Runrunes de Bocaranda: MEDIO – BONOS 2020 - Runrun
Runrunes de Bocaranda: MEDIO – BONOS 2020

 BONOS 2020

Me lo señala una fuente financiera: “Fue un día muy negro para la República de Venezuela que no puede alegrar a nadie. Fuimos condenados hasta en pagar las ‘costas’, lo que termina demostrando que la estrategia diseñada por los encargados fue una locura.

Si el gobierno interino va a buscar la apelación, profundizará la derrota.  Desde el punto de vista del Tesoro, está acreencia es diferente a las otras. No se ve al Tesoro dispuesto a proteger a Citgo contra Cristalex, Conoco u otros bonistas. Una interrogante que pareciera contestarse sola ahora es que si quieren mantener a New York como plaza financiera del mundo, no pueden proteger a Citgo por siempre”.

Por último, me lo dice alguien que ha estado monitoreando el tema desde que se encargó Guaidó del “interinato”: “esto complica todo el resto del proceso de reestructuración futura de la deuda de la República. Nos quita muchos argumentos que podíamos utilizar en el futuro como mecanismos de negociación, ante bonistas y la opinión pública”.

Quien me lo aclara me dice no ser especialista, sino que simplemente repite lo que les decía el principal asesor en temas de reestructuración financiera, como es el señor Lee Buchheit. Esta fue una guerra avisada. Lamentable no lo escucharan en las alturas del interinato. ¿Egos sordos en alguna parte o crematísticos en otra? No aprendemos.

 LA DAMA QUE ASENTÍA CON TRUMP

¿Quién fue ‘Nodding Lady’ (la dama que asentía todo el tiempo con su cabeza desde detrás de Trump en el debate con público en Miami?). ¿Una nueva herramienta visual? ¿Una maniobra subliminal para influenciar a los espectadores televisivos y futuros votantes? El Miami Herald identificó a la espectadora como “Mayra Joli, una abogada de inmigración y activista pro-Trump que una vez, en 2018, se postuló para el Congreso en Florida y solo obtuvo el 2,5 % de los votos en el 27° Distrito del Congreso de Florida, cuando enfrentó a la congresista Donna Shalana.

Donald Trump y el exvicepresidente Joe Biden celebraron eventos la semana pasada, discutiendo con el público el jueves por la noche, pero la estrella del espectáculo no fue “ninguno de los dos candidatos”. Las redes sociales se centraron principalmente en una mujer misteriosa en la audiencia de Trump que asintió con la cabeza con frecuencia -y enfáticamente- mientras el presidente hablaba. Ni Trump ni Savannah Guthrie, quien moderó el encuentro de Trump, se refirieron a la presencia de la mujer durante el evento en sí, pero los comentarios en línea volaron y el Miami Herald luego la identificó como Mayra Joli, una abogada de inmigración y activista. Fue demócrata inscrita y cambió al partido republicano hace un tiempo.

Joli, quien usó una mascarilla roja durante la transmisión, se ganó el apodo de “Señora que asiente” de muchos espectadores, e incluso ahora tiene su propia cuenta de bromas en Twitter. Joli compartió un video de ella hablando con el presidente en su página de Facebook después del debate popular. “¡Te respaldamos! Verás, verás, eres el mejor”, se la escuchó decir.

¿Ayuda subliminal por parte de los asesores para tratar de imponer que lo que Trump dice es la verdad? Sobre todo cuando su costumbre ha sido en estos cuatro años contradecirse con insistencia y con aseveraciones sin respaldo cierto.

Antes de ser identificada, Joli se ganó la comparación con otros ladrones de escenas virales, incluida la mosca que aterrizó en la cabeza del vicepresidente Mike Pence durante su debate con la senadora Kamala Harris. La periodista Katie Couric y la comediante Sarah Cooper estuvieron entre los que comentaron los frecuentes asentimientos de Joli. “Estoy navegando por canales”, tuiteó Couric. “La mujer a la derecha de @realDonaldTrump sigue asintiendo con la cabeza, lo que me distrae mucho”.

