Anggy Polanco, autor en Runrun

Anggy Polanco

#MonitordeVíctimasTáchira | Matan en su casa a un vendedor en San Cristóbal
El cadáver de José Gregorio Jaimes Morales, de 42 años de edad, tenía signos de estrangulamiento. Fue hallado muerto en su vivienda, el 26 de agosto de 2022. La casa no presentaba violación del sistema de seguridad, pero en el lugar yacía un gran desorden

@ANGGYP / Foto: Cortesía

José Gregorio Jaimes Morales, de 42 años de edad, contador público y coordinador de ventas de la empresa de cauchos Macuro fue hallado muerto en su casa, con signos de estrangulamiento, el 26 de agosto de 2022.

En horas de la mañana de este viernes, compañeros de trabajo de la víctima que habían intentado, infructuosamente, comunicarse con José Gregorio, se acercaron hasta su vivienda, situada en la urbanización San Cristóbal, municipio San Cristóbal, y fue cuando lo hallaron sin vida, con lesiones en su cuello y heridas abiertas en la cabeza.

Las autoridades que se presentaron en el lugar detectaron que la casa no presentaba violación del sistema de seguridad, pero en la vivienda había un gran desorden, por lo que presumen que el victimario o los victimarios esculcaron todos los espacios en la habitación principal del inmueble, justo donde quedó el cuerpo del contador público.

 

Los allegados a la víctima, con gran hermetismo, manifestaron no tener mayores detalles. Solo exigen justicia y que el hecho sea aclarado.

De acuerdo con la base de datos recopilada por Monitor de Víctimas en Táchira, desde el mes de marzo hasta el mes de diciembre de 2021, un total de 5 personas fueron asesinadas por robo. La misma cifra de homicidios por robos, 5, se ha registrado solo entre enero y julio de 2022. Con este caso, suman 4 las personas asesinadas dentro de sus viviendas durante eventos con el mismo móvil.

#MonitordeVíctimasTáchira | Aumentaron los homicidios en Táchira en el primer trimestre de 2022
Bolívar y Fernández Feo, los municipios con más homicidios durante el primer semestre de 2022. Un total de 42 homicidios ocurrieron en el estado andino durante los primeros seis meses del año, de acuerdo con la recopilación de datos del equipo de Monitor de Víctimas

 

@anggyp

Durante los primeros seis meses del año 2022, un total de 42 homicidios fueron perpetrados en el estado Táchira, de los cuales 8 casos ocurrieron en el municipio fronterizo de Bolívar y otros 8 hechos se registraron en el municipio Fernández Feo, en el marco de una ola de violencia ocasionada por pugnas por el control de mercados criminales y de territorios.

En estos dos municipios de la entidad, hay una característica en común y es que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) mantiene un fuerte control de los territorios en los que aplica sus propias leyes, con pena de muerte para quienes desobedezcan sus normas.

El ELN es el grupo subversivo con mayor área de influencia en el estado y durante el año 2022, pero uno de los casos de mayor connotación comunicacional, incluso, internacional fue el homicidio de uno de los presuntos cabecillas del grupo guerrillero, identificado como Adelmo Cifuentes Aguirre, de 53 años de edad, alias “Bateman”. A la fecha, el gobierno venezolano ni el colombiano se han pronunciado sobre este caso.

Luego de que la noticia del homicidio fuese publicada en medios regionales de Venezuela, la prensa colombiana aseguró que Cifuentes Aguirre fue el hombre asesinado a tiros, el 10 de junio, en el sector El Variante, vía Los Estoraques, del municipio Fernández Feo.

Vale mencionar que durante el primer trimestre los municipios Bolívar y Pedro María Ureña concentraron el mayor número de hechos de sangre, pues estás son zonas porosas que limitan con el departamento Norte de Santander, Colombia.

A este territorio, apetecido por negocios oscuros, está intentando incursionar el Tren de Aragua, a cuyo grupo el gobierno regional del Táchira le ha declarado una guerra a muerte. La mega banda, que opera con más frecuencia del lado colombiano de la frontera, también se disputa el control de las trochas fronterizas con el ELN, lo que deja una estela sangrienta en los pasos irregulares de ambas jurisdicciones.

