Jheilyn Cermeño, autor en Runrun

Jheilyn Cermeño

#MonitordeVíctimasCaracas | Madre de dos niños muere tras secuelas de golpiza que le dieron dos PNB en Antímano
Jairelys Betania González Colina (23) había sido atacada, presuntamente, tres meses antes, por una maestra y dos oficiales de la Policía Nacional Bolivariana

@jheilyn_cermeno

Lo que comenzó como un juego de azar, le costó la vida a Jairelys Betania González Colina (23). Luego de haber hecho un comentario tras haber perdido $15 en un «bingo de animalitos», la joven recibió una golpiza, el pasado 18 de octubre 2022, que le dejó secuelas, aparentemente, causantes de su muerte tres meses después, el pasado 21 de enero de 2023.

Familiares de la víctima relataron, desde la morgue de Bello Monte, que ella había tenido un cruce de palabras con uno de sus agresores.

Una mujer, a quién identificaron con el nombre de «Karen Ramírez » y como maestra del colegio Fe y Alegría de Antímano, se había molestado y reclamado a Jairelys por comentar entre vecinos que le habían hecho trampa en el «bingo de animalitos», un sorteo que suelen hacer los domingos en el barrio.

«Mi hija no lo dijo de mala forma ni con otra intención. Solo fue un comentario. Ella había apartado el animalito y no lo pagó. La maestra vio la oportunidad de comprarlo y pagarlo, y ganó cuando la figura salió en el bingo», explicó Yazmina Colina, mientras terminaba los trámites para retirar el cuerpo de su única descendiente.

 

Al parecer, Jairelys se quejó públicamente y Ramírez se molestó. Cuando la joven fue agredida estaba en la casa de un compadre, con la esposa de éste, en el barrio La Pedrera, parroquia Antímano de Caracas. Su acompañante no intervino en la pelea.

«Mi hija recibió patadas, puñetazos y golpes en la cabeza. Tres personas estaban en contra de ella sola y dos eran policías», detalló.

Tras el hecho, la joven de 23 años fue trasladada hasta el hospital Dr. Miguel Pérez Carreño y debido al colapso de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), la remitieron al Hospital Dr. Leopoldo Manrique Terrero, en Coche.

Los médicos le indujeron un coma a González Colina, porque no dejaba de convulsionar. No obstante, luego logró recuperarse y le dieron de alta el 11 de noviembre de 2022.

“Pero Jairelys seguía con malestares y dolores de cabeza que le quitaban la voluntad”, dijo su mamá.

Fisura y edema cerebral

Tras nuevos exámenes y evaluaciones, el resultado de una tomografía arrojó que tenía un edema cerebral, producto de la golpiza.

El pasado 16 de enero de 2023, se desmayó después de un fuerte dolor de cabeza.

Familiares la llevaron hasta el hospital de Coche, otra vez, donde fue intubada hasta el sábado 21 de enero, cuando falleció, aproximadamente, a las 5:00 de la tarde.

No sólo fue por causa del edema. En la golpiza, a Jairelys le provocaron una fisura en el cráneo.

De acuerdo con el informe forense del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), la causa de muerte fue un edema cerebral severo, debido a una hemorragia intracraneal por traumatismo craneoencefálico severo.

 

La fallecida se ganaba la vida como comerciante y dejó a dos niños huérfanos. La hembra de 8 años, que vive con su papá, y un varón de 6 años, quien presenció los hechos de violencia contra su madre.

Deudos de la fallecida debieron, además, abandonar el barrio, producto de las constantes amenazas que, presuntamente, recibieron de los victimarios.

Por este caso, la Fiscalía 125° de Caracas abrió un proceso de investigación a Osber Guerra Brito y a Osmare Guerra Brito, ambos funcionarios activos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

21 homicidios en Antímano

En la parroquia Antímano, se reportaron 21 homicidios durante el año 2022, de acuerdo con las cifras recopiladas por Monitor de Víctimas,. Todos los fallecidos fueron de sexo masculino. Mientras que en 2021, la cifra arrojó 19 muertes.

