RRPlus - Runrun

RRPLUS

10 cosas que pueden dañar su corazón y quizás desconocía
En Venezuela, la principal causa de muerte son los infartos, que se estima, contribuyen con 20% de los decesos que anualmente se registran en el país
En el Día Mundial del Corazón, revisamos evidencia científica reciente para destacar 10 hábitos o condiciones que pudieran estar dañando este importante órgano vital
La alta ingesta de azúcar añadido o edulcorantes, dormir poco, los suplementos para mejorar el rendimiento del ejercicio, tomar mucho café, el cigarrillo electrónico, la anemia, el mal manejo del estrés y un intestino enfermo pueden dañar su corazón

 

El 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón con el objetivo de crear concienciar sobre este importante órgano vital.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, cada año, alrededor de 17,9 millones de personas mueren por enfermedad cardiovascular en todo el mundo.

En Venezuela, la principal causa de muerte son los infartos, y se estima que contribuyan con 20% de los decesos que anualmente se registran en el país, a lo que se suma el 5% de muertes que causan los accidentes cerebrovasculares, hemorragias y trombosis.

El tema del año 2022 es «Usa el corazón para cada corazón». La Federación Mundial del Corazón lo escogió para invitar a las personas a «pensar diferente,  tomar las decisiones correctas, ayudar a otros y comprometerse con esta importante causa».

«El corazón es el único órgano que puedes oír y sentir. Es la primera y última señal de vida. Es una de las pocas cosas con el potencial de unirnos a todos como personas», expresan en el sitio web oficial del Día Mundial del Corazón.

Durante años, se ha insistido en la necesidad de adoptar hábitos saludables para cuidar el corazón,  como una dieta balanceada (con bajo consumo de sal y grasas saturadas), evitar fumar y limitar el consumo de alcohol, realizar actividad física (al menos, 5 veces a la semana durante media hora) y mantener un peso óptimo (índice de masa corporal menor de 25). 

Además, se recalca que las personas con hipertensión deben chequear sus valores y mantener sus tratamientos, así como también se recomienda chequear en cuánto tenemos la glicemia, colesterol y triglicéridos.

No obstante, hay muchos cosas que podrían afectar el funcionamiento del principal motor de nuestro organismo y que muchas personas desconocen.

A continuación, enumeramos 7 hábitos o condiciones que pueden dañar su corazón y quizá usted desconozca.

Alto consumo de azúcar añadido

Muchas personas relacionan el elevado consumo de azúcar con las enfermedades como la diabetes, pero no se detienen a pensar en el daño que causa al corazón.

La Federación Internacional de Diabetes explica que un aumento en los niveles de glucosa en la sangre puede duplicar la posibilidad de desarrollar problemas cardiovasculares.

Hay que diferenciar entre el azúcar que está naturalmente en alimentos como las frutas, verduras, granos y productos lácteos y el azúcar añadida, que se usa para realzar el sabor de los alimentos o prolongar su vida útil. 

Esa cucharada de azúcar que se le pone al café, a un jugo o a un té se convierte en «calorías vacías» que no aporta ningún nutriente de calidad ni ayuda a ninguna función corporal. 

Otras fuentes de azúcar añadida son los refrescos, bebidas saborizadas, galletas, pasteles, cereales y alimentos procesados aunque no sean dulces (sopas, pan, carnes curadas y salsas).

Consumir mucho azúcar extra afecta al corazón y arterias de varias formas: esas calorías se almacenan en forma de triglicéridos, un importante factor de riesgo para enfermedades cardíacas.

También, los alimentos ricos en azúcar pueden aumentar los niveles del colesterol LDL o «malo», que obstruye las arterias. 

Por si fuera poco, las dietas con mucha azúcar se vinculan con elevación de la presión arterial y con un exceso de estrés en el corazón y a los vasos sanguíneos.

¿Cuánto azúcar añadido diario es peligroso? La Asociación Americana del Corazón recomienda que las mujeres no consuman más de 6 cucharaditas de azúcar diaria y los hombres no más de 9 cucharaditas.  

