10 cosas que pueden dañar su corazón y quizás desconocía - Runrun
10 cosas que pueden dañar su corazón y quizás desconocía
En Venezuela, la principal causa de muerte son los infartos, que se estima, contribuyen con 20% de los decesos que anualmente se registran en el país
En el Día Mundial del Corazón, revisamos evidencia científica reciente para destacar 10 hábitos o condiciones que pudieran estar dañando este importante órgano vital
La alta ingesta de azúcar añadido o edulcorantes, dormir poco, los suplementos para mejorar el rendimiento del ejercicio, tomar mucho café, el cigarrillo electrónico, la anemia, el mal manejo del estrés y un intestino enfermo pueden dañar su corazón

 

El 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón con el objetivo de crear concienciar sobre este importante órgano vital.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, cada año, alrededor de 17,9 millones de personas mueren por enfermedad cardiovascular en todo el mundo.

En Venezuela, la principal causa de muerte son los infartos, y se estima que contribuyan con 20% de los decesos que anualmente se registran en el país, a lo que se suma el 5% de muertes que causan los accidentes cerebrovasculares, hemorragias y trombosis.

El tema del año 2022 es «Usa el corazón para cada corazón». La Federación Mundial del Corazón lo escogió para invitar a las personas a «pensar diferente,  tomar las decisiones correctas, ayudar a otros y comprometerse con esta importante causa».

«El corazón es el único órgano que puedes oír y sentir. Es la primera y última señal de vida. Es una de las pocas cosas con el potencial de unirnos a todos como personas», expresan en el sitio web oficial del Día Mundial del Corazón.

Durante años, se ha insistido en la necesidad de adoptar hábitos saludables para cuidar el corazón,  como una dieta balanceada (con bajo consumo de sal y grasas saturadas), evitar fumar y limitar el consumo de alcohol, realizar actividad física (al menos, 5 veces a la semana durante media hora) y mantener un peso óptimo (índice de masa corporal menor de 25). 

Además, se recalca que las personas con hipertensión deben chequear sus valores y mantener sus tratamientos, así como también se recomienda chequear en cuánto tenemos la glicemia, colesterol y triglicéridos.

No obstante, hay muchos cosas que podrían afectar el funcionamiento del principal motor de nuestro organismo y que muchas personas desconocen.

A continuación, enumeramos 7 hábitos o condiciones que pueden dañar su corazón y quizá usted desconozca.

Alto consumo de azúcar añadido

Muchas personas relacionan el elevado consumo de azúcar con las enfermedades como la diabetes, pero no se detienen a pensar en el daño que causa al corazón.

La Federación Internacional de Diabetes explica que un aumento en los niveles de glucosa en la sangre puede duplicar la posibilidad de desarrollar problemas cardiovasculares.

Hay que diferenciar entre el azúcar que está naturalmente en alimentos como las frutas, verduras, granos y productos lácteos y el azúcar añadida, que se usa para realzar el sabor de los alimentos o prolongar su vida útil. 

Esa cucharada de azúcar que se le pone al café, a un jugo o a un té se convierte en «calorías vacías» que no aporta ningún nutriente de calidad ni ayuda a ninguna función corporal. 

Otras fuentes de azúcar añadida son los refrescos, bebidas saborizadas, galletas, pasteles, cereales y alimentos procesados aunque no sean dulces (sopas, pan, carnes curadas y salsas).

Consumir mucho azúcar extra afecta al corazón y arterias de varias formas: esas calorías se almacenan en forma de triglicéridos, un importante factor de riesgo para enfermedades cardíacas.

También, los alimentos ricos en azúcar pueden aumentar los niveles del colesterol LDL o «malo», que obstruye las arterias. 

Por si fuera poco, las dietas con mucha azúcar se vinculan con elevación de la presión arterial y con un exceso de estrés en el corazón y a los vasos sanguíneos.

¿Cuánto azúcar añadido diario es peligroso? La Asociación Americana del Corazón recomienda que las mujeres no consuman más de 6 cucharaditas de azúcar diaria y los hombres no más de 9 cucharaditas.  

