.
LO MAS RECIENTE

Cabello dice que acuerdos del diálogo fueron propuestas “íntegras” del gobierno

Noticias Hace 4 horas

#5Dic | Venezuela suma 50 nuevos casos por covid-19

Noticias Hace 5 horas

#DiarioDeUcrania Nuevo panorama de la guerra en Ucrania, por Tony Bianchi

Opinión Hace 5 horas

Advierten que Venezuela entra en una nueva ola pandémica de COVID-19

Noticias Hace 7 horas

Reuters afirma que refinería Amuay paró producción de gasolina desde el #1Dic

Noticias Hace 8 horas

España planea elevar a embajador a su encargado de negocios en Caracas

Noticias Hace 8 horas

CPI activó formulario para recoger opiniones de víctimas de crímenes de lesa humanidad en Venezuela

Noticias Hace 9 horas

México: o hablamos como caballeros o como lo que somos, por José Luis Farías

Opinión Hace 9 horas

Inflación aumentó 7 % en noviembre y se ubicó en 21,9 %

Noticias Hace 10 horas

Humano Derecho #263 con Iyanu Echarry, de Avesa

Opinión Hace 11 horas

Rafael Ramírez: “Quienes estuvieron ahí, agachan la cabeza y guardan silencio”

El exministro de Energía señala que el presidente Chávez conocía los mecanismos de financiamiento de Pdvsa por los que hoy se solicita su extradición.
Argumenta que era la única forma de mantener a flote a la petrolera, ya que el control cambiario tenía un impacto negativo, por una política económica “que en 2011 y 2012 ya hacía aguas”
Esta entrevista se realizó días antes de que la fiscalía venezolana confirmara la detención de Fidel Darío Ramírez, hermano de Rafael Ramírez. Justificaron que ya estaba sometido a un proceso judicial por una investigación en torno a la «corrupción en un banco de Andorra»,

 

Por: @ReyesTheis

 

 

Rafael Ramírez Carreño (Pampán, estado Trujillo, 1963) se defiende de los señalamientos del fiscal general designado por la llamada Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab y del actual ministro de Energía, Tarek El Aissami.

La imputación contra el exministro de Petróleo (2002-2013) y expresidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) (2004-2013) tiene que ver con una línea de crédito que la petrolera venezolana contrató con la empresa Administradora Atlantic 17107 en marzo de 2012.

El negoció consistió en que dicha empresa le entregaba a Pdvsa Bs 17.490 millones, pero Pdvsa pagaba ese crédito en dólares. Según el fiscal, Atlantic vendía esos dólares en el mercado paralelo, con lo que recuperaba el monto entregado a Pdvsa, quedándose con una buena tajada.  Según Tarek William Saab, esta operación generó una pérdida patrimonial de 4.800 millones de dólares.

En entrevista exclusiva para Runrunes, Ramírez dice que este mecanismo de operaciones era conocido por el presidente Chávez y que era la única vía para mantener a Pdvsa a flote, en medio de una política económica “que en 2011 y 2012 ya hacía aguas”.

Asegura que cuando él salió del gobierno, Pdvsa, con Erick Malpica Flores como vicepresidente de Finanzas, realizó varias operaciones similares y desliza los nombres de los presuntos beneficiarios.

También, dice desconocer una investigación de la policía española, reseñada por el portal Armando.info, que sostiene que Nervis Villalobos, quien fue directivo de Pdvsa, podría haber recibido 63 millones de dólares por esta operación, bajo la figura de asesoría.

Señala que, cuando estuvo a cargo del área económica, propuso acabar con el control de cambio, “pero ellos estaban haciendo sus negocios”.

Además, agregó que cuando se fue como representante de Venezuela a la Organización de las Naciones Unidas, “todavía creía que había posibilidad de enmendar algo”. Pero cuando vio la “carnicería en las calles del país en 2016”, se dijo a sí mismo que no podía ser parte de eso.

Y esto porque consideró que Chávez «también enfrentó guarimbas», pero “no sacó gente armada a matar muchachos con escudos de cartón”.

Rafel Ramírez ocupó brevemente la Cancillería y ha sido objeto de señalamientos por presunta corrupción, mientras exmiembros de su directiva en Pdvsa han sido encauzados en Venezuela, Europa y Estados Unidos.

