"Fidel, Chávez y Maradona nos protegen y acompañarán siempre” y otras 7 lastimeras perlas de Maduro - Runrun
“Fidel, Chávez y Maradona nos protegen y acompañarán siempre” y otras 7 lastimeras perlas de Maduro

Nicolás Maduro encabezó el 25 de noviembre una jornada de “miércoles productivo” que fue transmitida por Venezolana de Televisión. En esta emisión se refirió a la muerte del exfutbolista argentino Diego Armando Maradona, un hecho que lamentó.

A continuación, las 8 perlas que lanzó Maduro durante su intervención:

“Diego fue y será siempre un gran rebelde contra las injusticias y los opresores del mundo. Rebelde, cómo enfrentó a la FIFA, desde que era jugador activo, su palabra contra la corrupción”.

“Cuando uno pierde a un valiente, se siente solo. Un valiente que jamás nos escondió ni nos negó a nosotros, los perseguidos y leprosos del mundo, a nosotros los cristianos de este tiempo, a los revolucionarios. Hay gente que nos quiere, pero prefiere escondernos y tener su cariño hacia nosotros como algo ilegal (…) Diego salía con la cara al sol a decirnos que nos quería”.

“Hoy he sentido una gran tristeza, se los digo, un sentimiento de orfandad, porque yo sabía que tenía en Argentina un amigo de verdad. Y cuando Diego me abrazaba, me abrazaba de verdad, y abrazaba a toda Venezuela. Diego, te quedarás con nosotros siempre (…) Jamás te voy a traicionar, estoy con vos, me decía (…) Siempre me decía que jamás iba a romper su juramento de amistad verdadera, me decía ‘hasta la muerte iré con ustedes’, y así fue. Gracias, Diego”.

“Diego fue leal, valientemente leal, a nuestra amistad, a nuestra causa, a la revolución venezolana. No todo el mundo aguanta eso”.

“Diego era una celebridad mundial. Una vez se le acercó alguien muy poderoso del mundo para ofrecerle un gran contrato para apartarse de Venezuela de Maduro. Y él le dijo: ‘Agarre su firma y se va al carajo'”.

“Fidel lo adoptó y se convirtió en un padre para Maradona, en un momento, quizá el más difícil de su vida, le salvó la vida a Diego. Los dos se querían como padre e hijo. Fidel le dedicaba horas y horas cuando estaba en tratamiento en Cuba. Lo visitaba por horas, cuatro o cinco horas, para hablar con él y atenderlo. Fidel, el humano, el ser más especial que había”.

“[Maradona] Me dijo cómo está este rubro, y el otro, y me dijo: ‘Nicolás, te voy a ayudar a resolver ese problema’. Y bueno, como siempre, él se movía, y nos ayudó en algunas cosas secretas para traer alimentos para el pueblo de Venezuela. El gran Diego, pendiente de todos los detalles, pendientes de todo, siempre. Un hombre sensible, amoroso”.

“Sé, de verdad, que Fidel, Chávez, que Diego y que los gigantes están con nosotros. Nos protegen, nos bendicen y acompañarán siempre”.