Alianza Rebelde Investiga (ARI), autor en Runrun

Alianza Rebelde Investiga (ARI)

Habitante de Caracas recibió cita para vacunarse en Valera contra la COVID-19
Solange Giner denunció que pese a tener 12 años residenciada en el municipio Chacao, ubicado en el Área Metropolitana de Caracas, recibió un mensaje de textos del 74224 para ser vacunada en el Hospital de Valera. Pese a exponer su caso a autoridades, esta ciudadana no ha obtenido solución

María Gabriela Danieri

Una ciudadana, oriunda del municipio Valera, estado Trujillo, pero residenciada desde hace 12 años en Chacao, en el Área Metropolitana de Caracas, denunció a través de Twitter que el sistema patria le asignó como centro de vacunación el Hospital Universitario Dr. Pedro Emilio Carrillo de Trujillo. Solange Giner, como se llama la afectada, explicó a El Pitazo el martes 27 de julio que pese a haber presentado pruebas de su cambio de residencia, las autoridades le dijeron que debe viajar a vacunarse en Valera.

“Apenas dijeron que debíamos registrarnos en la página del Ministerio de Salud para vacunarse, yo llené mi formulario y coloqué mis datos residenciales de Chacao. Yo vivo en Caracas desde el año 2003, salí de Valera en 1997. Estudié en Maracay y al graduarme me vine a Caracas, en donde incluso voto. Tampoco estoy en el sistema patria y no me interesa estar», explicó Giner vía telefónica.

El domingo 25 de julio recibió un mensaje de texto del 74224 con la asignación de su cita para vacunarse en el hospital trujillano, para que acudiera al día siguiente. Giner se dirigió ese lunes a un centro de vacunación cercano a su residencia para explicar su situación y también logró conversar con Jorge Chayeb, concejal del municipio Chacao por el Psuv, a través de Instagram.

 

“Me llega un mensaje un domingo para el lunes a las ocho de la mañana para ir a Trujillo. Yo contactó a Jorge Chayeb, que se identifica en Instagram como protector de Chacao y creo que es concejal. Me responde que va a consultar mi caso y le dije que iba a ir al Liceo Gustavo Herrera con mi RIF y mi registro del CNE”, dijo. Una vez en el liceo, habilitado como centro de vacunación, intentó dialogar con los funcionarios que custodian, pues le parecía absurdo tener que disponer de al menos 120 dólares para viajar al interior del país, además en momentos donde la prioridad es la salud.

Las autoridades le aconsejan ir a Valera para vacunarse, pese a no poder abandonar su trabajo y no saber si realmente van a garantizar su dosis en el centro de salud regional. Foto: cortesía Solange Giner

Por no estar en el sistema patria

“Yo me fui al centro de vacunación temprano. Hice mi cola y me atendió una señora. También había guardias nacionales verificando cédulas y mensaje de texto. Yo le expongo mi situación a la señora y ella me dice que mi única solución es ir al centro de vacunación asignado. Además me dice que tengo que esperar a que el Presidente dé indicaciones de estas fallas del sistema», agregó Giner, a quien le dijeron que su problema era no estar en el sistema patria.

Esta misma sugerencia y observación se la hizo el concejal Chayeb, quien pese a haber sido amable, a juicio de Giner, le faltó gestionar eficientemente una alternativa a su caso. “Me llega una notificación de mensaje del señor Chayeb, donde me dice que lamentablemente no hay forma y que debo dirigirme al centro de vacunación que me indicó el sistema. Yo le digo que no puedo viajar, abandonar mi trabajo, ¿quién cubre esos gastos? Por eso reporté mi caso en redes, porque me parece injusto”, expresó Giner, quien acotó que además si viajaba debía esperar en Valera para la segunda dosis.

El caso de esta ciudadana no es el único. El reconocido economista venezolano José Toro Hardy, quien vive en Caracas, también tuiteó el lunes 26 de julio que recibió el mensaje de texto con la asignación de cita para ir a vacunarse en el Hospital Universitario «Dr. Manuel Núñez Tovar», ubicado en Maturín, estado Monagas.

Vacunómetro: Gobierno de Maduro anuncia avance de vacunación pero silencia llegada de nuevas dosis anti COVID-19
Hasta el 27 de julio se han distribuido 2.835.793 vacunas entre los 23 estados y el Distrito Capital; de las cuales se han aplicado 2.360.320 dosis, de acuerdo con las cifras oficiales. En la octava semana aumentó el ritmo de vacunación en 17,52% mientras circula la información de la llegada de nuevas dosis

ARI

 

El ritmo de vacunación contra el covid-19 en Venezuela tuvo un incremento de 17,52% en la semana del 20 al 27 de julio, en contraste con las jornadas anteriores. De acuerdo a las cifras de fuentes oficiales se ha suministrado 83,23% de las dosis que se han distribuido en todo el país.

El Vacunómetro que lleva el seguimiento al proceso de vacunación en Venezuela resalta que en la octava semana de iniciado el plan, se han aplicado 2.360.320 vacunas, pero aún pocos estados han informado sobre la cantidad de primeras y segundas dosis, por lo que se hace difícil definir con exactitud el avance de la inmunidad de rebaño en el país.

