Yeannaly Fermin, autor en Runrun

Yeannaly Fermín

#ReporteCoronavirus | Las noticias más importantes de la tarde #19Nov

RunRun.es hizo una recopilación de las noticias más importantes del momento sobre el coronavirus. El #ReporteCoronavirus te mantendrá informado de todo lo que ocurre con este nuevo virus que hasta la fecha ha causado 56.708.132 infectados y 1.356.952 muertos en todo el mundo. Aquí las 5 noticias más relevantes de la tarde: 

 

Así afecta el covid-19 al sistema cardiovascular

Numerosos estudios han reportado la lesión cardíaca aguda como una manifestación importante de covid-19. Esta se caracteriza por una elevación de marcadores de daño miocárdico aislados o en conjunto con anomalías en el electrocardiograma y/o en ecocardiografía. La tasa de lesión cardíaca varía entre 7% y 28% de los pacientes hospitalizados. De nuevo, los pacientes con evidencia de esta lesión tienden a ser mayores y con otras factores de riegos cardiovascular. Entre ellos, la hipertensión basal, diabetes, enfermedad coronaria e insuficiencia cardíaca. EN

OMS apoyó que las escuelas se mantengan abiertas, y consideró que los confinamientos son una “pérdida de recursos”

La Organización Mundial de la Salud (OMS) defendió este jueves la necesidad de mantener abiertas las escuelas durante la pandemia de coronavirus, y consideró que pueden evitarse los confinamientos si se aumentan las medidas de protección. “Debemos asegurar la enseñanza para nuestros hijos”, afirmó el director para Europa de la OMS, Hans Kluge, resaltando que los niños y adolescentes no son impulsores principales del contagio y que el cierre de las escuelas no es efectivo. Infobae

Vacuna de Oxford contra COVID-19 logró 99% de inmunidad en adultos mayores

La segunda fase de pruebas clínicas de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por la universidad inglesa de Oxford demostró que es segura y provoca inmunidad al virus. Según el informe, los valores de neutralización dieron como resultado el 99% de eficacia. Todo esto, después de realizar los ensayos correspondientes a esta segunda fase. Los experimentos se generaron con 560 adultos sanos, entre ellos 240 de más de 70 años, con el objetivo de observar su impacto en el sistema inmune y posibles efectos secundarios. EI

La voz, otra víctima del coronavirus

80% de los pacientes de coronavirus se recupera de la enfermedad sin requerir tratamiento hospitalario, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, uno de cada seis puede desarrollar un cuadro grave con dificultad para respirar (disnea) y pérdida de la calidad de la voz (disfonía). Según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (Seorl), los casos en los que es más posible que la enfermedad se complique se dan tanto en los más mayores como en quienes padecen determinadas afecciones. Entre ellas, patologías respiratorias, inmunosupresión, hipertensión arterial, problemas cardíacos o diabetes. EN

Brasil recibió el primer lote de 120 mil dosis de la vacuna china Coronavac contra el COVID-19

Brasil, uno de los países del mundo más afectados por la pandemia, recibió este jueves el primer lote de la “Coronavac”, la vacuna contra la covid-19 desarrollada por el laboratorio chino Sinovac y cuyos estudios clínicos se encuentran ya en fase final. Las primeras 120.000 dosis de la “Coronavac”, las cuales todavía no pueden comenzar a ser aplicadas, llegaron a San Pablo, cuyo gobierno cerró con Sinovac un contrato para recibir un total de 46 millones de vacunas, equivalentes a toda la población de dicha región, la más afectada en el país por la pandemia. Infobae

Las perlas que soltó James Story en su primera entrevista como embajador de los EE.UU. para Venezuela
La designación de Story ocurre luego de 10 años sin que ningún representante ocupara el cargo, pues desde el año 2010, Estados Unidos no tiene diplomáticos en su embajada de Caracas por la ruptura de sus relaciones con el gobierno de Hugo Chávez

Este jueves, 19 de noviembre, el recién designado embajador de los Estados Unidos para Venezuela, James Story, ofreció su primera entrevista con el periodista Melanio Escobar, en donde conversaron sobre diversos temas de política exterior que involucran directamente al país. 

A través de Instagram, James Story afirmó que para los venezolanos tener ahora un embajador y no un encargado de negocios “es un mensaje muy claro” sobre la línea de trabajo que mantendrá Estados Unidos con Venezuela. 

Aquí las perlas que soltó James Story en su primera entrevista como embajador de Estados Unidos para Venezuela: 

 

Sobre las sanciones

– “El Senado norteamericano seguirá apoyando al pueblo de Venezuela siempre. Es un mensaje claro y bueno para todos”

– “Las sanciones son una cosa, pero los problemas que tiene Maduro y otros de su grupo no solo son un problema político, sino también un problema judicial. Estamos hablando de indictments, juicios en el departamento de justicia sobre narcoterrorismo, narcotráfico y ahora también tiene otros problemas de carácter internacional desde la ONU con la señora Bachelet del grupo ff indicios quienes dicen que hay crímenes de lesa humanidad”. 

– “En la política siempre tiene cambios, porque siempre estamos ajustando, aprendiendo… pero la dirección es bastante clara”

Sobre las elecciones del 6 de diciembre

– “El mundo no reconoció el resultado del fraude de mayo de 2018, no van a reconocer el fraude que está en marcha para el 6 de diciembre. Sabemos que el dictador no puede fortalecerse o buscar legitimidad a través de otro proceso ilegítimo”.

– “Apoyamos la legitimidad, apoyamos a las instituciones y apoyamos a los venezolanos a tener la oportunidad de elegir sus líderes”.

Apoyo al Gobierno Interino y la consulta popular

– “Creemos que es mucho más poderoso que el gobierno interino esté dentro de Venezuela y no afuera porque dentro se están haciendo todas las labores en la calle”. 

– “Felicito a Juan Guaidó por el trabajo que está haciendo de la consulta popular en los barrios de Venezuela. La consulta popular va a ser un éxito”.

– “Es importante que los venezolanos dentro de Venezuela alcen la voz y defiendan sus derechos constitucionales”.

Ayudas para Venezuela 

– “Estamos apoyando con 1.2 billones de dólares para ayudar a los venezolanos dentro y fuera de Venezuela con alimentos, medicinas y vacunas”.

– “El caso del PMA debería entrar Venezuela, pero esta bloqueado por el régimen porque los quieren convencer con el Clap para que salgan a votar el 6 de diciembre. No hay bloqueo, los Estados Unidos son el segundo país exportador de alimentos para Venezuela, después de Brasil. No hay bloqueo. No existe”.

– “Hay trabajos que estamos haciendo y no vamos a parar y no solo con alimentos y medicinas, también con la prensa, con actores democráticos y con la sociedad civil. Es importante que se mantenga la presión interna para pedir cambios constitucionales, políticos y pacíficos en el país”.

– Sobre las visas: “Invito a todos a participar los jueves a las 3:30 hora de Miami, a mi programa de Facebook Live y cada cinco o seis semana hacemos un show especial para las visas. Es difícil para todos por la pandemia, pero debemos esperar para abrir embajadas y consulados, pero estamos pensando cómo hacerlo. En mi programa o en mis redes sociales pueden encontrar mucha información sobre esto”.

– Sobre la vacuna contra el COVID-19: “Confío mucho más en Pfizer que en algo que viene de Rusia, esperamos que podamos apoyar a otros países como Venezuela, no tengo exactamente un plan articulado porque apenas está saliendo la vacuna, pero si, es un plan que vamos a trabajar con el gobierno interino y con el presidente Guaidó para apoyar a los venezolanos”. 

