RR.ES PLUS archivos - Runrun

RR.ES PLUS

Mal estado de las bombonas de gas pone en riesgo a los venezolanos
Bombonas oxidadas, con abolladuras, abultamientos y corroídas no deberían circular porque están violando las normas de seguridad Covenin establecidas en el país desde 1997
Cuando una bombona explota es porque ha fallado todo el sistema de revisión, porque son muy antiguas y porque están sometidas a malos tratos y al mal uso

 

@yeannalyfermin

 

Francisco Alvarado trabajó en la empresa Distribuidora de Gas Digas en la década de los noventa, sabe identificar, a simple vista, cuando una bombona de gas es apta para ser distribuida y cuando no. Asegura que durante los siete años que trabajó en la empresa, las inspecciones que se le realizaban a los cilindros eran bastante estrictas. “Esas bombonas que ahora vemos no hubiesen pasado una prueba como las que antes se hacían, una bombona corroída era sacada de circulación rápidamente, antes se compraban grandes lotes para renovar, pero eso ahora no se ve. Hay bombonas que de lo oxidadas y maltratadas se puede ver que tienen más de 10 años de circulación, cosa que va en contra de la normativa”.

“Tengo muchos años que dejé de trabajar en Digas y desde aproximadamente 12 años no he visto una bombona en óptimas condiciones. Todas, absolutamente todas, están oxidadas, corroídas, golpeadas, sin pintura… Cuando yo las veo siempre digo que son un peligro latente para cualquier hogar”, afirmó el exempleado de Digas.

Los eventos por explosiones de gas se han vuelto cada vez más recurrentes en los últimos años. Al menos seis siniestros han ocurrido en el país en lo que va de 2021, siendo el estado Monagas la entidad más afectada con este tipo de eventos.

El Estudio Nacional de Incendios en Hogares de Venezuela, realizado en 2018 por la Asociación Venezolana para la Prevención de Accidentes y Enfermedades (Avepae), determinó que la segunda causa de incendios en viviendas venezolanas es por gas doméstico, mientras que la primera se debe a fallas en el sistema eléctrico.  

El mismo estudio de Avepae señaló que entre 2013 y 2015 se produjeron 41 explosiones por bombonas de gas, mientras que para el periodo 2017 y 2018 la cifra se ubicó en 40. Para 2019 la cantidad de siniestros fue de 35, solo en ese año. 

El profesor y especialista de petroquímica en Gas Energy Latin America, Rubén Pérez, explicó que las explosiones por bombonas de gas pueden deberse a múltiples causas. Sin embargo, en un siniestro, todos los actores: Pdvsa Gas Comunal, empresas privadas de llenado y los consumidores, juegan un papel determinante.

No siempre es culpa del usuario

A juicio de Rubén Pérez, la culpa no puede atribuirse a un solo escalón de la pirámide. “El Ministerio de Petróleo es el ente encargado de emitir los permisos y hacer las revisiones que están establecidas en las normas técnicas venezolanas, son responsables de realizar las revisiones cada siete años de los lotes de bombonas. Cuando se compra un lote de bombonas el ministerio exige los resultados de la ejecución de las distintas pruebas que se le hacen al cilindro para saber si aguantan la presión, que no tengan corrosión, que la soldadura sea adecuada, que no tengan abolladura, grietas y que las partes de las bombonas cumplan con las normas venezolanas”, explicó.

Sobre la responsabilidad del distribuidor de la bombona, -quien es el dueño de la bombona, los usuarios no son los dueños del cilindro- deben deben hacerle pruebas tan sencillas como inspección visual que permite verificar si la bombona está golpeada, si tiene algún abultamiento o abolladura, prueba en las válvulas de las bombonas, una simple inspección visual permite ver si tiene corrosión en alguna parte sobre todo en la parte inferior porque es lo que está más cercano al piso y es más susceptible a mojarse. 

Por parte del usuario, es responsabilidad prever que la bombona esté bien instalada. Que la rosca de la bombona y de las tuberías estén en buen estado, que no haya corrosión ni fugas de gas y que estén en un lugar ventilado.

Cuidados que deben tenerse

En 2019 a Karina González le explotó la cocina por la acumulación de gases. “Estaba preparando la cena cuando una llama grande salió de una de las hornillas, cuando eso sucedió me asusté y retrocedí, pero inmediatamente explotó, la cocina pegó del techo y toda la comida y las ollas salieron volando. Mi esposo cuando escuchó, corrió y cerró la llave de la bombona. Fue un susto terrible que pudo haber terminado en desgracia. Nunca me percaté de la fuga”, contó.

Rubén Pérez explicó que una cosa es la explosión de la bombona y otra es el incendio. “La explosión de la bombona se origina por una fuga de gas del cilindro. Otra cosa son las conexiones, si la cocina tenía una fuga y hubo una explosión por acumulación de gases”, dijo.

Una gran explosión por fuga de gas puede generar que las ventanas se rompan, que se derrumben las paredes y el techo, la onda expansiva puede hacer que las personas salgan disparadas. Una explosión menos intensa puede desgarrar tejidos musculares, dañar los tímpanos, los pulmones y el abdomen. Las ondas expansivas también arrojan desechos a muy alta velocidad que pueden lesionar cualquier parte del cuerpo.

Francisco Alvarado aseguró que en estos tiempos la gente no presta mayores cuidados a las bombonas de gas. “He visto personas que las exponen al sol, que las arrastran y las ponen muy cerca de la cocina donde la temperatura aumenta por lo menos tres veces al día”. 

Perez advierte que son muchos los cuidados que deben tenerse al manipular una bombona de gas. El distribuidor debe revisar que las bombonas no tengan abolladuras ni grietas. Las válvulas de conexión deben estar en perfecto estado, las bombonas deben estar bien pintadas, porque la pintura protege el metal de los cambios ambientales. 

“He visto que la gente se pone a intercambiar los picos de las bombonas, esto es un error fatal que podría generar una gran tragedia, pues el distribuidor es quien debe hacerlo”, aseguró Alvarado. 

Las normas técnicas venezolanas dicen que las bombonas no deben estar dentro de la casa. Deben estar fuera de la vivienda en un lugar especial donde estén ventiladas y no les pegue el sol, afirmó Rubén Pérez. 

El profesor y experto en Petroquímica recomendó que las conexiones de la tubería deben ser únicamente de cobre. “En las tuberías se puede presentar mucha corrosión porque la gente une tuberías de cobre con tuberías de hierro y eso hay que evitarlo porque facilita la corrosión”, dijo.

Ruben Pérez también explicó que al momento de hacer las conexiones es importante no sobrepasarse de las roscas y que al momento de moverlas es importante que no se golpeen o choquen entre sí. “Vemos a los mismos distribuidores cuando las están vendiendo que las lanzan. Antes a la plataforma del camión se les colocaba un piso especial para evitar que resbalaran ya eso no lo usan”.

Panorama sombrío

El experto Rubén Pérez aseguró que es imposible saber hace cuánto tiempo no se renuevan los cilindros de gas en el país. “Eso es responsabilidad de cada distribuidor, pero si se cumpliera la inspección cotidiana en el país tendrían que sacar la mayoría de las bombonas que están circulando y tendría que estar renovando constantemente”. 

Pérez explicó que un distribuidor no compra una bombona si hay una mala, este espera que le traigan 50 o 100 bombonas dañadas para comprar un lote nuevo.

“Si un distribuidor tiene 500 bombonas circulando de 5 lotes cada uno comprado en distintas fechas, nadie te puede decir que el lote de bombonas de cualquier distribuidor está vencido, solo el distribuidor tiene esa información”, aseguró. 

Según cifras de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) el país cuenta con 197,1 billones de pies cúbicos de gas natural en reservas probadas, cifra que ubica a la nación en la octava posición a nivel mundial. Sin embargo, datos de la Federación de Trabajadores Petroleros de Venezuela estiman que apenas el 12 % de los hogares venezolanos cuenta con gas directo o por tuberías.

Sin bombonas y sin gas 

El ingeniero y experto en materia energética, Nelson Hernández, afirmó que actualmente el parque de bombonas tiene un déficit de unos 2 millones, especialmente la de 10 kg que es la más popular. “Esta escasez, aunado a la no disponibilidad del Gas Licuado de Petróleo (GLP), agrava la situación”, aseguró.

Nelson Hernández explicó que la situación del gas doméstico o GLP es un problema que continúa “no se ha superado la escasez de este combustible. Continúan las calamidades que padecen las amas de casa para hacerse de una bombona. La alternativa es cocinar con leña o con una cocinilla eléctrica, cuando no hay cortes de luz”. 

Al ser consultado sobre las fallas que presenta la industria en este momento, el ingeniero dijo que no se está produciendo el gas suficiente para satisfacer la demanda que se sitúa en unos 40 kMB (miles de millones de barriles diarios), mientras que la producción se ubica en 15 kBD. 

“La baja producción de gas, producto de la caída de la producción de petróleo y la reducida operatividad en las plantas de extracción y fraccionamiento del GLP, que solo se realiza en el oriente del país, ya  que las instalaciones del occidente están fuera de servicio, son algunas de las causas de la escasez de gas doméstico”, dijo Hernández.

El experto negó que las sanciones impuestas por Estados Unidos hayan empeorado la situación de la industria. Explicó que el problema del GLP ya existía antes de las sanciones, pues desde el año 2010 Venezuela importa GLP, lo que paleaba el déficit, pero que la poca disponibilidad de divisas y la caída de producción han recrudecido la situación.

Según cifras del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), el mes de octubre de 2020 se perfiló como el mes donde más protestas por gas doméstico se produjeron. Con 2.109 exigencias el GLP figuró como el servicio más demandado a nivel nacional, con un promedio aproximado de 6 protestas diarias. Las constantes fallas en la distribución de gas doméstico y el alto costo, incluso en moneda extranjera, fueron las causas de las manifestaciones. 

Siniestros repetitivos

El pasado 28 de diciembre de 2020, 160 bombonas de gas doméstico explotaron en el sector Caño de Los Becerros donde 43 personas resultaron heridas y nueve perdieron la vida. 

El 13 de enero de 2021 otro cilindro explotó en Costo Abajo, parroquia Boquerón del municipio Maturín, en Monagas el cual dejó tres personas heridas. 