#MonitordeVíctimasCaracas | Cuatro fallecidos deja actuación policial en Fila de Mariches: Dos de las víctimas eran de Polimiranda
Ramón Alfredo Barrios Hernández, Allen Manuel Urrutia Carrasquel, William Jesús Olivo Pinto y Jhonatan Jesús González Bohorquez perdieron la vida en el sector Las Casitas de El Winche

 

@Jheilyn_Cermeno | Foto: Cortesía

 

Cuatro fallecidos; dos de ellos, funcionarios de la Policía del estado Miranda, es el saldo que dejó la actuación de los uniformados de ese cuerpo policial en supuestas labores de investigación, realizadas la mañana del viernes 13 de enero de 2023, en la parroquia Fila de Mariches del municipio Sucre.

Según el parte policial, se trató de una emboscada en contra de los agentes, quienes, aproximadamente, a las 5:00 de la mañana, estaban en el sector Las Casitas de El Winche, cuando se percataron de la presencia de varios hombres armados, que les dispararon. En el reporte se indica que al repeler el ataque, se originó un intercambio de disparos.

Tras el hecho, resultaron heridos el supervisor jefe, Ramón Alfredo Barrios Hernández (56); adscrito a la estación policial de Valle Fresco, el oficial Allen Manuel Urrutia Carrasquel (27), de la Dirección del Servicio de Investigación Penal (Dsip), y el ciudadano William Jesús Olivo Pinto (42).

Todos fueron llevados hasta la emergencia del hospital Dr. Domingo Luciani de El Llanito. Sin embargo, fallecieron.

Despliegue en Fila de Mariches

En paralelo, acudieron comisiones de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), PoliSucre y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Estos funcionarios ejecutaron un operativo de búsqueda de los otros supuestos pistoleros que, según los uniformados, habían escapado.

En esta actuación, perdió la vida Jhonatan Jesús González Bohorquez (32), a quien vincularon como integrante de una banda y le dispararon por la espalda, según el relato de los familiares. El sábado 14 de enero, sus parientes iniciaron los trámites en la morgue de Bello Monte, para retirar el cuerpo.

Carolina González, hermana del asesinado, relató que Jhonathan estaba de visita en la casa de sus padres. Dijo que lo asesinaron horas después de la muerte de los PoliMiranda y de Olivo Pinto.

Refirió que su hermano residía en el municipio Plaza, en Guarenas, con su pareja y tres de sus cuatro hijos menores de edad.

“No sabemos a ciencia cierta qué fue lo que pasó. Cuando nos avisaron, ya mi hermano estaba muerto. La policía no nos dejaba pasar”, dijo González.

Agregó que solo entró a la casa de sus padres para poder sacarlos del sitio.

El inmueble había sido invadido por los cuerpos policiales y, si bien no se llevaron objetos de valor, la vivienda quedó en desorden.

“No sabemos qué buscaban, porque mi hermano ni vivía allí”, añadió. También comentó que otras residencias fueron allanadas y que se llevaron detenidas, por lo menos, a tres personas conocidas.

Jhonatan Jesús González Bohorquez tenía oficios de chofer; durante algún tiempo laboró en la línea de los “rapiditos” que cubren la ruta Petare-Fila de Mariches.

Sus deudos aseguraron que el fallecido no tenía antecedentes policiales. “Mucho menos, formaba parte de alguna banda criminal”.

Aún así, los parientes se negaron a la posibilidad de actuar legalmente para denunciar la muerte de Jhonatan.

“No vale la pena, cuando nosotros toquemos la puerta, ellos ya han salido. Mi hermano no era delincuente y su muerte quedará en la impunidad”, expresó Carolina González.

