Thabata Molina, autor en Runrun

Thabata Molina

“El Pollo” Carvajal declaró ante un juez y decretan secreto en las actuaciones
La comparecencia de Carvajal ante la Audiencia Nacional fue una petición que hizo él mismo, con la intención de supuestamente ofrecer detalles sobre posibles nexos de funcionarios y exfuncionarios españoles de los gobiernos de izquierda con las guerrillas de las FARC y el grupo terrorista ETA
La abogada de Carvajal aseguró que su cliente no tendría ningún inconveniente en presentarse ante la justicia norteamericana, siempre y cuando tuviera las garantías de un proceso justo

 

@Thabatica

Durante aproximadamente una hora y media de la mañana de este lunes 20 de septiembre rindió declaraciones ante un juez de la Audiencia Nacional de España Hugo Armando “El Pollo” Carvajal, tal como lo había solicitado la semana pasada.

El exmilitar venezolano dio su testimonio ante el Juzgado Central de Instrucciones nº 6, a cargo del juez Manuel García Castellón, quien dictó secreto en las actuaciones procesales que se puedan derivar de las declaraciones de “El Pollo”.

Carvajal fue trasladado la mañana de este lunes desde la prisión de Estremera a la sede de la Audiencia Nacional, donde estuvo en una sesión asistido por su abogada, María Dolores Argüelles, un fiscal y el juez.

La abogada señaló que las declaraciones del exjefe de la Dirección Contrainteligencia Militar venezolana (Dgcim) fueron “interesantes”, pero se negó a ofrecer detalles, debido a la orden de secreto que pesa sobre el expediente.

Tampoco quiso hablar sobre lo que podría suceder a partir de ahora con la justicia española, y solo se limitó a explicar que todavía está pendientes por resolver, por parte del Tribunal Supremo, dos recursos para tratar de evitar que Carvajal sea enviado a Estados Unidos, país que lo solicita por la presunta comisión de los delitos de tráfico de drogas y de armas.

La comparecencia de Carvajal ante la Audiencia Nacional fue una petición que hizo él mismo con la intención de supuestamente ofrecer detalles sobre posibles nexos que presuntamente tendrían funcionarios y exfuncionarios españoles de los gobiernos de izquierda con las guerrillas de las FARC y el grupo terrorista ETA.

De manera extraoficial se conoció que, en esta oportunidad, Carvajal habría ofrecido entregar documentación de interés para que se investiguen presuntos vínculos. Legalmente, lo que podría suceder es que la justicia española decida procesar al exmilitar venezolano y esto retrasaría aún más el proceso de extradición.

Segundo revés

Este mismo lunes también se conoció que el Tribunal Supremo español desestimó la medida cautelarísima interpuesta por la defensa de Carvajal, que buscaba que se suspendiera la ejecución de la decisión tomada por el Consejo de Ministros de marzo de 2020, que acordó la entrega de “El Pollo” a las autoridades norteamericanas.

El Supremo indica en el escrito emitido ya anteriormente, en mayo de 2020, se había negado otra medida solicitada en contra de la misma decisión, y resalta que, en el momento de darse aquel primer fallo, “el recurrente” (Carvajal) se encontraba en paradero desconocido, lo cual dificultaba la ejecución del acto que la defensa pretendía impugnar.

Los magistrados de la Sección Quinta de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo español indican en su escrito que no llegan a comprender “la petición que se hace respecto de la suspensión de una resolución, la orden de entrega, cuando ya se había denegado la medida cautelar”, pero además le recuerdan a la defensa que “por pura lógica jurídica” cuando ya se ha negado una petición, reiterar la petición los obliga a invocar nuevos argumentos, tal como lo establece el artículo 132.2 de la Ley procesal española.

Hay que recordar que la semana pasada, el Ministerio del Interior informó que a Carvajal se le había negado la solicitud de protección internacional -asilo-, que había solicitado en junio de 2019, cuando estuvo detenido la primera vez en la cárcel de Estremera.

El Ministerio del Interior explicó que la solicitud estaba denegada desde septiembre de 2019 y que para el momento en que se decidió, la notificación había sido enviada al centro de Reclusión, pero que Carvajal ya no estaba detenido.

No obstante, la defensa todavía espera por un recurso que está también en el Tribunal Supremo, apelaron la decisión de no concederle el asilo y no descartan acudir ante el Tribunal Constitucional español o ante el Tribunal de Derechos Humanos de Europa, de ser necesario, para evitar que “El Pollo” sea enviado a Estados Unidos.