Hasta la fecha además solo se conoce que han llegado a los aeropuertos venezolanos un total de 3.230.000 vacunas. Sin embargo, según informaciones extraoficiales obtenidas por la Alianza Rebelde Investiga (ARI) integrada por El Pitazo, Runrunes y TalCual, señalan que han arribado nuevos lotes de Sinopharm pero sin anuncios de las autoridades correspondientes.   

Aún no hay evidencia pública de dónde se encuentran las restantes 394.207 dosis del total que han llegado al país.

Una fuente del Ministerio de la Salud que prefiere el anonimato informó que “semanalmente están llegando vacunas chinas desde hace un buen tiempo y decidieron no publicar ni realizar actos públicos en los aeropuertos”.

Mientras que otras fuentes señalaron el ingreso de vacunas Sinopharm al país sin anuncios oficiales. “La cantidad son exactamente 7.000.000”, reveló. No obstante, el #VacunómetroVen no pudo confirmar esta versión. 

La última vez que las autoridades informaron sobre la llegada de nuevos lotes de vacunas fue el pasado 13 de junio cuando al país arribaron 500.000 dosis de la rusa Sputnik V.

Venezuela también está a la espera del suministro de vacunas a través del mecanismo Covax, que llegarán al país entre julio y septiembre, de acuerdo con declaraciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Aún se desconoce la cantidad de vacunas que llegarán, pues en los últimos días las autoridades oficiales no se han pronunciado sobre este tema.

 

Al respecto, en la semana que culminó el 27 de julio la vicepresidenta Delcy Rodríguez invitó a las personas mayores de 40 años a que soliciten una cita para vacunarse contra la covid-19 enviando un mensaje de texto SMS con el número de cédula al 74224, el cual ya ha sido utilizado en las anteriores convocatorias del Ministerio de la Salud.

En su cuenta de Twitter, la vicepresidenta agregó que la persona recibirá una cita para ser vacunado en un centro de inmunización próximo a su domicilio. “¡Avanzamos unidos en el Plan Nacional de Vacunación! Con conciencia venceremos!”, anunció.

Delcy Rodríguez manifestó que la finalidad es agilizar y reforzar la meta de vacunar 70% de los venezolanos antes de que finalice el 2021. 

Desinformación en vacunación

Pese a que se reportó la aceleración en el ritmo de vacunación, las autoridades de 15 estados no actualizaron sobre el avance del proceso de inmunización en la octava semana. Estos son Apure, Aragua, Barinas, Carabobo, Delta Amacuro, Falcón, Distrito Capital, Guárico, Mérida, Miranda, Nueva Esparta, Portuguesa, Táchira, Trujillo y Vargas.

Mientras que los estados que actualizaron las cifras de dosis aplicadas son Amazonas, donde se pudo conocer que se han aplicado 30.565 dosis, Anzoátegui con 230.628 dosis, Cojedes 68.000, Lara 150.000, Monagas 65.852, Sucre 74.162, Yaracuy con 109.107 y Zulia con «cerca» de 300.000.

Sin información sobre segunda dosis de Sputnik V

Los venezolanos están a la espera de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V, pero ninguna autoridad local ha explicado las razones del por qué no llegan.

Pablo Terán, presidente de Fundasalud, aseguró que la espera de un período de entre 60 y 90 días para la segunda inmunización con Sputnik V “no afectaría la eficacia”. Añadió que la situación de escasez de la vacuna rusa no solo se presenta en Venezuela, sino que también afecta a Latinoamérica.

 

Por su parte, el médico internista e infectólogo Julio Castro detalló que quienes recibieron la primera dosis de esta vacuna tienen un margen de 90 días para esperar que llegue la segunda dosis y resaltó que mientras tanto, tienen algún grado de protección, que él estima está alrededor de 47% y 50%, similar al de AztraZeneca.

El llamado de Castro es para que las personas no mezclen las vacunas. No hay ninguna información hasta el momento para mezclar primera dosis de Pfizer, segunda de AztraZeneca o las que sean; “hasta el momento no tenemos data fuerte de utilizar una primera dosis de una vacuna y la segunda de otra”, sostiene.

También advierte que “es absolutamente contraindicado” ponerse dos veces el primer componente de la Sputnik V, por lo que los venezolanos deberán tener paciencia y calma, especialmente los adultos mayores a los cuales se les ha aplicado en mayor número la vacuna rusa.

Vacunómetro: Con el ritmo actual de vacunación anti COVID-19 no se logrará la inmunidad colectiva en septiembre
Los datos del #VacunómetroVen, obtenidos del seguimiento al proceso de vacunación en el país, evidencian que se han aplicado 2.008.282 dosis de la vacuna contra el COVID-19. En un documento oficial del Ministerio de Salud, filtrado a los medios, se advierte que por el bajo ritmo de vacunación no se podrá llegar a la meta de lograr la inmunidad de rebaño en septiembre

ARI

Hasta el 20 de julio, han sido aplicadas 62,17% de las vacunas anti COVID-19 disponibles en el país (2.008.282 de un total de 3.230.000 vacunas), según el #VacunómetroVen, un seguimiento al proceso de vacunación en Venezuela realizado por la Alianza Rebelde Investiga (ARI), conformada por El Pitazo, Runrunes y TalCual

Desde hace un mes y una semana no se reporta la llegada de un nuevo cargamento de vacunas. El último lote llegó el 13 de junio cuando se recibieron 500.000 dosis de Sputnik V.

