3 x 3 | Papa Francisco mostró solidaridad con derechos de homosexuales - Runrun
3 x 3 | Papa Francisco mostró solidaridad con derechos de homosexuales
Sumo Pontífice es defensor de las uniones civiles entre parejas del mismo sexo, pero no habla de matrimonio por la iglesia  


@franzambranor

El pasado miércoles, 21 de octubre, el lado conservador de la iglesia católica experimentó un estremecimiento al revelarse unas declaraciones hechas por el Papa Francisco en el marco del documental “Francesco”, estrenado en el Festival de Cine de Roma. 

“La gente homosexual tiene derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios. Nadie debería ser expulsado o sentirse miserable por ello”, dijo el Sumo Pontífice en el largometraje dirigido por el ruso Evgeny Afineevski.

“Lo que tenemos es que crear una ley de unión civil. De esa manera están cubiertos legalmente. Yo defendí eso”, refiriéndose a la época en la que fue Arzobispo de Buenos Aires, cuando Argentina debatió la legalización del matrimonio igualitario. 

El Papa ha tenido una posición ambigua en torno al tema. En 2018 dijo que cuando la homosexualidad se muestra desde la infancia “hay muchas cosas que se pueden hacer con la psiquiatría”.   

A principios de 2020, Costa Rica se convirtió en el septimo país latinoamericano en aprobar el matrimonio civil entre personas del mismo sexo. Ya la unión estaba permitida en Argentina, Uruguay, Colombia, Ecuador, Brasil y algunos estados de México. 

Pese a las peticiones de ONG y movimientos sociales sobre el establecimiento de un marco jurídico para avalar la unión civil entre personas del mismo, el Estado venezolano nunca ha respondido y atendido de manera frontal al requerimiento.

En una entrevista concedida a Unión Radio este 29 de octubre, la diputada de la Asamblea Nacional, Tamara Adrián, dijo que el Tribunal Supremo de Justicia ha bloqueado desde 2015 cualquier iniciativa legal de la oposición. “El chavismo no tiene intención alguna de favorecer a las minorías, Maduro está buscando votos porque sabe que el discurso igualitario mueve gente, así le pasó a Barack Obama en Estados Unidos y a Nicolás Sarkozy en Francia”, sostuvo la parlamentaria. 

En Runrunes entrevistamos a Quiteria Franco, coordinadora general de Unión Afirmativa de Venezuela, Ana Margarita Rojas, cofundadora de la Fundación Reflejos y al sacerdote y activista social, Alfredo Infante para tener una visión más amplia de este tema.

¿Cuál es su opinión sobre las declaraciones emitidas por el Papa en cuanto a la unión civil de homosexuales? 

Quiteria Franco: El Papa tiene dos funciones principales como Jefe de Estado y como cabeza principal de la iglesia católica, que es una de las religiones con mayor influencia en el mundo. En mi opinión ese mensaje está dirigido a los miembros de su iglesia. En muchos países del mundo, el matrimonio es una institución civil que afortunadamente se ha abierto a parejas del mismo sexo desde el año 2000, a pesar de la oposicion de la iglesia católica. Las palabras de Francisco son oportunas, pero tardías. Es un llamado a que la iglesia deje de inmiscuirse en los derechos civiles de los ciudadanos porque es un asunto que ya es imparable. El Papa habla de uniones civiles, no de matrimonios lo cual sigue siendo una distinción entre las parejas, por lo tanto su opinión es discriminatoria. Es un paso, pero no es suficiente. A los Estados les corresponde legislar y esto basado en la declaración universal de los Derechos Humanos y la opinión consultiva 2417 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitida a principios de 2018.

Ana Margarita Rojas: El Papa Francisco está dando su opinión desde el punto de vista laico, debido a su origen Jesuita es un hombre comprometido con las labores sociales. Eso no contradice su posición de fe. Los Estados se escudan en los dogmas de fe para no avanzar en los derechos sociales. Siempre nuestros derechos han estado subordinados a los dogmas de fe. En Venezuela vivimos una paradoja porque las luchas de los homosexuales en Latino America la lleva la izquierda socialista, aquí no. Somos una mancha gris. Lo único es que en Venezuela no se penaliza ser homosexual, de resto no tenemos ningun otro derecho. Hasta en Nicaragua la comunidad LGBTI tiene más derechos. En la escala de priorización somos el último de la fila. 

