Monitor de Víctimas, autor en Runrun

Monitor de Víctimas

Roberto Briceño-León fue designado miembro de la Academia de Ciencias de América Latina
El profesor titular de la Universidad Central de Venezuela y director del Laboratorio de Ciencias Sociales es el primer sociólogo que se suma a esta institución, en la que hay 309 miembros de 17 países

El investigador venezolano Roberto Briceño-León, profesor titular de la Universidad Central de Venezuela y director del Laboratorio de Ciencias Sociales (LACSO), fue designado como miembro vitalicio de la Academia de Ciencias de América Latina (ACAL) y es el primer sociólogo que ocupa un lugar en sus filas.

La Academia de Ciencias de América Latina es una institución dedicada al cultivo de las ciencias, cuyos miembros son seleccionados entre científicos destacados por la alta calidad de su labor de investigación y por su dedicación al servicio de los fines de la ACAL. Tiene en la actualidad 309 miembros de 17 países y casi la totalidad de ellos provienen de las matemáticas, biología, química, física y medicina.

Roberto Briceño- León es, además, fundador del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) y en la actualidad es profesor visitante en la Universidad Federal de Ceará, en Brasil.

La escogencia tiene su razón de ser en el trabajo que desde hace más de 40 años viene realizando el profesor Briceño-León en el campo sociológico. La Academia destaca que en su área de trabajo se resaltan dos líneas de investigación: la primera es la sociología de la salud, sobre las condiciones sociales que facilitan o restringen la difusión o control de las enfermedades transmitidas por vectores. La segunda es la sociología de la violencia, como una dimensión de la interacción humana que va más allá de la definición criminal del delito.

Es en esta última área en la que ha afianzado sus investigaciones en los últimos 25 años y ha logrado mostrar al país y al mundo una completa radiografía del comportamiento de la violencia en Venezuela. Toda esta realidad ha quedado plasmada en libros, artículos científicos e investigaciones.

 

Briceño-León fue miembro del Comité Ejecutivo de la International Sociological Association, entre 1994 y 2002. Además, fue coordinador mundial del International Forum for Social Sciences and Health, entre 1998 y 2003. Integró el Comité Asesor de Investigaciones de Salud (CAIS) de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Washington y de variados comités de Investigación básica y aplicada de la Organización Mundial de Salud (OMS) en Ginebra. Tiene más de 200 artículos científicos y 26 libros publicados, que hablan de la larga y fructífera trayectoria del profesor Roberto Briceño-León.

*También puede leer: #MonitorDeVíctimasCaracas | 3 muertos, una policía herida y 33 presos en operativo de la PNB

#MonitorDeVíctimasTáchira | Docente fue víctima de femicidio en una finca
La educadora murió de un balazo que le disparó su pareja. Esa misma semana, fallecieron tres hombres por homicidio: uno en un intento de robo, otro presuntamente ajusticiado por el ELN en La Azulita y el último acribillado en la vía pública en el sector Loma Blanca

El femicidio de una docente en el Sur del estado Táchira fue uno de los cuatro hechos violentos registrados en la última semana en la entidad andina. La educadora Mariela Josefina Delgado Rivas, de 46 años de edad, fue asesinada por su pareja, según informaron la policía y familiares.

La educadora Mariela Delgado se había dedicado al comercio informal y vendía hamburguesas. Fue asesinada la noche del 28 de abril, de un balazo en la cabeza que le disparó su cónyuge, después de una discusión que tuvo con él, en la finca “Hermanos Pedro”, en el municipio Fernández Feo, en la que ella vivía con su familia. 

El homicida, Néstor Javier Escobar, de 64 años de edad, se suicidó luego, de acuerdo con  información del Cicpc. 

Mariela y Néstor estuvieron separados varios meses antes de morir. Ella viajó por un tiempo al estado Guárico, de donde era oriunda, y en diciembre de 2021 regresó a Táchira. Se instaló en un anexo de la finca, pero continuaron las confrontaciones entre la pareja, debido a los celos del hombre, según explicaron parientes.

Murió en intento de robo

Otros tres hechos violentos ocurrieron en distintas circunstancias.  

Anderson Yoel Herrera Lizcano, de 25 años de edad, murió en la madrugada del 25 de abril, de un balazo que, de manera accidental, le dio un cómplice con el que ingresó a una finca del municipio Seboruco, con el propósito de cometer un robo. 

Al primero que sometieron, con un arma de fuego, fue al ordeñador de la hacienda, quien pese a su avanzada edad, se enfrentó a golpes con Herrera y hasta lo azotó con una manguera de riego. 