Farmacias Móviles Comunitarias violan ley del registro sanitario

Foto: Raylí Luján 

 

El programa ofrece medicamentos con presentaciones en otro idioma y sin registro sanitario, algo que en otros tiempos era considerado como un ilícito farmacéutico
Desde hace un año Fefarven viene denunciando la eliminación del registro sanitario para la comercialización de medicamentos en Venezuela

 

@Yeannalyfermin

 

Francisco Lugo venía comprando religiosamente Losartán de 50mg, medicamento utilizado para tratar la presión arterial alta, en las principales cadenas de farmacias del país. Como vive en Los Teques, las restricciones que ha impuesto la cuarentena le impiden movilizarse, hacia Caracas. Un día vio por las redes sociales un anuncio de las Farmacias Móviles Comunitarias y decidió acercarse. 

Las Farmacias Móviles Comunitarias son una iniciativa del gobierno de Maduro en donde unos camiones acondicionados como una farmacia expenden medicamentos a bajos precios en 22 parroquias de la capital para que las personas no tengan que trasladarse lejos de sus casas, y así evitar la propagación del COVID-19. 

“Fui a eso de las nueve de la mañana y ya había bastante cola, me atendieron casi a las once y media. Por suerte, llevé el récipe porque aunque en otras farmacias no es necesario, en la Farmacia Móvil si me lo pidieron. En esa semana, una caja de 14 pastillas en otras droguerías la más económica que me ofrecieron era Bs. 850.000, aquí me costó 320.000 bolívares”, dijo.

Francisco Lugo afirmó que cuando vio que la medicina provenía de Turquía no quiso arriesgarse y sólo compró una caja, tanta era su duda que consultó con un compañero de trabajo que tiene descendencia árabe y este le tradujo y le confirmó que efectivamente los componentes activos del medicamento que había comprado, eran los mismos del hipertensivo que desde hace algún tiempo toma su madre. 

“Mi mamá se las tomó y no vimos ningún efecto negativo, no se sintió mal, ni diferente, ni tuvo subidas de tensión en esos días”, aseguró.

Fernando Martínez, comentó a Runrun.es que compró Omeprazol y Captopril para su madre en las Farmacias Móviles. Aseguró que ambos medicamentos son en un 50 % más económicos que en otras farmacias. 

Detalló que también ha comprado acetaminofén e ibuprofeno a precios muy económicos y que en su urbanización, ubicada en Campo Claro, Caracas, el camión pasa al menos una vez al mes. 

“Los empaques vienen en idioma persa o farsí (una lengua oficialmente hablada en Irán, Afganistán, Tayikistán y partes de Uzbekistán), no tienen registro sanitario. Yo por fuera les pongo una etiqueta o les escribo por encima el nombre con un marcador”, dijo. 

 

De origen desconocido

Sobre las Farmacias Móviles Comunitarias, el presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven), Freddy Ceballos afirmó que la federación no está en contra de que la población venezolana tenga acceso a medicamentos a bajos precios, pero cuestionó que dichos medicamentos no tengan el registro sanitario que garantiza la calidad de los medicamentos que se están distribuyendo en dichos camiones. 

“No hay garantía de calidad en los productos farmacéuticos porque entraron a la cadena de comercialización sin el registro sanitario y esas equivocaciones se pagan con la vida”, afirmó Ceballos. 

El presidente de Fefarven indicó que las Farmacias Móviles también violan la ley al ofrecer medicamentos en otro idioma. “Llegan medicamentos en otro idioma a la red de hospitales y muchos no saben porque vienen en ruso o en iraní y la ley establece que deben venir en castellano”.

Una denuncia que nadie escucha 

Desde hace más de un año, el presidente de Fefarven viene denunciando la eliminación del registro sanitario para la importación y comercialización de medicamentos en Venezuela. 

“El mayor fraude farmacéutico cometido a los venezolanos fue la eliminación del registro sanitario, pues impide comprobar que los medicamentos sean seguros, eficaces y de calidad. Se ha pisoteado la ley de medicamentos, el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (INHRR) que es el ente encargado, no realiza las pruebas pertinentes, dependemos de un registro sanitario que es de afuera”, dijo Ceballos en entrevista para RunRun.es.

Ceballos aseguró que el gobierno de Nicolás Maduro, basándose en la declaración del estado de Excepción de emergencia económica en todo el territorio nacional, entregó la soberanía sanitaria del país. 

El pasado 4 de abril de 2019, en Gaceta Oficial No. 41.610, el Ministerio del Poder Popular para la Salud estableció “régimen especial, de carácter transitorio, a través de la implementación de medidas dirigidas a las empresas farmacéuticas no domiciliadas en la República Bolivariana de Venezuela, para la importación y comercialización de productos farmacéuticos no registrados en el país, ni aprobados como medicamentos de servicio en el territorio nacional”.

Freddy Ceballos explicó que para dar cumplimiento a dicho procedimiento se otorgó un Permiso Sanitario Especial para Importación y Comercialización a través del Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria (SACS) para que los productos ingresaran legalmente a la cadena de comercialización en un tiempo máximo de cinco días hábiles, para un proceso meramente administrativo, pero saltándose todos los protocolos y garantías técnicas y científicas establecidas en la ley.

“Con esto se han obviado los estándares regulatorios que se han alcanzado en Venezuela. Todo medicamento que llegue al país, las muestras deben ser remitidas al Instituto Nacional de Higiene para la correspondiente revisión de lote y eso no se está haciendo”, dijo el presidente de Fefarven. 

Un salto al abismo

Freddy Ceballos afirmó que el grave problema del registro sanitario sumado a la crisis económica que atraviesa Venezuela hacen el caldo de cultivo perfecto para la penetración de los ilícitos farmacéuticos. 

“Si el gobierno en su equivocación en las políticas sanitarias no busca subsanar el problema, los medicamentos sin registros inundarán las cadenas de comercialización”, dijo. 

Ceballos aseguró que la consecuencia principal de la eliminación del registro sanitario es la muerte. “No hay garantía en la calidad de los medicamentos y eso se paga con la vida”, dijo.

El farmacéutico explicó que no es nada fácil distinguir entre un ilícito y un medicamento legal. “Cuando son falsificaciones o adulteraciones es muy difícil, casi imposible poder distinguir. Para ello, lo más recomendable es comprar los productos en cadenas de farmacias reconocidas y evitar comprarlas en establecimientos no autorizados o por internet”. 

La ley no entra por casa

Freddy Ceballos reiteró que 10% del mercado farmacéutico mundial son ilícitos, a pesar de la gran lucha que llevan a cabo todos los países. Sin embargo, cuestionó que sea el Gobierno quien facilite y prácticamente legalice la comercialización de medicinas sin el debido registro. “Es impresionante como venden medicamentos sin ningún control por internet, en el Mercado Las Pulgas, en el estado Zulia, en la Redoma de Petare y hasta en lugares más sofisticados como los bodegones”, dijo. 

El Ministerio de Salud es el ente que por ley debe garantizar que los medicamentos sean dispensados cumpliendo todas las normas sanitarias y esto solo se logra a través del Registro Sanitario que sólo otorga el INHRR, explicó Freddy Ceballos, y al mismo tiempo exhortó al ente a revertir la situación y a que haga cumplir las normas establecidas en la ley del medicamento.