El 19 de enero, ocurrieron dos explosiones también en el estado Monagas, en distintos municipios. La primera fue en el sector Caripe Viejo de Caripito, municipio Bolívar, la acumulación de gas causó una explosión y posterior incendio en una casa sin víctimas que lamentar. La segunda se produjo en el sector Halliburton de la parroquia Jusepín donde una persona resultó herida.

El pasado 23 de abril, una bombona de gas explotó en el Barrio Los Erasos de San Bernardino, municipio Libertador, en Caracas, donde dos personas fallecieron y cinco resultaron heridas. 

El pasado 6 de mayo, una fuerte explosión afectó un apartamento de las residencias Verona del sector La Trigaleña, en Valencia, estado Carabobo. En el accidente resultó herida una mujer de 50 años, se presume que la causa fue por una fuga de gas. 

La mañana de este 9 de mayo, ocurrió otra explosión en un apartamento en la Urbanización Casa Blanca en Ocumare del Tuy, estado Miranda, donde afortunadamente no se registraron víctimas fatales porque en el inmueble no había nadie. Extraoficialmente trascendió una posible fuga de gas como posible causa del siniestro, aunque las autoridades no han confirmado el dato y continúan las investigaciones.

 

 

Claves de las protestas en Colombia | Las barbas del vecino están ardiendo
Más de 20 muertos y 800 detenciones arbitrarias han producido las manifestaciones contra el gobierno de Iván Duque
Los ex presidentes Andrés Pastrana y Lenin Moreno acusan a Nicolás Maduro de promoverlas, el canciller Jorge Arreaza niega esa tesis

@franzambranor

27 muertos, destrozos a sedes policiales y comerciales y al menos 1.500 ataques contra la población civil de acuerdo a la ONG Temblores se han producido en Colombia desde finales de abril de 2021 en respuesta a la negativa a aceptar una reforma tributaria propuesta por el presidente neogranadino, Iván Duque. 

Aunque el mandatario echó el 2 de mayo la propuesta de reforma hacia atrás, las manifestaciones han continuado.

Las protestas, que comenzaron el pasado 28 de abril, en un principio fueron convocadas por sindicatos y patronales obreras y posteriormente apoyadas por estudiantes y gente de la sociedad civil. 

Las manifestaciones no se han producido solo en Bogotá, sino también en ciudades del interior como Medellín, Cali, Manizales, Santa Marta, Cartagena, Bucaramanga, Villavicencio, Pasto, Neiva, Popayán e Ibagué, entre otras. 

El presidente Iván Duque ha asomado que las manifestaciones han sido promovidas por grupos disidentes de las Farc, mientras que los ex mandatarios de Colombia Andrés Pastrana y Ecuador, Lenin Moreno denunciaron que el gobierno de Nicolás Maduro ha metido sus tentáculos en el hervidero.

El canciller de Maduro, Jorge Arreaza negó que el gobierno venezolano tenga algo que ver con la situación. 

Al menos seis venezolanos fueron expulsados por participar en supuestos actos vandálicos en Cali. El alcalde de la ciudad Jorge Iván Ospina, sostuvo que el sexteto fue capturado en flagrancia y trasladado hacia la frontera para su deportación. 

El diputado venezolano Diosdado Cabello y el fiscal general designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, sostuvieron que la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) deberían pronunciarse ante lo que consideran violaciones a los derechos humanos por parte de la administración del presidente Duque.  

A continuación presentamos una claves para entender el conflicto que mantiene en vilo a las principales ciudades de Colombia, para ello hemos consultado a la abogada y especialista en derecho constitucional colombiana Lucía Ramírez y al internacionalista, Félix Arellano. 

 – El gobierno de Iván Duque justificó la propuesta tributaria con la finalidad de poder aumentar la cobertura del programa “Ingreso Solidario”, iniciativa en apoyo a hogares en condición de pobreza, pobreza crítica y vulnerabilidad económica. Entre otras medidas el Ejecutivo planteaba ejecutar la aplicación del IVA en servicios como agua, electricidad y gas. “Esa protesta refleja el descontento generalizado en cuanto a problemas que están ocurriendo en el país y que se han agravado con la pandemia, como por ejemplo la economía, aumento de la pobreza y el desempleo, demoras en el proceso de vacunación. Se iban a poner impuestos sobre varios productos y esto cayó muy mal en la población”, dijo la experta en derecho constitucional colombiana, Lucía Ramírez.

“Las protestas en Colombia podríamos calificarlas como intersistémicas. Son problemas sociales, económicos y políticos que no son nuevos. En ese país hubo una negociación de paz, pero no se ha logrado, el acuerdo es muy débil y hay mucha polarización”, manifestó el internacionalista Félix Arellano. 

  – De acuerdo a Ramírez en la protesta se han involucrado una gran cantidad de jóvenes, lo que denota una desconexión de este segmento de la población con el actual gobierno colombiano. “La administración de Iván Duque que llegó con muchas expectativas ha ido perdiendo popularidad y eso ha traído como consecuencia cierto rechazo, incluyendo las nuevas generaciones”, aseveró Arellano. 

 – Ha habido excesos policiales. De acuerdo a la ONG Temblores desde el 28 de mayo hasta el 4 de mayo se produjeron 1.443 abusos, 216 víctimas de violencia física por parte de las autoridades, 814 detenciones arbitrarias, 239 acciones violentas cometidas por la fuerza pública y 10 personas perjudicadas por funcionarios en lo que tiene que ver con violencia sexual. “La Defensoría ha mencionado algunas cifras, pero no hay un consenso en torno a ellas”, señaló Ramírez. “La policía colombiana está preparada para enfrentar a la guerrilla y ha habido una actuación desproporcionada”, enfatizó Arellano.    

– Pese al retroceso de la propuesta tributaria  y la renuncia del Ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, las protestas han continuado, incluyendo actos de vandalismo. “Es una explosion de descontento social que venía cocinándose. No es nuevo, es algo que comenzó en 2019 y el año pasado hubo manifestaciones en septiembre”, indicó Ramírez.

– En Colombia, la economía informal representa un 50 o 60 por ciento de la población laboral. “A esa economía que le ha caído la pandemia, el confinamiento y el distanciamiento social, el presidente Duque le ofrece más impuestos sin diálogo, ni consulta, lo que se convierte en un detonante”, indicó Arellano. 

 – De acuerdo al internacionalista Félix Arellano, las medidas que quiso implementar Duque generaron la plataforma para que grupos radicales salieran a flote. “Movimientos que se han ido cultivando y formando en América Latina con discursos populistas, cargados de proteccionismo, con soluciones mágicas que agravan los problemas, pero que atraen a la población excluida”. 

 –  Las protestas no se han producido solo en Colombia, también en España, Reino Unido y Estados Unidos. “Los movimientos radicales tienden a generar redes transnacionales. No olvidemos que cuando existía la chequera de petrodólares bolivariana se promovía el Alba, la Continental Bolivariana y todo era adoctrinamiento. Tampoco podemos decir que la protesta sea consecuencia de movimientos de izquierda, hay un claro descontento”, sostuvo Félix Arellano. 

 – Arellano sostuvo que en Colombia funcionan las instituciones y estas están obligadas a actuar. “Lo grave es permitir que grupos radicales y autoritarios asuman el poder, grupos que quieren desmontar la institucionalidad. No es momento para divisiones en la oposición porque en el fondo está en juego la estabilidad de la democracia”, dijo Arellano. “Nos preocupa el escalamiento de la violencia, tanto por los actores de parte del Estado como el de la comunidad en general, creo que esto es un reflejo de nuestra historia de conflicto armado y de la incapacidad que tenemos para resolver los problemas de manera pacífica. Nos preocupa que se declare un estado de conmoción interior, porque eso podría llevar a un agravamiento del conflicto. No vemos en este momento la manera como se pueda llegar a un diálogo efectivo” indicó Lucía Ramírez.

Isabel Palacios: “Una persona que se dedica al amor y la belleza tiene que sentir el amor y la belleza con todo su peligro”
Fundadora y directora de la Camerata de Caracas –una institución dedicada, desde 1978, al estudio y la interpretación de música antigua–, Isabel Palacios también es conocida como una cantante lírica de historia y presencia. Tiene dos hijos, ambos músicos: Gonzalo Grau y Diego Cabrujas, el primero de su matrimonio con Alberto Grau, director de la Schola Cantorum de Caracas, y el segundo de su matrimonio con José Ignacio Cabrujas, escritor y dramaturgo

@diegoarroyogil

 

De dónde salió esta mujer. Esta mujer que no es solo una mujer sino un reino entero y un ejército.

–¿Podemos decir su edad?

–¿Mi edad? Sí, claro… Bueno, creo… 70.

Isabel Palacios nació el 28 de octubre de 1950 en Caracas, de donde nunca se ha ido. En Los Rosales, de donde nunca se ha ido. En aquel tiempo, ni ciudad ni urbanización eran lo que son ahora, pero ella permanece aquí a modo de reliquia, como un árbol. La avenida donde está la casa en la que ocurre este encuentro –sede de la Camerata de Caracas, casi al lado de donde vive Isabel– se llama Zuloaga, que era el apellido de su madre, la pintora y grabadora Luisa Zuloaga De Las Casas, mejor conocida como Luisa Palacios, por su nombre de casada, Premio Nacional de Artes 1960. En la década de los años 30, el abuelo de Isabel heredó estas tierras y la familia se vino a vivir aquí. Media cuadra más adelante instaló su residencia la tía María Luisa Zuloaga de Tovar, ceramista, Premio Nacional de Artes 1946, y en una calle transversal vivía otra tía, Carmen Helena De Las Casas, decoradora, la responsable del diseño interior del Teatro Principal de Caracas y de quien se dijo durante años que era la mujer más bella de la ciudad. Cuando Isabel nació, ya había nacido su hermana, María Fernanda Palacios, escritora y profesora de literatura.