Ante esta situación, el cómplice del joven optó por disparar contra el obrero, pero el proyectil alcanzó a Herrera, causándole la muerte instantáneamente. El pistolero huyó. 

Ajusticiado en La Azulita

El viernes 29 de abril, fue hallado el cadáver de un hombre, con un tiro en la cabeza, en el sector La Azulita, en la recta de Ayarí, municipio Fernández Feo. No se le encontraron documentos de identidad cuando fue hallado el cadáver. 

En este hecho se presume, por el modus operandi, la autoría del ELN, grupo guerrillero que controla la zona del sur del estado Táchira.

Acribillado a balazos

En la mañana del mismo viernes 29 de abril, se registró el homicidio de José Rogelio Escalante Guerrero, de 37 años de edad, que el Cicpc maneja como un posible “ajuste de cuentas”. 

Lo acribillaron a balazos en plena vía pública del sector Lomas Blancas, municipio Andrés Bello. 

#MonitorDeVíctimasLara | Delincuentes asesinaron a un niño de 3 años
Los hombres buscaban al padrastro del pequeño para cobrar viejas rencillas, y en medio del tiroteo el infante resultó herido

 

Un niño de 3 años de edad murió tras recibir un balazo en el oído derecho, cuando dos hombres disparaban contra su padrastro, Luis Chirinos, en Acarigua, estado Portuguesa. En medio del tiroteo la madre y el padrastro resultaron heridos.

El sábado 23 de abril en la noche, el niño, la madre y el padrastro estaban en el sector La Municipalidad, en Acarigua. El pequeño jugaba dentro de la casa, mientras que los adultos estaban fuera de la vivienda. Cerca de las 9:00 p. m., dos hombres los sorprendieron.

La familia pensó que se trataba de un atraco, pero los delincuentes sacaron unas pistolas y, sin mediar palabras, comenzaron a disparar contra Chirinos. En medio de la balacera, el hombre de 34 años de edad recibió un tiro en el brazo izquierdo, mientras que su pareja, de 18 años, mamá del niño, fue herida por una bala que le rozó el pulgar izquierdo.

Una de las balas entró por la ventana de la casa e impactó en el niño, que estaba jugando en la sala. Los delincuentes huyeron del sitio luego de efectuar los disparos.

Los familiares trasladaron al pequeño hasta el hospital Casal Ramos, de Acarigua; pero por la gravedad de la herida los médicos lo refirieron al Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga, de Barquisimeto, estado Lara.

En Barquisimeto, los médicos lo ingresaron de inmediato a quirófano y lograron extraer la bala, pero luego de la operación el pequeño no aguantó y el domingo a las 5:30 a. m. murió.

Por venganza

Fuentes policiales contaron a Monitor de Víctimas que los delincuentes llegaron hasta el sector para asesinar a Luis Chirinos y vengar así viejas rencillas.

La madre y el padrastro del niño fueron recluidos en el hospital de Acarigua, pero horas después fueron dados de alta.

La fuente consultada informó que Chirinos era investigado por lesiones causadas a otra persona.

Pocas horas después del deceso del niño, funcionarios del Cicpc mataron a dos hombres y los señalaron como los presuntos autores materiales del asesinato del pequeño. Fueron identificados como Ubaldo Azuaje, de 24 años de edad, y José Antonio Pérez, de 30 años, alias el Cuchipina.

Según el reporte policial, el Cicpc de Acarigua alegó que los dos hombres se habrían enfrentado a la comisión tras resistirse a su captura.

#MonitorDeVíctimasTáchira | Lo asesinaron, presuntamente, porque estaba relacionado con la mujer de un jefe del ELN
Osman Isidro Durán Carrero habría sido conducido bajo engaño al lugar donde lo mataron

Monitor de Víctimas / Foto: Cortesía

Osman Isidro Durán Carrero, de 28 años de edad y de oficio barbero, fue asesinado de cinco tiros el lunes 11 de abril, comenzado la tarde, a plena luz del día, frente al Mercado Manaure, en la vía que conduce hacia el sector Santa Rosa.

Aunque inicialmente se manejó como móvil que el barbero de Santa Ana del Táchira, municipio Córdoba, fue asesinado para robarle su motocicleta, las indagaciones desarrolladas posteriormente por el Cicpc han arrojado que la víctima era parte de un triángulo amoroso.

