Glorimar Fernández, autor en Runrun

Glorimar Fernández

#MonitorDeVíctimasCaracas | Adolescente embarazada y en situación de calle fue asesinada a golpes
Damaris Pineda (17) fue ingresada por su pareja y presunto agresor al Hospital Domingo Luciani, donde falleció a las pocas horas. El bebé, de siete meses de gestación, también murió

@glorifernandez

Una adolescente de 17 años y el bebé que gestaba fueron asesinados, producto de una golpiza que presuntamente le propinó la pareja de la víctima y padre del neonato, durante una discusión ocurrida el martes, 17 de mayo de 2022.

La joven se llamaba Damaris Kelita Pineda, provenía de Santa Teresa del Tuy, estado Miranda, y se encontraba en situación de calle. Según reportaron médicos del Hospital Domingo Luciani, ese martes, la joven fue ingresada en ese centro de salud, donde enseguida fue internada en la sala de cuidados intensivos. Presentaba moretones y traumatismos a la altura del cuello y el pecho.

La paciente estaba acompañada de un hombre que dijo ser su pareja, pero él desapareció luego del sitio. Los especialistas notaron, al examinar a la muchacha, que su bebé con siete meses de gestación ya no presentaba signos vitales. La adolescente murió horas después, a causa de un paro respiratorio.

 

Los cadáveres de Pineda y el de su hijo no nacido permanecieron varios días en la morgue de Bello Monte, porque los familiares no los habían retirado.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), adscritos a la Brigada contra Homicidios, iniciaron las averiguaciones para determinar la identidad del responsable y dar con su paradero.

Durante 2021, se registraron 239 femicidios, es decir que una mujer fue víctima de la violencia más extrema y letal cada 36 horas, según precisó el Monitor de Femicidios de Utopix, En enero y febrero de este año, la misma organización reportó 41 de estos casos.

*También puede leer: #MonitorDeVíctimasCaracas | 3 muertos, una policía herida y 33 presos en operativo de la PNB

#MonitordeVíctimasCaracas |  Familiares de Rosmary Bellorín piden que se investigue su muerte por mala praxis
La mujer acudió junto con su amiga Maryelis Vega a una jornada de esterilización en el CDI de Catia. Ambas convulsionaron durante la intervención. Rosmary falleció, mientras que Maryelis permaneció varios días en coma

@glorifernandez

 

Familiares de Rosmary del Carmen Bellorín Cedeño pidieron que se hiciera justicia ante lo que consideran fue una mala praxis. La mujer de 31 años de edad, madre de una adolescente y tres niños, murió durante una intervención quirúrgica a la que se sometió para esterilizarse.

El hecho ocurrió en el Centro de Diagnóstico Integral Los Flores de Catia, donde fue organizada una jornada para ligar las trompas a varias mujeres. Rosmary era ama de casa y jefa de calle del consejo comunal de la urbanización Colina Suave, en el kilómetro 9 de la carretera de El Junquito, donde residía.

A través de esta organización vecinal, ella se enteró de la jornada de esterilización que se haría en Caracas y avisó a varias vecinas, entre ellas, a su amiga Maryelis Vega, quien se animó a asistir.

Ambas ingresaron a la jornada quirúrgica el 7 de mayo de 2022. “Una semana antes de irse a hacer la ligadura, avisó a toda la familia, tanto acá en Caracas como en Carúpano. Estaba muy contenta porque, por fin, se iba a ligar. Ella era una mujer muy tranquila, cristiana, no sufría de ninguna enfermedad ni era alérgica a ningún medicamento”, fue la descripción que dio Magdeliz Cedeño, sobrina de la fallecida.

La joven contó que al día siguiente de la intervención, se enteraron de que había muerto. “Hubo mucha confusión en la casa. Pensamos que era mentira, es que era imposible, cómo iba a pasar eso”, relató.

Hasta la fecha, se desconoce el número de mujeres seleccionadas para tal procedimiento, pero familiares de Rosmary del Carmen aseguran que escogieron a las más sanas. Al parecer, durante la intervención quirúrgica, sufrió una convulsión que le causó la muerte.

Seis días en coma

Su amiga, Maryelis Vega, también sufrió el mismo efecto, por lo que fue recluida en la sala de cuidados intensivos del Hospital Miguel Pérez Carreño, donde permaneció seis días en coma, pero despertó el 13 de mayo.

