Runrun.es: En defensa de tus derechos humanos

3x3

3×3 | Inhabilitaciones quedaron a nivel de revisión arbitral en VAR

Más interrogantes que certezas giran en torno a los opositores inhabilitados de cara a las elecciones presidenciales de 2024 luego de la firma de los acuerdos entre Gobierno y oposición en Barbados 

Mientras el jefe de la bancada chavista Jorge Rodríguez descarta que el pacto incluya una eventual futura habilitación a los sancionados por la Contraloría, su par en la Plataforma Unitaria, Gerardo Blyde, sostiene que el documento deja una puerta abierta a políticos como Maria Corina Machado 

 

Inhabilitaciones
Francisco Zambrano
Hace 9 meses

La tarde del martes 17 de octubre los ojos de los venezolanos estaban posados en dos eventos: uno era el juego de la selección de fútbol venezolana frente a su par de Chile en las eliminatorias al Mundial 2026 efectuado en Maturín y el otro, la firma de los acuerdos entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la Plataforma Unitaria de la oposición en Barbados. 

En el primer evento Venezuela salió airosa al imponerse 3-0 al combinado visitante con goles de Yeferson Soteldo, Salomón Rondón y Darwin Machís. En el segundo algunos pidieron la intervención del VAR (Video Assistant Referee) para dilucidar lo que expresan los tratados en torno a las inhabilitaciones políticas.

A la salida de la firma de los acuerdos, Jorge Rodríguez, el jefe de la comitiva oficialista, expuso que estos no incluyen este punto e instó al mundo entero a respetar las decisiones tomadas por las instituciones venezolanas dominadas por el chavismo.

Por otro lado, Gerardo Blyde, el líder de la representación de la Plataforma Unitaria, indicó que el armisticio deja una posibilidad abierta a los opositores actualmente inhabilitados por el régimen madurista.

Desde Estados Unidos indicaron que si el madurismo juega posición adelantada y no reconsidera librar del penalti a los inhabilitados antes de finales de noviembre, sacará su tarjeta roja para vetar la flexibilización de sanciones que permite oxigenar las operaciones en materia de petróleo, gas y oro.

Independientemente de esta incertidumbre, se celebró que las partes se hayan encontrado después de 11 meses de forfait, como quienes se enfrentan en un estadio con uniformes distintos y respectivas aficiones bajo el escrutinio de un árbitro imparcial.

La comunidad internacional aplaudió el pacto que, en teoría, abona el camino hacia el rescate de unas elecciones presidenciales libres y transparentes en 2024, lo que podría traducirse como un gol olímpico si llegase a suceder.

Respeto a los candidatos escogidos por las partes, actualización y apertura total del Registro Electoral Permanente, garantías de cobertura en el proceso comicial para los representantes de los medios de comunicación y elecciones fijadas para el segundo semestre de 2024 son algunos de los preacuerdos firmados por chavistas y opositores en la isla del Caribe.

En Runrunes consultamos a los politólogos John Magdaleno y Colette Capriles y a la directora del Observatorio Global de Democracia Griselda Colina sobre estos acuerdos y sus posibles repercusiones.

 ¿Hay razones para ser optimistas en torno a estos acuerdos?, ¿Alguna diferencia entre esta reunión en Barbados y las anteriores de las cuales no se obtuvieron resultados concretos y favorables?

John Magdaleno: “Hablando con cierta frialdad, no esperemos un acuerdo integral y que ya volvimos a la democracia, en regímenes autoritarios eso no sucede. No aguardemos por acuerdos integrales porque no van a llegar, lo que se busca es que se restituyan las garantías de una manera gradual y, por ello, no me extraña que los acuerdos sean parciales. Las transiciones a la democracia se producen con eventos de envergadura o negociaciones. Si uno lee el acuerdo con detalle, el primer avance es un reconocimiento explícito del Gobierno de que no cumple lo establecido en la Constitución, habrá avances en la medida en que el Estado pueda cumplir con lo acordado, si todo se cumple podríamos estar viendo una liberalización política, la primera fase a una transición. También, podríamos esperar que el Gobierno incumpla con lo acordado como ya lo ha hecho previamente, por eso es importante hacerle seguimiento a lo firmado. Nada de lo que se tiene hasta hoy está garantizado, pero el Gobierno concede esto porque entiendo está urgido de incrementar el volumen de recursos disponibles”.