Ceballos rechazó que con la entrega de la autonomía farmacéutica a otros países se esté ahogando a la industria nacional que sí cumple con los protocolos y las normas establecidas. “Más del 95 % de los insumos de la industria farmacéutica que circulan en Venezuela, son importados”, aseguró.

El presidente de Fefarven exigió al ministro de Salud, Carlos Alvarado, que pida a los importadores de medicamentos la entrega del registro sanitario porque, subrayó, es la garantía verdadera.

“Si quieres surtir al país de medicamentos, tienes que buscar un punto de equilibrio. Obliga a esa persona que le diste el permiso a que haga el registro sanitario para garantizar la calidad y seguridad del producto”, dijo.

El presidente de Fefarven insistió en que “ la garantía verdadera de un medicamento es el registro sanitario”. Recomendó a todos los venezolanos que eviten comprar medicinas en lugares que no sean farmacias y mucho menos por redes sociales. 

Yeannaly Fermín Nov 05, 2020 | Actualizado hace 3 semanas
El hambre obliga a rehacer la maleta
Los últimos datos de la Encovi 2019-2020 demuestran que 96% de la población venezolana es pobre y que 79,3% no tiene cómo cubrir la canasta alimentaria
Cifras de Migración Colombia estiman que por cada venezolano que retornó a su país volverán dos

 

@yeannalyfermin

 

Jenny Bastidas salió de Venezuela con rumbo a Perú en agosto de 2018. La crisis económica la obligó a hacer una maleta, dejar su país, su madre y sus dos hijos. El objetivo era claro: trabajar muy duro para mandar dinero y que su familia pudiera alimentarse de la mejor manera posible. Sin embargo, conseguir empleo para Jenny no fue tan sencillo, no contaba con una profesión que le permitiera tener un buen ingreso.

En cuatro meses, Jenny ya había pasado por cuatro empleos (personal de limpieza, niñera, vendedora de café y repartidora de volantes) donde la explotaban y no le pagaban lo justo. Estuvo a punto de devolverse a Venezuela, pero por suerte, el dueño de un supermercado en Lima le dio trabajo como cajera y poco a poco su situación fue mejorando. Contaba con un sueldo que le permitía pagar el arriendo, los servicios, sus gastos personales y enviarle dinero a su madre. Jenny no descansaba y para tener más ingresos, en sus días libres vendía arepas, café y golosinas en las plazas. 

Jenny forma parte de los 4 millones de venezolanos que huyeron de Venezuela en busca de mejores condiciones de vida. Para el mes de noviembre de 2019, la cifra de venezolanos en Perú era de 865 mil, siendo Perú el segundo país país de acogida de migrantes venezolanos después de Colombia.

El 10 de febrero de 2020 el jefe de Jenny le dio permiso para que descansara 20 días, ella no lo pensó dos veces y de una fue a comprar pasaje para Venezuela. Los tres días de viaje se hicieron eternos, pero la ilusión y la emoción de reencontrarse con los suyos no la dejaban pensar en otra cosa que no fuera su país y su gente. Salió de Lima con una gran maleta cargada con detalles y dulces típicos para todos sus familiares. Cuando llegó al barrio El Nazareno, ubicado en la parroquia Petare,en el estado Miranda, sintió una gran alegría porque desde lejos ya podía ver que en la esquina de su casa la estaban esperando Mayra, Jesús y Eduardo. Sintió que la vida le volvió al cuerpo cuando los abrazó y que no quería irse nunca más. Confiesa que fue uno de los días más felices de su vida.

Jenny debía estar en Perú el 10 de marzo para reintegrarse a su trabajo en el supermercado. Sin embargo, Jesús, su hijo mayor, el 7 de marzo presentó un dolor abdominal muy fuerte que derivó en una apendicitis que debía ser intervenida de emergencia. Previo acuerdo con su jefe, decidió posponer su viaje para cuidar de su hijo. Diez días fueron suficientes para que Jesús se recuperara, pero el dinero que la joven tenía para retornar a Perú, por los gastos de la operación y la hiperinflación que se vive en el país los pulverizaron.

El desespero se apoderó de Jenny, ya no contaban con suficiente comida y para poder comprar el pasaje a Lima tuvo que pedir dinero prestado. El 13 de marzo la noticia del cierre de las fronteras la sorprendió, no pudo volver a Perú, desde entonces, su situación económica ha empeorado con el pasar de los días. Jenny afirma que la situación es mucho peor que a principios de 2017 cuando tuvo que salir corriendo de Venezuela para que su familia pudiera comer. 

Asegura que en cuanto reabran las fronteras se irá nuevamente a Perú a buscar trabajo. Afirma que en Venezuela no puede hacer nada porque la inflación y los bajos sueldos no ayudan a poner la comida en la mesa. 

Hambre y desempleo obligan a salir

Raúl Quijada se devolvió a Venezuela en julio de 2019. Luego de pasar seis meses en Ecuador, decidió volver e intentarlo de nuevo. Su paso por tierras ecuatorianas no fue muy agradable, sufrió mucha discriminación y xenofobia y no logró encontrar un empleo que le permitiera mantenerse y enviarle dinero a sus tres hijos. 

Cuando Raúl regresó al país, se sintió muy optimista pese a saber la situación económica que reina en Venezuela desde hace varios años. A los pocos días consiguió empleo como vigilante en un local nocturno en un centro comercial. Sus ingresos le permitían comer y satisfacer algunas necesidades, afirma que en medio de todo se sentía tranquilo. 

Según cifras de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi), realizada por la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), 96,3% de los hogares viven en pobreza de ingresos y la tendencia de deterioro de la alimentación continúa, con solo 3% de ellos escapando de la inseguridad alimentaria. Una realidad que afecta más a mujeres que a hombres.

La investigación de Encovi determinó que 79,3% de la gente no tiene cómo cubrir la canasta alimentaria y que al menos uno de cada cuatro hogares presenta inseguridad alimentaria severa y unos 639.000 niños menores de cinco años padecen desnutrición crónica.

El estudio también señaló que en Venezuela existe una disminución de los trabajadores asalariados, los cuales pasaron de 62% a 46% del total de ocupación en 2014 y 2019, respectivamente. A su vez, revela un crecimiento de los trabajadores por cuenta propia al pasar de 31% a 45% del total del mercado laboral.

Ocho meses después todo cambió para Raúl de manera radical. “Nuevamente la desesperación por no tener comida me invadió y esta vez ni siquiera puedo irme a otro lugar porque no hay paso, todo está cerrado, todo está paralizado. Estoy sobreviviendo gracias a mi hermano que me envía dinero cuando puede y también a que sé reparar todo tipo de electrodomésticos”, dijo Quijada. 

Raúl Quijada asegura que cuando la pandemia termine se irá a Chile o a Argentina a probar suerte de nuevo en otras tierras.

Pandemia y hambre

La Encuesta del Hambre, un estudio realizado por el partido político Primero Justicia, con una muestra de 950 personas del municipio Libertador en Caracas demostró que 74% de los hogares manifestaron una caída en el consumo de alimentos.

73,9% de los hogares encuestados afirmó que el consumo de carne de res y pollo, disminuyó entre enero y octubre de 2020, mientras que 82,3% indicó que el ingreso le resulta insuficiente para adquirir los alimentos fundamentales a ser consumido por su grupo familiar.