“Ella está bien, mejorando, pero nadie le puede hablar. Sufrió una recaída cuando se enteró de que Rosmary había muerto, pero se encuentra estable. Ella dice que sólo se acuerda de cuando llegó al CDI. De ahí en adelante, no sabe lo que pasó”, precisó Magdeliz Cedeño.

Familiares de Rosmary Bellorín denunciaron que el primer resultado de la autopsia arrojó que falleció a causa de complicaciones derivadas del COVID-19, aseveración que desmintieron, porque la víctima se había hecho exámenes para descartar el virus antes de operarse.

Muere por edema cerebral

En un segundo resultado de autopsia quedó asentado que la causa de la muerte fue “edema cerebral severo, por shock hipovolémico a determinar”. Sus parientes acudieron a la delegación Propatria del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para formalizar la denuncia.

Los familiares de Bellorín le entregaron récipes, exámenes médicos y la orden de operación a los funcionarios a cargo del caso. Aún no tienen el nombre de los médicos responsables del procedimiento, pero efectivos de la policía científica les garantizaron que investigarán.

Rosmary del Carmen fue sepultada el 11 de mayo de 2022 en el Cementerio de El Junquito; no alcanzó a cumplir los 32 años, que planeaba celebrar luego de su operación este jueves 12 de mayo. Sus cuatro hijos fueron separados: la mayor, de 14 años, quedó a cargo de su abuela materna, su hijo de 11 años fue entregado a su padre, y los más pequeños de 6 y 1, a su papá y última pareja sentimental.

 

#MonitorDeVíctimasCaracas | De múltiples disparos asesinaron a colombiano que pasaba vacaciones en Mariches
Héctor Munive llevaba 14 años sin venir a Venezuela, pero decidió viajar para visitar a sus hijos y a expareja. El Cicpc abrió una investigación por robo, aunque no descartan sicariato

Foto: Carlos Ramírez

Un hombre de nacionalidad colombiana fue asesinado de múltiples disparos en el sector El Winche de Fila de Mariches. Desde hacía 14 años Héctor José Munive Bastidas, de 31 años de edad, no visitaba Venezuela, y vino a pasar Semana Santa con sus hijos y su esposa, de quien estaba separado.

Los hechos ocurrieron el Sábado Santo, refirieron familiares que viajaron desde Cali para retirar el cadáver en la morgue de Bello Monte.

La tarde que lo mataron, Munive Bastidas, quien se desempeñaba como obrero, salió de su vivienda con su esposa venezolana para buscar una señal wifi, ya que necesitaba comunicarse con su actual pareja y los hijos que dejó en Colombia.

De acuerdo con el relato que hizo su esposa a los familiares, de los tres hombres que lo abordaron, uno le disparó primero y se retiró. Los otros dos le quitaron los lentes de sol, el bolso y los zapatos que llevaba puestos; luego, ambos accionaron sus armas contra Munive.

“En Venezuela dejó una casa y varios negocios, pero más nunca tuvo la intención de regresar; no sabemos qué lo motivó a volver, parece que llegó para buscar la muerte”, fue el testimonio que ofreció una prima de la víctima.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) iniciaron las averiguaciones para determinar la identidad de los responsables. Una fuente de la policía científica dijo que, aunque el móvil de robo parece evidente, no descartan el sicariato.

#MonitorDeVíctimasCaracas | Decapitaron a joven de 20 años y abandonaron la cabeza en Petare
La víctima fue identificada como Deiker Alexander Godoy. Su cabeza fue abandonada cerca de una capilla en el barrio La Bombilla, mientras que el cuerpo fue hallado en una zona boscosa cercana. Una tía del fallecido fue quien lo reconoció

 

@GloriFernandez / Foto: Carlos Ramírez

 

Un joven de 20 años de edad, identificado como Deiker Godoy, fue decapitado y sus restos esparcidos en el barrio La Bombilla de Petare, la tarde de este sábado 22 de enero.

El suceso causó conmoción entre habitantes de la populosa barriada, ya que la cabeza de la víctima fue abandonada cerca de la capilla de la zona. El resto de su cuerpo fue hallado en un sector boscoso de La Bombilla.