La cantidad de balazos, la mayoría en el rostro, que le propinaron a Durán Carrero, según los investigadores, correspondían más a una venganza que a un robo. Desde el primer momento, esto les llamó la atención, afirmaron.

De manera extraoficial, una fuente ligada a la investigación, mencionó que Durán Carrero tenía una relación amorosa con una mujer que, a su vez, es la pareja sentimental de un irregular, supuestamente, un jefe guerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Al parecer, Durán Carrasco fue llevado al Mercado Manaure bajo engaño, quizá, citado por la misma mujer en cuestión o por algún conocido, pues la víctima poco frecuentaba esa zona, que queda en el otro extremo de la población, muy distante de donde tenía su barbería.

 

También indicó la fuente que, cuando el barbero se enteró de que la mujer era pareja del guerrillero, decidió terminar la relación, por lo que se cree que, cuando acudió a la cita que terminó en emboscada, si fue la mujer la que lo llamó, lo hizo obligada por su pareja.

La familia del barbero, que llegó a la morgue para retirar su cuerpo, prefirió no dar ninguna información sobre el hecho, pero se pudo conocer que era padre de una bebé que está con su progenitora fuera del país.

En el sitio, los investigadores colectaron como evidencia de interés criminalístico cinco conchas de bala, calibre 9 mm, así como una munición del mismo calibre.

*También puede leer: #MonitorDeVíctimasSucre | Abogada sobre asesinato de joven carupanero: “Cicpc debe poner orden en designación de funcionarios”

#MonitorDeVíctimasSucre | Abogada sobre asesinato de joven carupanero: “Cicpc debe poner orden en designación de funcionarios”
La abogada Freddy Bogady denunció que en menos de cuatro meses funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística (Cicpc) han asesinado a tres personas inocentes en los municipios Valdez y Bermúdez, en el estado Sucre

Yesenia García @qtalyesi / Fotos: Cortesía Otto Irazábal @oirazabal

A propósito de los tres asesinatos de personas inocentes ocurridos en menos de cuatro meses en el estado Sucre a manos de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística (Cicpc), la abogada Freddy Bogady considera que este organismo debe poner orden en la designación de los funcionarios que lo representan.

La litigante indicó al equipo de Monitor de Víctimas, este miércoles 13 de abril, que las ejecuciones policiales fueron un delito común entre 2016 y 2017, con la creación de las Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP). Detalló que durante ese tiempo las policías se acostumbraron a introducirse en las casas de las personas y las mataban, sin que hubiera luego alguna consecuencia.

“Ahora es que yo veo que por los menos el fiscal general, Tarek William Saab, está poniendo un poco de orden, y soy honesta al decirlo porque le están poniendo orden a esos organismos, pues esos cuerpos policiales sí han ‘ajusticiado’ personas”, denunció.

Bogady explicó que la ejecución de Daniel Lezama, de 22 años de edad, el pasado jueves 7 de abril en Carúpano, a manos de funcionarios del Cicpc delegación Nueva Esparta, es un homicidio calificado por la forma como le dispararon a la víctima.

“Es un vil asesinato. Además, hay prohibición a funcionarios de uso de armas en sitios públicos, como restaurantes y afines. Aparte, esa gente no estaba en servicio. Vienen de Nueva Esparta armados, y le disparan así a ese joven que estaba sentado, cuando ellos eran más personas”, señaló la profesional del derecho.

Sostuvo que la muerte de Daniel Lezama debe servir de lupa para la Fiscalía General, jueces y los fiscales que intervengan en el proceso: “Porque la vida del sucrense no vale nada y luego acomodan a estos funcionarios en una cárcel, y la familia de la víctima queda adolorida sin su familiar”.

La declarante también recordó que el pasado 31 de diciembre de 2021 fueron asesinadas en Güiria, por funcionarios del Cicpc, las señoras Yormaris Rodríguez y Yoninder Molina, quienes quedaron atrapadas en la línea de fuego iniciada por funcionarios de esta delegación en una fiesta callejera cuando estaban bajo los efectos del alcohol.

Un disparo

El joven Daniel Lezama, de 22 años de edad, fue asesinado el pasado jueves 7 de abril por seis funcionarios del Cicpc delegación Nueva Esparta, cuando estaba a las 2:00 p. m. en el Bar Restaurant Thiagos, en la comunidad de Tío Pedro, municipio Bermúdez, con una prima.