Cáritas Venezuela, en su más reciente monitoreo correspondiente a los meses de abril-julio de 2020, alertó que las medidas de control para limitar la propagación de la COVID-19 en el país tuvieron un “impacto considerable” en el incremento de la desnutrición infantil. 

Según el informe la desnutrición aguda global (GAM) aumentó 73% en niños y niñas menores de cinco años en seis meses de pandemia.

El estudio arrojó que 59% de los niños evaluados por Cáritas Venezuela tenían algún grado de retraso en su crecimiento o estaban en riesgo de tenerlo y que 29% tenía un retraso del crecimiento moderado y severo.

Según cifras del informe, 57% ha incurrido en alguna forma de privación alimentaria y 27% de los hogares ha tenido que recurrir a la mendicidad, 42% a rebuscarse alimentos en la calle para poder comer y 35% ha consumido alimentos que preferiría no haber comido.

La universidad ya no es un aliciente 

Carolina Sandoval, una joven de 19 años que cursaba segundo semestre de comunicación social en la Universidad Central de Venezuela, está esperando a que reabran la frontera para irse a Bogotá. Allá la esperan su hermana mayor y su cuñado, quienes emigraron en 2018 en busca de nuevas oportunidades. 

Está dispuesta a dejar sus estudios y la vida que tiene en Caracas para trabajar, ayudar a sus padres y continuar -cuando pueda- con su carrera de periodismo. 

De acuerdo a los datos reflejados en la Encovi 2019-2020, 57% de los migrantes venezolanos eran jóvenes entre 15 y 29 años y uno de cada tres migrantes venezolanos alcanza la enseñanza universitaria. En total, 29% de migrantes mujeres partieron con su título bajo el brazo, mientras que los hombres llegan a 19%.

Según la Encovi, antes de la pandemia por covid-19, el retorno era una opción considerada apenas por 4% de los migrantes criollos.

Datos de Migración Colombia afirman que desde el cierre de las fronteras por la pandemia del coronavirus, más de 113.000 venezolanos, retornaron a su país natal por la grave situación económica que estaban pasando. 

Sin embargo, el organismo estimó el pasado 18 de septiembre que por cada venezolano que retornó volverán dos, lo que implica que si salieron 113.000 ciudadanos venezolanos durante la cuarentena, ahora regresarán más de 200 mil. 

“Hay suficientes razones para tener estimaciones de que esta población que ha salido hacia Venezuela, volverá en una proporción del 80 %”, dijo Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia. 

El sociólogo, profesor universitario y coordinador del Observatorio de la Diáspora Venezolana, Tomás Páez Bravo afirmó que aunque la frontera está cerrada por la pandemia del coronavirus, a través de las trochas siguen pasando los venezolanos porque la situación es grave. 

“En Venezuela no hay agua, no hay electricidad, no hay alimentos, no hay trabajo y en consecuencia la gente decide otra vez experimentar algún tipo de beneficio trabajando afuera para enviárselo a sus familiares que quedaron dentro”, dijo. 

El coordinador del Observatorio de la Diáspora aseguró que mientras se mantengan las actuales condiciones y no haya producción de ningún tipo y no se incremente la producción petrolera y la inversión privada, “la gente va a seguir buscando fórmulas para sobrevivir en otros países”.

La cuarentena atenta contra la educación inicial
La pandemia y la situación país están haciendo que muchos niños se salten situaciones que son muy importantes para su aprendizaje y desarrollo 
La comunicación directa y fluida con los docentes facilitará el trabajo de los padres
Aunque el aprendizaje en esta etapa se puede adquirir desde la casa, los padres necesitan guías y acompañamiento profesional

 

@Yeannalyfermin

 

Mariana Martínez tiene dos hijos que están por comenzar el primer nivel de educación inicial, o preescolar -como también se le conoce- en una escuela pública en Catia. Martínez realizó la inscripción de sus morochos el pasado 16 de septiembre y desde entonces, la que será la maestra y guía de sus hijos se ha comunicado con ella en un par de ocasiones para informarle que los docentes están de paro y que mientras las condiciones para los ellos no cambien, no van a iniciar sus actividades. 

Mariana afirma que le da un poco de temor el inicio de este nuevo año escolar porque no cuenta con las herramientas tecnológicas adecuadas, y también porque no dispone de mucho tiempo, trabaja desde muy temprano hasta altas horas de la noche como distribuidora de frutas y verduras en varios mercados de Caracas. 

Sin embargo, Martinez le coloca tareas a su hija y le va enseñando poco a poco lo propio para su edad. “Es muy difícil cuando no cuentas con la ayuda de un familiar, ya no tienes el preescolar para que aprenda y no tienes mucha paciencia”, afirmó. 

Una base fundamental

La educación inicial es el primer peldaño en la escolarización de los niños y niñas. Este primer contacto con el mundo de las letras, los números, colores y formas, es clave y obligatorio debido a que facilitan un sinfín de herramientas que serán necesarias para la etapa de educación básica. Sin embargo, la mayoría de los niños venezolanos que estudian en colegios públicos no han empezado clases ni siquiera a distancia.

La psicóloga infantil y escolar, Carmen Chilina León explicó que es en esta etapa donde se construyen las bases del desarrollo y aprendizaje en todo niño. “Hay cuatro grandes líneas a evaluar en esta etapa. Primero, cómo se mueve, su desarrollo físico y motor. Segundo, cómo se comporta, su desarrollo afectivo, social, moral y lenguaje. Tercero, cómo se comunica, desarrollo del lenguaje y cognitivo. Cuarto, cómo juega, donde pone en acción sus logros de desarrollo cognitivo”.

León considera que las cuatro dimensiones antes descritas cambian todas juntas y muy rápido, por lo que día a día se puede ver cuánto aprenden en la etapa inicial.

En estos años se aprende todo lo que hace falta en la vida. Explorar el entorno, compartir, comunicarse, tolerar la frustración y controlar las emociones”, dijo León. 

Omisiones graves

La licenciada en educación pedagógica, Elizabeth Fernández, afirmó que debido a la pandemia y la situación país, muchos niños se están saltando situaciones que son muy importantes para el aprendizaje y desarrollo de los infantes. 

“Los niños necesitan de otros niños para aprender. Se aprende más rápido con tus iguales que con los adultos. El niño se está perdiendo el tiempo de compartir, se está perdiendo el arraigo con la maestra, el momento de sentirse grupo, de sentir pertenencia. Con esto estamos criando un niño aislado que en el futuro le va a costar trabajar en grupo porque va a preferir hacer sus tareas solo”, explicó. 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirmó en el mes de julio que los jardines de infancia y las guarderías son esenciales para que el niño tenga protección, afecto, estimulación y nutrición mientras desarrolla sus habilidades sociales, emocionales y cognoscitivas.

Trabajo en equipo

Juan Carlos Carrillo se define como ingeniero de profesión y padre de Sebastián por vocación. Desde que la madre del pequeño emigró a España en busca de mejores oportunidades en 2018, él ha cuidado del pequeño en todos los aspectos. Afirmó que aunque ha sido un reto, ha sabido manejar la situación y hasta los momentos ha logrado salir airoso. 

Juan Carlos comentó que se está estrenando en todo esto de la educación inicial y ahora con la complejidad de que es a distancia. “Me siento muy raro, a veces siento que no manejo la situación porque no tengo la pedagogía que requiere Sebastián, pero con la ayuda de las maestras hemos logrado avanzar”, dijo Carrillo. 