Para el semestre anterior, entre julio y diciembre de 2021, se contabilizaron 40 asesinatos en Táchira, lo que significa que este primer semestre de 2022 hubo un incremento de 0.26% en la tasa de homicidios en la entidad fronteriza.

7 víctimas de la guerrilla

De acuerdo con la base de datos recopilada por el equipo de Monitor de Víctimas, a lo largo de los seis meses, 14 personas fueron asesinadas por civiles y 7 resultaron víctimas de grupos guerrilleros, 4 de ellos adjudicados al Ejército de Liberación Nacional.

10 de los homicidios fueron motivados por ajustes de cuenta o venganzas; 9 de los móviles de las muertes quedaron bajo el estatus “por determinar”.

Se pudo detectar que 9 de las muertes fueron ejecutadas por “resistencia a la autoridad” a manos de organismos de fuerza pública. En una de las presuntas confrontaciones armadas, el 8 de abril, en la trocha binacional Centeno, en San Antonio del Táchira, municipio Bolívar, actuó una comisión mixta del Cicpc y de la Dirección Contra la Delincuencia Organizada (Dcdo), anteriormente conocida como Faes.

En otros contextos, tres de las muertes fueron motivadas por violencia de género; tres personas fueron asesinadas por robo y un caso de muerte por presunta violencia política.

También se registraron dos asesinatos tras riñas o peleas, un caso de muerte por bala pérdida, un fallecido por enfrentamiento y un muerto por linchamiento dentro de un calabozo policial.

De las 42 víctimas, cuatro resultaron ser mujeres y 36 hombres, con edades comprendidas entre 19 y 83 años.

En cuanto a las armas utilizadas por los victimarios, se contabilizó que 27 personas fueron asesinadas con armas cortas. Así mismo, para ejecutar las muertes de cinco personas utilizaron armas blancas. De igual modo, otras personas murieron tras recibir golpes con objetos contundentes, por la fuerza física y por la utilización de arma larga o por la combinación de estas.

#MonitordeVíctimasTáchira | Robaron y asesinaron a un chef de cocina en Guásimos
La víctima, Ramiro Cegarra Alviárez, fue despojado de un morral y malherido con un arma de fuego, en la parada de buses en la que solía esperar el transporte público que lo trasladaba a su lugar de trabajo en San Cristóbal

@anggyp

Ramiro Cegarra Alviarez, un chef de cocina del estado Táchira, fue asesinado durante la última semana del mes de junio, cuando fue abordado por personas desconocidas para robarlo.

El hecho de sangre ocurrió cerca de las 5:00 de la mañana del 28 de junio de 2022, cuando Cegarra Alviarez, como todos los días, se dispuso a esperar el transporte público en el que se trasladaba a su lugar de trabajo en San Cristóbal.

El hombre, de 67 años de edad, estaba justo en la esquina Villa Martha del sector Curazao, municipio Guásimos. Los lugareños hallaron a Cegarra con una herida en el cuello producida por un arma de fuego.

La sobrina, Oriana Cegarra, contó a Monitor de Víctimas que el cocinero solía salir de su casa en horas de la madrugada, con un morral, para ir a su lugar de trabajo en un restaurante de la avenida Libertador de la capital tachirense. Su cuerpo fue hallado sin el bolso, que al parecer, le despojaron.

La víctima dejó a una hija mayor de edad. Sus allegados lo describieron como una persona tranquila y trabajadora, que no tenía problemas con nadie, por lo que presumen que lo asesinaron por oponerse al robo, incluso, creen que forcejeó con los asaltantes.

De acuerdo con la base de datos de Monitor de Víctimas recopiladas en Táchira, un total de 43 personas fueron asesinadas con arma de fuego cortas en 2021. El año pasado, un total de cinco personas fueron asesinadas durante un robo.

Falleció un policía del Zulia

Jesús Daniel Rodríguez León, un policía municipal de Zulia de 19 años de edad, recibió un impacto de bala en la cabeza, cuando prestaba funciones de custodia, el 2 de julio de 2022, frente a la Plaza Bolívar de la población de Casigua El Cubo, municipio Jesús María Semprúm, estado Zulia.