16 homicidios en Fila de Mariches

Según datos recopilados por Monitor de Víctimas, durante el año 2022, se registraron 16 homicidios en la parroquia Fila de Mariches; 15 corresponden al género masculino y uno al femenino.

Además, el móvil con más incidencia correspondió a resistencia a la autoridad, de los cuales se reportan cuatro casos.

#MonitordeVíctimasCaracas | Asesinaron a publicista en su apartamento en Quinta Crespo
El cuerpo de Meiber Abraham Mendoza Gamez fue localizado en el baño de su casa por un amigo. Fue golpeado y estrangulado, y faltaban objetos de valor en su residencia. La policía investiga el entorno de su socio y el de su pareja

 

@jheilyn_cermeno

 

Eran casi las 10:00 de la mañana del viernes 16 de diciembre 2022, cuando familiares de Meiber Abraham Mendoza Gamez (28) recibieron la noticia de su asesinato.

Su mejor amigo y socio, con quien trabajaba de manera remota como community manager, lo había hallado muerto en el baño de su apartamento, ubicado en la esquina de Dolores, Quinta Crespo, parroquia Santa Teresa del municipio Libertador de Caracas.

Desde la morgue de Bello Monte, Bárbara Martínez, prima de la víctima, relató que el cadáver estaba maniatado y cubierto en el rostro con una especie de pasamontañas.

Martínez, además, comentó que la vivienda estaba desordenada y le faltaban pertenencias.

«Tenía puesta ropa de casa. Un short y una camisa. También había un colchón en la sala que sólo sacaba cuando había visitas en la casa», añadió. 

Entre las cosas de valor que a simple vista faltaban, estaba la computadora de su socio y amigo; también dos celulares, uno de estos sin uso que había comprado para obsequiarle a un sobrino.

Aunque la puerta no estaba forzada, la cerradura tenía la llave partida desde adentro de la vivienda. 

Aseguró que el fallecido no tenía problemas con nadie. 

De acuerdo con el protocolo de autopsia del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), la causa de muerte fue asfixia mecánica por estrangulamiento. También presentó traumatismo craneoencefálico.

La última vez que familiares de Meiber supieron de él fue a través de un mensaje de WhatsApp, aproximadamente, a las 2:00 pm del jueves. 

Para los familiares de Meiber su homicidio no es un crimen de odio. 

«No hubo un ensañamiento con él que nos dejara pensar que fue así». 

Martínez recordó que Meiber tenía dos años viviendo solo. 

Antes, compartía el apartamento con una tía que falleció. 

«Él era una persona alegre, divertida, honesta y trabajadora», acotó al tiempo que exigió justicia. 

«Queremos que el responsable o los responsables paguen por lo que hicieron y que la muerte de Meiber no quede en la impunidad», expresó. 

Bárbara mencionó que funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) adelantan las pesquisas del crimen, tanto en el entorno y relación con su socio y amigo, como en el de su pareja, un joven con quien tenía pocos meses de relación. 

«Nuestra familia respetaba su vida privada, porque él era muy reservado. Del muchacho solo sabemos que vivía por ahí mismo en el centro». 

La víctima era el mayor de cinco hermanos y estaba a la espera de su título como publicista del Instituto Universitario de Gerencia y Tecnología (IUGT), situado en la parroquia El Recreo. 

«Ya había entregado y aprobado su tesis. Solo faltaba el acto de graduación». 

3 homicidios en Santa Teresa 

De acuerdo con los datos recopilados por Monitor de Víctimas, 2 casos de homicidios fueron registrados durante 2021, en la parroquia Santa Teresa, ambos masculinos. Mientras que de enero a octubre de 2022, han ocurrido 3 asesinatos también de género masculino. 