El exministro sostiene que las denuncias en su contra forman parte de un “linchamiento político” y reclama que  excompañeros, que son testigos de su inocencia, hoy “agachan la cabeza” y guardan silencio. Por otra parte, reiteró que quiere ser Presidente de la República.

Cabe destacar que esta entrevista se realizó días antes de que el gobierno de Venezuela confirmara la detención del hermano de Rafael Ramírez, Fidel Darío Ramírez.

El fiscal Tarek William Saab alegó ante la agencia AP que al hermano del exministro lo detuvieron porque ya estaba sometido a un proceso judicial «por una investigación en torno a la corrupción en un banco de Andorra».

­–¿Cuál es su versión de los hechos sobre estas denuncias en su contra?

–Yo he respondido desde el mismo momento que el Gobierno reinició este ataque en contra mía y lo he hecho con los argumentos, que todas mis operaciones financieras están registradas por los organismos de control y las auditorías externas, sobre todos las auditadas por la KPMG, que es la segunda empresa internacional más importante en el sector de auditorías. Entonces, cuando se aparece Tarek El Aissami con una cartulina gigantesca diciendo que tiene la prueba en su mano de que se hicieron unas operaciones en bolívares que nunca se hicieron, y después, unos pagos que nunca se recibieron, y monta un falso positivo, entonces yo le respondí directamente con los estados financieros de Pdvsa auditados por la KPMG.

Efectivamente, las operaciones en bolívares se hicieron e ingresaron a Pdvsa. Operaciones aprobadas por la junta directiva de Pdvsa en la cual estaba Asdrúbal Chávez, actual presidente de la petrolera y Nicolás Maduro, actual presidente de la República. Y no solamente están debidamente registradas las operaciones, sino que entraron para resolver las necesidades de la industria y además, el acuerdo de pago, que se hizo en dólares, nos permitió disminuir esa deuda en 50%. En consecuencia, tal como está registrada por la KPMG, no solamente no hubo ningún daño para la empresa, sino que hubo una ganancia. Eso lo dice la KPMG, después el fiscal dice que a él no le sirve la KPMG. Ahora están destruyendo las pruebas de hace 10 años y ponen a Víctor Aular, que fue vicepresidente de Finanzas de Pdvsa, con una braga anaranjada. Una persona que está aterrorizada, leyendo, diciendo lo que a ellos les da la gana. De acuerdo a nuestra Constitución no puede haber confesiones obligadas, eso no tiene ninguna validez legal, pero al gobierno no le interesa nada que tenga sentido legal. A ellos los que le interesa es el titular y cifras, y formaron un escándalo, que es a los que están acostumbrados (…)

–Usted comentaba en su rueda de prensa que Pdvsa captaba por bolívares por política del Gobierno. Lo que uno entiende y causa suspicacia, es que se le dé un crédito en bolívares a una empresa, que se le paga en dólares, y evidentemente para esa empresa era muy fácil ir al paralelo cambiar esos dólares, recuperar sus bolívares y quedarse con una buena tajada, sin necesidad de hacer ninguna otra cosa. Coméntenos esa política.

–Estábamos con una política económica que ya en 2011 y 2012 hacía aguas. Era algo que era insostenible. Ese año 2012, Pdvsa generó 134 mil millones de dólares. Nosotros teníamos dólares. Al entregar esos dólares al Banco Central, el BCV los daba a un cambio de 4,10 o 4,50 (Bs por dólar), algo así. Esos bolívares no eran suficientes para enfrentar nuestros costos y gastos, porque todo se calculaba al paralelo, que en ese momento estaba en 50 bolívares por dólar. Entonces, yo planteaba en el Consejo de Ministros, y en el equipo económico donde estaba Giordani y Merentes, que Pdvsa estaba asumiendo un costo cambiario que no le corresponde. Por cada dólar que yo vendo asumo una pérdida de 46 Bs, pero Pdvsa era el que tenía capacidad para asumir eso.

En consecuencia, se autorizó a que se hicieran operaciones en bolívares con todas las instituciones financieras que tuviera la capacidad de prestarnos ese dinero. Se hicieron muchas operaciones con el Banco Central, con el Banco Industrial de Venezuela, con la ONT (Oficina Nacional del Tesoro), el Banco de Venezuela, pero no era suficiente, porque necesitábamos bolívares. Teníamos que pagar una deuda en bolívares grandísima con nuestros proveedores y teníamos que atender las necesidades de nuestros trabajadores. Lo que nosotros como administradores no íbamos a hacer era permitir que por una política específica, que se iba a cambiar, porque ya habíamos hablado con el presidente Chávez de cambiar esa política en el próximo periodo (presidencial), se detuvieran las operaciones de Pdvsa. Yo no iba a cometer esa irresponsabilidad. Yo no iba hacer lo que hicieron estos, de dejar a Pdvsa sin dinero, y dejar que se viniera abajo como ocurrió con Maduro, entonces estábamos obligados a hacer esas operaciones en bolívares, canje por dólar. Pero es que nuestra moneda funcional es el dólar. Todas mis operaciones eran dólares.

