#MonitorDeVíctimasLara | Funcionario del Conas asesinó a un joven y escapó a Colombia - Runrun
#MonitorDeVíctimasLara | Funcionario del Conas asesinó a un joven y escapó a Colombia
Una mujer, una adolescente y un hombre serían los responsables del crimen de Deglis Barahona, a quien en el mes de febrero quemaron, luego picaron el cuerpo y lo enterraron para desaparecerlo. Ocurrió en el norte de Barquisimeto

@KaryPerazaR / Fotos: Cortesía

 

Deglis Javier Barahona Vargas, de 22 años de edad, estuvo desaparecido nueve días en Barquisimeto. Su familia lo buscó en varios recintos policiales, centros asistenciales y en la morgue; también pegaron carteles con su foto en distintos puntos de la ciudad, pero no pudieron dar con él. Fueron funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de la Subdelegación Barquisimeto quienes, tras lograr una confesión, consiguieron el cuerpo sin vida del joven.

El cadáver de Barahona fue localizado la tarde del viernes 4 de marzo en el patio de una vivienda en el sector El Jayo de Las Veritas, en la parroquia El Cují, ubicada en el norte de Barquisimeto, estado Lara.

El 23 de febrero, Deglis Barahona salió de su trabajo, en una empresa avícola, para Las Veritas. Se vería con su expareja Delmarys Susana Pineda Solano, de 32 años de edad.

Barahona sostuvo una relación con Delmarys por más de tres años. Ella es madre de una pequeña niña de 2 años de edad que padece leucemia y de una adolescente de 15 años. El joven, quien se consideraba un padre para la menor de las hijas de su expareja, acudió ese 23 de febrero a la casa de Delmarys para entregarle un dinero, pues la pequeña estaba enferma.

Ese día Barahona no retornó a su vivienda y esto para su familia era algo extraño, por lo que de inmediato se comunicaron con Delmarys y ella indicó que Deglis había ido a su casa pero que se había marchado ya. Sus familiares lo buscaron por todos lados, pero no dieron con él.

Al pasar las 48 horas desaparecido, en el Cicpc Subdelegación Barquisimeto recibieron la denuncia y entonces comenzó la investigación.

Funcionarios de la policía científica interrogaron en varias oportunidades a Delmarys porque Barahona iba con frecuencia a esa vivienda para llevarle la comida a la niña o simplemente para compartir con ella. Los detectives, además, entrevistaron a residentes de la zona, así como a familiares del joven, y todos los testimonios los llevaban a relacionar a Delmarys con los hechos, por lo que la mujer se convirtió en la principal sospechosa.

En la última entrevista ante los funcionarios se quebró y no pudo sostener más la mentira. Confesó que un joven identificado como Yoiker Daniel Vargas Rodríguez, de 19 años de edad, habría asesinado al trabajador agrícola porque pensaba que Barahona estaba enamorado de su novia, la adolescente de 15 años de edad.

Sobre Yoiker Daniel se conoció que es un funcionario del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), destacado en el estado Guárico, y esa semana estaba de permiso y se encontraba en la región larense.

Cómo sucedieron los hechos

Yoiker Daniel comenzó a sentir que a Deglis le gustaba su pareja y no quería que visitara más la casa, por lo que, en medio de un ataque de celos, discutió con el joven y lo asesinó.

Lo sometió y lo asfixió con una bolsa para torturarlo de esta forma, pero terminó estrangulándolo y, presuntamente, con ayuda de la mujer y la adolescente, picó algunas partes de su cuerpo, le adosaron cauchos para quemarlo y así desaparecer las evidencias. Luego lo enterraron.

Fue la misma mujer quien llevó a los funcionarios hasta donde habían enterrado a la víctima.

En el momento del hallazgo, ella fue detenida, pues tanto su yerno, el funcionario del Conas, como la adolescente estaban prófugos.

Para el domingo 6 de marzo la adolescente fue entregada a los funcionarios del Cicpc para que enfrentara los cargos por homicidio.

Tras más de 50 días de cometer el crimen, Yoiker Daniel continúa prófugo de la justicia y, según fuentes policiales, se encuentra en Colombia. Sus cooperadoras están detenidas.

Familiares de Deglis Barahona esperan que el caso no sea olvidado y que las autoridades venezolanas puedan capturar al castrense. Quieren que se haga justicia por el crimen cometido contra el joven trabajador que deja un hogar destrozado.

Deglis Barahona fue descrito por sus seres queridos como un joven independiente, quien a muy corta edad fue responsable con todos sus deberes. La víctima destinaba parte de su salario a llevar alimentos a la niña que crio con su expareja, pero también ayudaba económicamente a su madre.