Familiares que acudieron el lunes 24 de enero a buscar el cadáver detallaron que una tía de Godoy, que se acercó a cerciorarse del hallazgo, lo reconoció como su sobrino y aseguró que vivía en la Zona 6 de José Félix Ribas, también en Petare.

Fueron funcionarios pertenecientes a la División contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) quienes levantaron los restos.

#MonitorDeVíctimasCaracas | Dos mujeres fueron ejecutadas en vía pública en Petare cuando regresaban del trabajo

Fotoleyenda: Familiares de las víctimas que acudieron a la morgue de Bello Monte se negaron a dar detalles sobre lo ocurrido. Una tercera mujer, a quien también le dispararon en la cabeza, permanece en terapia intensiva

 

Lizamar González y Yelimar Barrios fueron arrastradas hacia unas escaleras por delincuentes que presuntamente pertenecen a la banda «Chicorrios». Les dispararon en la cabeza, supuestamente por delatar a estos antisociales con la policía

 

@GloriFernandez

 

Dos mujeres, Lizamar González y Yelimar Barrios, fueron asesinadas cuando regresaban de sus trabajos, al final de la tarde de este lunes 15 de noviembre, en una plaza del barrio San José, en Petare. Una tercera joven recibió un disparo en la cabeza y se encuentra en terapia intensiva.

De acuerdo con versiones policiales, las tres víctimas habían denunciado a miembros de la banda «Chicorrios», delincuentes de este grupo se habrían enterado y tomaron venganza. Familiares de las dos mujeres fallecidas se presentaron en la morgue de Bello Monte este 16 de noviembre, pero se abstuvieron de dar detalles de lo ocurrido.

Los cadáveres de González y Barrios quedaron tendidos en unas escaleras. Ambas fueron asesinadas con disparos en la cabeza y delante de varios vecinos. La tercera víctima fue identificada como Yessica González. Su pronóstico de salud es reservado.

La banda que lidera «Chicorrios» protagonizó un tiroteo la semana pasada en la misma zona donde fueron asesinadas las mujeres, contra delincuentes que apoyan a «Wilexys», quien es cabecilla de una megabanda que opera en Petare desde hace al menos cuatro años. Este último individuo instaló una alcabala en la zona 8 para evitar el despliegue de sus rivales, según denunciaron los propios vecinos.

El mes pasado murieron a bala, también en ese sector, Antony Moisés Galindo Ledezma, de oficio mototaxista, y Henry Correa, jugador de fútbol. Los dos hombres murieron en horas diferentes al quedar atrapados en tiroteos de los mencionados grupos delictivos.

#MonitorDeVíctimas | Denuncian que las FAES ejecutó a joven cocinero en Petare
En su día libre, Maikel Lemus (24) fue a una cancha del barrio José Félix Ribas de Petare a jugar una partida de baloncesto. Fue interceptado por funcionarios que vestían de civil y que le dispararon a él y a sus compañeros, según testigos

 

@GloriFernandez

 

El cocinero Maikel Alexander Lemus Castillo, de 24 años de edad, fue asesinado supuestamente por funcionarios de civil pertenecientes a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), cuando iba a la cancha de su comunidad a jugar una partida de baloncesto. Sus amigos y vecinos acudieron a la Fiscalía este jueves 19 de agosto con casi 100 firmas que dieron fe de que el joven era sano y que fue ejecutado.

Los hechos en los que resultó muerto ocurrieron el martes 18 de agosto en el sector El Progreso del barrio José Félix Ribas, en Petare. El muchacho trabajaba en un reconocido restaurante de cocina japonesa en Las Mercedes y tenía libres lunes y martes. Ese último día lo quiso aprovechar para hacer deportes junto a otros vecinos.

Según testimonios de varios habitantes, los funcionarios llegaron al sector vestidos de civil, llevaban bermudas y zapatos deportivos. Cuando los muchachos que iban a la cancha, incluyendo a Maikel, vieron que desenfundaron sus armas salieron corriendo en diferentes direcciones, porque no sabían que eran policías. De acuerdo con esta versión, los funcionarios les dispararon de inmediato.

Hablaron familiares de la víctima

La madre de la víctima acudió este miércoles 18 de agosto a la morgue de Bello Monte a buscar el cadáver de su hijo. No quiso hablar porque aseguró que no le salían las palabras. Sin embargo, estuvo junto a primos y vecinos que decidieron contar lo sucedido.