Tú dices que esta gente cogió los dólares y luego fue al paralelo, pero toda la gente cogió los dólares del Estado, porque Pdvsa representaba el 96% de los aportes en divisas. Si un privado agarra dólares y los pasa al paralelo, eso es problema del privado. Que, por cierto, a ninguna de esa gente (los involucrados en la operación denunciada) la conozco. Yo te puedo decir todas las fortunas que se han hecho con dólares del Estado y que las pasaron al paralelo. Banqueros que han hecho grandes fortunas. Importadores que hicieron grandes fortunas. El problema del modelo económico que es que Pdvsa generaba 96% de esos dólares, y al ser tan baratos todo el mundo comenzó a trabajar en el paralelo.

–Llama la atención que Pdvsa estaba tratando de eludir el control cambiario

–El dólar paralelo fue consecuencia de una política que era insostenible, porque no siempre tuvo esos niveles. Tuvo una justificación en un momento determinado. Estaba fuera de mis manos cambiar eso. Tenía que buscar la manera de obtener bolívares para mis operaciones. Nosotros antes de hacer esas operaciones le consultamos a la propia KPMG, a nuestra Consultoría Jurídica y teníamos las opiniones legales externas. Algo perfectamente legal. Yo tenía que mantener a la empresa funcionando y fue lo que hicimos.

–Usted comentaba en la rueda de prensa que el presidente Chávez conocía las operaciones de Pdvsa a través de unos puntos de cuenta. ¿El presidente Chávez conocía de esta operación en particular?

–No, yo no puedo decir que el presidente Chávez tomaba decisiones operativas sobre Pdvsa, porque para eso estaba la junta directiva. Lo que sí, es que el presidente Chávez estaba al tanto del problema que teníamos con el manejo los bolívares, que no teníamos suficientes y él aprobó en los puntos de cuenta hacer operaciones para obtener bolívares. Por eso, si buscas en la KPMG, están todas las operaciones que se hicieron con todas las demás instituciones, porque parece que se hizo una operación solo con una persona X, pero no, se hicieron con muchas, con la banca del país, era con quien tuviera esa capacidad de darnos bolívares. De ahí para adelante, era asunto de cada privado, podía cambiarlo en el mercado oficial. Si se va al paralelo, son ellos los que están una desviación del tipo de cambio. Lamentablemente, eso lo estaba haciendo todo el empresariado venezolano. No hay uno que se haya salvado. Yo cuando llegue a vicepresidente de la parte económica en apenas 6 meses le entregué a Maduro la lista de todos los que recibieron dólares de Cadivi. ¿Qué hicieron todas esas compañías con esos dólares? Era consecuencia de una política que era insostenible.

–¿En Pdvsa quién tomaba la decisión de a qué privado se le entregaba un contrato de financiamiento?

–En Pdvsa existen distintas organizaciones. La parte operacional y producción viene de parte de la Vicepresidencia de Producción, lo que tiene que ver con flota de transporte, suministros, viene de la Vicepresidencia de Comercio y Suministros y todo lo que tiene que ver con la parte financiera, venía de la Vicepresidencia de Finanzas. Eso es toda una estructura. Cuando viene una operación financiera, viene con todas las recomendaciones. Esta empresa sí o no. Tiene o no solvencia. Eso llega a la junta directiva, pero ya trabajado previamente por los organismos técnicos Yo no soy especialista en finanzas ni los que están en la junta directiva lo son, así como no somos especialistas en el manejo de una plataforma petrolera. La junta directiva es un órgano colegiado que en base a la información que llega al tope de la organización, después de pasar por todos los mecanismos de verificación, toma decisiones y eso es permanente. Hay gente que pone las cosas de Pdvsa como si fuera algo que uno trae en el bolsillo un nombre y se aprobaba. Tal vez sea así en este momento, no lo sé, pero en ese momento era un trabajo de todos los comités de la industria petrolera que llega a la junta directiva y se tomaban decisiones.

