Denuncian que parques naturales de Venezuela son víctimas de la minería ilegal y uso indebido - Runrun
Denuncian que parques naturales de Venezuela son víctimas de la minería ilegal y uso indebido

Foto: Cortesía La Causa R

El Observatorio de Ecología Política afirma que el deterioro de los ambientes naturales es una constante que se repite en la mayoría de estos espacios.

 

El pasado 24 de agosto se celebró el Día Internacional de los Parques Naturales, la efeméride que tiene el objetivo de recordarle a la sociedad la importancia de estos espacios para la conservación de la biodiversidad. 

Según el Observatorio de Ecología Política (OEP), Venezuela, al igual que otros países de la región, es víctima de la «vorágine extractivista», pues la mayoría de sus parques nacionales se encuentran en una situación «precaria y lamentable» por la minería ilegal, construcciones masivas y la tala y ocupación de tierras. 

El OEP señala que los casos más emblemáticos de la  «degradación y destrucción» se pueden ver en la Amazonía y Guayana venezolana, producto de la expansión minera cubierta en el marco del Arco Minero del Orinoco, en el Waraira-Repano (Ávila), Los Roques y en Morrocoy; aunque no son los únicos. 

Destrucción inminente 

El Observatorio de Ecología Política afirma que el deterioro de los parques naturales es una constante que se repite en la mayoría de estos espacios. 

«En el caso del sur del Orinoco, tenemos una importante degradación del Parque Nacional Yapacana, deteriorado gravemente por la minería, sin ningún tipo de acción pertinente para detener la expansión minera y la destrucción del mismo».

El OEP afirma que el Parque Nacional Serranía La Neblina, ubicado al sur del Amazonas, también es víctima de la minería, especialmente en mano de los “garimpeiros” o mineros clandestinos de origen brasilero.

La organización ambiental asegura que la situación en Guyana es tan grave que la Unesco solicitó enviar una misión de verificación e inspección al Parque Nacional Canaima, también localizada en el sector abarcado en el Arco Minero del Orinoco y declarada Patrimonio de la Humanidad, para verificar su estado y el deterioro causado por las actividades mineras.

Sobre el caso de Morrocoy, el OEP afirma que coexisten dos problemas:  la contaminación por derrames petroleros y el impulso del canal de Cuare, este segundo una obra de ingeniería que pone en riesgo los manglares y todo el ecosistema del parque. Mientras que en Los Roques está siendo afectado por las grandes construcciones y también por los derrames de hidrocarburos. 

«El Parque Henry Pittier sufre de la tala e invasiones, igualmente sucede en el Yurubi, Guatopo, Sierra Nevada, entre otros. Hay también en marcha una política de privatizaciones, enmarcada en los cambios de reglamento en los parques, buscando la apertura de ciertas actividades que ya expertos ambientales, luego de realizar estudios de impacto, habían determinado como negativas para los determinados espacios», explica el OEP en un texto publicado en su página web

Otras denuncias

El partido político La Causa R, se pronunció a través de su cuenta en Twitter a propósito de la efeméride denunciando que en Venezuela existe una «violación constante y sistemática en los parques naturales».

«En los estados Amazonas, Bolívar, Delta Amacuro y Falcón, el régimen ha promovido acciones ilegales como el tráfico de madera, la tala de árboles y actividades mineras, lo que amenaza su biodiversidad», se lee en un tuit del partido.

La Causa R indicó que los 37 monumentos naturales que hay en Venezuela están afectados en su infraestructura, bien sea por falta de mantenimiento, tala indiscriminada e invasiones que afectan las nacientes de los ríos y podría agravar el desabastecimiento de agua.

Sobre el Arco Minero del Orinoco, el partido verdelaborista señaló que el régimen de Nicolás Maduro está devastando 111.843,70 km2 comprendidos entre los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro; por la incesante y total desforestación y acciones mineras criminales en el Parque Nacional Canaima.

«El Waraira Repano, principal pulmón vegetal de Caracas está muy deteriorado y es víctima de construcciones totalmente ilegales, de viviendas para los enchufados, quienes aseguran tener privilegios de vivir en una zona “protegida”», señala la Causa R.