El Herald escribió una animada historia sobre Joli en 2017, describiéndola como “una abogada de inmigración con sede en Brickell y cinco veces reina de belleza que incursiona como experta en la televisión en español”. Ella fue una demócrata de toda la vida que se postuló sin afiliación a un partido, informó la historia. En ese artículo, Joli se autodenominó la “maestra de las selfies” y agregó “me tomo fotos con todos”.

El periódico la calificó como una “ardiente” partidaria de Trump; y ella se comparó con el presidente, diciendo que, como Trump, no se postulaba por dinero ni por fama y que, como él, no bebía alcohol. Antes de que se identificara a Joli, muchos espectadores querían conocer su historia, mientras que otros pensaban que deberían dejarla en paz. La mosca que se posó en la cabeza de Mike Pence terminó protagonizando un sketch de Saturday Night Live unos días después…

 “MILITARES: BUSQUEN A LOS CORRUPTOS”

Lo dijo Monseñor Mario Moronta, obispo de la Diocésis de San Cristóbal, en el estado Táchira. Lamentó la manera en la que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana trata a los venezolanos que se dirigen a la frontera con Colombia para huir de la crisis en el país. Moronta sugirió a los militares buscar a los corruptos y encarcelarlos en vez de perseguir de los migrantes.

Esto, luego de que se conocieran denuncias de venezolanos a los que los uniformados “presuntamente” han robado pertenencias o dinero en los puntos de ingreso. Esta práctica es común en toda la frontera venezolana. Con descaro y sin recato llenan su alcancía diaria con esos peajes impuestos a lo largo y ancho de todo el país en medio de la cuarentena.

 COBARDE PERSECUCIÓN

David Natera, director del diario Correo del Caroní y empresario del estado Bolívar fue hostigado por funcionarios del Sebin y llevado detenido a la sede del servicio de inteligencia el fin de semana. Se presume que el procedimiento contra la familia Natera se debe a que en días pasados David Natera hijo, fue designado por el Ejecutivo de Juan Guaidó como miembro del Consejo Nacional de Defensa Judicial desde el exterior. Es el mismo comportamiento oficial utilizado con familiares de otros funcionarios adhonorem designados por Guaidó en diferentes funciones en el exterior. La retaliación es contra sus familiares, desde padres hasta hijos, sin contemplaciones. Quieren quebrar a todos.

 MALTRATO OFICIAL

A muchos compatriotas de los que regresan después de haberse ido al principio de la pandemia, “se les ha exigido permanecer en centros de cuarentena” durante más tiempo que los 14 días recomendados por la OMS, lo que, según un informe de HRW, se debe a demoras en las pruebas de diagnóstico de COVID-1. 

Las condiciones de hacinamiento y falta de higiene a las que “las autoridades venezolanas someten” a los cerca de 130.000 migrantes que han retornado al país provoca el incremento de la transmisión de la COVID-19, denunció la ONG Human Rights Watch. Así se desprende de un informe elaborado por HRW y los centros de Salud y Derechos Humanos de la Universidad Johns Hopkins, en el que instan a los ministros de Relaciones Exteriores de los países latinoamericanos a que aborden con urgencia la situación de los retornados en el próximo encuentro de cancilleres en Quito.

 LOS MILITARES TAMBIÉN CAEN

Sí, en lo que se refiere a la criminalidad creciente en nuestro país. Ya son más de dos docenas los militares, incluidos los de muy alta graduación, que caen ante el hampa creciente que ha demostrado estar mejor apertrechada y protegida.  Esta vez fue asesinado el general de brigada Sergio Negrín Alvarado, cuando se desplazaba por la autopista Cimarrón Andresote, a la altura del sector Alpargatón (límite entre Yaracuy y Carabobo).

Colocaron obstáculos en la vía, la diaria práctica de los asaltantes en las más impotantes carreteras del país y luego fue abordado por sujetos desconocidos. Según parte de la PNB, el oficial fue ultimado junto a otro efectivo militar, no identificado, que era su escolta… Iban en una Hylux verde. Negrín iba a recibir la Zona de defensa Integral del estado Apure. Los crímenes contra los uniformados no tienen distingo ni rango. Si es la tropa, los enfrentamientos con el hampa son múltiples y diarios. Con el escalafón más alto son crímenes en su mayoría preparados al verlos en lujosas camionetas blindadas o derrochando divisas en medio de la crítica situación venezolana.