El portal Armando info publicó que la Unidad Central de Derechos Económicos y Fiscales de la Policía española había señalado que las empresas Violet Advisors S.A. y Welka Holding Limited, que son las que recibieron los derechos de cobro de ese crédito, luego le asignaron y firmaron un contrato de asesoría para Nervis Villalobos (exdirectivo de Pdvsa en la gestión de Ramírez) de 63 millones de dólares. Señalan que supuestamente era la comisión por esta operación. ¿Usted conocía esta situación?

–No. No tengo ni idea de eso que estás diciendo. Ese es el problema cuando unos periodistas creen que son jueces u organismos de investigación. No tengo idea, ni tengo idea de qué hacen los privados, no conocía a los Oberto (supuestos propietarios de la Administradora Atlantic 17107) ni tuve relación con ellos. Todo el país contrataba con Pdvsa, ahora, qué hacen después, cuál es su vida económica, quiénes son sus asesores y cuáles son sus tratos, eso es un problema de ellos. Habría que preguntarles a ellos directamente. De allí a decir que eso es una vinculación conmigo, bueno, tienen que demostrarlo.

En Venezuela está consagrado por la Constitución la presunción de inocencia. No puede salir un portal a decir que eso es tal o cual operación que hizo un ministro o gerente. Yo estoy indignado con la última rueda de prensa del fiscal, es un señor que no solo tiene un problema conductual, sino psicológico, un odio en contra mía, agrediendo a mi familia, a mi esposa y eso lo pueden hacer ellos porque no le rinden cuentas a nadie. En cualquier país ese fiscal es interpelado por el Congreso. Poner a un hombre con una braga anaranjada a decir lo que sea es tan fantasioso como aquella computadora de (Raúl) Reyes (exjefe de la guerrilla de las Farc). Estamos embromados porque si yo quiero ir a Venezuela a decir que necesito un abogado para tener un proceso y demostrar que eso es mentira, no puedo, porque si pongo un pie en Venezuela me meten preso.

–¿En la junta directiva quiénes firmaron la aprobación de esta operación?

–Toda la junta directiva estuvo al tanto. Allí no hay votos salvados. Si alguien rechaza una decisión, se echaba para atrás. No es como un tribunal que hay votos salvados. Allí todo el mundo vio la operación y decía que era correcto hacerlo.

–¿Nicolás Maduro pertenecía en ese momento a la directiva?

–Ah, sí.

–¿Él firmó el acta de aprobación de esta operación?

–Lo que pasa es que estas operaciones, por su celeridad, se aprueban en la junta directiva y después firma el comité ejecutivo, donde estaba Asdrúbal (Chávez) y Eulogio (del Pino), pero en cada caso que se discute allí están las actas de la junta directiva. Ahora, anda tú a pedir el acta de la junta directiva a ver si te la van a dar. No te la van a dar. Es lo que ellos digan y ya.

–¿Y usted no tiene esa acta en su poder?

–Esa no. Bueno, no la tengo aquí en este momento. Yo soy un perseguido, ando con mis papales para arriba y para abajo. En estos momentos no, pero si es necesario buscarla, la buscaré. Yo estoy tranquilo con mi conciencia porque hicimos todo lo que teníamos que hacer y en ese momento teníamos todas las aprobaciones necesarias y como he dicho, el presidente Chávez sabía que teníamos que hacer esas operaciones. Esta gente está poniendo como si Chávez fuera un desordenado, un loco, tal vez están pensando como es Maduro.

Chávez estaba todos los días sobre la industria petrolera, todas las semanas había que rendirles cuentas de todas las operaciones, fueran en bolívares o dólares. Tenía su famosa tabla donde iba registrando todo. Todas esas rendiciones de cuentas semanales están ahí en Miraflores y Pdvsa. Lo que pasa es que ninguno de los que estuvo ahí quiere meterse en problemas. Otros están presos y otros están en el gobierno. La gente agacha la cabeza porque el tema es con Ramírez.  Eso es lo que yo reclamo, quienes estuvieron ahí, guardan silencio y más bien se han dedicado a participar del linchamiento político en mi contra.

–Usted ha hecho algunas denuncias sobre los hijos de Cilia Flores y ha dicho que las operaciones de este tipo no terminaron con su gestión. Explíquenos.

