Yakary Prado, autor en Runrun

Yakary Prado

Llaman a impedir un ecocidio en El Ávila
Provea recordó que la ley de parques protege al pulmón vegetal caraqueño desde 1958
El Observatorio de Ecología Política denunció que desde hace un tiempo, se adelanta un proceso para privatizar «poco a poco» el parque y  permitir el usufructo de sus espacios por parte de empresarios 

 

Foto: Héctor Luis Fuentes (Tomada de @GianlucaCoccon1)

 

En horas de la noche del 20 de octubre, el tópico «Ávila» se posicionó como una de las tendencias más comentadas en Venezuela en la red social Twitter.

Un anuncio de Nicolás Maduro activó la conversación virtual.  El dirigente oficialista reveló que autorizaría la construcción de una ciudad comunal en el emblemático pulmón vegetal de los caraqueños.

«Una vez que aprueben la ley, promulgaré con mi firma de jefe de Estado la ley de ciudades comunales y constituiré en el Waraira Repano la primera ciudad comunal
del país, de la historia de Venezuela acá mismo, en el Waraira Repano, así que a trabajar mucho, a producir mucho, a organizarse mejor», anunció Maduro durante una reunión con miembros de la fuerza comunal de Caracas. 

 

Las alarmas se encendieron enseguida. Ciudadanos y activistas rechazaron la propuesta que afectaría al patrimonio natural de Venezuela. 

El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) llamó a impedir lo que tildaron de «ecocidio» e instó a los caraqueños a evitar que la medida se concreta. 

«El Ávila es un parque nacional El Ávila es un pulmón para Caracas El Ávila es un patrimonio natural de Venezuela. Anunciar una «ciudad comunal» para El Ávila solo traerá más destrucción. La ley de parques nacionales lo protege desde 1958. No permitamos un ecocidio en El Ávila», escribieron en su perfil en Twitter. 

La intervención del Ávila es de vieja data

El Observatorio de Ecología Política de Venezuela (OEP) advirtió sobre la «grave» degradación de la montaña, debido a actividades «ilegales» que vienen ejecutándose,

En un artículo publicado en su sitio web, expresaron su preocupación por las implicaciones socioambientales que traerá consigo el establecimiento de una ciudad comunal en el Ávila.

Señalan que esto se sumaría a otras actividades que ya violentan el reglamento de uso de este parque nacional «ante la mirada cómplice de Inparques».

Entre ellas, citan el «uso de bicicletas y la promoción de carreras y deforestaciones, la realización de fiestas en el Hotel Humboldt,  la deposición de las aguas servidas directamente en la montaña; así como la violación a los terrenos de los cultivadores de Galipán de forma arbitraria para construir carreteras, teleféricos, mansiones y otras edificaciones de gran tamaño. El peor de los casos, el permitir el uso de glifosato y otros agrotóxicos sobre los terrenos».

Sobre Galipán,  sitio donde Maduro apuntó el ojo para construir la primera ciudad comunal del país, indicaron que es el punto de la montaña con más problemas ambientales.

«Se quiere crear una figura jurídica que se pretende superponer a la del Parque Nacional, a su PORU (Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso) y todas las medidas protectoras que no pueden retrotraerse, por principio constitucional y del derecho, a un estado de menor protección y de mayor daño para el ecosistema allí existente. Pues, más allá de la jerigonza jurídico-política, las contradicciones existentes, o lo nada comunal que tendrán las llamadas ciudades comunales que no podemos discutir en este momento, el problema fundamental es la violación a la protección del principal pulmón de la región capital y un atentado a la vida del principal bosque nublado tropical», denuncian.

Destacaron además que hace unos meses, Inparques promovió una consulta para reformar el Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso (PORU)  de Él Ávila con la intención de permitir actividades «nocivas y peligrosas para el ecosistema local».

En tal sentido, según recordaron en otra publicación, el 27 de abril se habría celebrado una mesa de trabajo de Inparques vía Zoom en la que se expuso a la directiva de dicha institución sobre los cambios planteados, «que van sí o sí», según denunciaba el Observatorio de Ecología Política de Venezuela.

Estas modificaciones, anticipaban entonces, se enmarcaban en un modelo  “económicamente sustentable” , que apuntaría «a la privatización poco a poco del parque y el usufructo de sus espacios por empresarios para generar ingresos».

Por tal motivo, consideran que el anuncio de la instalación de la ciudad comunal es otro eslabón más para concretar la privatización de El Ávila. 

«Esto parece estar alineado a un plan sistemático de revertir la protección establecida por el Parque Nacional, para convertir sus espacios en zonas de usufructo económico a todo trance. Violando todo principio constitucional, ambiental e, incluso, el sentido común», reclaman.

Por último, enfatizaron que construir una ciudad comunal en El Ávila constituye un  «ataque frontal» a la montaña y  una «guerra declarada» a la protección del principal espacio verde de los caraqueños».

«Y nos advierte que ni los parques nacionales están a salvo de la depredación extractivista, pero además, si esto es tan cerca en Caracas y en una montaña tan querida y defendida por los ciudadanos, ¿qué queda para los demás espacios, protegidos o no, que no tienen tanto arraigo en el sentimiento popular?», se preguntan. 

El Observatorio de Ecología Política de Venezuela convocó a un tuitazo en defensa de El Ávila este jueves 21 de octubre, a las 7:00 de la noche. 

España acuerda extraditar a EEUU al Pollo Carvajal
Carvajal fue detenido el pasado 9 de septiembre y, desde entonces, libró una ofensiva legal para evitar ser extraditado
En 2020, la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York lo acusó por conspiración para cometer narcoterrorismo, conspiración para importar cocaína y cargos relacionados con armas de fuego

Este 20 de octubre, la Audiencia Nacional de España acordó hacer efectiva la entrega a a Estados Unidos (EEUU) del exgeneral venezolano Hugo Armando Carvajal, conocido como el «Pollo Carvajal».

Una vez que adquirió firmeza la denegación de asilo en vía administrativa se acordó esta medida. La sección tercera de lo Penal decidió que Carvajal quede a disposición de la Unidad de Cooperación Policial Internacional que debe materializar la entrega.

Esta instancia también librará oficio a la Subdirección General de Cooperación Jurídica Internacional, así como al director del centro penitenciario en el que se encuentra el reclamado.