Pero una sola lata de refresco contiene 9 cucharaditas de azúcar. Al tomarse uno solo, la mayoría de la gente superara el límite diario. De allí la importancia de vigilar la alimentación.

corazón cuidado

Consumir edulcorantes artificiales

Sustituir el azúcar convencional por edulcorantes artificiales no nos libra de los efectos perniciosos del azúcar añadida. Por el contrario, puede sumar al deterioro del corazón.

Cada vez que se tome ese refresco o bebida «ligth», o cualquiera que contenga en su elaboración edulcorantes artificiales como sacarina, sucralosa, aspartamo y estevia, piense que está afectando la rapidez con la que su cuerpo elimina el azúcar de la sangre.

Un grupo de investigadores franceses monitoreó durante nueve años la nutrición de más de 100.000 personas. 37% de los participantes revelaron que consumían una media  42,46 mg/día de edulcorante,  equivalente a una bolsa individual de edulcorante de mesa o 100 ml de refresco de dieta.

En el tiempo evaluado, se registraron 1.502 urgencias cardiovasculares, entre ataques cardíacos, anginas de pecho, angioplastias y accidentes cerebrovasculares.

Los investigadores recalcaron que tanto este estudio publicado en The British Medical Journal, como un reciente informe de la Organización de Mundial de la Salud, no apoyan el uso de edulcorantes como alternativas seguras al azúcar.

Ingesta exagerada de café

Qué sabroso resulta compartir historias con familiares y amigos con una taza de café de por medio. Pero todo exceso puede ser perjudicial y no hay que perder eso de vista. 

En un live de la Sociedad Venezolana de Cardiología, el doctor Adalberto Lugo explicó que el café es un energizante que actúa al inhibir una sustancia que se llama adenosina que la producimos en ciertos momentos y causa una disminución de la frecuencia cardíaca, entre otras funciones.

«Al igual que con el alcohol, el problema está en el exceso. En la mayoría de los casos, se recomienda no más de tres tazas de café diarias. Con tres tazas, puedes tener los efectos benéficos; con más, aparecen los efectos colaterales de cualquier droga: irritabilidad, taquicardia, temblores en manos», puntualizó. 

El Colegio Americano de Cardiología recalcó en marzo de 2022 que consumir más de seis tazas al día de café puede causar arritmias y enfermedad cardiovascular, incluyendo enfermedad de las arterias coronarias, insuficiencia cardiaca y accidente cerebrovascular. También, aumenta el número de muertes relacionadas con el corazón. 

La Fundación Británica del Corazón llama a estar atentos, además de con la cantidad de café que tomamos, con la forma en la que lo hacemos, puesto que si le añadimos azúcar, leche entera o nata sumamos calorías y grasas que elevan los niveles de colesterol.

Por esto, aconsejan tomar el café sin azúcar añadida y cambiar la leche entera por descremada.

Uso de suplementos nutricionales para mejorar el rendimiento físico

La Federación Mundial del Corazón advirtió en una publicación sobre el tema del año 2022 que el entrenamiento inadecuado en el gimnasio, que involucra suplementos nutricionales dañinos, se están convirtiendo en una causa de afecciones cardíacas.

Principalmente, estos elementos pueden contribuir a ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares «en personas jóvenes», según precisan. 

Un documento de la Asociación Europea de Cardiología Preventiva, difundido en el European Journal of Preventive Cardiologyen febrero de 2022, insistió en alertar sobre el tema, 

«Algunos suplementos nutricionales, incluidos varios extractos de plantas y naturales, pueden representar un grave riesgo para la salud y los atletas pueden incluso correr el riesgo de contravenir las normas antidopaje», expresa el documento.

Señalan a los suplementos «quemagrasas» o a los productos a base de extractos de plantas como probables desencadenantes de trastornos cardiovasculares «si están contaminados con efedra o compuestos similares a la efedra».

«Los atletas con enfermedades cardíacas establecidas deben estar aún más atentos y consultar con su médico antes de usar suplementos o ayudas ergogénicas», recomiendan.