–Como estas operaciones que ellos cuestionan bajo mi gestión, hicieron ellos al menos 9 o 10 igualitas, bajo la gestión de Erick Malpica como vicepresidente. Lo que digo es que es absurdo, de lo que me culpan es tan falso que ellos mismos las hicieron y allí están los documentos. Yo no soy investigador secreto, pero los documentos han estado circulando en las redes. Están las cartas firmadas por Erick Malpìca a favor de una empresa Rantor, que tiene vinculaciones con este sector que es del magnate de los medios ahora, Gorrín, y lo ha hecho una y otra vez. 

Lo contradictorio es que la Fiscalía hizo una indagatoria por la denuncia de unos diputados, un caso igualito, préstamos en bolívares, pagaderos en dólares descuento del 50% de la deuda y fueron absueltos. Es que no hay delito para Pdvsa. Yo tengo los testimonios, el que hizo Víctor Aular de manera voluntaria y luego los testimonios del fiscal Karin, mano derecha del fiscal sicario, diciendo que no hubo delito y luego hubo la decisión de un tribunal diciendo que no hubo delito, perc, ¿Cómo es que allí no hubo delito y de mi lado sí lo hubo?  Si esos dólares llegan a manos de una persona vinculada a Pdvsa es otra cosa, si esos dólares llegaran a mis manos sí hay delito, porque hay un conflicto de intereses.

Lo que se está investigando en los EEUU es si esos dólares que llegaron a manos de Gorrín fueron para los hijos de Cilia Flores. Eso no lo digo yo. Hay un caso en Florida de un banquero alemán (Matthias Krull), que decidió colaborar con los americanos y pasó dos años infiltrado, moviendo esa plata poniéndola a favor de los hijos de Cilia flores, y está en los expedientes.  Estamos hablando de un caso que está sustentando por la Fiscalía de Florida donde no aparece mi nombre, sino el de los hijos de Cilia Flores, pero esa es la misma información que a mí me dieron los muchachos de Finanzas de Pdvsa, que ese dinero era para los hijos de Cilia, tanto así que la instrucción directa para esa operación fue de Nicolás Maduro. Ahora, eso se lo tienen que preguntar a Eulogio del Pino, que lo tienen preso y a Víctor Aular, que está diciendo lo que la Fiscalía quiere.

Es decir, ese es el problema, no hay posibilidad de hacer un proceso, una investigación trasparente y esas operaciones no están reflejadas en ningún sitio, porque dejaron de publicar los estados financieros desde 2016 y lo continuaron haciendo (este tipo de operaciones) hasta 2018.  Creo que con esta denuncia se metieron un tiro en el pie, porque se les ha revertido. Allí hay distintos grupos de poder.  Tarek El Aissami está tratando de salvar su cabeza porque no ha podido con Pdvsa y él es un tipo peligroso, especialista en montar falsos positivos. Luego salió el fiscal sicario, pero con cada paso que dan se hunden más.

–Usted ha manifestado su interés de aspirar a la Presidencia de la República ¿Cómo ser candidato desde el exterior, con esta situación judicial?

–Yo pongo mi nombre, mi esfuerzo, mi prestigio, mi tiempo y mi tranquilidad, porque todo esto para mi tiene un alto costo. Ellos me han quitado mi casa, nos han perseguido, se han gastado millones de dólares en distintas acusaciones en el exterior. No es divertido. Dices que te vas a lanzar de candidato y empieza la persecución y el odio. Pareciera que serán candidatos los que quieran Diosdado o Nicolás Maduro. Lo que he dicho en las reuniones con el chavismo y otros sectores es que hay que romper ese miedo, seguir adelante, exigir condiciones políticas para una participación justa en las próximas elecciones, sino eso va a ser una patraña. ¿Cómo se hace esto? Haciéndolo. Poniendo una opción en la calle.

Hicimos una propuesta chavista, bolivariana. A eso le teme el madurismo. El país va a cambiar cuando las bases del chavismo se le impongan al madurismo. ¿No ves que ellos son súper agresivos contra los chavistas que dicen algo? Dejaron morir a Baduel, tienen enterrado en vida a Rodríguez Torres, hay más de 24.000 medidas cautelares contra dirigentes sociales y políticos, y el que levante la voz, como mi caso, me utilizan como chivo expiatorio para que a más nadie se le ocurra hacerlo. (…) Aquí lo que va pasar es que va haber una explosión social o una rebelión militar, porque si trancas las puertas constitucionales, no hay otra salida. Ellos creen que tienen la fuerza necesaria para mantener el país así, pero es insostenible. Ese supuesto milagro madurista es un bluff, una fantasía que se vive en Las Mercedes o montados en un tepuy para una élite, en un país que cada vez es muy injusto, pero la gran mayoría de los venezolanos estamos muy mal.

