, Gloria Müchmeyer, Alfredo Castro, y Paula Luchsinger.

El decadente Pinochet es en la película de Netflix una sombra trágica, una burla, un pobre diablo reumático cuyas sobras se pelean unos vástagos mediocres. El Conde recorre el cielo “de aquella ciudad atormentada por símbolos de infierno”, buscando saciar la sed. En tiempos de neoliberalismo y muerte de las ideologías él solo quiere un poco de sangre nueva, un corazón joven para enfrentar los bríos del amor. Pero quien no sabe… 

La madre vuelve por el hijo extraviado y es nada menos que la Dama de Hierro, aquella que agradece apoyo y solidaridad con el imperio de la Reina Victoria. La belleza no tiene cabida en esta historia, tampoco la ternura, el gesto noble. Todo corroe, asquea, entristece. La sombra mustia de los seres abyectos. Ningún pinochetista hará una fiesta de ella. Aun cuando intenta florecer lo hermoso –en la escena del coro de las monjas, en las monjas recorriendo el río– el peso del horror todo lo aniquila.

El final es un túnel o una rueda. No saber ser en otro lugar que estas estepas y desiertos. A pesar de la sangre mestiza y por tanto el desorden, el bochinche, la inestabilidad y la anarquía. La noria gira y gira. El eterno retorno. El monstruo que vive en cada uno de nosotros.

La deshumanización de la política

La deshumanización de la política

El decadente Pinochet es en la película de Netflix una sombra trágica, una burla, un…

20 de septiembre de 2023 | isaacabraham75gmail.com

*Profesor. Universidad de Los Andes. Mérida.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Una base de datos de mujeres y personas no binarias con la que buscamos reolver el problema: la falta de diversidad de género en la vocería y fuentes autorizadas en los contenidos periodísticos.

IR A MUJERES REFERENTES