“Era un joven conocido, deportista, trabajador, hizo vida parroquial”, dijo un pariente del muchacho. “Deja a su mamá, a su hermana y a su hermanita de 3 años. Ya la hermanita está preguntando por él. ¿Qué le vamos a decir? Está en el cielo. ¿Por qué? No tenemos respuesta para ella”, dijo otro pariente.

Información oficial

Según la versión policial, miembros de la Dirección contra Delincuencia Organizada de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) realizaban un operativo en José Félix Ribas, cuando se suscitó un enfrentamiento con presuntos integrantes de la banda del “Chino”, donde resultó muerto un hombre apodado “el Maga”. Sin embargo, no proporcionaron información de Maikel.

#MonitorDeVíctimas | FAES mataron al Loco Leo, aliado del Koki y uno de los 10 más buscados del país
Leonardo José Polanco Angulo, conocido como «Loco Leo», era el cabecilla de una banda que operaba en El Valle, aliada a la del «Koki».
Fuentes policiales aseguraron que un vecino les informó de su presencia como inquilino en un inmueble de la zona

 

La noche de este miércoles, 4 de agosto, murió a manos de funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), Leonardo José Polanco Angulo, alias «el Loco Leo», cabecilla de la banda de El Valle, aliada al «Koki».

Este hombre, de 28 años de edad, figuraba como uno de los 10 más buscados en el territorio nacional. Estaba solicitado por homicidio, robo, extorsión y venta de drogas.

Según detallaron fuentes policiales, un vecino de la urbanización Mirávila de Parque Caiza dio la información a la policía sobre un grupo de hombres extraños en uno de los apartamentos. Uno de ellos era Polanco, quien hace unas semanas alquiló un inmueble en la zona.

Vecinos aseguraron que vieron a la comisión policial entrar, luego se escucharon disparos y a los minutos, salieron los efectivos con el cuerpo del «Loco Leo». Esta información fue confirmada a El Pitazo por autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y criminalísticas (Cicpc).

Polanco era señalado de simular al «Koki» en la realización de fiestas que abarcaban varias calles y se extendían hasta el amanecer.

Antes de la intervención de la policía en la Cota 905, la banda que lideraba «Loco Leo» se afincó en el cobro de vacunas a comerciantes informales que laboraban en los alrededores del Centro Comercial El Valle. El Pitazo registró el asesinato de dos buhoneros que se resistieron a hacer este pago.

El aporte que realizaba el «Loco Leo» a «Koki» era direccionarle a comerciantes y empresarios. Es decir, los secuestraba o extorsionaba y luego los trasladaba hacia los bunkers que estaban en lo alto de la Cota 905 para que los delincuentes de esa zona se encargaran de cobrar el secuestro.

El procedimiento se efectuó enseguida que la Dirección General de Policía Internacional (Interpol) publicara los afiches de los 10 delincuentes más buscados y con notificación roja donde figuraba el «Loco Leo», junto a «Koki», «Vampi» y «Garbis», entre otros.

A su madre la detuvieron 

Este 5 de agosto, se conoció también que María del Carmen Angulo Zorrillo, madre de Polanco Angulo; su hermana, Leomary Katiuska Polanco Angulo y su pareja, Jhonailin Daniela Moreno González,  fueron detenidas.

Versiones policiales indican que las primeras dos mujeres fueron capturadas en El Valle, donde estaban «custodiadas» por dos hombres con armas largas que huyeron tras observar a la comisión policial.

Mientras que la pareja del «Loco Leo» fue apresada en el mismo apartamento en el que este cayó tras supuesto enfrentamiento con las FAES.

Las tres mujeres estaban solicitadas por el Tribunal Nacional 4° de Control con Competencia en Casos Vinculados al Terrorismo. Tenían un expediente abierto por los delitos de terrorismo, asociación para delinquir y tráfico de armas y municiones.  

CICPC también ubica en Colombia a líderes de banda del “Koki” y detiene en Táchira a 2 mujeres
La detención arbitraria de la pareja sentimental de un presunto lugarteniente de la megabanda de la Cota 905, en Táchira cuando se disponía a cruzar la frontera, confirma que las pesquisas de la policía venezolana sobre el paradero de los jefes del grupo criminal coinciden con la versión de la policía colombiana

@glorifernandez

 

Una investigación adelantada por funcionarios de diversas dependencias del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) confirmaría la versión adelantada el pasado 3 de agosto por autoridades de Colombia, según la cual los líderes de la megabanda del “Koki” podrían estar escondidos en ese país. 