Al parecer, a un compañero de guardia se le escapó un tiro, en un momento en el que, presuntamente, jugaba con el arma de reglamento. La víctima tenía cerca de un año de graduado como policía.

De acuerdo con el relato de allegados, el hecho ocurrió a eso de las 11:00 pm. El funcionario, inicialmente, quedó herido y debido a la gravedad del daño en la parte posterior de la cabeza, fue traslado al Hospital Central de San Cristóbal, en Táchira. Pero Jesús Rodríguez perdió los signos vitales durante el viaje en ambulancia y bajo la observación de una bombera, una enfermera, su madre y otra funcionaria.

La mamá, Lida León, en medio de la consternación, contó que no sabía bajo qué circunstancias ocurrió el hecho. Desconocía si había sido accidental o a propósito, por lo que espera que las autoridades competentes esclarezcan el hecho.

Se conoció que el joven era el hijo menor de Lida y era su apoyo económico.

El cuerpo del policía fue ingresado a la Morgue del Hospital Central de San Cristóbal, de donde fue retirado un día después por una comisión de policías que viajó desde Casigua El Cubo, junto a la progenitora de Jesús Daniel.

 

#MonitordeVíctimasTáchira | Un fratricidio y un extraño asesinato ocurrieron en los primeros días de junio
Un hombre asesinó a su hermano, en una riña que tuvieron bajo los efectos del alcohol, y un joven, que se creía había muerto en un accidente vial, resultó muerto por homicidio, según determinó la autopsia

@anggyp

Dos asesinatos ocurrieron en Táchira en los primeros días del mes de junio. El primer hecho de sangre ocurrió en horas de la madrugada del 2 de junio de 2022, en El Valle, sector La Cedrala, municipio Independencia, cuando un hombre asesinó a su hermano, al propinarle golpes con un garrote de cortar leña, en una casa de campo.

En este suceso, falleció Omar Delgado, un obrero de 54 años de edad, quien estuvo conviviendo con su hermano Mario Silva Delgado, de 70 años, durante los ocho días que este estuvo de visita en la región.

En la madrugada de ese jueves, Omar y Mario estuvieron ingiriendo bebidas alcohólicas y surgió una discusión entre ambos. Mario tomó un garrote de madera y golpeó a su hermano, hasta causarle heridas mortales en su cabeza y rostro. El cuerpo de la víctima quedó tendido en la sala de la casa.

Según el relato de la hermana Linda Silva, cuando Mario recobró el sentido, a eso de las 7:00 am, llamó por teléfono a su madre y a ella, para contarles lo que había sucedido. La pariente comentó que cada vez que ambos hermanos se reunían y se embriagaban, terminaban en riña.

Al parecer, Omar le habría cobrado un dinero a su hermano, motivo por el cual, Mario habría reaccionado en el momento de la borrachera, golpeándolo con el garrote. El victimario fue detenido por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

En 2021, por lo menos, 4 personas fueron asesinadas con objetos contundentes como arma, según la base de datos de Monitor de Víctimas.

Omar Delgado habría reclamado una deuda a su hermano

Una autopsia determinante

El otro homicidio fue el de Breiner Yoanklin Moreno Contreras. Su familia pensó que él había perdido la vida, el domingo 5 de junio, en un accidente de moto; pero luego del examen forense que le hicieron en la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, se determinó que no murió por causa de un hecho vial, sino por una herida en el lado izquierdo del cuello, que fue ocasionada con un objeto punzo penetrante.

El joven, de 20 años de edad, fue localizado en el sector La Palmita, municipio Panamericano, zona norte del Táchira, a 4 kilómetros de la finca donde laboraba y residía. A un lado de su cuerpo, fue localizada su moto Horse. Su familia y autoridades locales, en un principio, creyeron que había perdido el control del vehículo de dos ruedas, y al caer el pavimento, se habría degollado con un pico de botella que, al parecer, yacía en el suelo.

El hecho aconteció en horas de la madrugada del domingo, y ese mismo día su cadáver fue trasladado a la morgue del principal centro asistencial de la región, donde los familiares de Breiner Yoanklin relataron a Monitor de Víctimas la versión del accidente vial que ellos manejaban.