Sin embargo, En un documento del Ministerio de la Salud y la Comisión Presidencial para el Contro y Prevención de la COVID-19, filtrado a los medios, se reconoce que no se llegará a la meta de vacunar a 70% de la población en los próximos meses de seguir el ritmo de aplicación seguido hasta la fecha.

“Sumado a las 805.000 colocadas antes del Plan Masivo llegamos ayer a 2.930.579 personas, esto es el 13% de la meta de 22.000.000 de personas. A este ritmo, es imposible cumplir la meta para septiembre como los instruyó el presidente Maduro”, se señala en el informe Plan Masivo de vacunación contra la Covid-19 Aceleración, cuya autenticidad fue verificada por ARI con tres fuentes independientes.

El documento también detalla que en Venezuela, durante la segunda fase del Plan de Vacunación, se han vacunado 2.125.579 personas. Una muy similar a la del #VacunómetroVen.

Algunas autoridades regionales han prometido que la vacunación se va a acelerar. En Cojedes, Maiquer Ruiz, autoridad única de Salud en Cojedes, indicó que trabajan en el diseño de un plan para ampliar en 70% los puntos de vacunación. Mencionó que se trata del Plan del Área de Salud Integral Comunitaria que tiene como meta planificar, a través de los 54 ejes territoriales, la articulación y visita a las comunidades para vacunar a todas aquellas personas inhabilitadas que no puedan trasladarse a los lugares de inmunización.

Otra de las promesas proviene de  Portuguesa. El gobernador Rafael Calles aseguró que se abrirán puestos de vacunación en 11 de los 14 municipios  que aún no habían sido atendidos.

 

Por su parte, el gobernador del estado Mérida, Ramón Nieves, aseguró que la entidad ha avanzado tanto en la vacunación, “que no es necesario activar más centros, pero sí vacunar a más personas». No obstante, Jehyson Guzmán, designado por Maduro como protector de la entidad, dijo que van a redoblar las jornadas de vacunación en el estado. «La meta es pasar de 3.000 a 10.000 vacunados diarios». Agregó que no aumentarán los centros de vacunación y se mantendrán los mismos 29 centros distribuidos, según CorpoMérida, en los 23 municipios del estado.

En declaraciones ofrecidas a ARI, el presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría y gerente en Salud Pública, Alejandro Crespo, indicó que las promesas de las autoridades regionales para aumentar el ritmo de vacunación no se puede cumplir porque las vacunas se están acabando. “Hasta que no lleguen nuevas dosis es imposible acelerar el ritmo de vacunación”.

Agrega que se deben exigir condiciones de transparencia en la firma del contrato por las 10 diez millones de dosis Sputnik V firmado por el Gobierno. “En definitiva, sigue corriendo la arruga, pero no vacunan. Hay que exigir acceso a la información y un plan claro”. 

Este 21 de julio, Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) explicó que las conversaciones entre el mecanismo Covax y Venezuela iniciarán pronto para que el país decida cuáles vacunas aceptará y cuántas dosis se enviarán a Venezuela.

Continúa la desinformación

Durante la última semana analizada por el #VacunómetroVen, se continuaron registrando datos contradictorios por parte de las fuentes autorizadas para informar sobre la vacunación en los diferentes estados del país.

Solo nueve estados actualizaron sus cifras, ya sea de vacunas distribuidas en la entidad o de dosis aplicadas.

Por otra parte, cuatro estados -Lara, Mérida, Portuguesa y Táchira- evidenciaron discrepancias  en sus cifras. Reportaron números más bajos que los informados en semanas anteriores. 

Ejemplo de ello es que  la autoridad única en Salud de Mérida, Ramón Nieves, dijo el 15 de julio que en el estado habían aplicado 103.103 dosis en total, sin detallar entre primeras y segundas. Esta cifra es menor a la anunciada el 5 de julio, cuando en una nota de prensa de CorpoMérida se indicó que se habían suministrado aplicado 105.535.

El estado Aragua,  de acuerdo con los datos recopilados por el #VacunómetroVen, se mantiene como la única entidad cuyas autoridades oficiales no han reportado cifras de las dosis aplicadas.

Con el proceso de vacunación adelantado hasta el 20 de julio, se ha suministrado 9,12% de las vacunas anti COVID-19 (al menos las primeras dosis)  requeridas para lograr parcialmente la inmunidad de rebaño en Venezuela. Sin embargo, como consecuencia de la falta de información oficial sobre segundas dosis aplicadas, resulta impreciso determinar cuánto falta para alcanzar la inmunidad colectiva. Los datos refieren que faltan 19.991.718 personas por recibir alguna dosis de la vacuna.