Sobre este punto, Chilina León afirmó que, aunque el aprendizaje en esta etapa se puede adquirir desde la casa, los padres necesitan guías y acompañamiento profesional.

“Hay algunas instituciones que lo están haciendo muy bien. Comparten con los papás su planificación, dejan claros los objetivos a lograr y combinan actividades síncronas y asíncronas que incluyen sesiones sociales, como celebrar cumpleaños y jugar bingo”, dijo la psicóloga escolar. 

León reiteró que los maestros están obligados a ordenar mejor su planificación para poder compartirla con los padres y que estos observen y reconozcan las habilidades y fortalezas de sus hijos. 

“Hay que hacer un equipo ganador para que los estudiantes de educación inicial, pues su desarrollo no puede esperar por la vacuna y hay que minimizar el inevitable rezago escolar que quedará de esta medida de contingencia”, afirmó Carmen Chilina León.

La licenciada Elizabeth Fernández afirmó que es importante que los niños estén bien consigo mismo para que el aprendizaje sea óptimo. “Si un niño ve que sus padres están angustiados o ansiosos por la situación económica, será un niño que no va a aprender”. 

Chilina León recomendó que en este momento lo más importante es que los padres mantengan una comunicación clara y directa con los maestros, que la escuela comparta sus planes e informe a los padres y que estos, a su vez, sepan cómo monitorear el desempeño de sus hijos. 

A juicio de León, la escuela debe dosificar las actividades e incluir el componente lúdico y recreativo -para que los niños no pasen tanto tiempo frente a la computadora- respetando siempre las horas de descanso, alimentación y aseo personal. 

Un gran reto

Para la coordinadora de la mención integral y preescolar de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), Ana Díaz, la escuela pasó de estar en manos de instituciones educativas a trasladarse al hogar, y entender ese proceso, ha sido complejo y se ha convertido en un gran reto para muchos. 

“La escuela se desdibujó de sus espacios institucionales para ahora ser una escuela plural que está en cada uno de los hogares. Ahora más que nunca es una responsabilidad que se asume más en el hogar y en los adultos responsables de la crianza de los niños”, dijo.

Astrid Pérez Bastidas es periodista, profesora y madre de una niña de cuatro años que acaba de iniciar el primer nivel de educación inicial en un colegio privado en El Paraíso.

Para Astrid todo esto es nuevo. Afirmó que aún no tiene una rutina establecida porque tanto ella, como su esposo trabajan en varios proyectos y es poco el tiempo libre que les queda para planificar. Sobre la metodología que está usando el colegio de su hija dice que ha estado a la altura de la situación. 

“En el colegio abrieron un aula virtual en Drive (una herramienta de Google) que va a ser el canal de comunicación oficial entre los estudiantes y los profesores. La maestra todos los días sube al aula virtual las asignaciones y los padres, junto con los niños, tienen que hacer las tareas que se le asignen y en la medida que se vaya avanzando hay que marcarlo con un check en la plataforma”, explicó Pérez.

Astrid Pérez afirma que hasta ahora, las actividades que han mandado son sencillas, muy mínimas. “Yo me imagino que están procurando el proceso de adaptación porque es muy complicado mantener la atención de un chamo de 4 años a ver 6 horas de clases frente a un dispositivo móvil”, dijo.

Sin embargo, a Pérez le preocupa el hecho de que su hija demanda más de lo que recibe en las clases online, pero tiene fe de que la complejidad de las clases aumente paulatinamente y se trate solo de un proceso de adaptación. 

“La escuela está presente en cada espacio y en cada hogar y eso implica hacer ajustes si se tienen los recursos tecnológicos. Las clases online son viables siempre y cuando se tomen en cuenta factores como la edad y el lugar donde se haga el estudio”, afirmó Ana Díaz. 

La coordinadora de la mención educación integral y preescolar de la Católica explicó que es necesario que se establezca un horario para realizar las actividades detrás de un computador. 

“Debe haber un balance y un equilibrio entre aquellas rutinas de exposición a lo escolar y lo académico, y aquellas rutinas de exposición al juego, a la recreación, al descanso y a la atención de sus necesidades básicas”, dijo.

Educación pública con fallas

Katiuska Rodríguez es licenciada en educación inicial con una maestría en ciencias de la educación. Trabaja para dos colegios públicos en Casalta y Propatria y afirma que actualmente la educación inicial presenta una gran debilidad.

“El Ministerio de Educación presenta muchísimas fallas. Hasta ahora no nos ha dado una inducción sobre cómo vamos a trabajar y eso es grave. Sin embargo, yo como docente me manejo con videos, videollamadas, notas de voz y llamadas normales para poder brindarle a mis alumnos sus clases al día, sin olvidar que muchos no cuentan con las herramientas tecnológicas necesarias”.

Rodríguez comenta que en las barriadas la situación con la educación es mucho peor de lo que se piensa. “No es fácil trabajar a nivel público y mucho menos con niños vulnerables porque te tienes que enfrentar con abuelos que cuidan de niños, familias disfuncionales, madres que tienen que salir a trabajar y dejar a los niños solos, desnutrición que no tengan agua, que no tengan luz, comida..”, dijo Rodríguez. 

Una investigación realizada por la Federación Venezolana de Maestros (FVM) con la Fundación Para el Desarrollo Integral del Docente, la UCV y la Hanns Seidel, sobre el “Impacto del Coronavirus en Venezuela”, señaló que sólo 10 % de los alumnos encuestados reportó que tiene una conexión estable a internet; 67 % no dispone de recursos materiales para el trabajo en casa y 94 % de los docentes opina que la mayoría no tienen buen servicio de electricidad, ni capacitación digital para cumplir con la instrucción del programa Cada familia una escuela y que 92 % de las familias, estudiantes y padres no tienen servicios de electricidad, internet, computadoras, ni capacitación digital.

A los problemas de luz, agua, internet y gasolina, se le suma el paro activo que mantienen docentes y profesores de instituciones públicas de todo el país para exigir reivindicaciones laborales y mejores condiciones para el inicio del nuevo año escolar. 

La docente Katiuska Rodríguez por sus estudios y por dar clases en dos colegios gana 1.200.000 bolívares mensuales, unos 2,6 dólares aproximadamente. Ella afirma que para poder sobrevivir confecciona ropa, restaura cosas dañadas y da clases particulares, pero no olvida que siempre será, a pesar de las malas condiciones, la docente que  le gusta sacar a los niños adelante porque son el futuro del país, sin importar las condiciones. 

“Cuando salimos a protestar y defender nuestros derechos los colectivos nos tratan como delincuentes, como cucarachas. El gobierno no nos escucha”, dijo. 

Año escolar 2020-21 abre la brecha entre los que pueden conectarse a internet y los que no
Según la Federación Venezolana de Maestros sólo 10 % de los alumnos reportó que tiene una conexión estable a internet, mientras que 67 % no dispone de recursos materiales para el trabajo en casa
Cecodap prevé que una alta cantidad de niños, niñas y adolescentes se van a quedar al margen de la educación porque su acceso a plataformas tecnológicas es limitado

 

Ana Virginia Ferrer* estudia en un colegio privado en Caracas y desde el pasado 16 de septiembre inició su nuevo año escolar 2020-2021. La niña, que estudia sexto grado, cuenta con celular y computadora propia, redes sociales, correo electrónico, buena conectividad a internet y todos los útiles necesarios para formarse a través de plataformas online. A diferencia de Ana Virgina, Karen Araque* deberá comenzar a cursar el séptimo grado en un colegio público en la zona colonial de Petare, pero ella aún no sabe cuándo van a iniciar sus clases ni cuál va a ser la nueva metodología que van a emplear, lo que tiene claro es que si este nuevo período va a ser como el anterior, solo cuenta con el teléfono inteligente de su papá. 