Dormir poco o calidad deficiente del sueño

¿Cuántas veces no pasamos madrugadas enteras viendo series o películas en plataformas de streaming, revisando redes sociales o pegados a un televisor?

Dormir pocas horas o no tener un sueño de buena calidad se asocia con varios problemas de salud, y también con enfermedades cardiovasculares,

En su lista «Life’s Essential 8», o medidas clave para mejorar y mantener la salud cardiovascular,  la Asociación Americana del Corazón incluyó al sueño como un componente en la salud del corazón.

Y esto porque diversas investigaciones demostraron que la corta duración del sueño se asocia con elevación de la presión arterial, aumento de colesterol y aterosclerosis.

Además, un sueño breve habitual aumenta la posibilidad de desarrollar  eventos cardiovasculares.  

Pero, ¿cuánto tiempo necesitamos dormir a diario? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta recomiendan que los adultos entre 18 y 65 años tengan, al menos, siete horas de buena calidad de sueño por noche.  

Para dormir mejor, la Asociación Americana del Corazón recomienda:

  • Acostarse y despertarse a la misma hora todos los días, incluidos los fines de semana.
  • Dormir en un lugar oscuro, tranquilo y con una temperatura agradable.
  • No tener los dispositivos electrónicos dentro del dormitorio, porque pueden interferir con el sueño.
  • Evitar la cafeína, el alcohol y las comidas copiosas antes de dormir.
  • Hacer ejercicio durante el día para poder dormir mejor en las noches

 

El cigarrillo electrónico

Si usted piensa que «vapear es más sano que fumar», se equivoca.

Los efectos negativos del tabaco convencional están bien descritos. Pero los cigarrillos electrónicos -muy empleado en jóvenes- se asumen como inofensivos, aunque no es así y ya se empiezan a conocer los problemas de salud que causan.

En abril de 2022, científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de California (San Diego) advirtieron que el «vapeo» altera el estado inflamatorio de órganos como el corazón, cerebro, pulmones y colon.

El estudio, que publicó la revista ELifeScience, evaluó los efectos del vapeo en la expresión de citoquinas inflamatorias en múltiples órganos en ratones.

La investigación confirmó que los roedores expuestos a aerosoles con sabor durante 3 meses  tenían una neuroinflamación significativa en el cerebro, así como una modulación inflamatoria en el corazón, los pulmones y el colon. 

También, en octubre de 2021, la Federación Mundial del Corazón instó a implementar «regulaciones estrictas» contra los cigarrillos electrónicos y denunció la estrategia de marketing «agresiva» que los muestra como una opción saludable en comparación con el cigarrillo convencional. 

«Sin embargo, estas afirmaciones parecen ignorar el creciente número de estudios que relacionan los cigarrillos electrónicos con una variedad de problemas de salud, incluido un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular», alertaban.

Entre las consecuencias para el corazón de «vapear», enumeraron: 

  • Aumento de frecuencia cardíaca y la presión arterial.
  • Latido cardíaco irregular
  • Lesiones y problemas vasculares
  • Mayor riesgo de infarto de miocardio respecto a los no fumadores

Vivir con anemia

Además de cansancio, palidez, fatiga y dificultad respiratoria, la anemia puede dañar las funciones de su corazón.

En particular, la anemia ferropénica, que es causada por una deficiencia de hierro en el organismo y que es común en mujeres con menstruaciones abundantes.

Sin el hierro necesario, el cuerpo es incapaz de producir suficiente de hemoglobina, sustancia presente en los glóbulos rojos que les permite transportar oxígeno.

La Clínica Mayo alerta que la anemia puede empeorar la función cardíaca de muchas formas: en primer lugar, ocasiona estrés cardíaco a través de latidos irregulares o acelerados (taquicardia).

Al tener anemia, el corazón bombea mayor cantidad de sangre para compensar la falta de oxígeno, lo que puede originar que el órgano se dilate o provocar una insuficiencia cardíaca.

Y aunque muchos tipos de anemia no se pueden prevenir, sí hay algunas que podemos mejorar con una alimentación adecuada rica en hierro, folatos, vitamina B11 y vitamina C para facilitar la absorción de estos nutrientes.