–Tengo unas raíces muy fuertes en este país y me encantan –dice Isabel–. Hay gente que se queja: “¡Aaaay, soy venezolana!”, como si hubiese sido mejor ser china. Yo nunca he sentido eso. La guinda de la torta fue que me casé con José Ignacio Cabrujas y un día José Ignacio me dijo –Isabel imita la voz de Cabrujas, una voz gutural, de caverna–: “Un francés es solo un francés, usted puede ser francesa si quiere”. Sí hubo una época en que quise irme a París. Estaba allá pasando una temporada con María Fernanda, Mafer, mi hermana, en 1968, en plena efervescencia del Mayo Francés, un día me metí en un museo de instrumentos antiguos y había una pareja que quería entender cómo funcionaba un instrumento. Yo le pregunté al guardia: “¿Puedo tocarlo para que oigan?”. El guardia me dio permiso y toqué un pedacito de un Scarlatti en un clavecín. Lo que ni el guardia ni la pareja sabían es que era la primera vez que yo tocaba un clavecín. Me sentí tan emocionada y tan independiente que pensé en quedarme en París. ¿Estudiar música antigua en Venezuela? Eso no existía. Pero cuando se lo planteé a papá, papá me dijo: “¿Y qué vas a hacer tú allá?”. Y yo pensé: “Bueno, es verdad”. Papá nunca le hizo mucho caso a mi profesión, pero no por mal.

 

–¿Por qué?

–Creo que pensaba que era un hobby. Le parecía divertido, pero era un hobby. La primera vez que yo puse las manos en el piano de mi casa lo hice a escondidas. Porque ese piano era para que mi hermana aprendiera a tocar o para que lo tocara Bola de Nieve cuando estaba de visita –Bola de Nieve, el gran pianista y cantante cubano, amigo de sus padres–. Como a mí me encantaban los animales y siempre andaba con las manos sucias, me decían: “¡Cuidado con el piano!”. Una mañana, mamá y papá salieron. Yo era un piojo de seis años y me senté a tocar. Cuando mamá volvió, preguntó: “¿Cómo se portó Isabel?”, porque yo era muy tremenda, y la señora que me cuidaba le dijo: “Pues no se ha parado del piano desde que usted se fue”. Mamá y papá se acercaron adonde yo estaba y papá preguntó: “¿Qué estás tocando, catira?”. Y yo le dije: “Las horas del día, papá. Esta es la mañana, esta es la tarde, esta es la noche”, según las notas. Papá se echó a reír y me dijo: “Muy bien, ahora toca las tres y cuarenta y cinco de la tarde”. Y yo hice una improvisación. Pero, como te digo, parecía una diversión mía más, como subirme a los árboles o disfrazarme o tener un amigo invisible. Escobito se llamaba. Y como yo era tan coqueta, seguramente papá pensó que me iba a conseguir muy rápido un marido y que iba a ser una mujer de sociedad. Entonces no se tomaba muy en serio el asunto. Además, yo tampoco estaba clara. Me gustaba mucho el ballet, pero crecí demasiado, y cuando comencé a estudiar música, ni yo misma creía en mi talento.

–¿Ese es el primer recuerdo que usted tiene de su vida, el del piano?

–No, no. Me acuerdo clarito de estar en mi cuna y que llegaran papá y mamá con un perrito en los brazos. Me acuerdo de las sillas de la cocina, cómo olían. Me acuerdo del shock cuando vi El Cid, en el Teatro del Este, con Charlton Heston y Sofía Loren. Me llevaron unos juguetes para que no me aburriera. Cuando la película arrancó, me quedé pegada a la pantalla y se fregó la tierra. Llegué a la casa y no me quería dormir. Agarré unas dormilonas de mamá y me disfracé, lancé unos manteles sobre una mesa y me metí a dormir ahí abajo. Papá me preguntó: “¿Qué estás haciendo?”. Y yo le dije: “Esperando al Cid”. La imaginación es muy importante. No es como ahora, que uno ve La Cenicienta y ese mismo día puede ir a comprarse cualquier cosa sobre La Cenicienta: la franelita, la carterita, la muñequita. El merchandising. Eso no es imaginación, eso es la papa pelada. Yo no quiero que me den todo sobre La Cenicienta, yo quiero ver cómo me la imagino yo. Cuando yo hago música, la veo.

Isabel Palacios
Isabel Palacios: “Yo no quiero que me den todo sobre La Cenicienta, yo quiero ver cómo me la imagino yo. Cuando yo hago música, la veo”. Foto: Lisbeth Salas

 

–¿Usted mira mucho hacia atrás en su vida?

 –Cuando se me ocurre alguna idea medio loca y esa idea comienza a dar vueltas dentro de mí, me pregunto: “¿De dónde la sacaste?”. Porque el café con leche ya se inventó. Entonces miro en mi vida para ver cuál es el origen. Pedro Liendo –cantante lírico venezolano– tiene una frase muy cómica: dice que a mí me dieron teteros de cultura. Era normal en mi casa. El juego de Stop entre nosotros no era Nombre, Apellido, Color, Ciudad. Era Escritores, Pintores, Escultores, Músicos. Yo hacía planas con mi hermana, que era y sigue siendo un genio que me abre puertas: “Escritores: por la A, Alberti, por la F, Faulkner, por la R, Rilke”. En mi familia uno no podía quedarse atrás. Había que avisparse. Es una familia de gente muy brillante y muy difícil. Pero yo nunca he hecho las cosas porque yo “sea” algo, sino porque tengo una energía creativa muy fuerte desde que nací.

–En todo caso, usted empezó a estudiar música en cierto momento, ¿cómo fue?

–Fue gracias a un cumpleaños de Mariana Otero, la hija de Miguel Otero Silva, que era uno de los mejores amigos de mis padres. Miguel vivía en San Bernardino y en su casa había un piano de cola. Yo estaba aburridísima porque mi mundo propio era mucho más divertido que la fiesta y me fui al piano mientras mis padres estaban con sus amigos en el jardín. En eso entró una mujer rubia muy bella, como Ingrid Bergman en Casablanca. Me oyó, se sentó conmigo, hablamos, me agarró de la mano y me llevó donde mamá. Yo estaba aterrada porque pensaba que me iban a regañar. La profe le dijo a mamá: “Soy Gerty Haas, la profesora de música de Mariana Otero. Acabo de oír a su hija tocando el piano y esta niña tiene un talento enorme. Me gustaría darle clases”. Yo oí aquello, alcé la vista para ver a la profe y fue como si le crecieran alas. Inmediatamente, comencé a estudiar con ella. Su grupo de alumnos, que eran todos grandes, me llamaban “La mascota”, porque yo no llegaba a los siete años. Ese piano que está ahí –Isabel señala un piano de cola en el salón–, es el piano en el que la profe me enseñó. Lo compré cuando ella murió. Ahí aprendí yo, aprendió Eva María Zuk, aprendió Arnaldo García Guinand. Ahora hay que arreglarlo. Está viejito el pobre. Pero arreglarlo es caro. Son 6000 dólares y yo no los tengo. Voy a hacer un crowdfunding. Si lo arreglamos, tenemos el piano de la profesora Haas para otros 50 años. –Isabel piensa un momento, fugazmente, porque habla hilando con gracia–. ¡Ay, cuando yo dejé el piano por el canto la profe se puso tristísima! No lo podía creer.

 

–¿A qué se debió ese cambio?

–¡Al Ministerio de Educación! Ja, ja. Cuando estaba en octavo año de piano, en la Escuela de Música Juan Manuel Olivares, ya adolescente, el Ministerio de Educación inventó que había que estudiar un instrumento complementario para poder graduarse. Faltaban dos años para eso. A mí me gustaban todos los instrumentos, pero escogí el fagot, porque ya me había dado el tilín-tilín por la música del Renacimiento y del Barroco. Me vi tocando los continuos de las sonatas de Bach en un fagot y empecé un peregrinaje para encontrar uno. En ese agite, una amiga mía de la escuela, Natacha Gutiérrez, soprano, me dice: “Mira, chica, deja ese fastidio del fagot. Yo te inscribí en canto”. Yo le dije: “¡¿En canto?!”. Yo cantaba con el cuatro, cantaba Rigoletto con mi papa, tenía buena voz, pero yo no era cantante. En fin, me decidí y fui a hacer la audición con la profesora Carmen Teresa de Hurtado, que era como la Virgen de Lourdes. Sus alumnos la adoraban e iban a verla en procesión. Yo no tenía ni idea de qué iba a cantar, pero cuando llegué al salón, vi a un lado la partitura de “Las flores que me diste”, una canción que cantaba Morella Muñoz, a quien yo imitaba muy bien. Cuando la profesora me oyó, me dijo: “Ay, mi amor, pero tú tienes la voz colocada, ¿con quién has estudiado?”. “¡Con Morella Muñoz!”, le contesté yo. “Se nota”, dijo ella. Me fui a mi casa como una loca, le pedí el teléfono de Morella a mi mamá, la llamé y le dije: “¡Morella, si la profesora Hurtado te llama, tienes que decirle que me enseñaste!”. Nos moríamos de la risa. Así entré yo al canto y me quedé. Vi clases con Fedora Alemán y fue una metamorfosis. Me di cuenta de lo divino que es poder cantar. El canto me juntó la poesía con la música.

–En el documental “Mi viaje a Italia”, que le dedicó el cineasta Carlos Márquez en 2019, usted dice que hay un acorde musical que vive dentro de usted y que nunca ha logrado descifrar. ¿De qué se trata eso?

–Es una melodía, una gallarda que oí en la película que hizo Renato Castellani de Romeo y Julieta. La oí y fue como si se me metiera dentro. No me la podía sacar de la cabeza, no me dejaba ni pensar. Yo estaba pequeñita y cuando crecí, apenas pude, la saqué en el piano y esa melodía sigue conmigo. Cuando me está pasando algo duro o importante en la vida, la gallarda sale y me acompaña. He podido oír mucha música sorprendente después, pero ese pedacito, que tiene las armonías del Renacimiento, es el fondo musical de mi vida.

–Ya que hablamos del pasado, le he pedido a cada uno de sus hijos que le formulen una pregunta y Diego le pregunta esto: “Si pudieras viajar en el tiempo y en ese viaje te encuentras con Isabel Palacios a sus 18 años, ¿qué consejo le darías?”.