#MonitordeVíctimasCaracas | Matan a un obrero durante fiesta callejera en Turumo
Enzon Andrés Blanco Barrios recibió un tiro en el pecho; tres personas más resultaron heridas en la balacera

@jheilyn_cermeno

El joven Enzon Andrés Blanco Barrios, de 21 años de edad, fue asesinado y otras tres personas resultaron heridas, en horas de la madrugada del lunes 28 de noviembre de 2022, durante una fiesta callejera en Turumo, parroquia Caucagüita, municipio Sucre del estado Miranda.

Desde la morgue de Bello Monte, Eliézer Blanco, padre del fallecido, relató que el crimen ocurrió, aproximadamente, a las 5:00 am, en el sector La Placita.

El fallecido se ganaba la vida como obrero en una contratista familiar. Era el mayor de tres hermanos.

Al parecer, dos hombres tuvieron una discusión durante la celebración. En el altercado, uno de ellos le dio una cachetada al otro.

Fue entonces y, según versión de algunos testigos, que el individuo sacó un arma y comenzó a disparar «a todo mundo».

Un proyectil penetró en el pecho de Enzon. Mientras que a otro joven, la bala le rozó un brazo. Dos personas más recibieron un tiro, dijeron allegados a la familia que hacían los trámites para retirar el cuerpo de la medicatura forense.

Blanco Barrios fue auxiliado hasta el Centro Diagnóstico Integral (CDI) de la zona. «Mi hijo ya estaba prácticamente muerto. Eran sus últimos suspiros», agregó Eliezer Blanco. Añadió que luego lo llevaron hasta el hospital Ana Francisca Pérez de León I, pero ya estaba sin signos vitales.

 

Al centro de salud, también fueron trasladados los otros baleados.

Los deudos de Enzon indicaron que el presunto responsable de los disparos estaría identificado y que esperan la actuación de los cuerpos policiales.

«Mi hijo no merecía morir así. Más bien, nadie puede morir así. Un joven que tenía mucho qué dar. Obediente, alegre y trabajador. Confiamos en que se haga justicia y que su muerte no quede en la impunidad», afirmó Blanco.

También mencionó que hace algún tiempo le había dicho que dejara de frecuentar estas reuniones, debido a la intervención policial y a este tipo de sucesos que le quitaron la vida.

Recordó que ese domingo había estado celebrando el cumpleaños de una de sus hermanas. «Nunca imaginé que hasta ese día llegaría su alegría», expresó.

Esta sería la tercera vez que la familia Blanco Barrios pierde a un miembro de forma violenta.

La víctima Enzon Blanco y su padre Eliézer Blanco, durante una reunión familiar. Foto: Cortesía de familiares

4 asesinados en Caucagüita

De acuerdo con los datos recopilados por Monitor de Víctimas, 4 personas fueron asesinadas en la parroquia Caucagüita, entre enero y octubre de 2022.

De ese total de víctimas, 3 son de sexo masculino y una femenina. Estas cifras no incluyen a Enzon Andrés Blanco Barrios.

#MonitordeVíctimasCaracas | Denuncian ejecución de un joven comerciante durante operativo policial en Caucagüita
Luis José Acosta Ramírez recibió un tiro en el pecho. Estaba en el interior de su vivienda, situada en el municipio Sucre del estado Miranda

 

@jheilyn_cermeno

 

Eran casi las 6:30 de la mañana del pasado jueves 10 de noviembre de 2022, cuando Luis José Acosta Ramírez (19) fue sorprendido por comisiones policiales en el interior de su vivienda, en el sector Ciudad Tablita, de la parroquia Caucagüita, municipio Sucre del estado Miranda.

Desde la morgue de Bello Monte, los deudos denunciaron que los agentes de la Dirección Acciones Estratégicas y Tácticas (DAET) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) llegaron a la casa de la víctima sin orden de allanamiento.

Luis José estaba dormido, junto a su pareja, una adolescente que recientemente cumplió 16 años.

En el inmueble también estaba otro muchacho, también de 16 años. Los dos jóvenes fueron desalojados a la fuerza y casi desnudos; mientras, los uniformados tomaron el control de la casa, dijo un familiar de Acosta Ramírez, que esta semana hacía trámites para retirar el cuerpo de la medicatura forense y quien prefirió resguardar su identidad.