Al siguiente día, la inspección forense arrojó importantes hallazgos en el cuerpo del muchacho y en las evidencias colectadas, lo que hizo descartar que la muerte hubiera sido ocasionada por un accidente en moto.

Breiner Yoanklin, muerto en extrañas circunstancias, era obrero del campo

En principio, la ropa del muchacho estaba ensangrentada, así como una de sus manos, por lo que se presume que el joven intentó taparse la herida.

Esta situación hizo reaccionar a los investigadores del Cicpc, quienes iniciaron un proceso de averiguación, según contaron allegados que también acudieron al organismo a rendir declaraciones.

 

Los familiares del muchacho indicaron que aún las autoridades no han logrado determinar cuál fue el móvil del asesinato ni las circunstancias como se desarrolló.

Una de las hipótesis que manejan es que el joven ni siquiera conducía su moto al morir, sino que habría sido asesinado en otro sitio y su victimario habría montado la escena del crimen para simular un accidente. Otra hipótesis planteada es que Breiner Yoanklin haya huido con la herida abierta, hasta desangrarse en el camino.

Los familiares de la víctima, tras largas horas de espera en la morgue y consternados por el giro que dio el caso, manifestaron que esperan que el Cicpc logre esclarecer el homicidio.

A lo largo del año 2021, 18 personas fueron asesinadas en la entidad tachirense con armas blancas, según los datos recopilados por Monitor de Víctimas.

#MonitordeVíctimasTáchira | 22 homicidios ocurrieron en el estado durante el primer trimestre de 2022
El mayor número de muertos (9) se registró en los municipios Bolívar y Pedro María Ureña, que limitan con el departamento Norte de Santander, Colombia, donde convergen grupos irregulares, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), y la megabanda el Tren de Aragua

 

@anggyp

 

Un total de 22 personas fueron víctimas de homicidio en el estado Táchira, durante el primer trimestre del año 2022. En el grupo 2 eran mujeres y 20, hombres.

Los hechos de violencia ocurrieron en 10 de los 29 municipios de la entidad. El mayor número de homicidios se concentró en los municipios Bolívar y Pedro María Ureña, ambos en zona de frontera, con un total de 9 muertos. En gran parte de los casos documentados, estos fueron ejecutados con armas de fuego.

Los municipios Bolívar y Pedro María Ureña son zonas porosas que limitan con el departamento Norte de Santander, Colombia, donde convergen diversos grupos irregulares, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que posee el control del territorio del lado venezolano. En este territorio, apetecido por negocios oscuros, está intentando incursionar la megabanda el Tren de Aragua, a cuyo grupo el gobierno regional del Táchira le ha declarado una guerra.

Esta mega banda, que opera con más frecuencia del lado colombiano de la frontera, también se disputa el control de las trochas fronterizas con el ELN, lo que deja una estela sangrienta en los pasos irregulares de ambas jurisdicciones.

El pasado 26 de enero de 2022, funcionarios de la Policía Metropolitana de Cúcuta fueron alertados de la presencia de tres cadáveres a la altura de la trocha La Isla, un camino irregular entre el barrio cucuteño Viejo Escobal, en Colombia, y el municipio Pedro María Ureña, en el estado Táchira.

Al parecer, los hombres fueron asesinados presuntamente por integrantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN).  Dos de las víctimas del triple homicidio en la trocha La Isla fueron identificadas: Nicolás Antonio Machado Seijas, mirandino de 54 años de edad, y Rodolfo Llanos Holanda, de nacionalidad colombiana.

Las autoridades de Colombia indicaron que los cadáveres quedaron en territorio venezolano. No es la primera vez que en la zona fronteriza, las funerarias realizan levantamientos de carácter humanitarios, junto a autoridades del vecino país.

Durante el mes de febrero de 2022, se registró la muerte de un hombre señalado de pertenecer al ELN en una clínica de San Cristóbal, tras haber sido ingresado desde un conflicto armado en el corregimiento de Aguaclara, Norte de Santander. Su cuerpo fue registrado y retirado de la morgue del Hospital Central de la capital del Táchira, según confirmó Monitor de Víctimas en el lugar, pero hasta la fecha ninguna autoridad se pronunció sobre el particular. 