El pasado 19 de octubre, la Oficina de Asilo y Refugio de España rechazó el recurso del exgeneral chavista contra la desestimación de su solicitud de asilo, lo que anticipaba que su extradición estaba muy cerca.

La aprobación de extraditar al «Pollo Carvajal» se produce a cinco días de que Cabo Verde extraditara a EEUU a Álex Saab, empresario colombiano señalado como testaferro de Nicolás Maduro. 

Lo que le espera en EEUU

A Carvajal lo detuvieron el pasado 9 septiembre en la ciudad de Madrid. Su paradero era desconocido desde noviembre de 2019.

El Departamento de Estado de Estados Unidos había ofrecido una recompensa de diez millones de dólares por la captura de Carvajal.  En un comunicado de la institución,  destacaban que el «Pollo Carvajal» tenía  varias causas abiertas por el Departamento de Justicia «por su papel en el narcotráfico internacional». 

«Mientras ocupó posiciones clave en el régimen de Maduro, este individuo violó la confianza pública al facilitar envíos de narcóticos desde Venezuela», reseñaban. 

Carvajal presidió labores de inteligencia militar por espacio de ocho años durante los gobiernos de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro.

Los hechos por los que lo acusa EEUU se produjeron entre 1999 y 2019, «cuando presuntamente pertenecía al llamado ‘Cártel de los Soles’, dedicado al transporte de cargamentos de droga».

En marzo de 2020, la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York lo acusó por» conspiración para cometer narcoterrorismo, conspiración para importar cocaína y cargos relacionados con armas de fuego». Posteriormente, el Consejo de Ministros de España aprobó entregar a EEUU al exgeneral venezolano.  

 

Llamado a clases presenciales y flexibilización coinciden con el peor momento de la pandemia
El infectólogo Julio Castro opinó que las disposiciones oficiales nunca han sido coherentes con lo que pasa con la epidemia y advierte que la tendencia alcista de casos se mantendrá
Las proyecciones indican que el mes de octubre podría cerrar con más casos nuevos de COVID-19 que septiembre

 

Venezuela atraviesa el «peor momento de la pandemia» desde sus inicios en marzo de 2020 a juicio del médico infectólogo Julio Castro.

Aún así, el gobierno anunció que habrá una flexibilización ampliada desde el 1 de noviembre hasta el 31 de diciembre y ratificó el llamado a clases presenciales a partir del 25 de octubre.

Según Castro, estos anuncios demostrarían la «incoherencia» en el manejo de la pandemia desde las esferas oficiales. 

«La normativa oficial nunca ha sido coherente con lo que pasa con la epidemia En mayo de 2020 liberaron la cuarentena cuando empezaron a subir los casos, lo repitieron en diciembre de ese año y ahora vamos de nuevo. Los ciudadanos comunes no sabemos en base a qué criterio están decidiendo, porque no tiene que ver con los casos. Lo que yo he aprendido es que predecir qué va a pasar la semana que viene es muy difícil.  La tendencia ha sido alcista y la presencia de la variante delta en región central y capital, que posiblemente  tomará el comando en las otras regiones, no me hace ser positivo sobre la disminución de casos», declaró Castro en entrevista concedida a la periodista Shirley Varnagy el pasado 18 de octubre. 

 

 

 

De acuerdo con los registros oficiales, en los primeros 17 días del mes de octubre se confirmaron 23.794 casos.  El 13 de octubre fue el día con más nuevas infecciones reportadas de la tercera semana del mes, con 1,441. 

 

El número promedio de contagios diarios hasta el 18 de octubre se ubicaba en 1.342, esto de acuerdo con el repositorio de datos virtual operado por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de las Universidad Johns Hopkins. 

Las proyecciones indican que este mes superará a septiembre en cantidad de contagiados. 

Partiendo del punto de que ese promedio de casos diarios se mantenga hasta finales de octubre, se totalizarían otros 16.104 nuevos casos en lo que resta de mes que, sumados a los 23.794 contagios registrados hasta los momentos según el conteo oficial, pondrían cifras cercanas a los 40.000 nuevos casos reportados cuando finalice el mes diez del año. (en concreto, 39.898).

Escuelas abiertas pero vigilantes

En un foro radial en el que se analizó la situación del regreso a clases, Lila Vega, médico pediatra y miembro de la Red de Madres, Padres y Representantes, comentó que las escuelas deberían estar abiertas, pero siempre preparadas para cerrar de acuerdo con la situación epidemiológica local.

«Nuestros niños necesitan ir a la escuela, no es un servicio accesorio. Deben estar abiertas y, de manera responsable y segura, cerrar cuando sea necesario (…) Cada evaluación debe hacerse desde cada escuela y tomar la decisión. Para que funcione, se necesita compromiso de la escuela y de toda la comunidad educativa, organización y voluntariado», opinó.

Recalcó que para evitar brotes de COVID-19 en los centros de educación es indispensable garantizar que «no haya contacto entre las distintas burbujas».

«Hay que limitar el número de contactos que tiene cada niño y cada persona de la escuela. Debe haber un equipo de vigilancia (…) El mérito no será que una escuela nunca tenga un caso, sino identificarlo rápidamente, así como a sus contactos, mandarlos a cuarentena y cortar la cadena de transmisión. Hay que abrirlas cuando cada escuela tenga un protocolo capaz de implementar», remarcó. 

Por su parte, Castro consideró que no hay una manera de controlar perfectamente la epidemia. Por la misma razón, es muy difícil prever que no se registren contagios de covid-19 en las escuelas.

«Habrá casos, seguro que los habrá, lo importante es que lo identifiquemos inmediato, tengamos manual de procedimientos y se hagan definiciones. La escuela debe describir cómo va a operar en esa situación cuando un niño o maestro estén positivos», dijo.

También, cree que se debe entender que las realidades entre centros ubicados incluso en una misma ciudad son muy distintas

«La realidad de un colegio privado en Caracas es muy distinta a la de un liceo por un tema de densidad poblacional. Las realidades son muy diferentes y, al tomar esas decisiones públicas sanitarias, debes tomar en cuentas ambos polos. Algunas escuelas podrán tener distanciamiento sin problema porque tienen menos niños y aulas ventiladas, pero algunos no tendrán casi nada por la situación de la dinámica social», alertó.