–Uy… –Isabel se echa hacia atrás en la silla, sube la mirada, escarba–. Que tenga más confianza en ella. Que no se angustie si de pronto Rembrandt la emociona más que Beethoven. Que eso es normal. Que todo eso es parte de lo que ella es y de lo que necesita. Que siga adelante. Pasé demasiado tiempo en mi juventud con la exigencia de definirme como músico. Creía que solo me podía permitir pensar en la música y que no podía dejar que lo otro me distrajera. Yo lloro más en un museo que en un concierto, pero cuando tenía 18 años quise amputarme esas emociones. Yo decía: “No, no, yo no puedo ponerme a leer a Proust porque estoy aprendiendo a leer las sinfonías de Brahms”. Está bien, tenía que estudiar, pero esa actitud finalmente me hizo sentir mal y perder confianza en mí, cuando justamente en esa mezcla de todo está mi fortaleza, algo de lo que me di cuenta después. Entonces: confiar en el instinto y no perder tiempo en zoquetadas. Eso le diría a la Isabel de los 18 años la que hoy tiene 70.

–Su hijo Gonzalo le pregunta: “Si pudieras cambiar algo en tu historia personal o profesional, ¿qué sería?”.

–No hubiese dejado de cantar en el 2004.

–¿Por qué lo hizo?

–Por autocrítica. Por esa autocrítica de la escorpio que soy yo. Yo estaba pasando por un momento muy bello. Como mujer estaba muy guapa. Había hecho unas dietas y recuperé respiración. Estaba trabajando con Carlos Urbaneja, el pianista, de una manera estupenda, y comenzaron a salirme contratos como solista. Y me preocupó el ego. Me dije: “Aceptar estos contratos como solista significa quitárselos a la Camerata”. Me angustié con el qué dirán, con que la gente pensara que prefería favorecer mi carrera en vez de favorecer la carrera de mi grupo. Hice un disco de canciones y romances sefarditas y otro de cantos y cantigas de la Edad Media, di un concierto sobre Kurt Weill y otro sobre la canción francesa, tenía un repertorio armado que hubiera sido una delicia hacer, ¡y paré de golpe! En 2004 me dediqué a preparar a seis elencos de Mozart: tres de Don Giovanni y tres de Così fan tutte, para la compañía de ópera de la Camerata. Tocaba piano ocho horas diarias como cuando estaba joven. Fue una maravilla hacer eso con Mozart, pero me extenué. Tuve problemas en las rodillas, en la columna y engordé. Y en 2005 llegó la menopausia, que me tumbó la voz. Fui a dar un recital en Città di Noto, en Italia, con Carlos Urbaneja, y no lo disfruté. Pasé todo el recital con una procesión por dentro, buscando la voz que yo quería. Volví a Caracas, me metí de cabeza en la Camerata y cuando me di cuenta había dejado de cantar. No debí haberlo hecho. Dejé de vivir experiencias como artista que eran muy valiosas. No supe decirme: “Epa, chama, es contigo”. Yo suelo olvidarme de mí.

–No parecen cosas de una diva. ¿Qué tiene usted de diva?

–Depende de con quién hables: si con Isabel o con la Palacios. Yo soy una mujer muy natural, un libro abierto, pero cuando uno se monta en un escenario tiene que protegerse. Porque uno es foco de muchas miradas: algunas son muy lindas, las miradas de la gente que te quiere, y otras son horribles, miradas de gente que quiere destruir. Entonces tienes que hacerte una pequeña coraza: esa coraza es la diva. Cuando eres instrumentista, no hace tanta falta esa coraza, porque nadie agrede a un piano, el piano no sufre. Al instrumento no se le corta la voz. Un pianista puede estar ‘estortillao’, pero se sienta y el piano suena. Un cantante, no. Si un cantante está mal, va a cantar mal. ¿Por qué María Callas era una diva? ¡María Callas, al lado de quien yo soy un microbio! Porque lo necesitaba. Porque si no, acababan con ella. Cuando yo llegaba al Teresa Carreño para un concierto, llegaba Isabel. Pero la que salía al escenario después de pasar por el camerino y maquillarse y vestirse y ponerse los tacones era la Palacios.

 

 

–¿Y el amor? ¿Lo vive como, según dicen, lo viven las divas, apasionadamente?

–Por supuesto. Una persona que se dedica al amor y la belleza tiene que sentir el amor y la belleza con todo su peligro. Porque la palabra es esa: peligro. La música, el canto es un fenómeno totalmente sensual. Tú te conectas con tu cuerpo: con sus velocidades, con sus palpitaciones, con sus humores, con todo eso que debe salir para que pase algo, porque si no, no pasa nada. De modo que ¿cómo podría cantar yo ahora como una mujer enamorada si ya no me siento digna de que se enamoren de mí? Estoy muy vieja.

–¿No se siente digna?

–No. Es como cuando se apaga un carro, que se apaga y ya está. Como cuando María Callas se quedó sin el amor de Onassis y se acabó. Yo siempre amé de una manera absurda, loca, con entrega. Mi abuelo Zuloaga, que me adoraba, decía de mí: “La catira quiere demasiado y va a sufrir”. Por eso he aprendido a tener cuidado. Y desde luego, tengo un gran amor de mi vida, que como fue imposible es el más grande e irrepetible. Hay un momento en el primer acto de La traviata, ¡un momento nada más!, en que tienes la oportunidad de hacerles saber al mundo y a la humanidad entera que ese hombre y tú se van a amar hasta que se mueran. Están en una fiesta con mucha gente, pero surgen señales que le demuestran a ella que ese hombre es el que la va a entender, que ese es el hombre que la ama de verdad y no cualquiera de los otros que la rodean. A mí eso me pasó con él, exactamente igual. Pero fue imposible. De pronto iba a ser… y no fue. Y hoy tiene ese sitio en mi vida: me ha hecho saber que a los 70 años lo pienso y me vuelvo a erizar. No tiene nombre, no está, pero le doy las gracias porque cada vez que canto “Après un rêve”, de Gabriel Fauré, siento cada una de esas palabras. “Me llamaste y yo dejé la tierra para irme contigo”. Suena cursi, pero si sientes ese rollo por dentro, tienes un camino.

–Pero usted fue amada por sus dos esposos, Alberto Grau y Cabrujas, ¿o no?

–Ah, sí, claro, no quisiera que lo anterior se malinterpretara en ese sentido. Alberto es una persona extraordinaria, fue mi profesor de dirección coral, es el padre de mi primer hijo. José Ignacio también era una persona extraordinaria, fue un gran amigo y compañero, me enseñó de todo y es el padre de mi segundo hijo. Tuve una gran suerte, a pesar de la muerte tan repentina de José Ignacio, que nos impidió vivir otras cosas –Cabrujas falleció de un infarto, en 1995, a los 58 años– . Por ejemplo, me había prometido que iríamos juntos a la Scala de Milán y no pudimos. Yo todavía no he ido. Cuando vaya, quienes me acompañen tendrán que aguantar el llanto. En todo caso, Alberto y José Ignacio me dieron lo más importante que tengo, que son mis hijos.

–Dijo que trabaja por el amor y la belleza. Ya me habló del amor. ¿Qué es la belleza?

–Un asunto de proporciones. Son las proporciones las que hacen lo bello. Pero es un bello que no es “bonito”. A la belleza todos los lados le pertenecen, incluso el lado feo, porque también lo necesita… Vamos a suponer que estamos en un barco. Qué importante es navegar, ¿verdad? Pero hay veces en que conviene apagar los motores y esperar a ver hacia dónde sopla el viento. La belleza es esa espera y ese momento en que sopla el viento. Es el silencio en música. El otro día veía a Mitsuko Uchida y Yo-Yo Ma tocando juntos la Sonata Arpeggione de Schubert. Hay un silencio que de pronto mete Schubert, ese silencio aparece y Mitsuko y Yo-Yo se miran y sonríen. Esa es la belleza. Ese silencio que lo sostiene todo.

–¿Hacia dónde sopla el viento hoy para usted?

–Está por verse. Yo solo sé que sigo porque si no sigo me muero. Yo me quiero en la medida que siento que puedo hacer algo que puede quedar bien. De resto, a mí no me interesa esa señora llamada Isabel Palacios. ¿La Camerata? No lo sé. Los muchachos se van del país y formar nuevas generaciones lleva mucho tiempo y yo no sé si me alcance.

–Habla como si tuviera 100 años.

–Es que hace falta una resistencia física particular, y los años pasan y uno sabe. Yo tengo muchas ideas, pero soy una mujer práctica y aterrizada. Cierro los ojos y me imagino a los 80, si llego, y veo esta casa en donde estamos, donde funciona la Camerata, convertida en un ateneo: con una biblioteca de arte, una fonoteca, dos o tres escenarios para hacer conciertos, la gente conversando y tomándose un vino, y los niños jugando con títeres y máscaras en el jardín. Es un sueño, no sé si lo haga, pero todo siempre ha sido así.

 

 

 

El dólar escaló 30% en abril: ¿a cuánto llegará en lo que resta de año?
La liquidez superó la barrera del billardo. Para tratar de contener el ascenso del dólar el Banco Central asfixia al crédito. El impacto en el sistema financiero obligó a permitir un descuento del encaje

 

@vsalmeron

 

La cotización del dólar en el mercado oficial experimentó un alza de 30% en abril y rompió con la pasividad de marzo, mes en que solo aumentó 4%. La escalada impulsó el precio de productos y servicios, pero lo inquietante es que analistas coinciden en que el ascenso apenas comienza.

El promedio de las proyecciones de los panelistas de FocusEconomics, entre los que se encuentran bancos y firmas como BancTrust, Julius Baer y Oxford Economics, señala que el tipo de cambio oficial, que el seis de mayo inició la jornada en 2 millones 866 mil bolívares, estará en torno a 16 millones 900 mil bolívares al cierre del año.

Leonardo Buniak, analista de riesgo bancario y director de la firma Buniak & Company indica que “nuestra estimación para el cierre del año es un dólar en torno a 13 o 14 millones de bolívares, pero puede ser más alto porque todo va a depender de cómo se comporten los agregados monetarios”.

Entre las proyecciones que estiman un salto mayor destaca la de Ecoanalítica que calcula que el tipo de cambio oficial culminará este año en 18 millones de bolívares por dólar.

El hundimiento del bolívar golpeará con mayor fuerza a quienes no tienen ingresos en divisas y aumentará la desigualdad. De acuerdo con un estudio de Datanálisis realizado en febrero de este año, solo 21,8% de los venezolanos afirma que ellos o algún miembro de su familia recibe algún tipo de compensación laboral en moneda extranjera.