La primera explicación de los funcionarios fue que el joven se disponía a robar el local y un funcionario le disparó en el pecho, lo que le causó la muerte. Pero esta versión fue desmentida el viernes 9, cuando circuló en redes sociales el video de seguridad del local donde se observa que el joven se sentó en una mesa y se echó hacia atrás cuando recibió el disparo.

Posteriormente, el pasado lunes 11, Douglas Rico, director del Cicpc, se pronunció a través de su Instagram y calificó de “mala praxis policial” el asesinato del joven en Carúpano. Añadió que él mismo llamó al fiscal general designado por la ANC, Tarek William Saab, para que se encargara de las investigaciones.

La madre del joven, Anairys Ramírez, se trasladó este martes 12 hasta el Ministerio Público en Cumaná, donde exigió justicia para su hijo y afirmó que la Fiscalía imputó a cinco funcionarios aunque en el video se observa que eran seis.

Es pertinente recordar que en la primera minuta policial de la Inspectoría Estadal Sucre que circuló después del asesinato aparecen los nombres de seis funcionarios del Cicpc, algunos escritos con errores ortográficos; pero luego el MP imputó solo a cinco funcionarios, identificados como: William Belisario, Cristender González, Julio Isava, Yoel Colmenares y Maikel Malaver por los delitos de homicidio calificado con alevosía y motivos fútiles, así como uso indebido de arma orgánica y simulación de hecho punible.

#MonitorDeVíctimasCaracas | Discusión entre amigos en Catia terminó con uno de ellos muerto
Rustin Mora Sánchez fue atacado con arma blanca por Deibis Martínez, quien luego pensó que su amigo “estaba haciendo un show” y le pedía que se levantara, pero Mora Sánchez estaba muerto

Foto: Carlos Ramírez

 

Familiares contaron este lunes en la morgue de Bello Monte que Rustin Mora Sánchez, de 43 años de edad, murió por herida de arma blanca durante una discusión con un amigo suyo, en el barrio Isaías Medina Angarita de Catia, municipio Libertador de Caracas.

Rustin Mora y su amigo Deibis Martínez, de 33 años, mantenían disputas reiteradamente. “Ellos se la pasaban juntos, se la vacilaban; siempre estaban juntos y, cuando ellos se herían, ellos mismos se curaban; dejaban de hablarse por dos días y otra vez estaban en lo mismo”, dijo Katerine Mora, hermana del fallecido.

El domingo a las 5:30 p. m. estaban compartiendo unas bebidas alcohólicas y terminaron peleándose. Deibis Martínez agarró un cuchillo y atacó a Rustin Mora. La herida que le hizo le perforó un pulmón.

Los testigos comentaron que Deibis Martínez en ese momento le gritaba a Rustin Mora que se levantara y que “dejara el show”, pero Mora ya estaba sin signos vitales. Funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) acudieron al lugar del crimen y se llevaron detenido al implicado.

“Esperamos que se cumpla la ley y que él pague por lo que hizo, porque a pesar de… tiene que pagar”, afirmó Katerine Mora.

Rustin Mora residía en la zona de Gramoven y dejó una hija de 22 años que presenta una condición especial. Se conoció que la víctima y el victimario tenían cerca de 20 años de amistad.

Funcionarios del Eje Oeste del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) llevan a cabo las averiguaciones del caso.

#MonitorDeVíctimasSucre | Policías estadales mataron al supuesto líder de la banda delictiva “El Facho”
Efraín José Cardona Gamboa, apodado también el Facho, dirigía el grupo criminal, que estaría integrado por 25 hombres armados que operan en el centro de Carúpano

 

Foto: Cortesía

 

En una supuesta operación de inteligencia realizada por funcionarios de la Policía del estado Sucre mataron a Efraín José Cardona Gamboa, de 28 años de edad, apodado el Facho. El hombre, que era buscado porque, presuntamente, dirigía una banda delictiva conocida también como “El Facho”, se habría enfrentado a tiros con los policías este lunes, 28 de marzo.

Habitantes de la zona alta del municipio Bermúdez relataron al equipo Monitor de Víctimas este 29 de marzo que la movilización policial y el intercambio de disparos empezó en la comunidad de Chipi-Chipe, a tempranas horas del lunes 28, lo que generó alarma en la tranquila población, que está ubicada en la parroquia Santa Rosa.

Explicaron que los disparos se prolongaron por 10 minutos y luego se observó bajar del sector agrícola, a 20 minutos de Carúpano, los vehículos policiales con un cuerpo sin cubrir que llevaban en la parte de atrás de una camioneta. Residentes aseguraron que no conocen al hombre fallecido.