La abogada de la defensa aseguró que su cliente no tendría ningún inconveniente en presentarse ante la justicia norteamericana, siempre y cuando tuviera las garantías de un proceso justo.

Habrá que esperar los próximos días a que desde la Audiencia Nacional se informe si la declaración ofrecida esta mañana por Carvajal deriva en alguna investigación penal en su contra, en suelo español.

Extradición de Carvajal a EE.UU. podría concretarse en pocos días
El abogado Juan Carlos Gutiérrez, socio del despacho internacional Cremades & Calvo Sotelo, explicó que el trámite procedimental en España ya está agotado, por lo que el traslado del ex jefe de contrainteligencia venezolano no debería tardar mucho más

@Thabatica

Cuatro días han pasado desde que fue capturado en Madrid Hugo “El Pollo” Carvajal Barrios, y su traslado al país norteamericano podría concretarse próximamente, según el abogado Juan Carlos Gutiérrez, socio del despacho internacional Cremades & Calvo Sotelo.

Gutiérrez explicó que, procedimentalmente, al trámite de extradición solo le faltaría ejecutarlo, pues para el momento en el que Carvajal se les fugó a las autoridades españolas, en noviembre de 2019, ya la decisión estaba tomada por el Gobierno y por la Audiencia Nacional española, es decir, ya no existe ninguna instancia superior que pueda echar para atrás esa medida.

“Cualquier recurso que la defensa de Carvajal intente será solo para dilatar el procedimiento, pero lo que estipula la ley es que él sea llevado a Estados Unidos para que lo procesen por los delitos que se le atribuyen. Podría ser cuestión de días, mientras se decide si Estados Unidos manda un avión a buscarlo, o si España el traslado lo hace España directamente”, dijo Gutiérrez.

Según el jurista, las únicas vías posibles para la defensa serían buscar que se emitan fallos a favor de Carvajal en el Tribunal Supremo español o en el Tribunal de Derechos Humanos de Europa, bajo los alegatos que ya han intentado, de que una posible extradición de Carvajal a Estados Unidos viole sus derechos humanos, basado en los argumentos que han esgrimido con antelación los miembros de la defensa del exjefe de la inteligencia durante el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela.

“Algún recurso que tome esa vía, fundamentada en la percepción de carácter política que señalaron antes, cuando estaba Donald Trump frente a la presidencia de Estados Unidos, ya no tiene sentido, porque esto lo planteaban los abogados basados en unos tuits que en algún momento publicó Trump y allí ellos agregaron que se trataba de una persecución política, pero en este momento el presidente es Joe Biden y es bien sabido que el sistema de justicia norteamericano es más bien garantista y goza de total independencia y autonomía”, dijo el abogado venezolano radicado en España.

Carvajal, exmilitar venezolano solicitado por las autoridades de Estados Unidos por la presunta comisión de delitos de narcotráfico y blanqueo de capitales, fue detenido en el apartamento 3D de 123 de la calle Torrelaguna de Madrid, un barrio de clase media alta ubicado al norte de la capital española.

Las autoridades de ese país, junto a funcionarios de la DEA, lo capturaron después de hacerle seguimiento durante varios meses, a propósito de un memorando enviado por la agencia antinarcóticos norteamericana, que dio señas precisas sobre su ubicación.

El operativo policial que lo puso de nuevo tras las rejas se prolongó durante casi 12 horas, pues los funcionarios cercaron todos los accesos del edificio donde se encontraba Carvajal, esperado a ver si intentaba huir, y fue a las 9:15 del jueves 9 de septiembre que finalmente lo sacaron esposado del apartamento donde se había escondido durante los últimos meses.

¿Cómo se decidió la extradición?

Hugo Carvajal fue detenido en Madrid, por primera vez, en abril de 2019, tras haber ingresado al país con un pasaporte falso. En ese momento, la Audiencia Nacional Española negó su extradición, alegando que la solicitud hecha por Estados Unidos tenía un trasfondo político y fue dejado en libertad.

En noviembre de ese mismo año, el pleno de la Sala Penal de la misma Audiencia Nacional, que lo dejó en libertad siete meses antes, decidió aprobar la extradición a Norteamérica y fue cuando desapareció, porque para ese momento se encontraba en libertad bajo fianza.
A raíz de esa fuga, pesaba sobre el exmilitar venezolano una orden de detención e ingreso a prisión con fines de extradición que ahora debe ser ejecutada.