Los pagos indexados no son para la mayoría: solo 27,4% indica que ellos o alguno de sus familiares recibe algún tipo de compensación laboral calculada de acuerdo a la tasa del tipo de cambio paralelo, que suele ser ligeramente superior a la tasa oficial.

Además, el 35,4% de los ciudadanos señala que recibe remesas, pensiones o algún tipo de ayuda desde el exterior.

Reacción en cadena

Tras no ahorrar durante el período de los altos precios del petróleo, endeudarse masivamente, no realizar las inversiones necesarias para mantener la producción petrolera y generar una profunda recesión que merma la recaudación de impuestos, el gobierno está en bancarrota y recurre a la emisión de dinero.

Sin mayor control, el directorio del Banco Central autoriza la creación de bolívares que financian el gasto de ministerios, institutos, alcaldías y empresas públicas quebradas.

Durante el primer trimestre la administración de Nicolás Maduro contuvo el gasto, pero en medio del incremento de los casos de coronavirus lo aumentó en abril mediante el reparto de bonos a trabajadores del Estado y familias de bajos recursos. Además, el gobierno elevó la compra de insumos.

El gasto del gobierno activó una cadena conocida: las familias recibieron bolívares y rápidamente los gastaron en comercios que, a la brevedad, los cambiaron a dólares porque después de tres años en hiperinflación el bolívar es una moneda moribunda. 

Al mismo tiempo, las empresas que prestaron servicios o vendieron insumos al gobierno también recibieron bolívares que rápidamente cambiaron a dólares para proteger sus ingresos.

Así, el incremento de la demanda de divisas impulsó la cotización del dólar que es la referencia que utilizan empresas, comercios y particulares para calcular sus costos y establecer precios.

El billardo

El aumento de la cantidad de bolívares en la economía alcanzó dimensiones complicadas para la lectura. En la tercera semana de abril, último dato oficial, la liquidez superó la barrera del billardo. Un billardo es uno con quince ceros y equivale a mil billones.

Leonardo Buniak destaca que “por primera vez vemos un billardo como unidad monetaria. Si la liquidez sigue creciendo mensualmente a este ritmo, la estimación para fin de año es que estará en 5,7 billardos de bolívares”.

Además de impulsar el dólar, en términos generales, la inyección de dinero por parte del Banco Central desequilibra por completo la oferta y la demanda en la economía. Leonardo Buniak resume que “se entrega poder de compra para adquirir productos que no se han producido, esto tiene consecuencias inflacionarias”.

De acuerdo con el Banco Central de Venezuela, entre marzo de 2020 y marzo de este año la inflación registró un salto de 3.012%. 

Descuento y euros

Mientras con una mano el Banco Central crea dinero para financiar al gobierno, con la otra toma medidas para evitar que los bancos otorguen créditos que financien la compra de divisas y den un impulso extra al dólar.

Para bloquear el crédito el Banco Central obliga a los bancos a mantener como reservas 85% de los depósitos que gestionan -el encaje en la jerga financiera-y sanciona con multas severas a las entidades que no cumplen la orden.

Pero en vista de que en abril un grupo de bancos sufrió un problema severo de iliquidez e incumplió de manera reiterada con el monto de los depósitos a inmovilizar, el Banco Central permitió un descuento del encaje que solo se aplicará en mayo.

El descuento varía en cada caso y equivale “al monto de intereses pagados por cada banco por incumplimiento del encaje desde el cuatro de enero de 2021”.

La firma Síntesis Financiera explica en su informe El Tesorero que “es posible que la mayoría de los bancos estén cerca de eliminar su déficit de encaje, gracias a la deducción, pero seguramente habrá algunos que continuarán presentando déficit esta semana”.

Agrega que “lo breve del lapso de vigencia del descuento, apenas un mes, hace pensar que pronto se requerirán nuevas medidas”.

Síntesis Financiera destaca que las autoridades no han creado las condiciones para disminuir el encaje hasta proporciones normales -entre 20% y 30% de los depósitos- a fin de que el crédito fluya “sin presiones indebidas sobre el precio del dólar”.

La firma sostiene que es necesario que crezca la disposición de las empresas y las personas a mantener bolívares en sus cuentas y “lograrlo supone que las autoridades superen el desafío de credibilidad y confianza que permita atraer los capitales que demanda con urgencia la economía venezolana”.

Además de asfixiar el crédito, el Banco Central comenzó a vender euros en efectivo a través de los bancos a fin de aumentar la oferta de divisas y contener el ascenso del dólar, pero la oferta es muy baja y está muy lejos de satisfacer la demanda.

Banqueros consultados indican que desde marzo el Banco Central inyecta al mercado alrededor de 10 millones de euros a la semana, una cantidad que no ha logrado estabilizar al tipo de cambio.

Dólares en depósitos

La pulverización del bolívar alentó la circulación del dólar y la apertura de cuentas en divisas que ganan espacio en el balance de los bancos. Al cierre de marzo de este año las captaciones en dólares de libre convertibilidad ascienden a 270 millones y representan 46% de los depósitos.

Los balances indican que los cinco bancos líderes en depósitos en dólares son BNC, Mercantil, Venezuela, Bancaribe y Bancamiga, con lo que está en marcha una recomposición en el ranking de captaciones.

Un aspecto clave es que los bancos han ampliado las facilidades para movilizar los dólares a través de cuentas que permiten transferir divisas a clientes del mismo banco.

Además, ya existen cuentas en dólares con tarjetas de débito que funcionan para pagar en cualquier comercio del país y del exterior; retiro de efectivo en cajeros automáticos de otros países y transferencias de dólares desde una cuenta en Venezuela a una cuenta de otro banco en el extranjero y viceversa.

Las cuentas en dólares con tarjetas de débito permiten pagar en cualquier establecimiento del país mediante un sistema donde al cliente se le debitan dólares, pero el comercio recibe bolívares. 

Mercado de capitales

El 18 de febrero Fedecámaras le entregó al Gobierno un documento con sus propuestas y necesidades para reactivar la economía. Entre los puntos figura la “reactivación del crédito para financiar capital de trabajo, importaciones y pagos a proveedores”.

A comienzos de este año en vista de que los depósitos en dólares representan una porción sustancial de las captaciones, un grupo de bancos comenzó a otorgar préstamos en divisas, pero la Superintendencia de Bancos y el Banco Central frenaron el proceso.

Las autoridades intervinieron y prohibieron la entrega de créditos en dólares sin autorización previa. Banqueros consultados indican que desde entonces, aunque se han introducido solicitudes, no ha habido aprobación alguna y el crédito a las empresas sigue fuertemente restringido.

En este entorno empresas como Calox, Cargill y Montana Gráfica han aumentado la emisión de bonos a través de la Bolsa de Valores de Caracas y compañías como Impulsa sirven de canal para que el sector agroalimentario obtenga financiamiento. Pero el mercado de capitales es enano y es incapaz de sustituir a la banca.

Si bien la decisión del Banco Central de asfixiar el crédito bancario ha tenido algún efecto de contención en el alza del dólar, el precio a pagar ha sido una economía sin financiamiento a la producción y el consumo.

3x3 | El duelo por covid hay que vivirlo en todas sus etapas
Todo proceso de duelo debe pasar por cinco etapas: negación, ira, negociación, depresión y aceptación; saltarse uno de ellos o quedarse estancado en alguno nos lleva a un duelo patológico
 Los duelos múltiples y el no poder despedirse de la persona, puede convertirse para los dolientes en una situación traumática 

 

@yeannalyfermin

 

Un año en pandemia no ha sido suficiente para asimilar que la vida de todos los seres humanos cambió con la llegada del COVID-19. Aunque se sabe que el distanciamiento físico, el lavado frecuente de manos y el uso del tapabocas son los principales escudos para evitar formar parte de las estadísticas de contagiados con coronavirus, se ignora que la salud mental es cada vez más vulnerable y que los procesos de duelo que quedan en los familiares son más complicados de asimilar. 

Venezuela acumula hasta el momento 198.865 casos positivos y 2.155 fallecidos por COVID-19, pero desde el pasado mes de febrero el Gobierno de Nicolás Maduro viene registrado un aumento significativo en la cifra de casos positivos y fallecidos, lo cual fue atribuido a la llegada de la variante brasileña P1 y P2, una cepa más contagiosa y letal, según varios estudios. 

En redes sociales y en los portales de noticias es frecuente leer historias de familias que perdieron dos y hasta tres integrantes del mismo núcleo, lo que incide directamente en la salud mental de los deudos. Es el caso de Yury Castillo, una mujer de 36 años que perdió a dos primos maternos y a su abuelo paterno por COVID-19, en menos de dos meses. “El primero en enfermar fue mi abuelo, tenía síntomas pero se negaba a que lo llevaramos al hospital, cuando lo hicimos ya era muy tarde, sus pulmones estaban muy afectados. A las tres semanas cayeron mis primos y fue algo muy duro e inesperado. La verdad es que todos quedamos desconcertados, tristes, con miedo y traumados. No queremos salir de la casa”. 

Sobrellevar la pérdida de un familiar siempre será un reto, que se complica aún más cuando son varias personas de una misma familia. El no poder despedirse del familiar que ha fallecido como cultural y religiosamente se acostumbre, influye negativamente en el proceso de duelo. 

En Runrun.es consultamos con tres expertos para conocer y entender los procesos psicológicos que deja el proceso de duelo asociado con el COVID-19. También, los expertos ofrecieron varias recomendaciones para cuidar la salud mental, ya que según estos, las consultas psicológicas presenciales y online se han incrementado drásticamente en pandemia. 

¿Cómo manejar y afrontar el duelo por COVID-19?

Vanessa Nunes

Todo proceso de duelo debe pasar por cinco etapas: negación, ira, negociación, depresión y aceptación; saltarse uno de ellos o quedarse estancado en alguno nos lleva a un duelo patológico. Un duelo puede durar de 6 meses a 2 años, sin embargo, considero que no hay un tiempo estipulado como “normal”.

Es muy importante estar conscientes que debemos mantener un rol activo para superar el duelo, no es simplemente pasar de una etapa a otra, hay que ir viviéndolas. En las circunstancias actuales es probable que la estadía en cada etapa se prolongue un poco más. Se requiere más tiempo para asimilar lo sucedido de forma tan repentina.