Pero una sola lata de refresco contiene 9 cucharaditas de azúcar. Al tomarse uno solo, la mayoría de la gente superara el límite diario. De allí la importancia de vigilar la alimentación.

corazón cuidado

Consumir edulcorantes artificiales

Sustituir el azúcar convencional por edulcorantes artificiales no nos libra de los efectos perniciosos del azúcar añadida. Por el contrario, puede sumar al deterioro del corazón.

Cada vez que se tome ese refresco o bebida «ligth», o cualquiera que contenga en su elaboración edulcorantes artificiales como sacarina, sucralosa, aspartamo y estevia, piense que está afectando la rapidez con la que su cuerpo elimina el azúcar de la sangre.

Un grupo de investigadores franceses monitoreó durante nueve años la nutrición de más de 100.000 personas. 37% de los participantes revelaron que consumían una media de 42,46 mg/día de edulcorante,  equivalente a una bolsa individual de edulcorante de mesa o 100 ml de refresco de dieta.

En el tiempo evaluado, se registraron 1.502 urgencias cardiovasculares, entre ataques cardíacos, anginas de pecho, angioplastias y accidentes cerebrovasculares.

Los investigadores recalcaron que tanto este estudio publicado en The British Medical Journal, como un reciente informe de la Organización de Mundial de la Salud, no apoyan el uso de edulcorantes como alternativas seguras al azúcar.

Ingesta exagerada de café

Qué sabroso resulta compartir historias con familiares y amigos con una taza de café de por medio. Pero todo exceso puede ser perjudicial y no hay que perder eso de vista. 

En un live de la Sociedad Venezolana de Cardiología, el doctor Adalberto Lugo explicó que el café es un energizante que actúa al inhibir una sustancia que se llama adenosina que la producimos en ciertos momentos y causa una disminución de la frecuencia cardíaca, entre otras funciones.

«Al igual que con el alcohol, el problema está en el exceso. En la mayoría de los casos, se recomienda no más de tres tazas de café diarias. Con tres tazas, puedes tener los efectos benéficos; con más, aparecen los efectos colaterales de cualquier droga: irritabilidad, taquicardia, temblores en manos», puntualizó. 

El Colegio Americano de Cardiología recalcó en marzo de 2022 que consumir más de seis tazas al día de café puede causar arritmias y enfermedad cardiovascular, incluyendo enfermedad de las arterias coronarias, insuficiencia cardiaca y accidente cerebrovascular. También, aumenta el número de muertes relacionadas con el corazón. 

La Fundación Británica del Corazón llama a estar atentos, además de con la cantidad de café que tomamos, con la forma en la que lo hacemos, puesto que si le añadimos azúcar, leche entera o nata sumamos calorías y grasas que elevan los niveles de colesterol.

Por esto, aconsejan tomar el café sin azúcar añadida y cambiar la leche entera por descremada.

Uso de suplementos nutricionales para mejorar el rendimiento físico

La Federación Mundial del Corazón advirtió en una publicación sobre el tema del año 2022 que el entrenamiento inadecuado en el gimnasio, que involucra suplementos nutricionales dañinos, se están convirtiendo en una causa de afecciones cardíacas.

Principalmente, estos elementos pueden contribuir a ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares «en personas jóvenes», según precisan. 

Un documento de la Asociación Europea de Cardiología Preventiva, difundido en el European Journal of Preventive Cardiologyen febrero de 2022, insistió en alertar sobre el tema, 

«Algunos suplementos nutricionales, incluidos varios extractos de plantas y naturales, pueden representar un grave riesgo para la salud y los atletas pueden incluso correr el riesgo de contravenir las normas antidopaje», expresa el documento.

Señalan a los suplementos «quemagrasas» o a los productos a base de extractos de plantas como probables desencadenantes de trastornos cardiovasculares «si están contaminados con efedra o compuestos similares a la efedra».

«Los atletas con enfermedades cardíacas establecidas deben estar aún más atentos y consultar con su médico antes de usar suplementos o ayudas ergogénicas», recomiendan.

Dormir poco o calidad deficiente del sueño

¿Cuántas veces no pasamos madrugadas enteras viendo series o películas en plataformas de streaming, revisando redes sociales o pegados a un televisor?