Venezuela entre los tres países con peor velocidad de internet móvil
Venezuela está entre los tres países con peor velocidad de internet en telefonía móvil, con 7.68 Mbps, según el más reciente reporte de Speedtest
En esta categoría, solo tienen velocidad más pobre que la nuestra países como Palestina (7.57 Mbps) y Afganistán (7.27)

De acuerdo con el ranking mundial de la herramienta Speedtest, Venezuela ocupa el 131 de 181 países en lo que respecta a la velocidad de internet de banda ancha fija. 

Este informe es una clasificación mensual que hace Speedtest -aplicación de análisis de transmisión de datos que mide la velocidad de carga y descarga de la red- sobre las velocidades de banda ancha fija y móvil en todo el mundo.

En la última medición de Speedtest, nuestro país superó a Guatemala en velocidad de las conexiones de banda ancha fija, con 23,92 Mbps.

Los países con mejor desempeño en este renglón son Mónaco (261.81 Mbps),  Singapur (255.83 Mbps), Hong Kong y (254.70), Rumanía (232.17) y Suiza (229.96).  En lo que respecta a América, el mejor posicionado es Chile, con 217.60 Mbps.

Detrás de Venezuela, se encuentran países como Gautemala, Sahara Occidental, Congo, Micronesia, Gabón, Irán, Antigua y Barbudas, Mali, Fiji, Togo, Myanmar, Haití, Tanzania, Namibia, Kenia, Somalia, Dijibouti, Líbano, Zimbabue, Nigeria, Zambia, Benín, Vanuatu, Libia, Surinam, Angola, Etiopía, Camerún, Paquistán, Papúa Nueva Guinea, Sierra Leona, Uganda, Siria, Malaui, Suazilandia, Gambia, Níger, Mauritania, Botsuana, Burundi, Túnez, Argelia, Mozambique, Guinea, Afganistán, Guinea Ecuatorial, Sudán, Yemen, Turkmenistán y Cuba. 

Por otra parte, este reporte también ubica a Venezuela está entre los tres países con peor velocidad de internet en telefonía móvil, con 7.68 Mbps. 

En esta categoría, solo tienen velocidad más pobre que la de nuestra naciones como Palestina (7.57 Mbps) y Afganistán (7.27).

 

Internet limitado por pocos recursos y fallas de servicios

La Organización Venezuela Inteligente llamaba la atención hace unos días sobre el hecho de que en Venezuela han entrado al mercado nuevos proveedores de internet, pero pocas personas tienen la capacidad económica para pagar por esos servicios.

Por otra parte, señalaban que las fallas de infraestructura e interrupciones en la conexión ha empeorado la libertad de internet en Venezuela.

El pasado mes de septiembre,  la organización Freedom House advirtió sobre la poca libertad de internet en Venezuela en su informe anual.

En este documento, nuestro país ocupó el puesto 28 de 100, siendo 100 el país que tiene más libertad en internet. 

Freedom House encontró que  los principales obstáculos para el acceso a internet en Venezuela son los constantes apagones de luz y la conexión deficiente de los usuarios. 

Pero los apagones y la conexión deficiente no son lo único que limita a los venezolanos de tener acceso a internet. La organización también destacó que la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela impide a la mayoría de la población satisfacer sus necesidades básicas.

La crisis económica ha afectado la capacidad de los venezolanos para pagar los servicios y dispositivos de internet, que según Freedom House, «siguen siendo insaequibles para la mayoría de los venezolanos».

La organización explicó que aunque las tarifas de CANTV, de propiedad estatal, son las menos costosas, siguen siendo inaccesibles para la mayoría. Los planes van desde $1 por mes por un servicio de 2 Mbps a $14 por mes por un servicio de 22 Mbps.

Esto excede la capacidad de una persona que gana salario mínimo, el cual se situó en en 7 millones de bolívares ($ 2,54) el mes de mayo de 2021.

Y aunque hay proveedores privados, el Estado domina el mercado de las tecnologías de la información y las comunicaciones. 

Según el informe, empresas más pequeñas han podido ingresar al mercado, con 22 nuevos proveedores ingresando entre enero y mayo de 2021. Sin embargo, algunos de ellos fueron suspendidos por incumplimiento de las regulaciones de Conatel.

No soy suicida, por si acaso me asesinan y otras perlas de Álex Saab en reciente carta
El empresario colombiano extraditado a EEUU envió una carta a su esposa, que leyeron durante un acto en la Plaza Bolívar
En la misiva, Saab ratifica que no cooperará con EEUU y advierte que no tiene intenciones suicidas

 

Camila Fabri, esposa del empresario colombiano Álex Saab, leyó este domingo una carta enviada por su pareja, en la que ratifica que no cooperará con la justicia estadounidense y advierte que no tiene intenciones suicidas. 

La esposa de Saab declaró en un acto de desagravio organizado por el chavismo el pasado 17 de octubre en la Plaza Bolívar, un día después de que el señalado como testaferro de Nicolás Maduro fuese extraditado a EEUU.

A continuación, las frases más destacadas de la misiva que envió Álex Saab.

No cooperará con el imperio

«Deseo dejar claro que no tengo nada que colaborar con Estados Unidos. Que no he cometido ningún delito, ni en Estados Unidos, ni en ningún país. Que no pienso mentir para favorecer a Estados Unidos (…) un país que mantiene un bloqueo inhumano contra Venezuela, y al que le quiere robar sus riquezas».

Descarta posibilidad de suicidio

«Declaro que estoy en pleno uso de mi razón, que no soy suicida, por si acaso me asesinan y dicen que me suicidé, algo que nunca haría. Amo a mi esposa Camila y a mis hijos más que mi propia vida. Les pido sean fuerte y mantengan siempre unidos, unidos siempre venceremos. Tengan siempre fe en Dios».

Señalamiento a EEUU y a la oposición

En la carta, Saab también responsabilizó al régimen de Estados Unidos y «a la oposición extremista del gobierno de Narnia por mi integridad, por mi vida en la prisión a la que me llevan».

Denuncia torturas

«Fui torturado física y piscológicamente por Estados Unidos y Cabo Verde con la anuencia del gobierno de Trump. y miembros del gobierno de Cabo Verde como el ministro Blandin; y el primer ministro Ulisses Correia e Silva; Carlos Reyes, jefe de seguridad; Paulo Rocha, ministro de Interior y el director de la prisión, el señor Correia».