«No habían terminado de subir las escaleras y ya había sonado un tiro», agregó. El pariente relató que bajaron a los jóvenes en una patrulla y los dejaron abandonados en otro sector de la zona. 

Poco después, los efectivos policiales sacaron el cuerpo de Luis José envuelto en sábanas  hasta el hospital Dr. Domingo Luciani de El Llanito. Tenía un tiro en el pecho. 

Parientes señalaron que, según el testimonio de algunos vecinos, después que se llevaron el cadáver del joven de 19 años, se escucharon detonaciones. 

«Por más que intentamos entrar al sitio no pudimos. La policía nos lo impidió», contó otro familiar. 

En la vivienda de Luis José había impactos de bala en paredes de la sala, cocina, cuarto y en la nevera. 

En el reporte oficial se indicó que los funcionarios de la PNB actuaron como consecuencia de un enfrentamiento que tuvieron con Acosta Ramírez. 

Sin embargo, los deudos aseguran que la víctima no estaba armada. «La policía lo ejecutó en su casa». 

Acosta Ramírez no tenía registros policiales. Se ganaba la vida como comerciante de ropa desde hacía cuatro años. Era el tercero de seis hermanos. 

105 muertos en municipio Sucre 

Cifras recopiladas por Monitor de Víctimas arrojan que en el municipio Sucre, de enero a septiembre 2022, se registraron 105 homicidios, que incluyen a Luis José Acosta Ramírez. 

En ese mismo período y en la parroquia Caucagüita, se han reportado cuatro víctimas por muerte violenta. 

#MonitordeVíctimasCaracas | Adolescente de 16 años fue asesinado en La Dolorita
Joiver José Alcántara Jiménez recibió dos tiros en la cabeza, mientras compartía con amigos y familiares en el sector El Terminal

 

@jheilyn_cermeno

 

Eran casi las 2:00 de la madrugada de este domingo 23 de octubre de 2022, cuando familiares de Joiver José Alcántara Jiménez (16) se enteraron de que lo habían herido de bala.

Luego de recibir dos proyectiles que lo impactaron en la cabeza quedó tirado en el suelo del sector El Terminal de la parroquia La Dolorita, del municipio Sucre, estado Miranda.

Desde la morgue de Bello Monte, los deudos relataron que existen dos versiones del hecho.

Una de estas es que el joven, al parecer, había discutido con un hombre en el sitio, por una muchacha, y al darle la espalda, este sacó un arma y le disparó.

La segunda versión guarda relación con una mujer con la que, presuntamente, el adolescente estaba bailando.

«Dicen que la pareja de ella los vio juntos y se molestó. Que estaba borracho y se acercó hasta donde mi hermano y le metió los dos tiros», mencionó Jhoymer, mientras acompañaba a su mamá en la gestión de los trámites para retirar el cuerpo de la víctima en la medicatura forense.

 

También recordó que hacía poco tiempo que lo había visto con vida, porque estaba en el lugar minutos antes del suceso. Suele frecuentar el sitio donde los lugareños se reúnen con sus carros y escuchan música, como una fiesta callejera.

El hermano de la víctima comentó que se retiró del compartir, porque debía salir en la mañana.

Sin embargo, Joiver no se había quedado solo. Un primo, a quien le quitó las llaves de la moto y su celular, también estaba en el lugar.

«Me alejé para conversar con mi barbero y luego escuchamos las detonaciones», detalló. El joven relata que al preguntar sobre lo que estaba pasando a la multitud que corría, le respondieron: «Mataron a Joiver».

La víctima de 16 años fue llevada hasta la clínica popular de La Dolorita. De acuerdo con la versión de sus familiares, el joven no recibió atención médica.

«Prácticamente lo dejaron morir. Porque llegó vivo», aseguraron.