Dormir pocas horas o no tener un sueño de buena calidad se asocia con varios problemas de salud, y también con enfermedades cardiovasculares,

En su lista «Life’s Essential 8», o medidas clave para mejorar y mantener la salud cardiovascular,  la Asociación Americana del Corazón incluyó al sueño como un componente en la salud del corazón.

Y esto porque diversas investigaciones demostraron que la corta duración del sueño se asocia con elevación de la presión arterial, aumento de colesterol y aterosclerosis.

Además, un sueño breve habitual aumenta la posibilidad de desarrollar  eventos cardiovasculares.  

Pero, ¿cuánto tiempo necesitamos dormir a diario? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta recomiendan que los adultos entre 18 y 65 años tengan, al menos, siete horas de buena calidad de sueño por noche.  

Para dormir mejor, la Asociación Americana del Corazón recomienda:

  • Acostarse y despertarse a la misma hora todos los días, incluidos los fines de semana.
  • Dormir en un lugar oscuro, tranquilo y con una temperatura agradable.
  • No tener los dispositivos electrónicos dentro del dormitorio, porque pueden interferir con el sueño.
  • Evitar la cafeína, el alcohol y las comidas copiosas antes de dormir.
  • Hacer ejercicio durante el día para poder dormir mejor en las noches

 

El cigarrillo electrónico

Si usted piensa que «vapear es más sano que fumar», se equivoca.

Los efectos negativos del tabaco convencional están bien descritos. Pero los cigarrillos electrónicos -muy empleado en jóvenes- se asumen como inofensivos, aunque no es así y ya se empiezan a conocer los problemas de salud que causan.

En abril de 2022, científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de California (San Diego) advirtieron que el «vapeo» altera el estado inflamatorio de órganos como el corazón, cerebro, pulmones y colon.

El estudio, que publicó la revista ELifeScience, evaluó los efectos del vapeo en la expresión de citoquinas inflamatorias en múltiples órganos en ratones.

La investigación confirmó que los roedores expuestos a aerosoles con sabor durante 3 meses  tenían una neuroinflamación significativa en el cerebro, así como una modulación inflamatoria en el corazón, los pulmones y el colon. 

También, en octubre de 2021, la Federación Mundial del Corazón instó a implementar «regulaciones estrictas» contra los cigarrillos electrónicos y denunció la estrategia de marketing «agresiva» que los muestra como una opción saludable en comparación con el cigarrillo convencional. 

«Sin embargo, estas afirmaciones parecen ignorar el creciente número de estudios que relacionan los cigarrillos electrónicos con una variedad de problemas de salud, incluido un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular», alertaban.

Entre las consecuencias para el corazón de «vapear», enumeraron: 

  • Aumento de frecuencia cardíaca y la presión arterial.
  • Latido cardíaco irregular
  • Lesiones y problemas vasculares
  • Mayor riesgo de infarto de miocardio respecto a los no fumadores

Vivir con anemia

Además de cansancio, palidez, fatiga y dificultad respiratoria, la anemia puede dañar las funciones de su corazón.

En particular, la anemia ferropénica, que es causada por una deficiencia de hierro en el organismo y que es común en mujeres con menstruaciones abundantes.

Sin el hierro necesario, el cuerpo es incapaz de producir suficiente de hemoglobina, sustancia presente en los glóbulos rojos que les permite transportar oxígeno.

La Clínica Mayo alerta que la anemia puede empeorar la función cardíaca de muchas formas: en primer lugar, ocasiona estrés cardíaco a través de latidos irregulares o acelerados (taquicardia).

Al tener anemia, el corazón bombea mayor cantidad de sangre para compensar la falta de oxígeno, lo que puede originar que el órgano se dilate o provocar una insuficiencia cardíaca.

Y aunque muchos tipos de anemia no se pueden prevenir, sí hay algunas que podemos mejorar con una alimentación adecuada rica en hierro, folatos, vitamina B11 y vitamina C para facilitar la absorción de estos nutrientes.

Pero, en ocasiones, un especialista debe recomendar ingesta o administración de cualquiera de estas sustancias porque el problema es más difícil de corregir. 