Griselda Colina: “El acuerdo tiene que ser recibido como una señal positiva para el país y no para ninguna de las partes. En primer lugar, marca el retorno de los bandos en conflicto a un escenario formal de negociación, el acuerdo deja en evidencia cuáles son los énfasis en torno al tema electoral. A mi juicio, hay cuatro puntos que hay que destacar, el primero tiene que ver con el respeto a los mecanismos internos de selección de candidaturas, eso pasar por dejar que la primaria se haga y por respetar los resultados de esa consulta de la Plataforma Unitaria. El segundo es el tema del Registro Electoral no solo en Venezuela sino en el exterior, es importante que haya quedado por escrito; el tercero concierne a la observación internacional, el hecho de que hayan nombrado a la Unión Europea, al Centro Carter y a la ONU es un paso importante que se debe reconocer, y por último, lo que tiene que ver con el equilibrio en los medios de comunicación, el acceso de los candidatos a los espacios públicos y privados, los permisos para la cobertura de corresponsales nacionales y extranjeros y el equilibrio en las redes sociales”.

Colette Capriles: “La verdad es que ninguna negociación ha fracasado. Todas han ido construyendo una agenda y unas condiciones para negociar. Lo que es cierto es que ninguno de los procesos anteriores a 2020 había tenido los resultados que ha tenido éste, empezando por el Memorándum de Entendimiento de 2021, que es un marco muy importante para arrancar la nueva etapa de la negociación que ha producido tres acuerdos parciales muy significativos. Lo que hoy ha cambiado es que la negociación se produjo y se va a seguir produciendo en un marco político y geopolítico muy distinto a momentos anteriores. Lo primero es que hay disposición real a negociar por ambas partes y que el factor externo, a saber, la comunidad internacional y especialmente el gobierno de Estados Unidos, también se han comprometido con la vía de la negociación como única ruta para que se vaya desarrollando un proceso progresivo de solución del conflicto y de apertura democrática. Los riesgos existen, para que los acuerdos se materialicen deben involucrarse muchos actores y debe haber una voluntad política seria. En general, creo que vamos a ver avances importantes y limitaciones, también por parte de actores que no quieren la reinstitucionalización del país ni la solución del conflicto ni el cambio político por vía electoral. Mi opinión sobre los acuerdos suscritos es que son un gran salto adelante en la dirección correcta. Por una parte, se garantizan condiciones electorales institucionales, apegadas a la ley; por otra parte, se establece un mecanismo institucional para tratar los casos de candidatos inhabilitados y para impedir que ese mecanismo arbitrario siga utilizándose”.

 No quedó claro en el acuerdo el tema de las inhabilitaciones, algunos dan por sentado que opositores como María Corina Machado no podrán inscribirse en una eventual candidatura presidencial, otros piensan que el pacto deja la puerta abierta para una hipotética habilitación ¿Qué pensar de esto? 

JM: “Sin las inhabilitaciones el régimen político de Maduro habrá perdido su principal herramienta, es un tema complejo, no se habla específicamente de esto en los acuerdos, en mi opinión se abre un compás para discutirlo. Recuerdo que en una reunión en Bruselas, ese fue un tema que se trató, el Gobierno dijo que podría comprometerse a no inhabilitar a más gente, pero que no podía levantar inhabilitaciones ya hechas. Dudo mucho y veo poco probable al día de hoy que se habiliten a inhabilitados, dudo mucho que el Gobierno vaya a dejar a un lado ese instrumento que es el único que le queda para apartar del camino a posibles amenazas para perder el poder”. 

GC: “En el primer punto del acuerdo se habla de mecanismos de selección, si estás realmente comprometido a respetar los mecanismos internos de selección de candidaturas, tienes que respetar el voto de las personas. El tema de las inhabilitaciones está muy claro en las leyes venezolanas, las inhabilitaciones políticas no pueden ser por una medida administrativa, hay acuerdos y tratados internacionales que defienden esto, el mismo presidente de Colombia Gustavo Petro lo dijo. Las inhabilitaciones políticas obedecen a una sentencia definitiva firme por un tema judicial y ninguno de los inhabilitados en la primaria tiene una sentencia firme, eso no puede impedir la postulación a un cargo público, mucho menos si proviene de un mecanismo de consulta como la primaria”.