Con Carvajal fugado, sus abogados interpusieron ante el Tribunal Supremo español un recurso contra la decisión del Consejo de Ministros que en marzo de 2020 aprobó que se ejecutara la extradición que ya la Audiencia Nacional había aprobado, pero de acuerdo con lo que han dicho los abogados del detenido, sería en octubre que esta instancia responda ese petitorio.

Según medios españoles, la defensa del exmilitar venezolano introdujo el mismo viernes de la semana pasada otro recurso ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo en el que solicitaban una medida cautela que frene la extradición a Estados Unidos, bajo el argumento de que se espere la resolución del recurso interpuesto en mayo de 2020.

Mientras esto se resuelve, Carvajal tendrá que permanecer detenido en el centro penitenciario Madrid VII, comúnmente conocida como la Cárcel de Extremera, ubicada en las afueras de Madrid.

Ante este panorama, y con el antecedente de todo lo que ha sido dilatado el proceso de extradición desde Cabo Verde a Estados Unidos, de Alex Saab, supuesto testaferro de Nicolás Maduro, el abogado Juan Carlos Gutiérrez considera que en el caso de Carvajal no existen tantas probabilidades de que la defensa pueda tener éxito con estas tácticas dilatorias.

Añade que en el caso de la justicia española, “cuando se trata de este tipo de delitos -narcotráfico- existen convenios internacionales que propician la cooperación y la asistencia mutua, por lo que los Estados firmantes de estos convenios tienen que impulsar los procesos que permitan la extradición. Eso es fundamental”.

Habrá que esperar entonces un pronunciamiento del Tribunal Supremo de España ante la medida cautelar interpuesta por la defensa, para saber si es posible ejecutar el proceso de extradición en los próximos días.

El Pollo Carvajal casi no salía, usaba pelucas y pedía delivery de hamburguesas
“De haber sabido quién era, tenía yo en los bolsillos 10 millones de pavos (dólares)”, dijo el conserje del edificio donde vivía “El Pollo” en Madrid
Los funcionarios esperaron más de 10 horas en la residencia 123 de la calle Torrelaguna a que el exmilitar venezolano hiciera algún movimiento que lo delatara

 

@Thabatica/ Madrid

 

Desde las 10:30 am del jueves 9 de septiembre comenzó el movimiento policial en los alrededores del 123 de la calle Torrelagunas, que hace esquina con la avenida Ramón y Cajal, en la ciudad de Madrid; una tranquila zona clase media–alta con edificios de ladrillos, donde viven muchos abuelos y casi nunca pasa nada fuera de lo común.

Los funcionarios tenían una misión ese día: capturar al general (r) Hugo Armando Carvajal Barrios, mejor conocido en Venezuela como “El Pollo” Carvajal, exjefe de inteligencia del gobierno de Hugo Chávez, solicitado por la Administración para el Control de Drogas (DEA).

Carvajal tiene procesos abiertos en cortes de Estados Unidos por la presunta comisión de delitos de narcotráfico y blanqueo de capitales, y las autoridades ofrecían una recomepnsa de US$10 millones por el exmilitar, quien se encontraba prófugo de la justicia española desde noviembre de 2019.

“Nos hemos quedado todos helados. Siempre me llamaba la atención esa terraza por las matas tan bonitas que tenían, pero no teníamos ni idea de quién vivía ahí y mucho menos quién era”, confesó sorprendida una de las vecinas, que este viernes accedió a hablar con los periodistas que desde muy temprano llegaron al portal.

“El Pollo”, que fue jefe de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y diputado por el PSUV, estaba solicitado desde hace casi dos años. Pero desde hace más de un año vivía en el edifico 123, una residencia donde los alquileres oscilan entre 1.600 y 2.200 euros por mes.

La terraza del apartamento 3D da justo hacia la calle y aunque la residencia tiene varios puntos de acceso, por la entrada principal y por el garaje. Los uniformados esperaron hasta las 9:15 pm para golpear la puerta con un ariete e ingresar. Carvajal no hizo ningún movimiento que le diera indicios a los policías de que iba a huir.

Pensaban que estaba armado. Para el momento de la captura, vestía un jean y una camisa azul con blanco. Se escondió en la última habitación del inmueble y allí, sin más, se rindió.

El conserje del edificio contó que desde temprano se habían ocultado en el área de las escaleras y que durante todo el día esperaron a ver si el exjefe de contrainteligencia militar de Chávez hacía algún amago por salir.