«Siempre estuve encerrado»

«La prisión domiciliaria fue una farsa, ya que siempre permanecí encerrado, igual que en prisión y vigilado las 24 horas del día por un promedio de 50 militares que eran los que manejaban la llave de la casa, en la cual no tenía ni privacidad ni acceso a teléfono o cartas. Todo lo debía hacer a través de un solo abogado el doctor Pinto Montero que fue el único autorizado a entrar a visitarme».

Defiende su condición de «diplomático»

«Me secuestraron sin orden de arresto como lo exige la ley en Cabo verde. Sin orden de Interpol, en un país que no tiene tratado de extradición con Estados Unidos. Hicieron caso omiso de mi inmunidad diplomática, que incluso fue reclamado por Venezuela de inmediato».

Extradición «inconstitucional»

«La corte constitucional ha decidido violar 12 puntos constitucionales que eran imposibles de violar y han autorizado mi extradición».

«Escudo humano» para Maduro

Llamó a los chavistas a rodear con «escudo humano a nuestro Presidente y a nuestro gobierno. No nos permitamos ser derrotados. Nunca volverán».

Vacunación contra la covid-19 en niños venezolanos debe estar basada en ciencia y no en política
La Academia Nacional de Medicina desaconseja usar el prototipo cubano Abdala y recuerda que en Venezuela están disponibles las vacunas chinas de virus inactivado (Sinovac y Sinopharm) que se están empleando en niños latinoamericanos.

@MrsYaky

La vacunación contra el coronavirus en niños y adolescentes es un tema que no ha estado exento de polémicas en el mundo. La conveniencia o no de inmunizar a un sector de la población que, estadísticamente, es el menos afectado por las complicaciones del COVID-19,  y en el que se reportan pocos estudios sobre seguridad y efecto de las vacunas ha sido objeto de intenso debate. 

En muchos países occidentales no se ha dado el paso hasta no conocer qué tan segura o efectivas son las vacunas, sobre todo en menores de 12 años.

En Venezuela y en más de una ocasión, Nicolás Maduro ha mencionado que autorizará la vacunación contra en covid-19 en niños y adolescentes y que este proceso de inmunización en menores se pondría en marcha a partir del mes de octubre.

«Tendremos vacunas para todos los niños, niñas y adolescentes. Vacunas ya probadas, porque nosotros en octubre vamos a clases presenciales y estamos tomando todas las medidas», pronunció el mandatario en una alocución del 31 de agosto.

La Academia Nacional de Medicina difundió el pasado 11 de octubre una serie de consideraciones sobre la necesidad de basar «en ciencia y no en política» la vacunación contra el coronavirus en los grupos menores de edad en el país.

Especificaron que la vacunación en niños y adolescentes persigue dos objetivos: protegerlos de la infección y enfermedad (aunque ellos con frecuencia solo sufren de infecciones asintomáticas o de poca gravedad) y evitar que se conviertan en propagadores del virus y que infecten a miembros de su familia o comunidad. 

En Runrunes quisimos poner la lupa sobre la evidencia científica acerca de la vacunación contra el coronavirus en menores y las alternativas disponibles en Venezuela.  A continuación, algunas preguntas comunes sobre el tema. 

¿Cuál es el mejor momento para vacunar a los niños y adolescentes contra el coronavirus?

¿En qué momento debería vacunarse los niños en el contexto epidemiológico del COVID-19?

Según el presidente de la Sociedad Venezolana de Infectología, Manuel  Enrique Figuera, hay que partir de una premisa básica: la enfermedad por la infección del coronavirus afecta de manera más severa a personas mayores de 60 años o con distintos problemas de salud.

“Afortunadamente, la infección en los niños es raro que genere consecuencias como hospitalizaciones e infecciones. Desde el punto de vista de vulnerabilidad a la enfermedad, los adultos pueden tener una infección más severa y mayor chance de enfermarse, complicarse y, eventualmente, morir, sobre todo los adultos mayores. Entonces, ellos son los prioritarios en vacunar. Desde el punto de vista poblacional, los niños son el último grupo etario que debería ser vacunado”, explicó Figuera.

Comentó que los países que han basado sus vacunaciones en este criterio procedieron a vacunar primero a los más expuestos (profesionales de la salud en todas las áreas) o a los que tienen mayor riesgo de complicación (mayores de 60 años, pacientes con enfermedades crónicas, diabetes, obesidad y enfermedades cardíacas).

“Después de que un país haya alcanzado una alta cobertura de vacunación es que se debe empezar a vacunar eventualmente a adolescentes y, finalmente a los niños, es lo que han hecho los países que han hecho bien las cosas”, recalcó Figuera.

Por lo mismo consideró que, además de evaluar con qué fármaco se debe vacunar a los menores en el país, es importante destacar que aún no es el momento de hacerlo, cuando hay millones de adultos mayores y profesionales con riesgo a contraer el coronavirus por su ocupación que no han sido vacunados.

“Planificar vacunar a niños cuando todavía tenemos un alto porcentaje de población adulta y en riesgo sin vacuna es algo inadecuado desde el punto de vista científico y lamentablemente cae en el ámbito de una promesa política”, subrayó.

De acuerdo con los datos de la Organización Panamericana de la Salud, hasta el 15 de octubre, en Venezuela solo 6.190.629 millones de personas habían completado su esquema de dos dosis de vacunas. La información se puede consultar haciendo clic acá

¿Cuáles vacunas contra el coronavirus han sido estudiadas hasta ahora en niños y adolescentes?

En junio de 2021, un ensayo desarrollado en China y publicado en The Lancet reveló que la administración de dos dosis de la vacuna CoronaVac (desarrollada por Sinovac) era “segura” en niños y adolescentes de entre 3 y 17 años y provocaba una fuerte respuesta inmunológica.

Esa prueba fue realizada en tan solo 550 menores. Según los investigadores, las reacciones más adversas fueron “suaves o moderadas” y el síntoma más común que notificaban los participantes era el dolor en el sitio de la inyección.

En Chile, país que recomendó usar esta vacuna en menores entre 6 y 11 años, aseguraron que se sustentaron en un reporte “muy grande” de más de 40 millones de niños en China entre 3 y 17 años que habían sido vacunados con este fármaco y que notificaron efectos secundarios muy leves. 