El inicio de este nuevo año escolar viene cargado con más interrogantes, desigualdades e improvisaciones que en años anteriores debido a la profunda crisis económica que desde  se viene arrastrando y que ahora con la pandemia se ha incrementado. 

Para Leonardo Carvajal, profesor de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) las perspectivas para el inicio de clases son sumamente confusas y desiguales. 

“Hay una enorme disparidad en lo que está ocurriendo en algunos planteles donde los muchachos tienen recursos tecnológicos y donde los docentes han tenido un entrenamiento y una preparación para iniciar las clases de manera virtual, porque ya tuvieron la experiencia previa que dejaron los meses de abril a julio y utilizaron ese conocimiento para mejorar y planificar este nuevo inicio del año escolar”, afirmó Carvajal. 

Para el profesor, la desigualdad está ocurriendo principalmente porque una parte de los niños o jóvenes venezolanos no recibirán ningún tipo de actividad académica, otros la recibirán pero sumamente débiles o con fallas, mientras que una minoría está teniendo unas actividades dentro del campo de la educación virtual suficientemente sólidas.

“Se está creando una desigualdad mucho mayor, una discriminación muy fuerte en contra de los sectores socioeconómicos más débiles que son al rededor del 87% de la población de todas las familias, según los datos de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi)”, aseguró Leonardo Carvajal. 

A punto de una catástrofe

La profesora y presidenta de la Sub Comisión de Educación de la Asamblea Nacional (AN) y diputada por el estado Lara, Bolivia Suárez afirmó que es lamentable la brecha que se está abriendo entre los que tienen las posibilidades de contar con herramientas para la educación a distancia y los que no. 

“80% de los estudiantes de bajos recursos están excluidos del sistema educativo porque no tienen herramientas necesarias y no tienen las condiciones porque están buscando la manera de sobrevivir la gran crisis económica porque el sueldo que ganan sus padres no les alcanza para educarse por lo que tienen que salir a la calle desde temprana edad a trabajar”, dijo Suárez. 

La diputada ratificó que en años anteriores los sectores más humildes lograban el ascenso social, mejorando su calidad de vida cuando estudiaban y lograban una profesión, pero que en este momento ese ascenso social está descartado porque no hay jóvenes -producto de la diáspora- preparándose en las universidades ni en los colegios.

“Estamos a punto de una catástrofe generacional. No vamos a tener profesionales de calidad para reconstruir el país porque no hay nadie preparándose. Aquí lo que tenemos es una educación muy mediocre. Se están graduando jóvenes que no tienen la formación ni la disciplina necesaria y esta catástrofe va a tomar muchos años para que se pueda recuperar la educación de calidad y democrática”, afirmó la diputada. 

Suárez aseguró que la administración de Maduro no ha hecho más nada que improvisar. “Nadie se está incorporando a las aulas porque no existen las mínimas condiciones para volver a clases”, enfatizó.

Regreso a clases sin garantías

Una investigación realizada por la Federación Venezolana de Maestros (FVM) con la Fundación Para el Desarrollo Integral del Docente, la UCV y la Hanns Seidel, sobre el “Impacto del Coronavirus en Venezuela”, señaló que sólo 10 % de los alumnos encuestados reportó que tiene una conexión estable a internet; 67 % no dispone de recursos materiales para el trabajo en casa y 94 % de los docentes opina que la mayoría no tienen buen servicio de electricidad, ni capacitación digital para cumplir con la instrucción del programa Cada familia una escuela y que 92 % de las familias, estudiantes y padres no tienen servicios de electricidad, internet, computadoras, ni capacitación digital.

Sobre el regreso a clases, los Centros Comunitarios de Aprendizaje (Cecodap), a través de un comunicado afirmaron que la improvisación e incertidumbre marcan la pauta educativa del nuevo año escolar 2020 – 2021.

El documento expone que las contradicciones en el discurso oficial; la falta de diagnósticos y de políticas públicas específicas en contexto de pandemia; el inexistente fortalecimiento en la infraestructura escolar en términos de conectividad, bioseguridad y apoyo al docente constituyen algunos de los problemas que afectan la educación de los niños y obstaculizan una planificación escolar coherente y adaptadas a las realidades de los estudiantes.

Cecodap prevé que una alta cantidad de niños, niñas y adolescentes se quedará al margen del camino de la educación porque su acceso a plataformas tecnológicas es más limitado.

“No se puede tener educación presencial o a distancia sin maestros con óptimas condiciones laborales, profesionales y personales. No podemos alargar más la situación en la que se encuentran: sin salario que cubra necesidades básicas, sin seguridad alimentaria y sin un sistema de salud que los atienda”, afirmó el comunicado de Cecodap.

La diputada Bolivia Suárez rechazó que la administración de Maduro esté llamando a iniciar las clases sin las mínimas condiciones. “Están haciendo un llamado a los docentes, padres representantes, docentes, personal obrero y administrativo para que se integren a clases del 5 de octubre, pero  dónde están las medidas de bioseguridad, dónde está el agua, jabón, las mascarillas”, cuestionó.

“Lo primero que tenía que hacerse para iniciar este nuevo año escolar era ajustar el sueldo de los maestros -entre 2 y 6 dólares al mes- para que se dediquen a atender los estudiantes. Segundo, preparar a los docentes en cómo dar clases a distancia, con cursos y talleres, adaptar el currículum y hacer un diagnóstico de los contenidos aprendidos en cada asignatura para hacer una nivelación, y tercero, garantizar el internet, el servicio de agua y luz a todos los estudiantes, pero nada de eso se ha hecho”, dijo Suárez. 

Educación a distancia, sigue siendo inviable

El presidente de la Asamblea de Educación, sociólogo y profesor universitario, Tulio Ramírez, en declaraciones para Unión Radio afirmó que el magisterio se resiste a iniciar las actividades del nuevo año escolar sea a distancia o semipresencial debido a las carencias del sector y las deficiencias en el servicio eléctrico y de combustible.

“Ni a distancia, ni mucho menos presencial. Es imposible, las escuelas no tienen cómo cambiar un bombillo, menos cumplir con los protocolos de bioseguridad”, dijo. 

Un estudio realizado el pasado 4 de septiembre por el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP) en diez ciudades del país arrojó que solo 34 % de los encuestados tiene acceso al servicio de internet en el hogar. También que 32,6 % de los consultados indicó haber perdido el servicio de internet en el hogar; y 44,4 % de estas personas afirmaron que presentaron pérdida total de la conexión en los últimos 23 meses.

Según el OVSP las ciudades más afectadas por la pérdida del servicio son: Maracaibo con 47,4 %, Punto Fijo con 44 % y San Cristóbal con 36,7 %. 

La presidenta de la subcomisión de frontera de la Asamblea Nacional, la diputada Karim Vera, informó que el 75 por ciento de los estudiantes en Táchira no podrán ver clases por internet, debido a las fallas que el servicio presenta en la región y también por los constantes cortes de electricidad. 

Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) la pandemia del coronavirus afectó a 160 millones de estudiantes. Por su parte, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), calculó que cerca del 20% de la población latinoamericana no tiene acceso adecuado a internet móvil.