La pesquisa efectuada por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), adscritos a la División contra Secuestros Eje Aragua-Guárico y División contra Secuestro Eje Táchira, incluye el rastreo telefónico y el cruce de llamadas de familiares y allegados a los principales miembros de la megabanda del «Koki»

El seguimiento ha sido principalmente a mujeres del entorno familiar de Carlos Luis Revete (“Koki”), Garbis Ochoa Ruiz (“Garbis”), Carlos Calderón (“Vampi”) y a otros líderes de la banda, quienes estarían en permanente contacto telefónico con sus allegados y estarían planificando la salida de algunos de estos hacia Colombia.

Runrunes y El Pitazo tuvieron acceso a algunos detalles y declaraciones registrados en el acta procesal K-21-0539-00068, que identifica la investigación que se sigue en procura de la captura de los tres delincuentes. 

Estos elementos apuntan en la misma dirección que las declaraciones hechas por autoridades de la policía colombiana la mañana de este martes 3 de agosto, sobre la presencia de alias «Koki» y miembros de su banda en el vecino país, específicamente en Cúcuta.

En el expediente figura que se hizo seguimiento a las llamadas de Miller Andreina Ochoa Sequera, de 29 años de edad, quien sería la pareja sentimental de Obrayan Romero La Rosa, quien este hombre lo señalan de ser lugarteniente del «Koki», «Vampi» y «Garbis». 

Según lo detallado en el documento, la mujer salió de la Cota 905 rumbo a la una localidad del estado Aragua, donde se refugió junto a sus dos hijos en la vivienda de un familiar. Desde allí mantuvo comunicación constante con Romero La Rosa. La verificación de las llamadas arrojó que la ubicación de los números telefónicos con los se contactó la mujer era Colombia. 

El rastreo telefónico permitió a los investigadores ubicar a Sequera en el estado Táchira, donde fue detenida de forma arbitraria, pues no tiene ningún cargo por algún delito o deudas con la justicia, el pasado 29 de julio. 

Según el acta procesal, Sequera pretendía cruzar la frontera a través de trochas para reunirse supuestamente con Obrayan y otros miembros de la banda que buscaron refugio tanto en Colombia como en zonas fronterizas.

La detenida no tenía solicitud judicial. En este procedimiento, también fue aprehendido el taxista que la conducía desde el estado Carabobo, entidad en la que mujer hizo una parada en su viaje rumbo hacia la frontera. 

Las trazas telefónicas hechas por el Cicpc determinaron que el hombre pertenece a una línea de taxis de Valencia y que atendió al llamado de la mujer en el terminal Big Low. Sin embargo, continúa detenido mientras continúan las investigaciones. 

El 28 de julio también fue detenida en el estado Táchira una sobrina de alias “Vampi” cuando se disponía a cruzar hacia territorio colombiano. La joven fue identificada como Cleinyerlis Damaris Barcelo Calderón, de 22 años de edad. En su caso tampoco había una solicitud de detención por parte de un tribunal.

Cerco en Colombia

El general Oscar Moreno, comandante de la Policía Nacional de Colombia para la ciudad de Cúcuta, recalcó a una televisora local que el cuerpo que dirige continuará haciendo un “gran cerco” al accionar delictivo, “sobre todo, al que viene del lado venezolano”.

 

Hemos recibido esa información (de la presencia de los miembros de la banda del Koki) sobre la que estamos trabajando. El accionar delictivo de todos esos grupos siempre es investigado y analizado desde los cuerpos de  inteligencia. En la medida en que vamos teniendo evidencias desde el punto de vista judicial, trabajamos con la fiscalía para capturarlos. Ahora, sobre esta información que empieza a multiplicarse en redes, es importante hacer el llamado a los ciudadanos a que todo dato que salga, lo comuniquen a la policía (…) Siempre hemos estado prestos a capturarlos, hemos sido contundentes con todas las organizaciones, no solo las que vienen de Caracas, sino los que delinquen y son de la zona”, comentó. 

 

Moreno cree que estos sujetos habrían entrado al territorio colombiano por las trochas.