#EnPocasPalabras | ¡Ay, qué horror…! (y II), por Tony Bianchi - Runrun
#EnPocasPalabras | ¡Ay, qué horror…! (y II), por Tony Bianchi
La invasión rusa de Ucrania ha cambiado radicalmente el panorama energético

 

Un número increíble de fervientes opositores de los gobiernos de Chávez y Maduro se han horrorizado por la decisión del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, de aprobar el envío de una misión a Miraflores para estudiar la posibilidad de un acercamiento. El supuesto fin es el de reestablecer un contacto con nuestra narcodictadura.

¿Cómo puede un presidente de un país demócrata que ha impuesto sanciones para castigar las barbaridades políticas cometidas durante los últimos 22 años y la proliferación de los carteles de la droga pensar en sentarse a discutir con un gobierno y un jefe de Estado no reconocidos por no menos de 70 países?

La respuesta es: la realidad. Y la realidad es que, a pesar de ser indeseado por muchos venezolanos, este gobierno actual cuenta con una fuerza política unida que ha entendido perfectamente la lección que “dividir (a la oposición) asegura el poder”.

No importa que la oposición sea bien intencionada o si está constituida por unos líderes que no saben ponerse de acuerdo y sus brotes de democracia son intermitentes e irregulares. ¿Qué hace y ha hecho la oposición para ganarse el apoyo del pueblo en una forma contundente?

Además, ¿con qué respaldo policial o militar cuenta la oposición? Desde hace más de 200 años todos cambios importantes de gobierno han contado con el apoyo militar. Por ello los militares han tenido que ser mantenidos felices y contentos y con mucha plata por dentro.

¿Entonces con quién tiene que entenderse el gobierno de Estados Unidos? ¿Acaso Washington no negocia y mantiene un gran intercambio económico con Pekín a pesar de que la China está bajo un gobierno socialista, autocrático, comunista y no respeta a las libertades?

La invasión rusa de Ucrania ha cambiado radicalmente el panorama energético. Europa está tratando de dejar su dependencia del gas y el petróleo ruso y tanto los países europeos como Estados Unidos, que los quiere ayudar, están buscado substitutos y Venezuela, que posee grandes reservas tanto de gas como de petróleo, es un candidato para suplir esta necesidad.

Por otro lado, Venezuela necesita reactivar su industria petrolera para volver a jugar un papel importante dentro del mundo de la energía y empujar su economía, que ha sido abandonada por más de dos décadas.

¿A quién les vamos a pedir la ayuda técnica y económica necesaria para financiar nuestra industria? Con la guerra desatada conta Ucrania, al gobierno ruso le van a quedar muy pocos rublos como para ayudar a Venezuela, si es que le conviene.

Criticar es muy fácil. Acompañar la retórica con razonamientos y hechos bien fundados son ingredientes necesarios para el cóctel que necesitamos.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es