CC: “Las inhabilitaciones son un asunto político que el Gobierno de Maduro ha manejado utilizando las instituciones. No han sido decisiones abiertas del Ejecutivo sino decisiones políticas encubiertas a través de subterfugios institucionales torcidos. En el punto 11 de la tercera cláusula queda establecido con toda claridad que la legalidad y legitimidad de las inhabilitaciones serán revisadas y puestas a derecho. No es cuestión de que un inhabilitado se inscriba, es cuestión de que desaparezca la potestad de la Contraloría para seguir con las inhabilitaciones. Por lo tanto, se trata de una cláusula que conduce a rectificar esos procedimientos y sus resultados. Por otra parte, no olvidemos que María Corina Machado no está inhabilitada, esta cláusula le permite proteger su candidatura contra ese tipo de procedimiento”.

 Hay quienes argumentan que los acuerdos se centran básicamente en el tema electoral y dejan a un lado los temas sociales, como el ajuste del salario mínimo, por ejemplo. ¿No se le dio prioridad a esto?

JM: “No se habla mucho de lo social porque la prioridad es lo político electoral en vista de que estamos a las puertas de una elección presidencial, hubiese sido deseable que se mencionase algo del Fondo Humanitario que se había pensado en 2022 y que nunca se instrumentó, pero esa es la prioridad que establecieron los actores que firmaron los acuerdos”. 

GC: “El año pasado se firmó un acuerdo social para establecer un Fondo que no solamente no se ejecutó, sino que no tuvo dolientes porque no había voluntad de las partes. La Emergencia Humanitaria Compleja en Venezuela no fue causada por una guerra o un desastre natural, está vinculada al conflicto político, esa es la realidad, mientras no se resuelva este conflicto esa EHC no se va a resolver, uno de los elementos para poder transformar el conflicto pasa por realizar elecciones libres que permitan que haya un cambio político, tienen que haber otros elementos que garanticen gobernabilidad y reinstitucionalización. El acuerdo es inicial, es incipiente, marca una ruta que es positiva, pero tenemos que monitorear eso”. 

CC: “El tema de la ayuda humanitaria asociado al acuerdo social firmado en noviembre del año pasado va a activarse en cuanto la ONU, como ya ha sido anunciado, establezca los mecanismos financieros para  hacerlo. Es una arquitectura financiera compleja que ya está diseñada y que justamente vendrá a ponerse en práctica en la medida en que estos acuerdos recién suscritos se vayan desarrollando. La hecatombe económica necesitará varios años para enderezarse, pero estos acuerdos van en esa dirección. La oposición ha terminado por coincidir estratégicamente en el sentido de comprometerse con la vía electoral y política para el cambio, y con la idea de que hay que abordar de inmediato los terribles problemas de calidad de vida que tiene la población. El Gobierno de Maduro, por su parte, está dispuesto a mejorar las instituciones y acudir a unas elecciones más competitivas a cambio de tener más capacidad para tener gestión pública que le de más chance de ganar elecciones y ser reconocido como legítimo. Esas son motivaciones e intereses que no estaban planteados en procesos anteriores. Lo más esperanzador es que seguirá activo el mecanismo de negociación, y esperaría que este se convirtiera en un asunto de importancia nacional”.

Como en las eliminatorias para el Mundial, todo está muy crudo. Las pocas jornadas que van hasta ahora son insuficientes para establecer quiénes serán los que asistan al torneo de 2026. Por ahora solo queda decir “mano, tengo fe”.

 

Régimen de Maduro se queda sin la excusa de las sanciones

Régimen de Maduro se queda sin la excusa de las sanciones

La tarde del martes 17 de octubre los ojos de los venezolanos estaban posados en…

Una base de datos de mujeres y personas no binarias con la que buscamos reolver el problema: la falta de diversidad de género en la vocería y fuentes autorizadas en los contenidos periodísticos.

IR A MUJERES REFERENTES