VacunómetroVen: Plan de Vacunación avanza lento y con poca información de segundas dosis aplicadas
Los datos del #VacunómetroVen obtenidos del seguimiento al plan de vacunación en el país evidencian que se han aplicado 1.778.015 dosis de la vacuna contra la COVID-19. A un mes de la llegada del último cargamento de fármacos al país, los reportes de la Alianza Rebelde Investiga (ARI), conformada por Runrunes, El Pitazo y TalCual, revela que sólo cuatro estados han informado sobre cifras de segundas dosis aplicadas

Alianza Rebelde Investiga (ARI)

 

El seguimiento del plan de vacunación contra la covid-19 que realiza la Alianza Rebelde Investiga (ARI) mediante el #VacunómetroVen revela que durante la sexta semana de haberse iniciado el proceso, disminuyó el ritmo de dosis aplicadas con respecto a la semana anterior de 29,5%. De acuerdo a los datos de voceros oficiales, hasta el 12 de julio se suministraron 1.778.015 dosis en todo el país, para un aumento de 27,17% durante el período

Hasta el 12 de julio, se han aplicado 1.778.015 dosis entre los 23 estados y el Distrito Capital, lo que representa el 77,08% de las vacunas anti COVID-19 que se han distribuido en  el país (2.306.577).

El #VacunómetroVen, monitor del proceso de administración de vacunas antiCOVID-19 en Venezuela desarrollado por ARI, formada por El Pitazo, Runrunes y TalCual, determinó que todavía falta vacunar a 92% de la población para lograr la inmunidad de rebaño.

Ya ha transcurrido un mes desde el último reporte de vacunas anti COVID-19 que han llegado al país, cuando se recibieron 500.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V, el pasado 13 de junio.

Con el proceso de vacunación adelantado hasta el 12 de julio, se ha suministrado 8,08% de las vacunas anti COVID-19 requeridas para lograr parcialmente la inmunidad de rebaño en Venezuela. Sin embargo, como consecuencia de la falta de información oficial sobre segundas dosis aplicadas, resulta impreciso determinar cuánto falta para alcanzar la inmunidad colectiva.

Segundas dosis

Según lo dicho por voceros oficiales, hasta ahora solo se conoce de cuatro estados que han informado sobre la aplicación de segundas dosis:. Amazonas (8.289) y Vargas (26.678). Cabe destacar que estas son cifras de la semana anterior, pues las autoridades no han emitido información actualizada. 

En semanas anteriores, voceros oficiales de los estados Portuguesa y Monagas habían reportado la cifra de las segundas dosis aplicadas. Sin embargo, esta semana informaron la cifra global. No discriminaron entre primeras y segundas dosis.

En declaraciones ofrecidas a ARI, la especialista en virología Flor Pujol señaló que el porcentaje para alcanzar la inmunidad de rebaño debería calcularse con la población que ha recibido las dos dosis. Por lo que no es suficiente una dosis como han asomado voceros del gobierno de Nicolás Maduro.

Otro elemento que podría complicar más el conteo de personas que se consideran vacunadas es que, según Pujol, el Instituto Gamaleya de Rusia dice que una sola dosis de la vacuna rusa Sputnik V equivale a una vacuna de una sola dosis, que es la Sputnik Light. “Si asumimos ese hecho, algunas de las personas que han recibido solo la primera dosis de la Sputnik podrían ser consideradas vacunadas ya completamente”, puntualizó.

Sin embargo, consideró que el porcentaje de los que han recibido al menos una dosis es todavía muy bajo, “ya que el porcentaje necesario para alcanzar la inmunidad de rebaño se estima alrededor de 22 millones de personas y con la emergencia de variantes, ese porcentaje puede subir a 80% o más”.

 

Por otra parte, de acuerdo con Carlos Alvarado, ministro de Salud del gobierno de Nicolás Maduro, hay 2,9 millones de personas con al menos una dosis de la vacuna contra la COVID-19 y sobrepasan los 1,1 millones con las dos dosis.

“Esto es parte del proceso de la vacunación masiva que se inició el 29 de mayo y desde ese momento hasta hoy no ha parado en todo el territorio nacional”, dijo Alvarado en una entrevista radial el 12 de julio.

No obstante, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), señaló el pasado 30 de junio que apenas 223.858 personas han completado en Venezuela el proceso de inmunización de al menos dos dosis, lo que significa que se ha alcanzado apenas 1,01% de la inmunidad de rebaño requerida de 22 millones de personas.

Contradicciones y desinformación

Durante la última semana analizada por el #VacunómetroVen, se registraron datos contradictorias por parte de las fuentes autorizadas para informar sobre la vacunación en los diferentes estados del país, 

Tal es el caso del estado Portuguesa, el gobernador Rafael Calles dijo el sábado 10 julio que 169.441 vacunas fueron aplicadas a la fecha. Más adelante, en la misma declaración, indica que se han aplicado 85% de 82.698 dosis recibidas.

También, Calles aseguró que se instalaron 6 puestos de vacunación en Guanare, Acarigua y Araure; donde se atienden 150 personas por día. La meta de inoculación en Portuguesa es 100.000 personas por mes y la meta de cobertura a diciembre es 70% de la población. Sin embargo, tomando en cuenta las cifras declaradas por el gobernador, apenas se están vacunando 900 personas por mes. Es decir, 73.000 personas menos a la meta planteada en la región. 

Otro ejemplo de desinformación es el estado Aragua, donde de acuerdo con los datos recopilados por el #VacunómetroVen, se mantiene como la única entidad cuyas autoridades oficiales no han reportado cifras de las dosis aplicadas.