La policía estadal difundió en nota de prensa que Cardona Gamboa residía en el sector El Valle, parroquia Santa Catalina, y que estaba solicitado por el Ministerio Público por seis delitos, entre ellos, tres homicidios.

Además, afirma que durante el operativo desplegado por los uniformados para dar con el paradero del presunto delincuente habrían sido recibidos con disparos, por lo que tuvieron que repeler la acción con las armas. En el intercambio de disparos murió el líder de la banda y otros supuestos integrantes del grupo delictivo huyeron, indica la nota. En el lugar del presunto enfrentamiento se colectó un arma de fuego con seis cartuchos, tres de ellos percutidos.

El cadáver del hombre fue llevado hasta la morgue del Hospital Santos Aníbal Dominicci (SAD) de Carúpano, donde el patólogo determinó que murió a causa de dos impactos de bala en el pecho.

Hasta la hora de redacción de la nota ningún familiar había retirado el cadáver, y funcionarios de seguridad aseguraron a los periodistas que el cuerpo continuaba en el centro hospitalario. Indicaron que «el Facho» supuestamente comandaba un grupo delictivo integrado por 25 hombres armados que operaban en los sectores Cementerio de Calle San Miguel y Colinas El Valle, y especialmente en el centro de Carúpano.

Por su parte, habitantes de las Colinas El Valle han denunciado a los medios de comunicación en Sucre que, desde la llegada de la pandemia de COVID-19, han proliferado grupos armados, cuyos hombres encapuchados se esconden en la zona alta de Carúpano para robar viviendas y a transeúntes aprovechándose de la oscuridad, y que la inseguridad aumentó considerablemente.

#MonitorDeVíctimasTáchira | Grupos armados asesinan a un ganadero y a un comerciante
Familiares presumen que estos crímenes pudieron ser cometidos por el Ejército de Liberación Nacional, cuya presencia es marcada en la zona sur y en la frontera del Táchira. También se investiga la muerte de un hombre por heridas de arma blanca

Monitor de Víctimas

José Gaspar Umaña Chacón desapareció el pasado 23 de febrero en La Victoria, estado Apure, donde tenía su finca, y fue hallado con varios impactos de bala el 14 de marzo en horas de la tarde en el sector Caño Amarillo del municipio Fernández Feo.

Familiares de este ganadero tachirense indicaron a Monitor de Víctimas que Umaña trabajaba la tierra desde hacía varios años y que no tenía enemigos ni deudas pendientes.

El hombre, oriundo de San Juan de Colón, dejó cuatro hijos. Su familia se mostró desconcertada por lo sucedido y aseguraron que durante su desaparición no recibieron llamadas ni noticias del ganadero.

El cuerpo de Umaña apareció tendido en plena vía pública, en el municipio Fernández Feo, el cual limita con los estados Apure y Táchira y es una zona penetrada desde hace décadas por grupos irregulares.

Es de destacar que este municipio es uno de los de más alta criminalidad en Táchira, por lo que es común la aparición de cadáveres en la región, ya sea porque los asesinan allí o los matan en otro sitio y los dejan en el lugar.

Otro de los crímenes sucedió en la población fronteriza de Ureña. Henry Acevedo Álvarez ,de 51 años de edad, fue sacado de su casa a las 6:30 de la mañana por cuatro hombres armados y con los rostros cubiertos con capuchas, en presencia de sus hijos y esposa.

 

A la media hora de ser sometido de manera violenta, el cuerpo del conocido comerciante del municipio Pedro María Ureña fue encontrado con varios tiros, en el sector conocido como la Redoma de la Virgen de esa localidad.

Yoleidy Colmenares, esposa de la víctima, indicó que el comerciante no había recibido amenazas y que era un hombre emprendedor, colaborador y apreciado en la frontera.

Por la forma como ocurrió este hecho, sus familiares no descartan la participación de grupos irregulares. Hay que recordar que en la frontera del Táchira el grupo dominante es el Ejército de Liberación Nacional, ELN, que originalmente operaba en Colombia y desde hace varios años lo hace en territorio venezolano.

El tercer homicidio se registró también en la frontera. El cuerpo de Gregorio Lozada, de 39 años de edad, fue hallado el 19 de marzo en horas de la noche, en el barrio Curazao de San Antonio del Táchira, con múltiples heridas producidas con un arma blanca. Las autoridades investigan los pormenores de este hecho.

*También puede leer: #MonitorDeVíctimasCaracas | Estrangularon a ecologista en Sabas Nieves