Es importante evitar caer en paranoia. Hablar sobre la pérdida y compartir la experiencia siempre ayuda, al igual que no reprimir cada sentimiento que se va experimentando en dichas etapas.

Evitar aislarse de la realidad. Limitar la exposición a las noticias y sobretodo evite juzgarse, es usual frases como “si no lo hubiera dejado salir”, “si lo hubiese llevado antes al médico”, “no le dimos tal o tal medicamento”, “tenía que haber ido a comprobar que estaba bien”, “por qué no lo traje a casa”, ninguno de estos pensamientos son sanos ni va a revertir lo sucedido, aquí es donde tenemos que intentar tener mayor control mental.

Guadalupe Pérez 

El duelo por COVID-19 es ante todo un proceso de duelo humano pero que se complejiza por diferentes factores. Cada ser humano vivirá su proceso de duelo según su personalidad, su cultura y su historia personal con previos duelos. A pesar de la individualidad de la experiencia del duelo, el doliente tiene que reconocer que su proceso es normal, el dolor que se siente es la expresión del amor a la persona que ha fallecido, no hacemos duelo por algo o alguien con quien no tengamos vínculo emocional. Reconocer la realidad de la pérdida, tener comprensión, aceptación y tolerancia a las propias reacciones, no aislarse, conectarse con otros seres queridos que pueden ser otros dolientes o miembros de su red de apoyo social y apoyarse en la espiritualidad a través de sus rituales y comunidades religiosas.

Alí Pellicer 

El duelo es la pérdida es la pérdida de algo material o físico de una persona o objeto y ese momento en cada persona o familia es muy particular. En este proceso de duelo múltiple por COVID-19, es importante entender que no somos culpables de la situación, más allá de lo que suceda en Venezuela.

¿Cómo ayudar a quién esté de duelo por COVID-19?

Vanessa Nunes

La compañía y empatía siempre son importantes. Hacer referencia a la empatía no es tan simple como colocarse en los zapatos de la otra persona, es ponernos en los zapatos del otro como el otro desde su sentir. Hacerle saber que lo entendemos, no subestimar su malestar, por lo que es muy importante no minimizar sus sentimientos y muy importante no juzgar. Involucrarte hasta donde lo permitan, sin presionar, respetando su espacio y sus maneras. Evitemos aconsejar, más bien hay que enfocarse en que describa lo que siente, en que sea la propia persona que exprese que siente, que necesita, cómo cree que podemos ayudarlo. Es importante recordarle a esa persona afectada que estás ahí disponible para lo que necesite. Escúchalo, pero no escuches para responder sino para comprender. Si el problema se torna grave, se escapa de sus manos, es recomendable siempre buscar ayuda de un profesional que lo acompañe y oriente en el tránsito y superación de esa situación.

Guadalupe Pérez 

En este caso es muy importante reforzar la solidaridad y la conexión familiar y con otros miembros importantes de la red de apoyo social y espiritual, identificar los miembros familiares que estén menos vulnerables y con mayor fortaleza emocional para brindar acompañamiento a los familiares más vulnerables y llevar la logística del día a día de la vida familiar. Tener líneas abiertas de comunicación y  no ocultar o silenciar la realidad vivida aunque tampoco todas las conversaciones familiares giren alrededor de este tema. El duelo es un tema de tiempo y de ir procesando y dar sentido a la experiencia. Situación que cambia cuando son muertes múltiples porque puede ser más larga de procesar y requieren más comprensión y protección mutua entre los familiares. En este caso yo recomendaría que los dolientes más directos o por lo menos el líder familiar acuda a una consulta de salud mental (psicólogo o psiquiatra especialista en duelo) para recibir orientaciones para el manejo en el presente y futuro de las típicas reacciones que pueden ir apareciendo. 

Alí Pellicer 

La empatía es muy importante en estos momentos. Todos estamos viviendo la misma pandemia aunque a algunos les afecte más que a otros. Entender la posición en la que se encuentra la persona afectada  es de vital importancia. Es fundamental brindarle apoyo así sea a nivel personal o virtual a la persona afectada, que esta no se sienta sola en ningún momento.

Monitorear la conducta de los deudos, estar atentos ante señales o cambios en las rutinas o en el ánimo que no son habituales y que puedan generar algún problema. Es recomendable siempre buscar ayuda de un profesional que lo acompañe y oriente en el tránsito y superación de esa situación cuando no es posible superar una pérdida familiar. 

Recomendaciones para cuidar la salud mental en estos tiempos 

Vanessa Nunes

Tomar sol: Aunque sea unos minutos ayudará a producir vitamina D y fortalecer el sistema inmune. Realice alguna actividad física: Dentro de lo posible ejercítese, así sea caminar unos minutos al día. Sueño: Establezca una rutina habitual de ser posible. Hablar del tema: No sumergirnos en los rumores del día a día (cosa que puede tornarse difícil), pero intentar tener una persona para desahogarnos y compartir nuestras preocupaciones. Manténgase informado, sin caer en los rumores de fuentes poco confiables, verifique la información antes de angustiarse en vano. Aliméntese de forma sana y balanceada. Apueste a la gratitud: Aunque en estos momentos el pesimismo pueda apoderarse de usted. Enfóquese en lo positivo. Cuídese: Tome todas las medidas de bioseguridad pertinentes, no baje la guardia, no se flexibilice, su salud es importante. Busque ayuda: Un profesional de la salud mental le ayudará a digerir todo lo que está atravesando (bien sea de forma presencial u online). Exprese sus emociones: No las reprima, llore de ser necesario. Por último y no menos importante ser resilientes, desarrollar la capacidad de adaptarnos, y así tratar de disminuir la ansiedad que puede generar todo lo concerniente al COVID-19.

Guadalupe Pérez 

No aislarse, conectar con los otros miembros de la familia y personas significativas de su red de apoyo. Autocuidarse en alimentación, sueño, si es posible ejercicio físico ligero, y mantener alguna actividad diaria que favorezca la relajación y conexión consigo mismo como prácticas de relajación y meditación, pintar, yoga, entre otras según las preferencias de la persona. Darse permiso para expresar los sentimientos que se puedan experimentar con la llegada de la pandemia.

Alí Pellicer  

Es importante mantener las rutinas, pues estas dan un poco estabilidad y noción de normalidad en la vida. Es necesario tener un tiempo de esparcimiento lo suficientemente amplio para despejar la mente. No se debe sobreponer un ámbito sobre otro, cosa que ahora se da con mayor frecuencia por el teletrabajo, lo que puede llegar a perjudicar a las personas significativamente. Para mantener una buena salud mental no solo hace falta hacer ejercicios físicos, también cognitivos. Es fundamental alimentarse bien y de forma balanceada, dormir bien y suficiente, tener tiempos de recreación y respetar los horarios de otras actividades.

Ocho años de impunidad lleva el asesinato de periodista Jhonny González
Nada se sabe de posibles culpables del profesional de la comunicación social luego que lo asesinaran en mayo de 2013 cuando salía de la desaparecida Cadena Capriles
Su madre, Luz Marina González dijo que lo único que la ata al país es el deseo de conocer la identidad de los responsables del crimen que le quitó a su hijo 

@franzambranor

UN 3 DE MAYO Caracas amaneció sin el carisma y la jocosidad del periodista deportivo Jhonny González.

Casualidad fatídica que el reportero de la sección de boxeo del diario Líder en Deportes fuese asesinado en la madrugada de la víspera del Día de la Libertad de Prensa Internacional, luego que saliera de una guardia nocturna en la sede de la extinta Cadena Capriles en La Urbina.

Ocho años han pasado y el expediente del caso de González sigue engavetado en las oficinas de Homicidios del Cicpc y del Ministerio Público.

González de 33 años fue asesinado de seis disparos a la 1:40 de la madrugada del pasado 3 de mayo de 2013 mientras conducía su vehículo. El periodista fue interceptado por hombres a bordo de un sedan oscuro y al menos una motocicleta de alta cilindrada en la calle 4 de La Urbina. Adyacente a la sede del Grupo Últimas Noticias.

En un principio, la División contra Homicidios del Cicpc mantuvo su línea de investigación bajo las hipótesis del intento de robo del carro o una posible venganza por razones pasionales, pero tiempo después el caso fue archivado y hasta la fecha no hay siquiera sospechosos.

Nicolás Maduro dijo entonces en una transmisión de Venezolana de Televisión desde el estado Miranda que González fue víctima de un sicariato y asomó como posible responsable al ex presidente colombiano, Alvaro Uribe Velez. “El muchacho iba saliendo en su carro. Lo pararon y le dispararon. Fue sicariato. No intentaron robarle nada. Fue el mismo día que habíamos anunciado que íbamos para Petare. En todas estas cosas puede estar la mano de Uribe Velez y los paramilitares”, manifestó. “Era un muchacho famoso entre la juventud por los trabajos de periodismo deportivo que hacía. No habían razones para ser atacado por un sicario”.


Robo, crimen pasional, homicidio para generar zozobra en la población y hasta una medida de presión para vender el emporio de la Cadena Capriles son las teorías que han manejado policías y periodistas.

En sus últimos años al frente de la sección de boxeo de Líder, González estuvo especialmente enfocado en el crimen cometido por el pugilista Edwin Valero, quien asesinó a su esposa el 17 de abril de 2010 y se quitó la vida dos días después. González se había centrado en el destino de la herencia del campeón mundial y los hijos de la pareja.

“Ha habido muy poco avance en el tema. Inicialmente se manejaba la tesis de una venganza. No solo porque no fue despojado de objeto alguno, sino porque no hubo ni siquiera intento de hacerlo”, dijo Zair Mundaray, Director General de Actuación Procesal del Ministerio Público de la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz

“Se supo que tenía varias relaciones sentimentales a la vez. Se hizo un trabajo bien importante de telefonía. Se trabajó mucho con la División de Homicidios del Cicpc. Ciertamente algo faltó. Fue pasando el tiempo y lo dejaron así. El problema es que ahora ya no hay direccionalidad en la investigaciones que se hacen”, mencionó Mundaray.