 

VacunómetroVen: Se redujo ritmo de dosis aplicadas en quinta semana del plan de vacunación anti COVID-19
Continúa la opacidad en la información sobre los avances del plan de vacunación. Salvo tres estados (Mérida, Monagas y Portuguesa), las autoridades del resto de las regiones no han anunciado cuántas segundas dosis se han aplicado. Los datos del #VacunómetroVen evidencian que se han suministrado 1.398.051, es decir, 62,9% del total de las vacunas distribuidas en el país

Alianza Rebelde Investiga

 

La información oficial suministrada por las autoridades en cada estado del país revela que, hasta el 5 de julio, se aplicaron 1.398.051 dosis, es decir, 62,9% del total de las vacunas distribuidas en el país de 2.220.435. Por lo que aún se desconoce dónde se encuentran las 1.009.565 dosis restantes que han llegado desde China y Rusia (3.230.000 entre Sinopharm y Sputnik V). 

El seguimiento al plan de vacunación en Venezuela que realiza el Vacunómetro de la Alianza Rebelde Investiga (ARI), revela que en la semana del 1° al 5 de julio hubo un aumento de 29,5% en dosis suministradas con respecto a la semana anterior. Sin embargo, este porcentaje evidencia un ritmo menor en el plan de vacunación, cuando se compara con el incremento en el número de dosis aplicadas entre el 22 al 28 de junio de 32,5%.         

El #VacunómetroVen, una herramienta periodística que monitorea el proceso de administración de vacunas anti covid-19 en Venezuela, desarrollada por ARI, formada por El Pitazo, Runrunes y TalCual, evidenció que continúa la opacidad en la información oficial sobre los avances del plan de vacunación a cuatro meses de iniciado. 

Salvo tres estados, las autoridades del resto de las regiones no han anunciado cuántas segundas dosis se han aplicado. Hasta la fecha, Mérida informó que aplicó 17.000 segundas dosis, Monagas un total de 17.351 y Portuguesa asegura que suministró 15.231.

El pasado 30 de junio, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que 223.858 personas han completado en Venezuela el proceso de inmunización de al menos dos dosis, lo que significa que se ha alcanzado 1,01% de la inmunidad de rebaño requerida de 22 millones de personas.

Por su parte, el mandatario Nicolás Maduro afirmó el pasado cuatro de julio que un total de 2.508.201 venezolanos han recibido la inyección contra el covid-19. Esto equivaldría al 8,8% de la población que, según la más reciente estimación de la ONU, se ubica en 28,5 millones de personas. Con estos datos, Maduro también contradijo a su vicepresidenta Delcy Rodríguez, quien aseguró hace unas semanas que ya se había vacunado al 11% de los venezolanos. 

En los estados

De acuerdo al seguimiento realizado por ARI al plan de vacunación, en la última semana, 11 estados no ofrecieron nuevos datos sobre el suministro de las dosis, entre ellos, Anzoátegui, Aragua, Distrito Capital, Lara, Nueva Esparta, Trujillo y Vargas.

Se observa –además- casos en los que la información oficial señala que la cifra de vacunados es superior a dosis recibidas. Esto ocurre porque las autoridades no ofrecen datos oportunos y completos. Por ejemplo, al estado Carabobo, llegaron 31.000 dosis según la última cifra aportada el 22 de junio, pero declaraciones posteriores aseguran que han vacunado a 38.376 personas.  

La candidata vacunal

Además de las vacunas Sinopharm (China) y Sputnik V (Rusia), la administración de Nicolás Maduro comenzó a suministrar la candidata vacunal Abdala, desarrollada en Cuba. 

De acuerdo a los datos aportados por los funcionarios, han llegado dos lotes a Venezuela con 60.000 de Abdala la cual requiere de la aplicación de tres dosis. Mientras que el pasado 22 de marzo enviaron también proveniente de Cuba un lote de 30.000 vacunas Soberana 2. 

Hasta la fecha, solo se conoce de la administración de la candidata vacunal Abdala a las personas que residen en las residencias de la Misión Vivienda en Fuerte Tiuna en Caracas y, no se cuenta aún con el número de personas vacunadas.

La Academia Nacional de Medicina ha alertado sobre el uso de la Abdala en el país, puesto que aún se trata de una fórmula experimental. Mientras que la OPS solicitó a Cuba que publique los datos sobre la candidata vacunal y la someta a una evaluación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Vacunómetro: Información oficial no permite conocer la ubicación de 32,6% de vacunas que han llegado al país
Siete voceros oficiales que se encargan periódicamente de informar sobre el avance del plan de vacunación en las regiones centraron sus alocuciones en las primarias del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv). El seguimiento de la Alianza Rebelde Investiga a las jornadas de vacunación calculó que en la última semana aumentó 32,5% la cantidad de personas inmunizadas

ARI

Las autoridades de Salud y gobernadores de Carabobo, Lara, Monagas, Sucre, Trujillo, Yaracuy y Vargas fueron los únicos que informaron sobre el alcance del plan de vacunación de la última semana de junio de 2021.

Otros cinco estados ofrecieron información parcial sobre el proceso de vacunación y los 11 estados restantes y Distrito Capital no declararon nada al respecto. Es decir, 50% de las regiones no informaron sobre la cantidad de vacunas recibidas y aplicadas. 