“Esto parecía que había un concierto, por la cantidad de policías que había en la entrada”, dijo el conserje. En el operativo había funcionarios de la Policía Nacional Española, efectivos de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (UDYCO) de la Guardia Civil Española, funcionarios de Interpol y de la DEA.

Ni el conserje ni los vecinos tenían idea de quién era

Los vecinos no se lo podían creer, porque jamás llegaron a imaginar que en el 3D había nada más y nada menos un prófugo de la justicia, buscado además por la DEA.

De haber sabido quién era, tenía yo en los bolsillos 10 millones de pavos –dólares-, pero me he enterado hoy”, dice entre risas el conserje, tras la reja de la entrada principal.

Comenta que lo único que sabía del inquilino es que le gustaba mucho pedir comida a BurgerKing.

En su vida de fugitivo, era asiduo a los servicios de delivery de comida y de supermercados.

Cuando los policías se decidieron entrar al edificio, primero abordaron al conserje para pedirle las llaves del apartamento donde estaba Carvajal. Se comunicaron con la dueña, a través de una llamada telefónica para que ella confirmara si en el inmueble había algún venezolano alquilado y allí procedieron a tomar otras áreas del edificio.

“Como a las 5:30 de la tarde que yo regresé ya estaban por ahí. Algunos hablaban en inglés y otros en francés. Salí y, al regresar, quizá eran las nueve menos cuarto, había muchísimos más policías y más gente viendo. Pero nadie sabía bien de qué se trataba, porque yo, por lo menos, pensé que ahí no vivía nadie, no lo conocíamos”, dijo otra de las vecinas que accedió a hablar con los periodistas.

Entre vecinos murmuraban, se reían y trataban de hacer memoria a ver si lograban identificar al exdiputado chavista, pero alguno dijo: «Claro, es que como además tenemos que andar con la mascarilla, qué iba a saber uno quién era ese hombre”.

Según los medios españoles, un documento con fecha 17 de junio de 2020 dio a las autoridades de ese país señas precisas sobre la ubicación de exmilitar venezolano.

El folio indica que la DEA había logrado investigar que “El Pollo” estaba en un departamento de la zona de Arturo Soria, que había sido alquilado por una mujer venezolana, identificada como Astrid Carolina Viloria Palacios, de quien hasta ahora se desconoce el paradero y la relación que tiene con Carvajal.

El escrito dice además que “El Pollo” usa pelucas y diferentes disfraces para pasar desapercibido y que vivía enclaustrado en dicho lugar.

En ese complejo habitacional hay dos torres: la 123 y la 125. Cada torre tiene 12 pisos y en cada piso hay cuatro apartamentos. Una de las vecinas del piso 3 respondió al intercomunicador y solo quiso decir que nunca llegó a ver a nadie entrar o salir de casa de su vecino, que todo el movimiento policial la había sorprendido, pero celebró el hecho de que lo hayan capturado.

Otros vecinos dicen que lo han visto pero con gorra, siempre con gorra. Para quienes decidieron este viernes salir a hacer las compras o paseas sus perros, lo más sorprendente era el prontuario policial de quien fue su vecino hasta la noche del jueves.

Pelaban los ojos al saber que desde Estados Unidos lo señalan por haber traficado armas y haber facilitado el tráfico de drogas durante todos los años que tuvo poder dentro del gobierno de Hugo Chávez.

“El Pollo” Carvajal tenía hasta el jueves una orden de detención e ingreso a prisión vigente desde mayo de 2019 para que se ejecutara su extradición a Estados Unidos, que fue acordada por el pleno de la Sala Penal de la Audiencia Nacional Española, que a su vez había dejado sin efecto una decisión previa de la Sala Tercera de ese mismo juzgado.

En marzo de 2020, en un Consejo de ministros, se acordó que se procuraría la entrega de Carvajal a las autoridades norteamericanas en el momento que fuese recapturado.

Este viernes 10 de septiembre, “El Pollo” fue trasladado hasta los tribunales de Plaza Castilla para ser presentado y hasta los momentos se desconoce cuál será el destino del detenido.

Se supo que al lugar llegaron sus abogados defensores, quienes solicitaron la liberación inmediata del exjefe de la policía de inteligencia venezolana, y prometieron dar la pelea para evitar la extradición del detenido, entre otras cosas, porque hay una solicitud de asilo que aún las autoridades españolas no han respondido.

Algunos medios españoles indicaron que, al rendirse, los funcionarios le preguntaron a “El Pollo” que si estaba vacunado contra la COVID-19 y el detenido les confesó que no.