Por su parte, en mayo de 2021, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de la vacuna de Pfizer en niños de 12 a 15 años, con lo que se convirtió en la primera vacuna anticovid en Estados Unidos que fue aprobada para uso en adolescentes.  Previamente, se había aprobado el uso en personas de 16 años y mayores.

Mientras que el 20 de septiembre pasado, la farmaceútica Pfizer dijo que su vacuna era segura para niños de 5 a 11 años. Tras probar una dosis más baja (alrededor de un tercio de la vacuna regular en niños de 5 a 11 años) y en un estudio en el que evaluaron a 2.258 participantes encontraron que, después de la segunda inyección, los niveles de anticuerpos fueron comparables a los de las dosis regulares para adolescentes y adultos jóvenes”.

El laboratorio asegura que la dosis reducida también fue segura en estas edades y que sus efectos secundarios temporales (como molestias en el brazo, fiebre o dolor) fueron “similares o menores a los de los adolescentes”. Por lo pronto, no ha sido aún autorizada por la FDA para su uso en esas edades.

Por otra parte, y desde el mes de julio de 2021, la Agencia Europea del Medicamento recomendó la vacunación con la inyección de Moderna en menores de 12 y 17 años, tras un estudio que involucró a 3.732 personas de los cuales 2.163 recibieron la vacuna.

De acuerdo con este estudio, ningún joven de los evaluados desarrolló la covid-19 y la respuesta en anticuerpos fue comparable “a la observada en adultos jóvenes de 18 a 25 años”.

En lo que respecta a la vacuna china de Sinopharm, el laboratorio reveló el pasado 25 de septiembre que su vacuna Vero Cell era “segura y bien tolerada” en los menores de entre 3 a 17 años.

Este ensayo clínico (aleatorio y doble ciego, fase I y II) se realizó entre el 14 de agosto y el 24 de septiembre de 2020 en el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Liangyuan y fue publicado en The Lancet.

La muestra estudiada fue de 288 niños y adolescentes para fase 1 y 720 niños y adolescentes para la dos. Todos recibieron tres dosis: la segunda, a los 28 días de la primera, y la tercera a los 28 días de la segunda.

El único evento adverso que se reportó en esta prueba fue en el grupo de niños entre 6 y 12 años. El menor era alérgico a varios alimentos y por eso, como recomendación, los investigadores sugirieron prestar atención a niños con antecedentes de alergia antes de inyectarles esta vacuna.

Cabe destacar que, actualmente, están en proceso un par ensayos clínicos de la vacuna de Moderna para niños de 6 a 11 años, así como otro del antígeno de Johnson & Johnson, un ensayo en fase 3 en el que se prueba la vacuna en menores de 12 a 17 años.

¿Qué vacunas contra el coronavirus se están utilizando en niños y adolescentes?

El doctor Manuel Enrique Figuera mencionó que en países como Chile, que tienen a más del 70% de su población adulta totalmente vacunada, tomaron la decisión de empezar a vacunar a los adolescentes con el inmunizante de Pfizer.

“Pero ellos empezaron a vacunar recientemente entre a los niños entre 6 y 11 años con la vacuna de Sinovac porque hay un estudio que se publicó en The Lancet, fase I y II, que demuestra que esta vacuna es segura y eficaz en esas edades. Adicionalmente, recogieron información sobre vacunas de virus inactivada en China, no solo la de, Sinovac sino también la de Sinopharm, y los datos preliminares de los estudios en China han demostrado eficacia y seguridad. En base a esos datos, Chile y Argentina han empezado a vacunar a los niños, pero hay que entender que en esos países hay un alto porcentaje de la población vacunada”, detalló Figuera.

 

El médico comentó que la razón por la que los estudios de la vacunación anticovid en menores se dejaron para una fase posterior de investigación es porque en estas edades hay menor riesgo de complicarse con coronavirus.

No obstante, consideró importante que estos fármacos inmunizantes sean estudiados en ese grupo, “porque los adolescentes y niños no son adultos pequeños y no se puede extrapolar la eficacia y seguridad de los adultos en los niños, se tiene que estudiar”.

En ese sentido, precisó que la vacuna de Pfizer no se usa en menores de 11 años porque aún sus estudios no han aportado suficiente información en materia de eficacia y seguridad, sobre todo en cuanto al aspecto de seguridad.

“Con Pfizer se ha visto que en jóvenes y adolescentes ha habido un riesgo de miocarditis o inflamación del corazón en adolescentes vacunados y en 5 por cada millón de vacunados, a veces un poco más, y eso ocurre en población joven. En niños ese riesgo quizá no sea aceptable porque la posibilidad de complicación con covid-19 es mucho más rara. En los niños hay que buscar garantizar con mayor énfasis una vacuna que sea segura y, por supuesto, eficaz”, enfatizó el titular de la SVI.

Entonces, ¿qué vacunas contra el coronavirus se están usando en niños menores de 11 años? Las vacunas de virus inactivados, las chinas desarrolladas por las compañías Sinopharm y Sinovac, ambas disponibles en Venezuela (la primera desde el comienzo del plan de vacunación y la segunda que está siendo recientemente introducida a través del sistema Covax).

Un punto a favor de este tipo de vacunas en menores es que están hechas a base de una tecnología conocida: la de virus inactivados, similar a la tecnología de otras vacunas que se usan ampliamente en menores, como las de la poliomielitis o el sarampión.

“En China hay millones de niños que se han vacunado, incluso, hay data recolectada de más de 40 millones de niños vacunados y Chile fue de los primeros países en el continente que tomó la decisión de vacunarlos con base a un estudio en The Lancet, donde se evaluó seguridad y eficacia de esta vacuna (la de Sinovac). En Argentina también tomaron la decisión de vacunar con Sinopharm bajo cierta data de estudios en desarrollo. Cada país puede tomar la decisión autónoma de aplicar cierto tipo de vacuna, pero es importante que la vacuna tenga un aval científico y que sean decisiones basadas en científica y no política”, acotó Figuera.

Otro país latinoamericano que anunció que vacunaría a sus niños de 6 a 11 años con Sinovac fue Ecuador. El pasado 13 de octubre, las autoridades dijeron además que los menores de cinco años recibirán la vacuna de Pfizer. 