–¿Tiene partido político o lo está organizando?

–El llamado es a que todas las organizaciones políticas y sociales se unan en torno a una propuesta. Yo sé que tan pronto como yo mencione un partido o una gente, se la van a llevar presa. Ellos están en una arremetida contra la izquierda, aunque yo no soy comunista, pero tampoco soy anticomunista, entonces arremeten contra el PCV, pero también lo hicieron contra el PPT, Tupamaro y contra cualquiera que no puedan tener bajo su control. Hay que buscar que se unan los que estamos de acuerdo con un plan mínimo (…): Restituir la Constitución, recuperar el petróleo, atender la emergencia humanitaria que hay, y restablecer la institucionalidad. Estamos en un país que cualquiera te friega la vida. Conozco a cientos de trabajadores petroleros que les arruinaron la vida, la casa, su nombre y su reputación y están sepultados como delincuentes comunes y ¿A dónde vas a ir? ¿A la Fiscalía, al Poder Judicial? Es terrible, asfixiante.

–¿La solicitud de extradición anunciada por el fiscal le trae algunos inconvenientes?

–Yo estoy en Italia y tengo el estatus de refugiado político. Ellos creen que están hablando de Venezuela, donde hacen los que ellos quieren. Aquí hay mecanismos de justicia. La única solicitud de extradición que llegó fue rechazada en la máxima instancia de la justicia italiana, que es la sala de Casación del Tribunal Supremo. Yo puedo andar por el mundo, no como ellos dicen, con una vida dispendiosa. Yo puedo andar por el mundo porque no tengo una causa en mi contra. Ellos no pueden poner un pie fuera del país. Tendrán que ir a Rusia, Bielorrusia, Corea, Cuba, pero no pueden ir a ningún sitio, tienen orden de captura, tienen precio sus cabezas. Todo tiene su tiempo, todo pasará. Las sociedades no se suicidan, el pueblo venezolano en algún momento le pondrá fin a esta tragedia.

–¿Cómo se siente en lo personal?

–Bueno chico, yo soy un militante revolucionario desde los 15 años. Mi padre fue comandante guerrillero, estuvo contra la dictadura de Pérez Jiménez. Toda la vida he luchado, nunca he optado por la vida fácil. Cuando iba a renunciar al Consejo de Seguridad (de la ONU), Tareck El Aissami me propuso que me fuera de embajador en Ginebra. Su argumento es que ahí iba a estar tranquilo. Le dije que yo no he servido al estado para ningún beneficio personal, ni para tener una vida tranquila. No me voy a quedar callado, porque lo que ha sucedido con el país lo vengo denunciando desde 2014. Renuncié al PSUV, por eso salí de la parte económica.

Yo propuse acabar con el control de cambio, pero ellos estaban haciendo sus negocios, me sacaron de la parte económica, de Pdvsa y la destrozaron y cuando me fui a las Naciones Unidas, todavía creía que había posibilidad  de enmendar algo en el país, pero cuando vi esa matanza, esa carnicería en las calles del país en 2016, dije no puedo participar de esto, porque dicen que las guarimbas son violentas, pero nosotros también con Chávez tuvimos guarimbas violentas, y Chávez no sacó gente armada a matar muchachos con escudos de cartón. No quería participar del desfalco y la destrucción del país.

Maduro está diciéndoles a los americanos que vengan, pero a qué, si la industria petrolera está destrozada. Entregué una empresa petrolera con 3 millones de barriles de producción y están produciendo 600 mil, mezclados con crudo iraní. ¿Es que creen que los gringos son tontos?  No necesitan nuestra producción, porque son el primer país productor del mundo, segundo, si la Chevron quiere hacer uso de dólares manchados de sangre, será problema de la Chevron, pero máximo, podrán producir 200 mil barriles, si es que llegan a eso. El problema de la industria petrolera no es técnico, es político. Se repartieron la industria entre los políticos, amigos, Alex Saab el otro y el otro, acabaron con la empresa, pero es recuperable.

 

Esta web usa cookies.