Sin respuesta policial y en Últimas Noticias

Luz Marina González, madre de Johnny, afirma que hasta la fecha no ha tenido respuesta de las autoridades. “Me lo mataron y ni siquiera sé por qué. He acudido a todas las instancias y no me dicen nada. No he obtenido respuesta. Mi hijo hoy tuviese 40 años”, dijo quien perdió a otro hijo víctima del hampa en Caracas.

Luz Marina deplora las declaraciones de Maduro posterior al homicidio de su hijo. “Todavía no entiendo por qué dijo eso, mi hijo nada tenía que ver con política, a él le gustaban sus deportes y bueno todo el mundo sabía que le gustaba la rumba, pero hasta ahí, como cualquier muchacho”, sentenció

A González solo le sobrevive una hija que emigró del país. “Ya no tengo nada acá, lo único que me impide irme de Venezuela es mi hijo que está en el cementerio. Pero no quiero marcharme con esta incertidumbre, sin saber quién y por qué lo hicieron”.

La madre de Jhonny asegura que en Últimas Noticias (diario perteneciente a la otrora Cadena Capriles) no le brindaron la colaboración requerida en el caso de su hijo.

“El entonces director (Eleazar Díaz Rangel) me sacó de su oficina y me dijo que el caso ya estaba esclarecido. Le dije que estaría esclarecido para él porque para nosotros no. Nos trató muy mal, tanto a mi esposo como a mi”, dijo.

Denunció que ni siquiera le han pagado los pasivos laborales acumulados por su hijo luego de años de trabajo en Líder.

“Valdría la pena hacer un nuevo análisis. Llevar a cabo una nueva línea de investigación. Hacer comparación de proyectiles o conchas con hechos que hayan sucedido después para establecer paralelismos. Buscar de nuevo a personas para que declaren, que de repente en esa época tenían temor a hacerlo”, dijo Mundaray.

Exactamente un mes después del asesinato de González, el 3 de junio de 2013, se hizo el anuncio de la venta de la Cadena Capriles al consorcio Latin Media Group, perteneciente al grupo británico Hanson Asset Management. La transacción vino con un cambio editorial en los tres productos de la otrora Cadena (Últimas Noticias, Líder y el desaparecido Mundo, Economía y Negocios). El viraje causó una purga forzada y también voluntaria de periodistas, fotógrafos, diagramadores, diseñadores, editores, coordinadores y hasta personal administrativo.

Jhonny se marchó antes por razones ajenas a su voluntad, pero su familia y amigos aseguran que pese a la censura, probablemente aún estuviera escribiendo hasta tarde en la redacción alguna historia vinculada a un boxeador. La campana del último round aún no ha sonado.

 

Con la colaboración de Manuel Lira 

@manuellira 

Cuando el amor por la profesión cuenta más que la remuneración
En el Dia del Trabajador, venezolanos encuentran motivación para seguir adelante pese a la hecatombe económica y social 

@franzambranor

 

El 29 de junio de 2018, un tuit del profesor José Ibarra se hizo viral en Venezuela. El titular de la Universidad Central de Venezuela publicó una foto de unos zapatos rotos y escribió: “no me da pena decirlo, con estos zapatos me traslado a la UCV a dar clase. Mi sueldo como profesor universitario no me alcanza para pagar el cambio de suela, pues sale en 20 millones (bolívares)”. 

 

 

Casi tres años después del tuit que tuvo más de 10 mil replicaciones y 1.000 comentarios, el licenciado en Trabajo Social con maestría y doctorado en salud pública continúa dando clases en la principal casa de estudios del país. 

“Mi opción siempre ha sido Venezuela, mucha gente me pregunta por qué no me he ido del país, por qué continuó dando clases cuando podría estar en otro sitio y siento que mi misión histórica es seguir formando a la generación de relevo, que son los que pueden sacar adelante a la nación. En algún momento esta situación tiene que pasar”, dijo Ibarra.  

Un profesor a dedicación exclusiva en la Universidad Central de Venezuela tiene un sueldo base de 4 millones 602 mil 812 bolívares, de acuerdo al más reciente tabulador, lo que representa poco menos de 2 dólares mensuales, pero con bonificaciones el salario mensual puede elevarse a $8 en algunos casos.

Ibarra, además de ser catedrático con 14 años de experiencia, coordina las Unidades de Servicio Comunitario de la Escuela de Trabajo Social y de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UCV.

“Mi sueldo yo creo que no llega a 4 dólares, además de estar en la UCV trabajo con una asociación civil sin fines de lucro, coordinando proyectos en las comunidades y con eso ayudo a mi familia”. 

La publicación de aquel tuit hace tres años desató una ola de donaciones de calzados que inspiraron a que el profesor creara el movimiento “Zapatos de la dignidad” para ayudar a otros docentes en similar condición.

“Me hice famoso y popular sin quererlo, en Estados Unidos hicieron una tesis sobre mi, de Perú me llamaron para conocer mi experiencia docente y estoy en varios grupos internacionales donde compartimos conocimientos, pero la realidad es que la situación no ha cambiado mucho, ni para mi, ni para otros profesores, seguimos con un sueldo de menos de 10 dólares mensuales y eso te obliga a buscar otra cosa por fuera. Agradezco la solidaridad de la gente, pero yo quiero trabajar sin que me regalen nada”.  

Como el cangrejo 

De acuerdo a León Arismendi, director general del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), en 1998 el salario mínimo en Venezuela era de 174 dólares mensuales, hoy en día es menos de un dólar y sumándole bonos puede llegar a 5 o 6.

Para el Banco Mundial, cualquier persona que devengue menos de 1,90 dólares diarios pertenece a la pobreza crítica.

Para Arismendi, “en Venezuela ningún ser vivo había vivido una ruina como esta, los salarios, las prestaciones sociales, seguros médicos y planes para adquirir viviendas que eran derechos por los que habíamos luchado en la etapa democrática del país se vinieron abajo”.

Sostiene que el propio Estado irrespeta el artículo 91 de la Constitución Nacional el cual reza que “todo trabajador tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir dignamente y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales”. 

“Los derechos de los trabajadores en Venezuela parece que están congelados en el tiempo. No tenemos expectativa positiva alguna en cuanto a lo que el gobierno pueda anunciar este 1 de mayo, nos gustaría escuchar que van a tomar medidas que acaben con la hiperinflación, la recuperación del aparato productivo, un salario digno, el final de la persecución a los sindicalistas y vacunas para todos contra el Covid-19”, sostuvo Arismendi. 

El director general de Inaesin indicó que el gobierno se vio obligado a hacer una apertura de la economía con la dolarización de facto, la cual ha significado algo de recuperación por lo que un trabajador en el ramo privado puede ganar un promedio de 50 dólares mensuales.

El salario está en ruinas: ¿va a aumentar en el corto plazo?

De acuerdo al director de Ecoanalítica, Asdrubal Oliveros, el sueldo base en el sector privado tendrá un avance gradual. “Nuestras proyecciones contemplan un salario promedio de 72 dólares para finales de este año, $90 en 2022 y hasta $115 en 2023”. 

Con la cabeza en alto

Nelbett Raiza Ramírez se levanta todos los días a las cinco de la mañana y camina desde su hogar en San Martín hasta el Hospital “Doctor Francisco Antonio Risquez” en Cotiza, donde trabaja en el área quirúrgica porque su sueldo mensual menor a 1 dólar no le alcanza siquiera para pagar el pasaje del transporte colectivo.

Ramírez tiene 28 años de experiencia como enfermera y pese al miserable salario que percibe se niega a abandonar su profesión.   

“Las enfermeras representamos el amor al prójimo y a lo que hacemos. Una enfermera no es solo una mujer que viste de blanco, es un ser humano íntegro que comprende las necesidades y sentimientos de sus pacientes, es una proveedora de cuidados, de afecto, amabilidad y solidaridad”.

Desde diciembre hasta el presente, Ramírez ha rebajado 29 kilogramos. No solo perdió peso, también a su pareja que la abandonó con un hijo de 8 años. 

“Lo más gratificante que tiene una enfermera no es el sueldo porque no ganamos nada. Tenemos miedo de no poder alimentar a nuestros hijos y de enfermarnos de COVID-19, pero es gratificante cuando una madre te ve a la cara y te dice gracias por salvar a mi hijo, la mirada cálida de una persona, el apretón de la mano de un bebé, esas son cosas que hacen mi carrera gratificante y especialmente humana”.

Nelbett junto a un grupo de compañeras estableció una especie de pool que se encarga de hacer visitas a pacientes a domicilio. Así surfea la ola del alto costo de la vida y el sueldo insignificante. Además recibe la ayuda de sus padres y hermanos para la manutención de su hijo.  

La enfermera asegura que las condiciones en las que trabaja son deplorables. Nunca hay agua potable en el hospital y tiene que rogar para que le den un tapabocas diariamente. “Desde que empezó la pandemia, he perdido a siete compañeros por el COVID-19, por supuesto que tengo miedo de enfermarme, pero todos los días me encomiendo a Dios”.

A Nelbett no le han puesto la vacuna contra el coronavirus. En el hospital donde trabaja han privilegiado a otros, incluyendo a gente que nunca había visto en el recinto.    

“Recuerdo que cuando me gradué de enfermera era algo grandioso, en este momento hay mucha humillación, todo el mundo piensa que lo importante es el doctor, pero vamos para adelante y tengo esperanza y fe que vamos a salir de esto”. 

El volante por la oficina

Luis Pulido es técnico superior en Relaciones Industriales. Poco tiempo después de haberse graduado en Barquisimeto comenzó a trabajar en una empresa de suplementos de electricidad, pero la crisis de escasez de alimentos, medicinas y colas eternas en los comercios de 2016-2017 le pegó duro económica y físicamente y se vio obligado a renunciar porque el sueldo era insuficiente para mantener a sus dos hijos. Al ver la nevera vacía y no poder siquiera pagar la cuota de escolaridad de sus descendientes, Luis agarró el carro y comenzó a ofrecer carreras de taxi en las calles larenses. “Al principio fue duro, me daba mucha rabia hacer eso, luego de haber estudiado con tanto sacrificio, además sentía miedo de que alguien me pudiese atracar”. 