¿Es ético vacunar a niños venezolanos con Abdala?

Aunque Maduro no ha precisado qué vacuna utilizaría para inmunizar a este sector de la población, en una alocución del mes de julio mencionó que en Cuba estaban probando en menores el candidato a vacuna Abdala, desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, y sugirió que ese podría ser el fármaco a emplear en Venezuela.

En un acto con estudiantes oficialistas celebrado el mes siete del año, Maduro mencionó: “Cuba empezó el ensayo con la vacuna Abdala entre niños de 3 años hasta jóvenes de 16 años. Es bien probable que para octubre el ensayo clínico esté completo. Y es probable que podamos empezar a vacunar a los muchachos de las escuelas y los liceos. Vamos a empezar a avanzar en un plan perfecto”, comentó en esa oportunidad.

En torno a esta posibilidad, Figuera ratificó que tanto Abdala como el otro candidato a vacuna cubano (Soberana II) solo han sido estudiados en Cuba y los resultados de esas investigaciones no han sido publicados en revistas científicas, a diferencia de lo que pasa con otras vacunas, como Sinovac, que publicaron recientemente sus estudios en niños.

“Con Abdala no tenemos ni información de estudios en adultos. No tenemos respaldo científico de lo que han hecho, ni han sido revisados por expertos de otros países que den aval lo que ellos dicen. Es una plataforma de vacuna que no es conocida en general y cuya eficacia puede ser cuestionable, igual que su seguridad. Utilizar Abdala y Soberana II de manera amplia es inadecuado y puede violar principios éticos que son relevantes. Lamentablemente, muchos países como Nicaragua están colocando la vacuna más que por respaldo científico, por político. En Venezuela las sociedades científicas no estamos de acuerdo con aplicación de candidatos de vacunas y más cuando hay un montón de alternativas con buen respaldo científico que son usadas en países”, declaró.

“El temor de la población es totalmente válido, ningún ente científico, ni la Academia Nacional de Medicina está dando respaldo a lo que pudiera ser una promesa política. Hay que buscar respaldo científico a decisiones relacionadas con salud”, acotó.

Justamente la Academia Nacional de Medicina emitió un comunicado el pasado 11 de octubre, en el que recordaba que en Venezuela había dos vacunas de virus inactivados disponibles (las chinas de Sinovac y Sinopharm), ambas aprobadas por la OMS, y que se están empleando en niños latinoamericanos.

«A pesar de que la vacuna Sinovac y Sinopharm se encuentran en Venezuela, sorprende el anuncio del gobierno de iniciar en niños la vacunación con el prototipo conocido como Abdala, que aunque también está siendo aplicado a niños en Cuba desde el mes de septiembre, lo hacen como un ensayo clínico y todavía no ha recibido la autorización para uso de emergencia en la población infantil», explicaba la ANM, al tiempo de manifestar su preocupación por pretender emplear en niños y adolescentes un producto del cual no se tiene información científica sobre eficacia, seguridad y que no ha sido aprobado ni por la OMS ni por ninguna agencia regulatoria internacional. 

El infectólogo venezolano Manuel Enrique Figuera recordó que el COVID-19 es un tema sanitario y que debería ser abordado desde esa perspectiva, ya que involucrar elementos políticos en el enfoque puede traer consecuencias negativas.

“Lo ideal sería que se convocara a los expertos, a los que más saben en infectología, vacunología, epidemiología, a las academias y sociedades científicas para buscar un consenso y, con base a la evidencia científica del momento, se tomaran las decisiones”, consideró Figuera.

En conclusión, ¿es un momento adecuado para vacunar contra el coronavirus a los niños en Venezuela?

A juicio del especialista consultado, no es momento de pensar en vacunar a niños venezolanos contra el coronavirus.

“Aún faltan muchos adultos mayores, falta mucho personal de salud, educativo, que también son prioritarios, porque si ellos se enferman tienen mayor riesgo de vacunación de complicarse que un adolescente, niño o niña”, opinó el experto.

Recalcó que incluso si se tomara la decisión de vacunar con Sinovac o Sinopharm, sería inadecuado, porque “estaríamos dejando de vacunar a adultos mayores que tienen mucho mas riesgo”.

Sobre este tema tan debatido, el médico recomendó establecer mesas de trabajo entre científicos y las autoridades para establecer los lineamientos sobre el abordaje del covid-19 y todos sus elementos, incluyendo la vacunación. Esto se ha pedido desde el principio de la pandemia.

“Prometer vacunar a niños cae en el terreno de la promesa política, que es inadecuada desde el punto de vista técnico y científico, dada la circunstancia actual de vacunación en Venezuela, del problema de covid-19 y de la poca información que se tiene en cuanto a la vacunación en esta población pediátrica”, sumó.

Misión de la ONU pide aplicar el Protocolo de Minnesota en la investigación de la muerte de Baduel
La Misión exigió además al gobierno venezolano cesen «de inmediato» las «infracciones al debido proceso y las violaciones de los derechos humanos» como aquellas documentadas en el caso del general fallecido y en otros casos incluidos en los informes 2020 y 2021 de la Misión.

 

En un comunicado emitido el pasado 14 de octubre, la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos sobre la República Bolivariana de Venezuela expresó su «profundo pesar» por el fallecimiento del general Raúl Isaías Baduel.

El fiscal del régimen de Maduro, Tarek William Saab, anunció la muerte de Baduel bajo custodia del Estado y dijo que se había producido como consecuencia de complicaciones del COVID-19.

La Misión de Hechos recordó que en su más reciente informe de 2021, se refirió a las «demoras e irregularidades incurridas en la causa penal que se seguía contra el general Baduel».

Recordaron que fue detenido en marzo de 2017 bajo cargos de traición a la patria e incitación a la rebelión, un día antes de ser liberado tras cumplir una condena penal anterior.

«Su familia y sus representantes legales no supieron de su paradero durante un periodo de 23 días en 2020. En el momento de su muerte, más de cuatro años después de la detención, todavía estaba pendiente de juicio», añadieron en el texto.

En ese sentido, la Misión instó a las autoridades venezolanas a adelantar una «investigación exhaustiva, transparente e independientsobre la causa de la muerte y que compartan los resultados con la familia del General Baduel, «en cumplimiento del deber del Estado de garantizar el derecho a la verdad y siguiendo el Protocolo de Minnesota».