Alfredo Infante: La homosexualidad es un hecho humano. En el Concilio Vaticano II (1963-65) el Papa Juan XXIII insistió que nada humano nos es indiferente. Francisco es de la línea de Juan XXIII. Si la iglesia tiene vocación maternal acompaña a sus hijos e hijas sin discriminar por la condición. Francisco es consciente del drama existencial que viven las parejas homosexuales que han decidido compartir su vida y no gozan de sus derechos civiles, cuando muere uno de ellos, el otro queda totalmente desprotegido. También cuando hay separación de la unión ocurren grandes injusticias. Las parejas homosexuales están muy desprotegidas y excluidas de los marcos jurídicos civiles. Las palabras de Francisco buscan proteger y hacer justicia.

Nicolás Maduro endosó la responsabilidad de una ley aprobatoria de la unión civil igualitaria a la Asamblea Nacional que comenzará a legislar en 2021. ¿Interés verdadero u oportunismo político? 

QF: Maduro está haciendo lo que sabe hacer, intentar sacar ventaja de unas declaraciones para seguir engañando y manipulando a la población. Maduro tiene un historial terrible de declaraciones y conductas homofóbicas y transfobicas, hemos documentado toda clase de descalificaciones desde que siendo canciller en 2012 se dirigió a la oposición diciéndoles “mariconsones”, ese fue el permiso que le dio el chavismo para atacar a la gente por su orientación sexual. Desde el ano 2008 existe la obligación de la AN para que las parejas del mismo sexo puedan contraer matrimonio, establecida en la sentencia 190, que fue un caso de una solicitud de la ONG Union Afirmativa. El parlamento en manos del Psuv no hizo nada, entre 2010 y 2015 volvió a ignorar la petición, hasta finales de 2014 Maduro tuvo una Ley Habilitante y no hizo nada. A partir de 2015 tampoco hubo avance alguno. Es por lo tanto válido asumir que la estrategia de Maduro es para ganar seguidores de cara a las elecciones parlamentarias.

AMR: Ese es el juego de la papa caliente, hace 12 años el Tribunal Supremo de Justicia emitió una sentencia señalando a la AN como competente en ese tema. Es una actitud obviamente populista y proselitista. El Estado se ha burlado de la comunidad LGBTI por 20 años. Cuando nos ha tocado acudir a las mesas de trabajo en la AN se ríen en nuestras caras. Hay un manejo con tinte político en esta lucha que tenemos por que hagan reconocer nuestros derechos. Cuando se hace la marcha del Orgullo Gay, el Psuv la financia y no nos convocan, es algo que politizaron desde hace tiempo. Tamara Adrian siendo diputada de la AN no tiene identidad, las personas trans en Venezuela no tienen derecho ni a una cédula.

AI: Maduro es un oportunista político y lo hizo para dar la señal de que está de acuerdo con Francisco y al mismo tiempo congraciarse con el movimiento homosexual cuando todos sabemos que el discurso de muchos voceros es homófobo. Pero creo que la conciencia de derechos humanos es progresiva, cada vez se van dando avances en esta línea y el movimiento de DDHH irá conquistando estos espacios. Además, todo los avances tecnológicos y la globalización de la información irá generando estas nuevas sensibilidades.

¿Es posible que en un futuro cercano se redacte un marco jurídico para avalar el matrimonio igualitario en Venezuela? 

QF: Yo tengo la esperanza de que así será. Y con esa esperanza en mente es que seguimos trabajando. Hacemos uso de los recursos legales, los pactos internacionales, declaraciones, acuerdos y todo lo que hemos logrado en el Sistema Interamericano y en el Sistema Universal de Derechos Humanos. Lo que hace falta es que legisladores, jueces y magistrados actúen como auténticos servidores públicos y pongan de primero el deber de Protección a la Ciudadanía sin discriminación alguna. Les toca mostrar con acciones el respeto a la dignidad de las personas y a las familias conformadas por personas del mismo sexo.

AMR: Me parece que estamos muy lejos de eso. Lo primero es que se debe comenzar por reconocer al otro, a la persona diferente, si no existe ese reconocimiento entonces no podrá haber convivencia. Estamos en presencia de un Estado homofóbico y discriminatorio. No tenemos por qué mendigar tolerancia y aceptación es un derecho que tienen los seres humanos. La mayoría de los partidos políticos en Venezuela pertenecen a la Internacional Socialista y esa instancia tiene un mandato que obliga a estos a tener una secretaría LGBTI, aquí eso no existe. Hacen falta grandes políticas de inclusión, empresas como IBM, Google, Procter & Gamble y Directv las tienen, como entonces es posible que un Estado no las tenga. 

AI: Creo que las uniones civiles son importantes para proteger los derechos humanos de los cónyuges y si la iglesia apuesta por proteger la dignidad de la persona debe reconocer este hecho. Como insiste Francisco es una medida para la convivencia justa y proteger la dignidad de las personas implicadas. Sobre si estamos preparados o no, todo esto son procesos y en el cuerpo social los procesos son diferenciados y quienes no están preparados poco a poco se irán preparando.