Runrun.es: En defensa de tus derechos humanos

Inicio

Salud mental, otro derecho humano que se vulnera a diario en Venezuela

salud mental venezuela
Yakary Prado
Hace 9 meses
Caleidoscopio Humano denunció que en Venezuela no existen políticas públicas para atender la salud mental de la población
Los venezolanos con problemas de salud mental no tienen acceso a servicios médicos gratuitos de calidad. Y acudir a la salud privada se ha convertido en un lujo:  “Acceder a consultas psiquiátricas y medicamentos resulta imposible, cuando en los hogares priorizan la alimentación”, lamentan
Una docente universitaria comparte su testimonio de cómo es vivir con trastorno bipolar en Venezuela: “Cuando puedo comprarlas, me tomo las pastillas un día sí y dos días no. Mi psiquiatra dice que así no es efectiva, pero no puedo hacer más”

 

La organización Caleidoscopio Humano recordó este 10 de octubre que la salud mental en Venezuela “sigue un siendo un tabú” y otro de los derechos humanos universales que se vulnera a diario en el país. 

En una serie de mensajes compartidos a través de la red social X,  a propósito de la celebración este 10 de octubre del Día Mundial de la Salud Mental, recordaron que en Venezuela no existen políticas públicas suficientes para atender a la población que lo necesita. 

“La asignación presupuestaria del Ministerio de Salud, en la última versión que se conoce, fue de menos de 0.01 % del total”, precisaron.

Además, los venezolanos con problemas de salud mental no tienen acceso a servicios médicos gratuitos de calidad. Y acudir a la salud privada se ha convertido en un lujo que pocos pueden pagar. 

“La infraestructura nacional está muy deteriorada y las capacidades están cada vez más restringidas. Acceder a consultas psiquiátricas y medicamentos resulta imposible, cuando en los hogares priorizan la alimentación”, recalcaron. 

La Organización Panamericana de la Salud insiste en que todo el mundo debería tener derecho a vivir una vida con “dignidad, equidad, igualdad y respeto, y esto incluye a las personas con problemas de salud mental”. Pero advierte que en la Región de las Américas continúan persistiendo el “estigma, la discriminación y las violaciones de derechos humanos”.

“En muchos países de la Región, a menudo las personas con problemas de salud mental no tienen acceso a servicios de calidad, son sometidas a prácticas coercitivas, tratos inhumanos y, en algunos casos, abusos, incluso en entornos de atención de salud, donde deberían ser protegidas”, denuncian. 

Comer o medicarse

La encuesta Psicodata, que elaboró la Escuela de Psicología de la Universidad Católica Andrés Bello y cuyos resultados fueron presentados en marzo de 2023, abordó elementos relacionados con la vulnerabilidad psicosocial del venezolano.

 9 de cada 10 entrevistados dijo que siente preocupación por la situación del país. 4 de cada 10 reconoce que su ánimo cae con frecuencia por el contexto país. 42% también comentó que siente que lo que pasa en su vida está muy determinado por la gente que tiene poder y a 73% le entristece pensar en el futuro de Venezuela. 

Asimismo, el Observatorio de Universidades (OBU) resalta que el bienestar psicológico de los venezolanos se ha venido agravando por la crisis humanitaria.  Recordaron que en su encuesta Enobu2021, 46% de los docente expresaron estar frustrados por la “multidimensionalidad de las privaciones en las que viven”.

Agregaron que, en 2022, la #EnobuSalud arrojó como resultado que 6 de cada 10 universitarios de ciencias de la salud tiene dos o más síntomas de depresión. Además, el 12% de los estudiantes de pregrado reportó haber tenido ideación suicida.

*Maritza Gómez es profesora universitaria en Caracas y fue diagnosticada con trastorno bipolar hace 15 años.  Mensualmente, necesitaría invertir al menos $40 (a la tasa oficial del Banco Central de Venezuela para esta fecha) en medicamentos estabilizadores del ánimo,  para el insomnio y la ansiedad. 

Ni su sueldo como profesora universitaria asociada (poco más de Bs. 462 al mes, o $13) ni el bono de guerra económica que asigna mensualmente el gobierno (equivalente a $30) le permiten costear el tratamiento completo. Unas sobrinas que viven fuera del país la ayudan económicamente con su manutención, pero afirma que la mayor parte de la remesa que le envían la usa para pagar comida y pagar servicios.

Cuando puede, como según ella misma afirma, se compra las pastillas, y recurre a otras técnicas para que le duren más. 

“Me las tomo un día sí, y dos días no. Mi psiquiatra insiste en el que tratamiento así no es efectivo. Pero no puedo hacer más. O como, o me compro más pastillas. Por lo menos, ella acepta cobrarme solo una consulta al mes y el resto del seguimiento de mi caso lo hace por WhatsApp”, revela.

Maritza admite que esta inestabilidad en el tratamiento la mantiene también inestable a ella, con marcados cambios de humor y predominio de una sensación de tristeza y angustia permanente.

“Es mucha la diferencia en comparación a la época en la que podía cubrir mi tratamiento completo”, añade.

Debido al bajo poder adquisitivo del venezolanos, los tratamientos para atender problemas de salud mental en Venezuela son inasequibles. 

Recientemente, el monitoreo de medicamentos psiquiátricos que realiza la Fundación Rehabilitarte en el estado Zulia estimó que el tratamiento para el trastorno obsesivo compulsivo cuesta casi tres sueldos mínimos. 

El seguimiento de los precios de los psicofármacos, para el mes de mayo de 2023, indicó que el tratamiento mensual para una persona con trastorno obsesivo compulsivo cuesta $13.35 o Bs. 350,57.

La ONG destacaba que el sueldo mínimo se ubica en 5.4 dólares al cambio oficial, lo que constituye una vulneración hacia el acceso a la salud mental. 

El trastorno obsesivo compulsivo es un diagnóstico caracterizado por un patrón de pensamientos y miedos no deseados (obsesiones) y comportamientos repetitivos (compulsiones), que afectan las actividades diarias y causan un malestar significativo. 

La Fundación Rehabilitarte aclaró que cada caso es individual y no necesitará el mismo tratamiento, por lo que el costo para otras enfermedades o trastornos podría elevarse, si se agregan otras opciones terapéuticas según las necesidades de cada paciente.

Esta organización activó una línea gratuita de primeros auxilios psicológicos en Venezuela este 9 de octubre, que  funciona de lunes a sábado entre 8:00 am y 5:00 pm. Quienes necesitan atención pueden llamar al número telefónico +58 424-6115506.

 

*Se cambió el nombre real a petición de la entrevistada

Una base de datos de mujeres y personas no binarias con la que buscamos reolver el problema: la falta de diversidad de género en la vocería y fuentes autorizadas en los contenidos periodísticos.

IR A MUJERES REFERENTES