Por otra parte, exigieron que cesen «de inmediato» las «infracciones al debido proceso y las violaciones de los derechos humanos» como aquellas documentadas en el caso del general Baduel y en otros casos incluidos en los informes 2020 y 2021 de la Misión.

«La Misión reitera su recomendación de que el Gobierno lleve a cabo un análisis judicial de la legalidad de las detenciones en los casos a los que se refieren los informes de la Misión y libere inmediatamente a todas las personas que hayan sido detenidas arbitrariamente», concluyen. 

¿Qué dice el Protocolo de Minnesota?

Gonzalo Himiob, vicepresidente del Foro Penal, explicó que según el Protocolo de Minnesota, que regula las pautas internacionales de investigación, una muerte se considera potencialmente ilícita si sobrevino «cuando la persona estaba detenida, o se encontraba bajo custodia del Estado, sus órganos o agentes».

La definición aplicaría para el caso de Baduel, quien murió en las inmediaciones del Sebin bajo custodia del Estado venezolano. Sus familiares afirman que el general fue visto por una de sus hijas el sábado antes de su deceso y que no tenía síntomas compatibles con la infección por COVID-19.

Al respecto, la experta en Ciencias Criminológicas y Penales, María Alejandra Poleo,  recordó que la denegación de atención médica a cualquier privado de libertad está tipificada como una «violación grave a los Derechos Humanos.».

«La muerte del general Baduel debe ser investigada, solamente por el hecho de ocurrir estando privado de libertad», agregó Poleo.

 

Seis datos clave sobre el brote de fiebre amarilla en Venezuela
Los siete casos fueron detectados en una localidad rural de Monagas. Seis de ellos no estaban vacunados
No hay tratamiento contra la fiebre amarilla, pero sí una vacuna segura, eficaz y que ofrece inmunidad de por vida. La vacunación masiva es la mejor respuesta para contener un brote

 

@MrsYaky

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que existe un brote de fiebre amarilla en Venezuela, con siete casos que quedaron confirmados mediante pruebas de laboratorio a finales de septiembre.

El máximo ente de salud precisó que seis de estos siete casos correspondían a personas que no estaban vacunadas contra la enfermedad endémica en éste y otros países de Sudamérica.

La OMS opina que el aumento en el número de casos humanos y epizootias desde agosto de 2021 es «preocupante» debido a la persistencia de una alta circulación viral.

«Desde noviembre de 2020, cuando se inició la campaña de vacunación en los estados priorizados, se ha logrado una cobertura de inmunización del 82%, con cinco de los 10 estados con una cobertura del 100% (Amazonas, Apure, Delta Amacuro, Sucre y Táchira). Los cinco estados restantes varían en cobertura vacunal (Anzoátegui 97,2%, Guárico 95,5%, Bolívar 78,9%, Monagas 67,7% y Zulia 44,7%). El estado donde ocurrió el brote, el estado de Monagas, tiene una baja cobertura de vacunación, lo que sugiere que una población significativa sigue en riesgo con la necesidad de intensificar las comunicaciones de riesgo entre los grupos de alto riesgo», advirtió la OMS en un documento difundido el pasado 13 de octubre.

Debido al riesgo sanitario que implica esta situación en un país  con un sistema de salud muy precario y que enfrenta la pandemia de covid-19, la OMS instó de forma «urgente»  aumentar la cobertura de vacunación entre la población.

 

«Los casos reportados de fiebre amarilla muestran la importancia de vacunar contra la fiebre amarilla, especialmente en zonas endémicas de alto riesgo con ecosistemas favorables a su transmisión», indicó la OMS en un comunicado.

 

La OMS añadió que continuará monitoreando la situación epidemiológica y revisando la evaluación de riesgos en el país.

A continuación, algunos elementos clave que usted debe conocer sobre la fiebre amarilla y el más reciente brote detectado en Venezuela. 

¿Qué es la fiebre amarilla?  ¿Cómo se transmite? 

 La Organización Panamericana de la Salud describe a la fiebre amarilla como una enfermedad vírica aguda, hemorrágica,  endémica (o que afecta habitualmente a un país) en áreas tropicales de África y América Latina.

Indican que en muchas ocasiones, es difícil diferenciarla de otras fiebres hemorrágicas virales como arenavirus, el hantavirus o el dengue.

Los síntomas aparecen entre tres y seis días después de la picadura de un mosquito infectado. En esa fase, el contagiado presenta fiebre, dolor muscular y de cabeza, escalofríos, náuseas o vómitos y pérdida de apetito.

La mayor parte de los pacientes no tiene síntomas después de cuatro días, pero 15% puede entrar en una segunda fase más «tóxica»  dentro de las 24 horas siguientes a la remisión inicial.

En estos casos complicados, vuelve la fiebre alta y varios sistemas del cuerpo son afectados.

«La función renal se deteriora. La mitad de los pacientes que pasan a la fase tóxica mueren a los 10 -14 días, el resto se recupera sin daño orgánico significativo», advierte la OPS. En esta fase también  son frecuentes la ictericia (color amarillento de la piel y los ojos, hecho que ha dado nombre a la enfermedad), el color oscuro de la orina y el dolor abdominal con vómitos. Puede haber hemorragias orales, nasales, oculares o gástricas. 

Respecto a la transmisión, la OPS detalla que los vectores son los mosquitos Aedes (que también transmiten condiciones como el dengue, zika) y Haemogogus. Estos mosquitos se crían cerca de las viviendas, otros en el bosque y algunos en ambos hábitats.

La OPS identifica tres ciclos de transmisión:

 

  • Fiebre amarilla selvática: En las selvas tropicales lluviosas, los monos, que son el principal reservorio del virus, son picados por mosquitos salvajes que transmiten el virus a otros monos. Las personas que se encuentren en la selva pueden recibir picaduras de mosquitos infectados y contraer la enfermedad.

  • Fiebre amarilla intermedia: En este tipo de transmisión, los mosquitos semidomésticos (que se crían en la selva y cerca de las casas) infectan tanto a los monos como al hombre. El aumento de los contactos entre las personas y los mosquitos infectados aumenta la transmisión, y puede haber brotes simultáneamente en muchos pueblos distintos de una zona. Este es el tipo de brote más frecuente en África.