Pero, en ocasiones, un especialista debe recomendar ingesta o administración de cualquiera de estas sustancias porque el problema es más difícil de corregir. 

Lo importante es entender que vivir con anemia no es normal y que, si dejamos que evolucione a un cuadro de anemia grave, aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, coronaria, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal y muerte, como lo comprobó un reciente estudio de  la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en Maryland,

Mantener un estado sostenido de estrés

Las preocupaciones diarias, de todo tipo, (personales, económicas, familiares) pueden mantener un estado de estrés sostenido en el organismo que resulta perjudicial para el corazón.

La Sociedad Venezolana de Cardiología alerta que el riesgo de sufrir un ataque al corazón se duplica como resultado de altos niveles de estrés psicológico.

De allí que, además de comer más verduras, menos grasas y sodio, no fumar y limitar el consumo del alcohol, dormir lo suficiente y estar al día con los controles médicos y  tratamientos, es indispensable practicar técnicas de manejo del estrés. 

Entre ellas, se pueden mencionar: buscar ayuda terapéutica, hacer actividad física, practicar técnicas de relajación, meditación, cultivo de la espiritualidad y hablar con familiares, amigos o mantenerse socializando con grupos de apoyo comunitarios y/o religiosos.

corazón cuidado

Intestino enfermo, corazón enfermo

Johns Hopkins Medicine enfatiza en la relación entre la salud del sistema cardiovascular y el digestivo tras indagar en un concepto que suena mucho en los últimos años en el ámbito científico: la microbiota.

Y es que en nuestro tracto gastrointestinal habitan, al menos, cien billones de bacterias y muchos son buenos para nuestra salud, porque nos ayudan a digerir los alimentos, metabolizar los medicamentos y nos protegen de invasores dañinos.

Pero cuando ese equilibrio bacteriano intestinal se altera, el daño no se limita solo a nuestro estómago, sino que se puede propagar al corazón. 

Al proliferar las bacterias nocivas en nuestro intestino también hay un riesgo mayor de eventos como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia cardíaca, porque las sustancias químicas y procesos relacionados con las bacterias intestinales pueden propiciar un daño en los vasos sanguíneos y acumulación de placa en las arterias. 

Para mantener la salud intestinal, la institución experta en salud recomienda:

  • Usar antibióticos solamente cuando sea necesario y siempre bajo prescripción médica: estos medicamentos tratan las infecciones, pero también arrastran las bacterias saludables.
  • Higiene de manos: El coronavirus nos enseñó la importancia del levado regular de manos con agua y jabón para mantener alejados a los microorganismos nocivos que también pueden afectar nuestro intestino.
  • Consumir fibra de alimentos vegetales: Consumir cáscaras de peras y manzanas, granos y sustituir alimentos refinados como el arroz blanco por granos integrales, arroz integral y avena será un buen paso.
  • Ingerir probióticos: Los alimentos como el yogur, el miso y el chucrut contienen microorganismos saludables que ayudan a restablecer el equilibrio intestinal adecuado.

El Centro de Nutrición Aplicada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachussets enlista otros alimentos que pueden ser beneficiosos para mantener un microbioma intestinal saludable:

  • Espárragos
  • Ajoporro
  • Ajo
  • Cebollas
  • Manzana
  • Plátano
  • Cacao

COVID-19 y su impacto en el corazón

Más de dos años y medio de pandemia han demostrado que el coronavirus puede afectar de múltiples formas al sistema circulatorio y el corazón. 

La Fundación Británica del Corazón describe que aún en casos leves de covid-19 y en personas jóvenes, pueden aparecer secuelas cardíacas como taquicardias, inflamaciones del músculo cardíaco (miocarditis) o del revestimiento del corazón (pericarditis). 

El COVID-19 también se asocia con mayores riesgos de coágulos, principalmente, en personas con casos graves. 

Por esto, si usted sufrió una infección de COVID-19 y tiene una condición cardiovascular de base, lo aconsejable es que acuda a su médico de confianza para un chequeo.