Lento pero seguro, Luis fue ganando confianza y hoy en día ya no necesita salir a recoger a desconocidos en las calles, sino que trabaja con una cartera de clientes fijos. La dolarización le ha beneficiado. Luis hace carreras de 10,20,50 y hasta 100 dólares, depende de la distancia y el tiempo de espera. “En un buen día me puedo ganar hasta 80 dólares y con eso resuelvo”. Luis dice que lo más complicado es mantener el vehículo operativo debido al elevado costo de los repuestos y la escasez de gasolina, pero hasta ahora le ha resultado mejor que estar en una oficina devengando un sueldo cada quincena. “Ya me monté en esto y vamos para adelante”. 

Por amor 

Para León Arismendi, director de Inaesin, todavía hay una mezcla de vocación de servicio e ilusión en algunos trabajadores de que los sueldos sean ajustados y la jubilación sirva para algo cuando toque. “Esperanza de que las cosas algún día cambien, en el caso de la administración pública, algunos tienen el propósito de seguir aguantando con la mente puesta en un mejor futuro y que los años de servicio cuenten al final de la historia”. 

De acuerdo al profesor de la UCV, José Ibarra, el futuro de Venezuela depende de un eventual cambio del modelo político. “De lo contrario vamos a seguir en una época de oscurantismo, el derecho a la educación se ha violentado, igual que el derecho al trabajo, no hay dignificación del ser humano. Conozco a muchos profesionales haciendo otra cosa distinta para la que se formaron. Es muy desmotivante saber que un buhonero, con todo el respeto que se merecen, devenga más en una semana que lo que un profesor en un año. Son los profesionales los que están llamados a gerenciar las instituciones públicas del futuro y en eso tenemos que perseverar”. 

Huella Digital | Josué Lorca quiere pasar El Ávila en bicicleta
El presidente de Inparques habla de cuidar la biodiversidad de Los Roques, mientras da permisos para construir casas
El sindicato de la institución ha denunciado la siembra de café en parques nacionales y la realización de una competencia de bicicletas en El Ávila

La llegada de Josué Lorca (35) al ministerio de Ecosocialismo, no fue bien recibida por los conocedores de la materia. La ONG Provea criticó esta designación por tener cuestionamientos debido a presuntas irregularidades, que estarían vinculadas al otorgamiento de permisos para la construcción de viviendas en áreas protegidas. 

Pero cuando Nicolás Maduro lo nombró ministro, aseguró que tendrá la responsabilidad de seguir con la “excelente labor que desempeñó nuestro compañero Oswaldo Barbera, en materia ambiental y de protección de la Pachamama”. 

Aunque se graduó en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) como licenciado en gestión ambiental, su primer cargo en el gobierno de Hugo Chávez fue como director general de la oficina estratégica de seguimiento y evaluación de políticas públicas del Ministerio de Educación Superior, en agosto de 2010.

Allí estuvo cinco meses y luego, de esa misma oficina, pasó a ser el coordinador, hasta que en marzo de 2017 fue nombrado miembro suplente del consejo consultivo de la Fundación Misión Jóvenes de la Patria Robert Serra. Sin duda era visto como una joven promesa.

Fue hasta junio de 2018, cuando Lorca pasó a ejercer, igualmente dentro del gobierno de Nicolás Maduro, pero en temas ambientales, cuando fue designado como viceministro de gestión ambiental en el Ministerio de Ecosocialismo -antiguo Ministerio de Ambiente. 

Es mismo año fue nombrado presidente del Instituto Nacional de Parques (Inparques) y ahora al mismo tiempo ejercerá como ministro de Ecosocialismo, luego de la muerte de Oswaldo Barbera. 

En su biografía de Twitter, Lorca se define como “montañista y caminante” y en su cuenta de Instagram agrega que es un “militante de la esperanza”. En esta última red es bastante activo, con publicaciones que hacen alusión a su trabajo como presidente de Inparques. 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Josue Lorca (@josuelorca)

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Josue Lorca (@josuelorca)

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Josue Lorca (@josuelorca)

Además tiene un blog llamado Sincuento -inactivo desde 2016- en el que publicó cuatro poemas, todos firmados por él. 

En su cuenta de Linkedin, dice que trabaja en el Ministerio de Ecosocialismo desde abril de 2006, aunque en la página del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) aparece como un trabajador activo del Ministerio de Ecosocialismo desde 2018. 

Lorca

Lorca

Josué Lorca también tiene un página en Facebook, donde publica la misma información de su Instagram, además de videos sobre jornadas de reforestación en El Ávila, activación de comandos anti incendios o de vigilancia. La página cuenta con 325 seguidores y 295 “likes”.

Lorca vs Lorca

Lorca no ha sido precisamente coherente en sus posturas. Desde Los Roques hasta Macarao han sido testigos de las volátiles posiciones que caracterizan al nuevo ministro. 

En junio de 2019, en sus cargos de viceministro y presidente de Inparques, hizo una visita al Archipiélago Los Roques y le aseguró a los trabajadores su trabajo es mantener la biodiversidad del parque, aunque en un reportaje de Armando Info, se reveló que con el permiso de Inparques y el Ministerio de Turismo, un grupo de empresarios han construido ocho casas, saltándose la normativa dispuesta a proteger los enclaves naturales del país. 

En una entrevista para ÁvilaTv aseguró que celebran el nacimiento de un animal en cautiverio, porque son especies amenazadas. “No son especies amenazadas por la madre naturaleza, son especies amenazadas por nosotros, que día a día le hemos ido cercando su territorio y cada día hay menos”.

Luego en abril de 2020,  dijo a VTV que Inparques sufrió una serie de ataques “infundados”, relacionados al estado de salud de los animales de los zoológicos de Caracas. Días antes, vecinos del zoológico de Caricuao denunciaron que los animales estaban totalmente abandonados y que los escuchaban llorar. 

El ahora ministro dijo en agosto de 2020, que luego de un derrame petrolero, el 90% de las costas en Morrocoy estaban saneadas. Además señaló que el derrame no afectó el suelo marino, ni la fauna marina. 

Un día después dijo que el derrame petrolero se produjo el 1 de agosto en las costas del Golfo Triste y afectó ocho cayos de Morrocoy. También reconoció que la zona de agua salobre se afectó, específicamente donde están los manglares, aunque ya habían iniciado los trabajos de saneamiento.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Josue Lorca (@josuelorca)

Arenita, playita. En octubre, tras la medida de flexibilización de la cuarentena por la COVID-19, Lorca informó que más de 75 mil personas visitaron los parques de todo el país. “En Mochima tuvimos una baja afluencia de visitantes porque habilitamos solo 2 playas, teníamos un problema con un coral y estábamos haciendo un saneamiento ambiental. Tuvimos un promedio de 500 personas por día en Mochima”, dijo Lorca en entrevista con Unión Radio.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Josue Lorca (@josuelorca)

A finales del año 2020, Josué Lorca participó en una jornada de siembra de 7 mil plantas de café en el Parque Nacional Macarao. El ministro aseguró, a través de una nota de prensa, que tienen varios proyectos para este parque y para el sistema de áreas protegidas del país. 

Lorca inauguró en enero de este año, un jardín terapéutico Que Té con Té, en las instalaciones del parque Alí Primera, cerca de la estación de metro Gato Negro, en Caracas. El ministro declaró a Últimas Noticias que la idea es educar a la población en el uso correcto de las hierbas medicinales ante la pandemia del COVID-19.

Luego a principios de abril, el presidente de Inparques declaró en una reunión del PORU de El Ávila, que aunque el encuentro estaba planificado para el segundo semestre de 2021, se adelantó por “premura ministerial ante la presión de un grupo”. 

Denuncias e irregularidades

Marlene Sifontes, secretaria de Organización del Sindicato de Inparques, denunció la progresiva militarización de la institución. Informó que hubo una actividad, donde estuvo presente Josué Lorca, donde se impusieron nuevos rangos y méritos al Cuerpo Civil de Guardaparques y que se hizo de espaldas a los trabajadores y que estos rangos fueron asignados sin tomar en cuenta la trayectoria de los guardaparques. 

Los trabajadores de Inparques, a mediados de 2019, solicitaron en una carta dirigida a Lorca, una póliza especial de seguro para bomberos, guardaparques y personal de campo debido a que su trabajo implica estar en constante riesgo, pero no recibieron respuestas.

En febrero de este año, Marlene Sifontes, secretaria del Sindicato Unitario Nacional de Empleados Públicos de Inparques, denunció invasiones y siembras ilegales en parques del país. Indicó que se han registrado siembras de café en El Ávila y Macarao, promovido por el exministro fallecido Barbera y por Lorca. “Están obligando a los guardaparques a vigilar la siembra y la cosecha; mientras en los puestos de guardaparques no hay ni agua, o no tienen luz”. 

Posteriormente, en marzo de este año el sindicato denunció la creación de una brigada con la intención de “combatir el hampa y delitos comunes en el Sistema Nacional de Parques” que incluye el uso de armamento, chalecos antibalas y gas lacrimógeno. Los miembros del sindicato le enviaron una carta a Josué Lorca porque consideran “sumamente grave” que el Cuerpo Civil de Guardaparques se convierta en un cuerpo policial. 

Ese mismo mes, trabajadores turísticos le pidieron a Lorca la reapertura del Parque Nacional Morrocoy, y además exigieron a la comisión interventora del parque, en la sede de Inparques Tucacas, que la directiva saliente les devuelva el dinero que según ellos, les cobraban de forma ilegal. 

Provea criticó el nombramiento de Lorca como ministro de Ecosocialismo y lo responsabilizaron de las construcciones ilegales en parques nacionales. La ONG señaló que el ministro estaría involucrado en presuntas irregularidades, vinculadas al otorgamiento de permisos para la construcción de desarrollos habitacionales y otras obras de envergadura en terrenos protegidos. 

El sindicato de Inparques solicitó a la Fiscalía General, que citen a Josué Lorca por la carrera de bicicletas en 2019 en El Ávila, ya que según la empresa Enduro Series Venezuela las autoridades del Instituto dieron su aprobación para realizar esta actividad, que está prohibida en el parque. 

Igualmente, El Observatorio de Ecología Política de Venezuela señaló que se evidencia una clara sociedad entre el Presidente de la institución, Josué Lorca, y la empresa deportiva que pretende hacer la competencia a troche y moche en el Parque Nacional.