Lo importante es entender que vivir con anemia no es normal y que, si dejamos que evolucione a un cuadro de anemia grave, aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, coronaria, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal y muerte, como lo comprobó un reciente estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en Maryland,

Mantener un estado sostenido de estrés

Las preocupaciones diarias, de todo tipo, (personales, económicas, familiares) pueden mantener un estado de estrés sostenido en el organismo que resulta perjudicial para el corazón.

La Sociedad Venezolana de Cardiología alerta que el riesgo de sufrir un ataque al corazón se duplica como resultado de altos niveles de estrés psicológico.

De allí que, además de comer más verduras, menos grasas y sodio, no fumar y limitar el consumo del alcohol, dormir lo suficiente y estar al día con los controles médicos y  tratamientos, es indispensable practicar técnicas de manejo del estrés. 

Entre ellas, se pueden mencionar: buscar ayuda terapéutica, hacer actividad física, practicar técnicas de relajación, meditación, cultivo de la espiritualidad y hablar con familiares, amigos o mantenerse socializando con grupos de apoyo comunitarios y/o religiosos.

corazón cuidado

Intestino enfermo, corazón enfermo

Johns Hopkins Medicine enfatiza en la relación entre la salud del sistema cardiovascular y el digestivo tras indagar en un concepto que suena mucho en los últimos años en el ámbito científico: la microbiota.

Y es que en nuestro tracto gastrointestinal habitan, al menos, cien billones de bacterias y muchos son buenoa para nuestra salud, porque nos ayudan a digerir los alimentos, metabolizar los medicamentos y nos protegen de invasores dañinos.

Pero cuando ese equilibrio bacteriano intestinal se altera, el daño no se limita solo a nuestro estómago, sino que se puede propagar al corazón. 

Al proliferar las bacterias nocivas en nuestro intestino también hay un riesgo mayor de eventos como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia cardíaca, porque las sustancias químicas y procesos relacionados con las bacterias intestinales pueden propiciar un daño en los vasos sanguíneos y acumulación de placa en las arterias. 

Para mantener la salud intestinal, la institución experta en salud recomienda:

  • Usar antibióticos solamente cuando sea necesario y siempre bajo prescripción médica: estos medicamentos tratan las infecciones, pero también arrastran las bacterias saludables.
  • Higiene de manos: El coronavirus nos enseñó la importancia del levado regular de manos con agua y jabón para mantener alejados a los microorganismos nocivos que también pueden afectar nuestro intestino.
  • Consumir fibra de alimentos vegetales: Consumir cáscaras de peras y manzanas, granos y sustituir alimentos refinados como el arroz blanco por granos integrales, arroz integral y avena será un buen paso.
  • Ingerir probióticos: Los alimentos como el yogur, el miso y el chucrut contienen microorganismos saludables que ayudan a restablecer el equilibrio intestinal adecuado.

El Centro de Nutrición Aplicada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachussets enlista otros alimentos que pueden ser beneficiosos para mantener un microbioma intestinal saludable:

  • Espárragos
  • Ajoporro
  • Ajo
  • Cebollas
  • Manzana
  • Plátano
  • Cacao

COVID-19 y su impacto en el corazón

Más de dos años y medio de pandemia han demostrado que el coronavirus puede afectar de múltiples formas al sistema circulatorio y el corazón. 

La Fundación Británica del Corazón describe que aún en casos leves de covid-19 y en personas jóvenes, pueden aparecer secuelas cardíacas como taquicardias, inflamaciones del músculo cardíaco (miocarditis) o del revestimiento del corazón (pericarditis). 

El COVID-19 también se asocia con mayores riesgos de coágulos, principalmente, en personas con casos graves. 

Por esto, si usted sufrió una infección de COVID-19 y tiene una condición cardiovascular de base, lo aconsejable es que acuda a su médico de confianza para un chequeo.

Y si es una persona joven o de edad media y nota algún síntoma de alarma (dolores en el pecho severos, repentinos o prolongados, dificultad para respirar, taquicardias, mareos o sudoración) también debe considerar la evaluación de un especialista.

También le puede interesar: Aislamiento social y sedentarismo pueden deteriorar el cerebro