Al menos en Falcón, Mérida, Aragua, Anzoátegui, Nueva Esparta, Barinas y Portuguesa los gobernadores y protectores de los estados centraron sus discursos en las elecciones primarias del Psuv, para escoger a los candidatos que participarán en los comicios regionales del próximo 21 de noviembre. 

Sin embargo, el ocultamiento de cifras sobre el proceso de vacunación en Venezuela  no es un hecho nuevo. Por ejemplo, desde marzo no se informa sobre cuántas dosis se han destinado para las jornadas de vacunación que se realizan en Distrito Capital. 

El #VacunómetroVen, una herramienta periodística que monitorea el proceso de administración de vacunas anti-COVID-19 en Venezuela, desarrollada por la Alianza Rebelde Investiga (ARI) formada por El Pitazo, Runrunes y TalCual, revela que la información oficial disponible no permite saber dónde se encuentran 32,6% de las vacunas que han llegado al país

El Vacunómetro también calculó que aumentó en 32,5% el número de dosis aplicadas en los últimos ocho días y, después de cuatro meses de haber iniciado el proceso de vacunación en Venezuela, apenas se ha inmunizado a 4,9% de la población necesaria para alcanzar la inmunidad de rebaño. Aunque, es preciso aclarar, no toda la población cuenta con la segunda dosis. 

Desinformación e improvisación 

El gobierno de Nicolás Maduro no ha publicado un plan de vacunación formal. No se tiene certeza sobre cuáles son las metas a mediano plazo o las prioridades para el Estado venezolano con respecto a la inmunización contra el COVID-19. Desde el seguimiento que realiza el #VacunómetroVen se evidencia que el proceso transcurre con improvisación y sin el cumplimiento de las metas a corto plazo. 

Después de que al país llegaron las primeras 100.000 dosis de la Sputnik V, el 13 de febrero, el gobierno informó que vacunarían al personal sanitario. Sin embargo, a los 20 días llegó la primera donación de 500.000 vacunas chinas y con estas se empezó a vacunar al personal docente con la promesa de regresar a las clases presenciales. Sin embargo, el año escolar terminó en casa. Sin cubrir la vacunación a los trabajadores del sector salud y educativo, se inició la cobertura a las personas de tercera edad y con riesgo de comorbilidad. 

A finales de mayo, cuando apenas llegaron al país 2.730.000 dosis, el gobierno de Maduro anunció la segunda fase de vacunación masiva que incluyó a la población general sin haber terminado la cobertura de la población de riesgo. Se reportaron protestas del personal sanitario porque aún no los habían vacunado. Aunque el Gobierno aseguró que ya habían aplicado las vacunas a 90% de los trabajadores de la salud, una encuesta de Monitor Salud, publicada a principios de junio, evidenció que apenas se había inmunizados a 37.478 de 75.191 encuestados en 61 centros de salud, es decir poco más la mitad de esa población prioritaria. 

El pasado 24 de junio llegó, además, un lote de biológicos cubanos Abdala y empezaron aplicarlas el fin de semana en Ciudad Tiuna, urbanismo construido por el programa Gran Misión Vivienda Venezuela al suroeste de Caracas. Sin embargo, la comunidad científica ha declarado que las dosis Abdala son todavía un candidato a vacuna porque sus estudios y eficacia no han sido publicados en revistas científicas de reconocimiento ni ha sido aprobada por un organismo independiente. Además, aclararon que aplicarlas bajo estas condiciones en la población venezolana es inconstitucional. Hasta el momento los estudios sobre la Abdala se han realizado y han sido aprobados solo por los institutos cubanos. 

Un mes después de iniciada la segunda fase, el Ministerio de Salud informó la extensión a 90 días para la aplicación de la segunda dosis de la Sputnik V. Según versiones de las personas que han asistido a la cita por la segunda dosis, recogidas por el #VacunómetroVen, el plan de vacunación masiva inició sin la cantidad de dosis suficientes. No todos han logrado la cobertura completa a los 21 días después de la primera inyección.

El gobierno informó que para finales de 2021 vacunarán a 70% de la población venezolana. Es decir, 22 millones de personas para lo que se requieren 44 millones de dosis. Pero hasta el 30 de junio, a Venezuela apenas habían llegado 3.230.000 dosis de vacunas rusas y chinas, lo que apenas representa 7,3%. 

Efectividad de la vacuna Sinopharm será menor si no se aplica la segunda dosis en el período fijado
Especialistas destacan que la información sobre la efectividad de la vacuna china contra las distintas variantes del coronavirus identificadas no es suficiente, así como tampoco hay detalles sobre la extensión del periodo de aplicación entre la primera y la segunda dosis. Precisan que la Organización Mundial de la Salud ha aclarado que no hay indicios para que no sea aplicada en adultos mayores de 60 años

Por: Armando Altuve 

Gran parte de la población venezolana comienza a manifestar una inquietud que le despierta preocupación: la aplicación con éxito de la segunda dosis de las vacunas contra el COVID-19 disponibles en el país, especialmente la Sinopharm, de fabricación china, que ha sido administrada a personas menores de 60 años. Las indicaciones del producto señalan que debe inyectarse una dosis adicional entre 21 y 28 días después de la colocación de la primera. Pero por la ausencia de los biológicos en los distintos puntos autorizados por el Gobierno, se corre el riesgo de que las personas esperen más días para cumplir el protocolo de inmunización. 