Según los médicos de guardia, no tenían los insumos necesarios para ayudarlo. Por esta razón, allegados lo trasladaron en una moto hasta el hospital Ana Francisca Pérez de León, pero llegó muerto.

De manera extraoficial se conoció que funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Penales y Criminalísticas (Cicpc) adelantan las pesquisas del suceso. También se conoció que están verificando imágenes de unas cámaras del lugar, para dar con el responsable del crimen.

 

Joiver José Alcántara Jiménez, de 16 años de edad, era el segundo de dos hermanos y estudiaba 4to año de bachillerato en el liceo Francisco Isnardi.

Un centenar de víctimas en Municipio Sucre

Cifras recopiladas por Monitor de Víctimas arrojan que en la parroquia La Dolorita, de enero a septiembre de 2022, se han registrado tres homicidios.

Por otra parte, en ese mismo período en el municipio Sucre, se reportaron 105 víctimas que incluyen a Alcántara Rodríguez.

#MonitordeVíctimasCaracas | Joven murió al quedar atrapado en una balacera en San Agustín

Durante 2021, Monitor de Víctimas registró 14 homicidios en la parroquia de San Agustín

Engeber Nieves Nieves, de 24 años de edad, recibió un tiro en un costado, cuando llegaba a la casa de su hermana en el sector Marín. Cursaba el 5to año de bachillerato en un instituto parasistema, cerca de su casa. Quería ser mecánico automotriz

@Jheilyncermeno / Foto: Carlos Ramírez

Pasaban las 8:30 de la noche del pasado jueves 8 de septiembre 2022, cuando Engeber Nieves Nieves (24) recibió un tiro que le quitó la vida, en el sector Marín de la parroquia San Agustín de Caracas.

En la morgue de Bello Monte, familiares relataron que Engeber, frecuentemente, visitaba la zona. Una hermana vivía en la parte alta.

Hay dos versiones sobre el suceso. La primera es que delincuentes de la zona lo confundieron con un funcionario policial cuando subía por unas escaleras y le dispararon.

La otra es que cuerpos policiales se enfrentaron con presuntos maleantes en el barrio y una bala lo alcanzó.

Lo cierto es que hubo un tiroteo en la zona y una de las balas lo hirió.

Deudos explicaron que el día del crimen, Engeber Nieves realizó su jornada habitual en una cauchera en la que trabajaba desde hacía un par de años.

Aseguran que era muy querido y conocido en el sector.

Según la versión de algunos vecinos, tras escuchar la detonación, el joven de 24 años corrió a buscar ayuda.

Un amigo lo vio desplomarse en el piso y lo llevó en una moto hasta el hospital Clínico Universitario de Caracas.

«Hasta ese momento, su amigo no sabía que estaba herido. Pensó que sólo se había desmayado pero, de repente, notó la sangre en el pantalón», dijo uno de los allegados que acompañaba a los familiares en los trámites para retirar el cuerpo en la medicatura forense.

 

La bala «lo cruzó» por un costado y le tocó los pulmones y otros órganos.

Engeber murió mientras recibía atención médica. No tenía hijos y vivía en la avenida Nueva Granada, parroquia Santa Rosalía, con una familia que lo había adoptado hace algunos años.

Actualmente, cursaba el 5to año de bachillerato en un instituto parasistema, cerca de su casa. Quería formarse en mecánica automotriz.

Van 4 homicidios en San Agustín

Datos recopilados por el equipo de Monitor de Víctimas arrojan que durante el año 2021, por lo menos, 14 homicidios se registraron en la parroquia San Agustín de Caracas.

Entre los móviles con más víctimas destacan el ajuste de cuentas, venganza y el robo.

Mientras que, desde enero a julio de 2022, se han reportado 4 asesinatos. De los cuales, 2 corresponden a venganza o ajuste de cuentas.