El estudio de la Unesco también señaló que que la pandemia de la COVID-19 ha exacerbado la exclusión de los alumnos con menos recursos en todo el mundo, especialmente en los países más pobres, destacando que un total de 258 millones de niños y jóvenes han quedado absolutamente excluidos de la educación durante el confinamiento.

Karelis Castro, docente en un colegio público en Petare afirma que no tiene las herramientas necesarias para enfrentar un nuevo año escolar en las mismas condiciones que el último trimestre del período académico. “Mi celular se dañó y no tengo computadora, puedo trabajar con guías de actividades, pero no es lo mismo porque necesito mantener la comunicación con los representantes. Es difícil enseñar con todo en contra”, dijo. 

Elizabeth González, madre de dos niños que estudian en un colegio público en Filas de Mariches, está de acuerdo con el inicio de clases a distancia. Sabe que son los más pequeños quienes pueden propagar con mayor rapidez el virus. “Temo a que se contagien. Le temo a pasar por un hospital en estos momentos con la situación que estamos viviendo. Prefiero tenerlos aquí y que estudien y aprendan lo que puedan a que se enfermen. Ya habrá tiempo de que se formen con calidad”, dijo. 

Logística para clases no, pero para elecciones sí

En Caracas, la mayoría de las escuelas públicas no han comenzado las clases ni de manera semipresencial ni a distancia, esto en parte por los cambiantes anuncios de la administración de Nicolás Maduro, quien el pasado 21 de agosto planteó el regreso a clases de forma presencial para el mes de octubre, haciéndolo por turnos y respetando el esquema de flexibilización 7+7. Días más tarde, específicamente el 9 de julio, informó que el 16 septiembre arrancaba el año escolar 2020-2021 bajo la modalidad tecnológica hasta nuevo aviso por el covid-19. Para finalmente decidir que será el 5 de octubre cuando abrirán las escuelas y liceos como “centros de asistencia pedagógica para padres, representantes y niños”, con la finalidad de que sean los docentes y maestros quienes asesoren a los padres y representantes en la educación a distancia. 

El profesor e investigador de la Ucab, Leonardo Carvajal aseguró que las clases presenciales tienen que estar descartadas por motivos de salud pública porque no hay condiciones higiénicas en los planteles, no hay agua, no hay jabón para lavarse varias veces la manos, ni servicios sanitarios. “No hay manera de asegurar que todos los niños lleven tapabocas ni manera de garantizar que los niños mantengan la distancia en los estrechos salones de un metro y medio y mucho menos que en los recreos se mantenga el distanciamiento”, dijo.

La pediatra y miembro de la Red de Madres, Padres y Representantes, Lila Vega afirmó que este nuevo año escolar debe comenzar con la posibilidad de que sea flexible, con la posibilidad de que sea desde la casa y algunas veces semipresencial. 

“Tiene que haber herramientas. Debe haber un plan para poder llegarle a todos los estudiantes y eso no es solamente con internet”, dijo. 

Vega cuestionó que el gobierno no esté dando información precisa sobre el número de casos y de los lugares exactos donde hay casos. “El Ministerio de Educación debe exigirle a las otras ramas del gobierno que se dé información precisa y clara sobre lo que está pasando epidemiológicamente en el país, debe exigir que que se realicen pruebas y que publiquen los resultados para que en cada sector donde haya una escuela los padres decidan si envía o no a sus hijos a clases”. 

Según Lila Vega, el Ministerio de Educación no está escuchando las recomendaciones que se han venido dando para el regreso a clases, pues este debe exigirle a los demás ministerios que proporcionen condiciones óptimas como el servicio de agua, luz e internet. 

“El gobierno parece no estar prestando atención a la situación con la educación, ¿será que es porque los niños no votan y por eso no tiene importancia? parece que los niños no contarán y es muy injusto porque será catastrófico para el futuro del país”, dijo Vega. 

Sobre el voto y las elecciones parlamentarias, Nicolás Maduro afirmó en una alocución, el pasado 15 de septiembre, que bajo ningún motivo se suspenderán las elecciones parlamentarias pautadas para el 6 de diciembre. “Votar es más seguro que ir a comprar a la farmacia o visitar un familiar”, dijo. 

Para Leonardo Carvajal, la solución tecnológica no es la solución para este nuevo año escolar 2020-2021. El profesor propone que se impartan clases desde primer grado hasta 5to año de bachillerato en los principales canales de televisión nacional, con excelentes profesionales y no “con piratas” y combinarlo con recursos audiovisuales que se encuentran en internet.

Vacaciones laborales no deben postergarse por la pandemia
Agotamiento, estrés, ansiedad, insomnio e irritabilidad son señales para hacer una pausa en el trabajo
Trabajar, comer, dormir y estudiar en el mismo lugar está afectando a las personas 

 

@Yeannalyfermin

 

Eduardo Martínez tiene nueve años trabajando para una importante empresa de alimentos en el país. El cargo que viene desempeñando desde hace dos años es de operador de producción, una función muy importante dentro de la organización. Desde que se anunciaron los primeros dos casos de coronavirus en Venezuela, el pasado 13 de marzo, Eduardo no ha dejado de trabajar, aún teniendo vencidas sus vacaciones laborales desde el mes de mayo. 

Para Martínez, padre de dos niños de siete y cinco años, dejar de trabajar nunca ha sido una opción. Su mayor preocupación siempre ha sido el tema económico, pero ahora afirma sentirse cansado, abrumado, desmotivado y con miedo de salir a la calle porque ya conoce varios casos cercanos que se han contagiado con COVID-19.

Eduardo afirma que quiere tomarse unos días de descanso porque siente que debe parar. Sin embargo, la empresa ha negociado con él para que las postergue porque él es personal esencial en la organización. 

En estos momentos de pandemia, donde muchos han perdido sus empleos por los estragos económicos que ha generado el coronavirus, hablar de vacaciones puede sonar descabellado y hasta absurdo, pero para una persona que mentalmente está agotada y estresada no lo es. 

A juicio de la psicóloga empresarial y profesora del IESA y la Unimet, Zoramar Oviedo, tomar vacaciones es importante para descansar la mente y desconectarse. 

“Si una persona ha bajado su productividad por estrés o ansiedad es necesario que tome un descanso -aún en estos momentos- para resetear la mente y volver a conectar”, afirmó Oviedo.

Según datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en los Estados Unidos, muchas personas están sufriendo por estrés, ansiedad, insomnio, irritabilidad y cambios anímicos asociados al trabajo.

“El tiempo de las vacaciones debe respetarse independientemente de la cuarentena impuesta para frenar la propagación del coronavirus y de si se está laborando en la oficina o desde casa”, afirmó el psicólogo experto en temas laborales, Ali Pellicer. 

Sobre el tiempo que debe tomarse para desconectar la mente del trabajo, el experto recomienda que el tiempo mínimo debe ser el establecido en la ley del trabajo.

Se aplica la ley aún en cuarentena

La licenciada en administración y especialista en Recursos Humanos, Jhoanna Laguna afirmó que pedir vacaciones es un derecho de todo trabajador. “Ya tenemos seis meses en pandemia y desde entonces muchas personas están trabajando ininterrumpidamente. Siempre y cuando el trabajador tenga su derecho vencido, puede hacer uso de sus vacaciones cuando lo desee”, dijo.

Laguna enfatizó que el ejercicio de las vacaciones es un acto saludable porque una persona que esté descansada, que se haya desintoxicado del trabajo, al momento de regresar, será una persona renovada que puede aportar mucho más al trabajo. 