Los virólogos Flor Pujol y José Esparza señalaron a la Alianza Rebelde Investiga (ARI), conformada por El Pitazo, Runrun.es y TalCual que no hay información de parte del fabricante de la vacuna china Sinopharm (Instituto de Productos Biológicos de Beijing) sobre la posible extensión del intervalo de tiempo de aplicación entre la primera y segunda dosis, como sí ocurrió en el caso de la vacuna Sputnik V, elaborada por el Instituto Gamaleya de Rusia, la cual podrá aplicarse luego de 90 días de colocada la primera dosis. 

“No hay datos que indiquen que la vacuna Sinopharm se pueda aplicar con 90 días de diferencia, como sí lo indicó el Instituto Gamaleya de Rusia, que manifestó que es beneficioso postergar la segunda dosis por tres meses porque aumentaría la respuesta protectora, pero sin pasar de ese tiempo establecido”, señaló Flor Pujol, jefa del laboratorio de virología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic)

En el caso puntual de Sinopharm, los especialistas coinciden en que de no ponerse la segunda dosis en el período fijado, la efectividad del producto será menor. Eso implica que las personas mantendrán una inmunidad parcial que reduciría la posibilidad de que presenten síntomas o agraven por la enfermedad respiratoria aguda. «Una sola dosis reduce la posibilidad de enfermar, pero quizás no a un nivel suficiente», aclara el virólogo José Esparza.

Esparza recordó que, desde el principio, el objetivo con la elaboración de vacunas contra el COVID-19, en un contexto donde la pandemia avanza rápidamente, era lograr que los productos generaran un grado de inmunidad óptimo en el menor tiempo posible y, por esa razón, las dosis comenzaron a aplicarse con dos o tres semanas de diferencia. 

La información disponible apunta que Sinopharm, diseñada con virus inactivos, demostró una efectividad entre 72% y 78% de protección del coronavirus SARS-CoV2 en personas con edades comprendidas de 18 a 59 años. Esos porcentajes entran dentro de las recomendaciones de eficacia de vacunas aceptadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA)

 

Pujol explica que si una persona alcanza 28 días sin aplicarse la segunda dosis de Sinopharm y llega a cumplir un mes, aún puede ponerse esa dosis adicional. “Ahora, si la persona pasa seis meses sin haberse colocado la segunda dosis, la recomendación es que empiece de nuevo el esquema; es decir, se aplique una primera dosis y, luego, otra dosis”, precisa. 

Ambos virológos indican que la información sobre la efectividad de la dosis china, incluso la rusa, contra las nuevas variantes del coronavirus que preocupan a la OMS es precaria. “Aunque las vacunas existentes pueden no prevenir la infección por estas mutaciones, al menos creemos que ofrecen protección contra la enfermedad grave o muerte”, indicó Esparza.  

El Gobierno ha reportado la llegada de 1.800.000 vacunas Sinopharm desde el pasado mes de marzo cuando el Ministerio de Salud informó sobre la autorización para aplicar esta dosis en Venezuela. El gremio médico ha denunciado el poco acceso a vacunas anti-COVID-19 y la desorganización e improvisación de las jornadas que se desarrollan sin claros lineamientos de un plan de vacunación extraordinario que priorice a las poblaciones vulnerables. 

El panorama general de las jornadas de inmunización en el país no es alentador: la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con información oficial actualizada hasta el 18 de junio, informó que 1.079.134 venezolanos recibieron la primera dosis de la vacuna, mientras que apenas 223.858 se aplicaron la segunda. La cifra presentada por el Estado venezolano indica que, hasta el 6 de junio, el Gobierno había aplicado 1.302.992 dosis. El pasado 5 de junio, la vicepresidente Delcy Rodríguez asomó que 11% de los venezolanos estaban vacunados contra el coronavirus. 

Mayores de 60 años

En su primer estudio, la vacuna Sinopharm no fue lo suficientemente probada en personas mayores de 60 años y, por eso, no se tenía certeza sobre el porcentaje de efectividad en esta población cuya respuesta inmune a las vacunas tiende a ser menor que en los jóvenes. 

Por eso, señala Pujol, no se recomienda su aplicación a estas poblaciones. Sin embargo, luego de que la OMS autorizara el uso de emergencia de la dosis, el organismo indicó que no existía razones para pensar que la aplicación en adultos con más de 60 años podría ser contraproducente.

“Si bien no hay indicios sobre efectos adversos o secundarios de la vacuna Sinopharm en personas mayores de 60 años, la OMS recomienda la vigilancia para determinar un posible efecto o el grado de inmunidad. En el caso de Argentina, por ejemplo, se autorizó esta vacuna china para ser administrada en adultos mayores y no se ha reportado algún problema, incluso se ha informado de que las personas han respondido bien”, explicó Pujol.

Vacunómetro: Hasta el 22 de junio se han aplicado 42,5% de las vacunas anticovid que se han distribuido en el país
Los datos del #VacunómetroVen obtenidos del seguimiento al plan de vacunación en el país evidencian que se han aplicado 813.877 dosis de la vacuna contra la COVID-19. Los reportes de la Alianza Rebelde Investiga (ARI), conformada por Runrunes, El Pitazo y TalCual, confirman  que en las últimas semanas de inmunización hubo desinformación, inconsistencia y caos

Hasta el martes 22 de junio, según las últimas declaraciones de voceros oficiales, en Venezuela se han aplicado 813.877 vacunas contra la COVID-19, es decir, 42,5% de casi 2 millones de dosis que han sido distribuidas a lo largo del territorio nacional, lo que supone un aumento de 35% con respecto a la semana anterior (528.532).