#MonitordeVíctimasCaracas | Hallan en el río Guaire cuerpo de un joven reportado como desaparecido

Cuerpos de seguridad en Bello Monte realizaron la experticia al cuerpo de la víctima

Luis Octavio Román Blanco era oriundo de Puerto Ayacucho, estado Amazonas. Llegó a Caracas para presentar una prueba en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (Unes).

 

@JHEILYNCERMENO

Eran las 8:00 de la mañana del pasado martes 23 de agosto 2022, cuando Luis Octavio Román Blanco (18) salió de la casa de su tía, en el barrio El Guarataro en Capuchinos, parroquia San Juan del municipio Libertador de Caracas. 

Ese día, sus familiares le echaron la bendición, y no lo volvieron a ver.

Luis se dirigía a la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (Unes), ubicada en las adyacencias de la estación del metro Gato Negro, parroquia Sucre, en Catia, para presentar una prueba psicológica, porque quería ser policía. En el mes de julio de 2022, presentó su primera evaluación y la aprobó. 

Una tía identificada como Yalimet relató que el día de su desaparición, aproximadamente a las 8:00 de la noche, lo contactaron a su celular. Pues les pareció raro que no hubiera llegado a la vivienda.

“Nos dijo que estaba perdido y que tenía miedo. Le pedimos que buscara algún letrero para saber dónde estaba. Sólo nos alcanzó a decir Autopista Valle-Coche”, dijo.

Desde ese momento, varios de sus familiares se abocaron a buscarlo, sin resultados. Por lo que decidieron acudir a las comisarías de las parroquias El Valle y Coche, con la esperanza de dar con su paradero. Además, visitaron varios centros de salud, pensando que quizás estaba herido.

Otra de sus parientes, Carmen Blanco, señaló que, tras no poder ubicarlo, acudieron a la sede de la Unes. Allí les notificaron que Luis Octavio nunca llegó a la institución educativa para hacer su segunda evaluación.

El sábado 27 de agosto de 2022, a las 7:30 de la mañana, un oficial del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) avisó a la familia sobre el hallazgo de un cuerpo con las características de Luis Octavio.

Paramédicos conocidos como Los Ángeles de la Autopista sacaron el cadáver del río Guaire, a la altura de Ciudad Banesco, en Bello Monte, municipio Baruta.

Posteriormente, una comisión del Cuerpo de Bomberos de Distrito Capital, Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), llegó al sitio para resguardar la escena.

Luego, se presentaron los detectives del Cicpc para levantar el cuerpo de la víctima.

El joven estaba desnudo, sus manos empuñadas y con algunas lesiones en rodillas, cuello y cabeza. Presuntamente, con heridas de algún objeto contundente.

Blanco fue una de las primeras en llegar a la escena y reconoció el cuerpo de su sobrino.

Recordó lo mucho que le insistieron para llevarlo esa mañana hasta la Unes y no lo permitió. Era la segunda vez que venía a Caracas.

Mencionó que otras veces llamaron a su celular y un hombre les respondió y les decía que Luis estaba bien. Se los describía físicamente, luego les decía que el celular lo había comprado en Plaza Venezuela.

Deudos creen que a Luis lo sometieron con alguna sustancia parecida a la burundanga, pues cuando contestó el teléfono “sonaba desorientado”. Solicitaron a la policía que se le hagan pruebas toxicológicas.

El joven estaba residenciado en Puerto Ayacucho, Amazonas, y llegó en horas de la mañana del sábado 20 de agosto de 2022. Era el mayor de tres hermanos.

Tres cuerpos hallados en 2022

Durante el año 2021, se reportaron 5 casos con hallazgos de cuerpos en el río Guaire, según datos recogidos por el equipo de Monitor de Víctimas. Por lo menos, 4 de los registros fueron en el Municipio Baruta, estado Miranda, 2 en las adyacencias de Bello Monte.

Mientras que de enero a julio de 2022, son 3 las víctimas, una de ellas, en Bello Monte.