Runrun.es: En defensa de tus derechos humanos

Inicio

Niña de cuatro años falleció tras ser arrollada por una patrulla del Cicpc en Propatria

El cuerpo de Ashley Layle Urdaneta fue recibido sin signos vitales en el hospital de Los Magallanes de Catia. Familiares protestaron tras sepultarla este lunes y exigen justicia. Una versión extraoficial indica que el conductor del automóvil está detenido

Jheilyn Cermeño
Hace 3 meses

Pasaban las 2:00 pm del pasado viernes 26 de abril de 2024, cuando se escucharon los gritos de Ashley Layle Urdaneta (4), en la estación de gasolina de Propatria, parroquia Sucre, municipio Libertador de Caracas.

El conductor de una patrulla del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) la había arrollado, cuando arrancó de forma rápida para salir del lugar.

El vehículo oficial está adscrito a la Delegación Municipal de Eje oeste de Propatria, a pocos metros de donde se reportó el lamentable suceso.

Familiares y allegados de la víctima explicaron, al día siguiente en la morgue de Bello Monte, que la niña de cuatro años acostumbraba a acompañar a su mamá, Mayerling Soto, mientras se ganaba la vida como cuidadora de carros y motos en la zona.

“Cuando todo ocurrió, dos de los agentes se bajaron de la patrulla y salieron corriendo. La gente gritaba que eso no era correcto. Luego, varios funcionarios llegaron al sitio y lavaron la sangre”, contó uno de los acompañantes de la familia.

Relataron que la menor fue auxiliada y trasladada hasta el Hospital Dr. José Gregorio Hernández, también conocido como Los Magallanes de Catia, a donde llegó sin signos vitales.

Aseguran que el hecho quedó grabado por varias cámaras de seguridad de la zona y de la estación de servicio.

El sábado 27 de abril, los familiares y allegados de la pequeña hicieron los trámites para retirar su cuerpo del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), donde exigieron justicia.

Expresaron sentirse preocupados, pues temen que al tratarse de funcionarios del Cicpc, “nadie se haga responsable”.

“Ellos son de una familia de bajos recursos y como (su mamá) no tenía con quién dejarla mientras trabajaba, se la llevaba con ella. Ellos llegaron a decirle, luego de atropellarla, que pensaron que se trataba de un perro”, mencionó uno de los allegados a la familia, quien prefirió resguardar su identidad.

Por otra parte, señalaron que cuando la madre de la niña acudió hasta la sede de Tránsito Terrestre de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), ubicada en El Llanito, municipio Sucre, estado Miranda, fue sometida a un largo interrogatorio del que salió pasadas las 8:00 de la noche de ese mismo viernes.

Protestan por justicia

Este lunes 29 de abril 2024, familiares y amigos, luego de sepultar a la niña, se fueron a las adyacencias del lugar del suceso y hasta la sede de la Delegación Municipal del Cicpc, eje Oeste, para exigir justicia.

Con globos blancos y pancartas y bajo la consigna “justicia, justicia”, pidieron que la muerte de Ashley Layle Urdaneta no quede en impune y que los responsables “paguen”. También comentaron que no tenían miedo.

Mayerling Soto relató, junto a todos los manifestantes, cómo la patrulla del Cicpc arrolló a su hija menor de cuatro años.

“Yo estaba con ella, vinieron de retroceso y se estacionaron. Nunca nos percatamos de que el vehículo estaba encendido. Mi hija me preguntó si tenía los zapatos bien puestos y yo le dije que no, que se los acomodara. Se ubicó en una esquina y, cuando el carro arrancó, me pisaron a mi hija y le pasaron por encima. Mi hija no estaba dentro de ninguna caja. Yo estaba con ella”, dijo Soto entre lágrimas.

Dos versiones y un detenido

Sobre la muerte de Ashley Layle Urdaneta, hay dos versiones.

La primera de estas, por parte de familiares, es que la niña estaba sobre unos cartones junto a su madre poniéndose unos zapatos, cuando el conductor de la patrulla arrancó, de forma abrupta, y pisó a la infante.

La segunda versión, extraoficial y de fuentes policiales, es que la víctima estaba dormida, tapada con algunas cajas y cartones, por lo que al momento de mover la patrulla, no lograron verla.

Deudos de la niña informaron que también denunciaron su muerte en las oficinas del Ministerio Público, en la avenida Urdaneta.

De manera extraoficial, se conoció que un detective del Cicpc, presuntamente, conductor de la patrulla, está detenido.

Van 14 arrollamientos

Cifras recopiladas por el equipo de Monitor de Víctimas revelan que, durante 2023, se registraron 61 muertes como consecuencia de arrollamientos en el Área Metropolitana de Caracas. De estas, 7 ocurrieron en la parroquia Sucre, 7 en El Recreo y 8 en Coche.

Llama la atención que de enero a marzo de 2024, se han reportado 14 víctimas por esta causa. De ese total, la parroquia El Paraíso registra 5 casos y Petare, 4.

@jheilyn_cermeno

Una base de datos de mujeres y personas no binarias con la que buscamos reolver el problema: la falta de diversidad de género en la vocería y fuentes autorizadas en los contenidos periodísticos.

IR A MUJERES REFERENTES