En el segundo mes del año, Monitor de Víctimas registró el asesinato del profesor de Historia y Geografía Miguel Ángel Guada, de 36 años de edad, que tenía discapacidad motora y lingüística. Su cuerpo fue localizado en avanzado estado de descomposición en el municipio Independencia, vía a Rubio, el pasado 16 de febrero. El victimario le produjo la muerte tras propinarle un golpe en el estómago que le ocasionó una hemorragia, indicó su hermana al Monitor de Víctimas. Su familia lo había reportado como desaparecido el 9 de febrero.

En marzo se registró un femicidio 

Mientras que en los primeros días del mes de marzo, falleció Fanny Cecilia Contreras Urbina, de 47 años de edad, luego de resultar herida el pasado 26 de febrero, cuando su esposo, Luis Omar Patiño, sacó un arma de fuego y les disparó a ella y a la hija de ambos, Fanny Cecilia Patiño Contreras, de 29 años.

La víctima de femicidio permaneció durante más de una semana recluida en el Hospital Central de San Cristóbal, pero no resistió, ya que el disparo le afectó órganos vitales. 

Este caso deja al descubierto otro hecho de femicidio e incesto en la región andina. En el año 2021, se registraron en la frontera del Táchira un caso de incesto comprobado y siete femicidios. Las autoridades policiales informaron recientemente que las denuncias sobre violencia de género son constantes y  están entre los principales delitos en la región.

#MonitorDeVíctimasTáchira | Otros dos muertos en presunto enfrentamiento en la frontera
En una trocha que comunica Venezuela con Colombia, dos hombres murieron en un supuesto enfrentamiento con funcionarios de la PNB

Anggy Polanco @anggyp / Foto: Cortesía

En la primera semana de abril se suman otras dos muertes ocurridas en presuntos enfrentamientos con autoridades venezolanas. Esta vez fue en la trocha Centeno, entre Táchira y Norte de Santander.

Trascendió que comisiones mixtas de funcionarios pertenecientes al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y de la Policía Nacional Bolivariana adscritos a la Dirección Contra la Delincuencia Organizada (DCDO) realizaban investigaciones de campo en el paso irregular fronterizo ubicado en San Antonio, municipio Bolívar, en la madrugada del viernes 8 de abril, cuando se produjo el supuesto enfrentamiento.

Fuentes policiales indicaron que los hombres portaban armas de fuego y efectuaron varios disparos a la comisión; además, aseguraron que habían detonado un artefacto explosivo.

Los hombres habrían resultado heridos y fallecieron luego de ser ingresados al hospital de San Antonio.

Solo uno de los occisos fue identificado. Era venezolano y respondía al nombre de Edward Daniel Betancourt Prasca, de 34 años de edad.

Las autoridades regionales señalaron a los fallecidos como presuntos miembros del Tren de Aragua. Hasta el momento de publicación de esta nota no se había acercado algún allegado o familiar a la morgue a reclamar los cadáveres.

Con estos dos, sumarían un total de cuatro personas muertas en presuntos enfrentamientos con autoridades venezolanas en las últimas semanas.

#MonitorDeVíctimasTáchira | Murió conductor de Expresos Mérida herido en un atraco en Anzoátegui
En un viaje que suele durar 18 horas, Álvaro José Chacón se tomó 33, debido a las retenciones en puntos de control. Esto le obligó a transitar de madrugada por la carretera del estado Anzoátegui donde el autobús fue asaltado

Anggy Polanco @anggyp / Foto: Cortesía

Un conductor de Expresos Mérida que fue herido de un tiro por asaltantes de carretera en Puerto La Cruz, murió el pasado 6 de abril en el Hospital Fundahosta, en el estado Táchira.

La víctima, Álvaro José Chacón Ramírez, de 37 años de edad, fue herido de un tiro en la ingle, en suceso ocurrido el domingo 20 de marzo, cuando el expreso que conducía con 50 pasajeros desde San Cristóbal, estado Táchira, fue abordado por un grupo de personas armadas a la altura de Puente Gómez, en el sector El Viñedo, a pocos metros del peaje Los Potocos, Troncal 9, en Barcelona.

De acuerdo con el relato de Álvaro a sus seres queridos, en la vía se consiguió una barricada de palos, a las 3:00 de la madrugada. Él frenó porque no vio a nadie alrededor y comenzó a retroceder. Fue en ese momento cuando aparecieron cerca de 10 asaltantes lanzando piedras.