  • Fiebre amarilla urbana: Las grandes epidemias se producen cuando las personas infectadas introducen el virus en zonas muy pobladas, con gran densidad de mosquitos y donde la mayoría de la población tiene escasa o nula inmunidad por falta de vacunación. En estas condiciones, los mosquitos infectados transmiten el virus de una persona a otra.

¿Cómo se diagnostica la fiebre amarilla?

En las fases tempranas de la enfermedad se puede detectar el virus en la sangre, mediante la «reacción en cadena de la polimerasa con retrotranscriptasa».

Pero, en fases más avanzadas, hay que recurrir a la detección de anticuerpos mediante pruebas de ELISA o de neutralización por reducción de placa.

¿Cómo se trata la fiebre amarilla?

La fiebre amarilla no tiene tratamiento específico, pero se recomienda tratar la deshidratación, la insuficiencia respiratoria, la fiebre y el tratamiento con antibióticos para las infecciones bacterianas asociadas que pueden reducir la mortalidad.

«Los casos virémicos deben permanecer bajo mosquiteros durante el día para limitar el riesgo de contagio a otras personas a través de las picaduras de mosquitos, y las estrategias de control de vectores pueden complementarse, especialmente durante los brotes», detallan. 

Pero el médico venezolano Alejandro Crespo Freytes recordó que sí existe una vacuna «segura, económica y muy efectiva» contra la fiebre amarilla. 

«Ya sabemos que una sola dosis ofrece protección para toda la vida (no se necesitan refuerzos). Cuando hay un brote, la vacunación masiva es la mejor respuesta. Hay que mantener coberturas mayores al 80%», comentó en sus redes sociales.

La OPS amplía que la vacuna contra la fiebre amarilla proporciona inmunidad efectiva dentro de los 30 días para el 99% de las personas vacunadas y una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad sostenida y proteger de por vida contra la enfermedad.

¿En qué localidad fue detectado el brote de fiebre amarilla en Venezuela?

El brote de fiebre amarilla en Venezuela fue detectado durante el mes de septiembre en un municipio rural del estado Monagas, específicamente en la parroquia Carapal. 

Según la OMS, en dicha entidad, la tasa de inmunización contra la fiebre amarilla es muy baja (67,7%) lo que significa que una parte significativa de los habitantes corre riesgo de infección.

El primer caso notificado correspondió a una adolescente de 16 años con antecedente vacunal que sufrió un aborto al momento de su detección.

Los otros cinco casos eran hombres, con un rango de edad de 24 y 82 años, ninguno estaba vacunado contra la enfermedad. 

En el brote registrado ninguna persona ha muerto y tres enfermos eran asintomáticos. Los otros cuatro desarrollaron síntomas, entre ellos dolor de cabeza, dolor ocular, comezón en la piel y dolor de las articulaciones.

Adicionalmente, entre 11 de agosto y el 1 de octubre de 2021, se notificaron 10 epizootias en primates no humanos,  7 en el estado Monagas y 3 en el estado Anzoátegui. como parte de la vigilancia nacional de rutina.

Las epizootias son enfermedades que afectan a una o varias especies de animales por una causa general y transitoria. Equivalen a lo que en el ser humano se conoce como  epidemia.

«Siete epizootias se localizaron en el estado Monagas (en los municipios de Maturin y Aguasay, a 70 km del municipio de Maturin) y tres en el estado de Anzoátegui (municipio de Freites, a 159 km del municipio  Maturin). Dos de las epizootias fueron confirmadas por laboratorio nacional de referencia, ambos reportados en el estado Monagas y ocho (cinco de Monagas y tres de Anzoátegui) fueron confirmados por un vínculo epidemiológico (dada la relación tiempo-espacio con epizootias confirmadas por laboratorio). Se identificaron epizootias confirmadas a  35 km y a 150 km del área urbana de Maturín dentro del estado Monagas», explicó la OMS en un documento publicado el 13 de octubre. 

Vacunación «subóptima» y el reto de enfrentar la situación con una pandemia a cuestas

La OMS resalta en su comunicado de notificación que la vacunación en el país es «subóptima», lo que  crea un alto riesgo de transmisión y amplificación de la fiebre amarilla entre las poblaciones no vacunadas.

«Venezuela se considera de alto riesgo para la fiebre amarilla con transmisión del virus endémico y es un país prioritario para la estrategia mundial», agregan. El reto de enfrentar este brote con una pandemia a cuestas

A la OMS le preocupa el hecho de que este brote se registra en el contexto de una «situación importante y compleja» por la pandemia de  COVID-19.

«La capacidad de los laboratorios locales y de los laboratorios nacionales de referencia también puede verse comprometida debido a la mayor demanda en el procesamiento de muestras de COVID-19. Al 13 de octubre, Venezuela reportó 384 668 casos de COVID-19 y 4634 defunciones, y actualmente se encuentra entre los ocho países con el mayor número de casos nuevos de COVID-19 en las últimas 24 horas en la Región de las Américas», precisan. 

Advierten que la adición de la fiebre amarilla como un virus cocirculante podría plantear un «desafío adicional» para la gestión de casos y las actividades de control de la infección y la prevención si hubiera una infección. 

Recomendaciones de la OMS de cara al brote:

  • Sugieren a los viajeros mayores de nueve meses a que se vacunen contra la fiebre amarilla al menos diez días antes de su entrada en Venezuela.
  • Recomiendan especialmente la vacunación en Venezuela, en  particular, de la población que vive en zonas amazónicas y que están expuesta a dos mosquitos que trasmiten la enfermedad en áreas forestales (Haemagogus y Sabethes).

  • De igual forma, enfatizaron en la necesidad de aumentar la vacunación entre indígenas, inmigrantes y personas vulnerables que viven en áreas urbanas densamente pobladas, donde está expuestos al mosquito Aedes agyepti, activo en ciudades.

  • Enfatizan que no sugieren ninguna restricción de viaje o comercio al país

La OMS precisó que desde el 11 de agosto de 2021, se iniciaron las actividades de intensificación de la vacunación en el estado Monagas (municipio de Marutín) y en el estado de Anzoategui (municipios de Guanipa, Simón Rodríguez y Anaco) y continúan.