Desde el pasado 9 de agosto, Nicolás Maduro anunció la extensión del estado de alarma, decretado en el mes de marzo, por la pandemia del coronavirus. Desde entonces, el pago y el disfrute de este beneficio se ha visto afectado, bien sea porque el patrón no se lo permite al personal, o porque la empresa no puede cumplir con los pagos por la situación económica. Sin embargo, la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT) es clara en su artículo 190: 

“Cuando el trabajador o trabajadora cumpla un año de trabajo para un patrono o una patrona, disfrutará de un período de vacaciones remuneradas de quince días hábiles…”.

Sobre el bono vacacional, la LOTT establece que “Los patronos y las patronas pagarán al trabajador o a la trabajadora en la oportunidad de sus vacaciones, además del salario correspondiente, una bonificación especial para su disfrute equivalente a un mínimo de quince días de salario normal más un día por cada año de servicio hasta un total de treinta días de salario normal.  Este bono vacacional tiene carácter salarial”.

La ley establece que el salario para el pago de las vacaciones y el bono vacacional, será el mismo salario devengado en el mes. En el caso de salario por unidad de obra, por pieza a destajo o a comisión, será el promedio del salario normal devengado durante los últimos tres meses inmediatamente anteriores a la oportunidad del disfrute. establecido en el artículo 121 de la LOTTT.

La experta en Recursos Humanos afirmó que el salario por vacaciones y el bono vacacional deben ser cancelados al inicio de las mismas. Laguna también explica que está permitido la acumulación de dos periodos vacacionales como máximo siempre y cuando sea conveniente para el trabajador.

¿Qué pasa con el teletrabajo?

En Venezuela la figura del teletrabajo no era tan común como en otros países, pero con la llegada de la pandemia fue un boom. Periodistas, médicos, empleados bancarios y oficinistas están trabajando desde sus casas, cosa que sería impensable en condiciones normales. 

Sin embargo, en el país todo se complica. Venezuela tiene la peor conexión a internet de toda América latina. Un estudio de Speedtest Global Index determinó que de 176 países, Venezuela ocupa el puesto 175 en el ranking de mala conexión. “Con solo 3,67 Mbps, sólo supera la conectividad de Turkmenistán, un país de Asia central que cuenta con 2,06 Mbps”.

A los problemas de conectividad se le suman también las deficiencias del servicio eléctrico, de agua, la inflación y la escasez de gasolina, problemas que afectan y dificultan la realización de cualquier labor desde casa. 

Patricia Gómez tiene 32 años, es diseñadora gráfica y desde hace cuatro años trabaja de manera freelance. Afirmó que trabajar desde la casa no le ha afectado porque ya está acostumbrada. Sin embargo, aseguró que se siente agotada y muy cansada. 

Patricia comienza su día a las ocho de la mañana revisando su correo electrónico para organizar los trabajos que debe entregar. Su madre, quien padece de artritis reumatoide y se le dificultan algunas tareas del hogar, le prepara el desayuno para que ella solo se dedique a trabajar. Lunes, miércoles y viernes, Patricia debe estar pendiente de abastecerse de agua porque es cuando el edificio bombea la que tiene en el tanque. La diseñadora se sienta a trabajar desde las nueve de la mañana hasta las dos de la tarde tomando un breve descanso para preparar el almuerzo. A las cuatro retoma sus labores hasta las nueve y media de la noche y, a veces, dependiendo la cantidad de trabajo, se queda hasta pasada la media noche. 

Todos los sábados, Patricia se encarga de hacer las compras, ella prefiere encargarse de todo antes de que su madre salga a la calle por su enfermedad y por el temor a que se contagie. 

Atiende ocho clientes a los cuales les diseña cualquier tipo de arte. La joven afirma que antes del coronavirus ya no tenía vida social y que ahora es peor. “Desde que comenzó la pandemia el ritmo de trabajo no es el mismo, cada vez tengo más cosas que hacer aunque ello no se traduzca en mejores ingresos. 

A juicio de la psicóloga Zoramar Oviedo, trabajar, comer, dormir y estudiar en el mismo lugar está afectando a las personas generando ansiedad. 

Oviedo aseguró que el teletrabajo implica un ritmo de trabajo más alto, lo que tiende a disminuir la productividad de las personas. “Antes tenías el poder de decidir si ibas o no a una reunión, ahora no es así. Con el teletrabajo te lo imponen, mandan un email con fecha y hora sin saber si en ese momento tienes otras cosas que hacer”, dijo Oviedo.

Para Zoramar Oviedo establecer límites con el teletrabajo es muy importante: “Hay que tomar consciencia y ser responsable con los horarios de trabajo. Así como uno pone el despertador en las mañanas para levantarnos, así es necesario detener el trabajo”. 

El psicólogo Ali Pellicer afirmó que no todo del teletrabajo es malo, todo está en la disciplina y la organización.

Pellicer explicó que para sobrellevar el teletrabajo de una manera adecuada se deben realizar ciertas prácticas que facilitarán separar la vida personal de la profesional: 

– Establecer un área adecuada de trabajo, que sea iluminada, cómoda y que solo se use para trabajar.

– Respetar los horarios y evitar trabajar fuera del horario que estaba establecido cuando se estaba en la oficina. 

– Tomar descansos y respetar los horarios de alimentación tal y como se hacía antes de la pandemia. 

– Mantenerse en contacto con los compañeros de trabajo es importante para socializar y despejar la mente. 

– Alejarse de la tecnología.

– Hacer actividad física o cualquier otra que te haga sentir bien y te desconecte del mundo laboral.

VIDEOS | Río El Limón se desbordó luego de fuertes lluvias
Bomberos y funcionarios de Protección Civil se encuentran en la zona para evaluar los daños

 

Este miércoles, 9 de septiembre, tras una intensa lluvia en horas de la tarde, el río El Limón en Maracay, estado Aragua, se desbordó causando inundaciones y varias viviendas afectadas.

De acuerdo con reportes realizados por los habitantes de la zona a través de Twitter, el río se desbordó arrastrando con piedras, palos, lodo y todo lo que tenía a su paso.

Hasta el momento solo se tiene información de daños materiales, no se han registrado víctimas fatales. 

“Ya han bajado las precipitaciones y estamos monitoreando todo el estado Aragua, invitamos a los ciudadanos a quedarse en su casa y a tomar las medidas de seguridad para evitar contagios”, informó el gobernador de Aragua, Rodolfo Marco Torres, quien además aseguró que “la situación está controlada.

Marco Torres precisó que funcionarios de Protección Civil (PC) y Bomberos de la entidad están desplegadas en las zonas afectadas por las lluvias que se registran desde las 2:00 de la tarde en la región. Hizo énfasis en la atención en El Limón ante el desbordamiento del caudal.

De manera extraoficial se conoció que una persona fue arrastrada por las aguas. Habitantes de la zona califican el desbordamiento como una tragedia porque el río ha arrastrado con bienes materiales, incluyendo muebles y vehículos.

El 6 de septiembre de 1987, -hace 33 años- ocurrió una tragedia producto de las intensas lluvias. Un deslave proveniente de los cerros del Parque Nacional Henri Pittier arrasó con los barrios El Progreso, Mata Seca y gran parte de El Limón dejando un saldo aproximado de 100 personas muertas, cientos de desaparecidos, más de 300 heridos y miles de damnificados.