De ahí lo condujeron hacia el monte, relató la esposa del chofer. “Él suplicaba que no lo mataran, que él tenía hijos y familia”, contó. Robaron a todos los pasajeros dinero, mercancía, teléfonos y equipajes.

Sin embargo, uno de los asaltantes armados, molesto porque no pudo atracar a otro carrito particular, le dio un tiro a Álvaro. Él no perdió el conocimiento y salió del monte y se arrastró por la carretera. Pidió ayuda a un vehículo particular, pero casi lo arrolla en la vía. Finalmente, vio un gandolero, se le atravesó y le hizo señas con la correa del pantalón, y este lo llevó al peaje cercano.

“Él dijo que en el peaje lo tuvieron una hora y media esperando, porque no había ambulancia”, añadió. Finalmente, fue atendido por médicos en un hospital de Barcelona y, posteriormente, trasladado a Táchira.

El tormento de las alcabalas

Compañeros de trabajo del conductor denunciaron, mientras esperaban en la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, que los funcionarios de los puntos de control tienen gran parte de culpa por lo que le sucedió a Álvaro.

El bus que conducía Chacón Ramírez partió de San Cristóbal a las 6:00 de la tarde del viernes 18 de marzo, pero en cada alcabala era detenido entre 4 y 5 horas. Tan solo en el punto de control de Vega de Aza, en Táchira, lo retrasaron 5 horas militares que buscaban quitarles lo que llevaban los pasajeros, indicaron los compañeros de trabajo del chofer. Este fue el motivo por el cual el conductor y los pasajeros se desplazaban por la peligrosa carretera 33 horas después y de madrugada.

“En cada alcabala hacen bajar a toda la gente y duran 3, 4 y 5 horas. Un viaje de 18 horas que se prolongó casi 36 horas por culpa del hambre y la ‘lambuceadera’ de los militares. Es el abuso y el maltrato al usuario del transporte y a los choferes”, describió un compañero que prefirió no identificarse.

Aseguraron que, de no haber sufrido esos retrasos, Álvaro José no hubiera llegado de madrugada a esa peligrosa carretera y hoy estuviera vivo.

“Eso no tiene otro nombre, sino la decadencia de la Guardia Nacional”, señaló.

#MonitorDeVíctimasTáchira | Un asesinato se registró en la cuarta semana de diciembre
Darvin José Urbina fue encontrado en plena vía pública en Naranjales, municipio Fernández Feo

ANGGY POLANCO @angyyp

Un joven de 26 años que se dedicaba a las labores del campo resultó víctima de homicidio en la cuarta semana del mes de diciembre en el estado Táchira. 

El hecho ocurrió entre las 3:00 y las 4:00 de la madrugada del sábado 26 de diciembre, en la vía pública de la calle 4 de la población de Naranjales, municipio Fernández Feo, justo detrás de una vieja casilla policial que está fuera de funcionamiento. 

La víctima fue identificada como Darvin José Urbina, quien era oriundo de Higuerote, estado Miranda, llevaba cierto tiempo en la región andina y era conocido en la zona como “el Negro”. 

Según fuentes policiales de la parroquia, el hecho se produjo en medio de una supuesta riña. El presunto homicida es un hombre de 27 años, quien fue arrestado horas después por los cuerpos de seguridad. 

La víctima fue atacada con un arma blanca y con piedras en el rostro y el cuello. En un primer momento, las autoridades policiales reportaron la identidad del fallecido como Juan Bautista, sin embargo, los familiares aclararon su verdadero nombre, en vista de que los documentos del hombre fueron robados durante el suceso, informó un deudo consultado por Monitor de Víctimas. 

Tras ser atacado, el cuerpo sin vida de Urbina quedó en la vía pública. Vestía un short, una camisa manga larga y no tenía zapatos. Tanto las piedras con las que se habría ejecutado el ataque como la ropa del fallecido fueron colectadas por el Cicpc, Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, como evidencias del crimen. 

Familiares allegados a Urbina indicaron que él vivía solo, pero dejó huérfanos a dos hijos menores de edad.