El seguimiento del Plan de Vacunación contra la COVID-19 que hace la Alianza Rebelde Investiga (ARI), revela que los estados con mayor cantidad de dosis aplicadas son Miranda (110.000), Trujillo (78.990), Yaracuy (59.000), Táchira (55.086) y Mérida (55.000).

Asimismo, se encontró que se ha aplicado 3,69% de las vacunas anti-COVID-19 requeridas para lograr la inmunidad de rebaño en Venezuela (813.877 de 22 millones de personas equivalentes a 70% de la población). Esto representa un porcentaje tres veces menor que la cifra de 11% de la población vacunada que anunció la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

El #VacunómetroVen, una herramienta periodística que monitorea el proceso de administración de vacunas antiCOVID-19 en Venezuela, desarrollada por ARI y formada por El Pitazo, Runrunes y TalCual, determinó que falta 96,3% de la población (21.186.123 personas) por vacunarse para alcanzar la inmunidad de rebaño en el país.

De todos los estados del país, Aragua es el único sobre el cual, hasta la realización de este reporte, no se tiene información con estadísticas oficiales sobre las dosis aplicadas.

A partir de la cobertura de los periodistas de ARI y corresponsales de las regiones de El Pitazo, se observó que en la cuarta semana de la llamada segunda fase del plan de vacunación nacional persiste la desinformación, la inconsistencia y el caos. Sin embargo, se reporta que algunos centros de Caracas han agilizado los procesos al exigir la prueba de la citación mediante el sistema Patria.

Descontrol

La administración de Nicolás Maduro decidió que la vacuna rusa Sputnik V se aplicaría solo a las personas mayores de 60 años. Sin embargo, este martes, 22 de junio, quienes acudieron al punto de vacunación del Hotel Alba Caracas, se encontraron con la noticia de que no había dosis de la vacuna Sinopharm, por lo que los funcionarios de la Guardia Nacional (GN) que se encontraban en el lugar, dijeron a los presentes que podían ser vacunados, pero solo con el fármaco ruso.

Durante un recorrido realizado por ARI en siete hospitales de Caracas el 22 de junio, se evidenció baja asistencia de personas que acudieron a los centros de salud a vacunarse, en comparación con días anteriores. En los hospitales Universitario de Caracas, Hospital de Lídice, Vargas, Periférico de Coche, Pérez de León de Petare y Miguel Pérez Carreño, de La Yaguara; aguardaban muy pocas personas para recibir la vacuna contra la COVID-19.

Asimismo, durante la semana del 14 al 21 de junio se evidenció confusión y retraso en la aplicación de la segunda dosis de la vacuna. Aunque formalmente se extendió dentro de un lapso de 90 días, se reportó que varias personas que fueron citadas por mensajería de texto se acercaron a los centros de vacunación. 

Un ejemplo de lo anterior es el estado Mérida, donde decenas de personas de la tercera edad que madrugaron para recibir la segunda dosis de la vacuna Sputnik V que les correspondía el viernes 18 de junio, perdieron el viaje al Hospital del Seguro Social en Mérida. Quienes atendían en este punto informaron que la segunda dosis se podría aplicar hasta 90 días después de la primera. Por lo tanto, debían esperar a que les llegara un mensaje de texto para volver a acudir.

Por otra parte, tras realizar la verificación de las cifras oficiales regionales, se registraron dos estados en los que el número de personas vacunadas disminuyó en comparación a la semana anterior: Primero está el caso de Sucre, que pasó de 51.491 a 45.132 vacunas distribuidas en esa entidad; mientras que Vargas cayó 52.000 a 39.000 dosis. 

 

También, el #VacunómetroVen registró dicrepancias en el proceso de vacunación. No siempre aplica la lógica de ‘a mayor cantidad de vacunas distribuida, mayor número aplicado’. Tal es el caso del Zulia, uno de los estados con mayor número de contagios y muertes por COVID-19, donde se tiene información de la aplicación de 6% (23.904 vacunas) de un total de 395.435 distribuidas en esa entidad, cifra que corresponde a la segunda fase de vacunación, es decir, no se ha tenido acceso a cifras actualizadas sobre la distribución y aplicación de vacunas en dicha región.

Otros dos casos resultan llamativos. Se trata del Distrito Capital y Amazonas, donde, de acuerdo a los hallazgos de ARI, se han registrado más dosis aplicadas que recibidas, lo cual se debe a que los voceros oficiales no han emitido reportes actualizados sobre la cantidad de vacunas distribuidas en ambas entidades. En el caso del Distrito Capital, según la cobertura de ARI, se tiene información actualizada hasta el 8 de junio, mientras que en Amazonas hasta el día 11 del mismo mes.

La mayor confusión e inconsistencia gira en torno a la falta de información oficial sobre las dosis distribuidas y aplicadas en algunos estados, así como a la aplicación de las segundas dosis de las vacunas contra la COVID-19.