Y si es una persona joven o de edad media y nota algún síntoma de alarma (dolores en el pecho severos, repentinos o prolongados, dificultad para respirar, taquicardias, mareos o sudoración) también debe considerar la evaluación de un especialista.

También le puede interesar: Aislamiento social y sedentarismo pueden deteriorar el cerebro

Michael Reed: Es un error decir que hay un tipo de justicia llamado transicional
El analista colombiano, profesor de la Universidad de Georgetown, considera que el término justicia transicional está mal empleado y prefiere hablar de procesos sociales de justicia
A su juicio, la justicia transicional vive más de promesas y aspiraciones que de constataciones
Señala que la justicia posterior a una transición no debe concebirse como una licencia para flexibilizar las normas o acudir a formas que el Estado de derecho no permite
Para el experto, el periodismo es vital en los procesos de justicia y uno de sus principales aportes es el registro de las atrocidades cometidas 

 

 

@franzambranor

 

 

El término justicia transicional ha estado en boga últimamente cuando se habla del caso venezolano por la posibilidad de que esta sea aplicada, una vez se recupere el hilo democrático, institucional y cesen las sistemáticas violaciones a los derechos humanos. 

La posibilidad de hacer justicia, posterior a la injusticia, cobra fuerza especialmente luego que la Misión de Determinación de Hechos de la Organización de las Naciones Unidas revelara la responsabilidad de organismos de seguridad del Estado en supuestos crímenes de lesa humanidad.

La investigación independiente abre un compás para que la Corte Penal Internacional intervenga. “El Estado venezolano utiliza los servicios de inteligencia y sus agentes para reprimir a la disidencia en el país (…) estas prácticas deben cesar inmediatamente y los responsables deben ser investigados y procesados de acuerdo a la ley”, reza el informe de la Misión. 

Para Michael Reed, director de operaciones del Guernica Centre for International Justice y profesor de la Universidad de Georgetown, el término justicia transicional es erróneamente empleado, especialmente en el marco de la realidad venezolana.

Reed estudió periodismo y letras en la universidad de Texas y derecho en la universidad de Minnesota. Es socio e investigador de la Corporación Punto de Vista, columnista de El Colombiano y ha trabajado en diversas organizaciones vinculadas a los derechos fundamentales. 

“Es un término desafortunado, se usa sin definirlo, es ambiguo por naturaleza y es parte de una receta vaga que promete verdad, justicia y reparación o que ofrece salidas fáciles a conflictos políticos, pero cuyos ingredientes y formas de preparación no son conocidos”, dijo el analista colombiano, quien escribió en 2021 un artículo en la revista Almanaque sobre la justicia transicional y el caso venezolano.

Según Reed, la justicia transicional es un anglicismo que proviene del término en inglés “transitional justice” y lo que pretende es resumir un conglomerado de procesos sociales que promueven la justicia en momentos de cambio en las sociedades.

La expresión engloba muchas promesas y tiene un contenido indeterminado, estas nociones simplificadas son erradas y por lo general generan expectativas imposibles de cumplir, los hallazgos son hasta el momento mixtos y llenos de condiciones, además los resultados son bastante pobres en muchos casos. El campo de la justicia transicional vive más de promesas y aspiraciones, que de constataciones”, se desprende del artículo de Reed.

Para el profesor universitario colombiano no hay soluciones fáciles a los problemas que se derivan del abuso de poder y de la desviación de lo público, ni en Venezuela ni en ningún lugar del planeta.

 

LEA TAMBIÉN:   Claves | ¿Qué deben hacer los medios ante la justicia transicional?

 

Cuál es el término adecuado para la justicia 

¿Justicia transicional, justicia restaurativa, formas alternas de justicia, formas de justicia adicionales a la justicia penal? ¿Cuál es el término correcto?

De acuerdo con Redd, los intentos de distintas sociedades para promover justicia en momentos de cambio están condicionados por factores sociales.

“Creo que es un error referirse a que hay un tipo de justicia llamado transicional, prefiero hablar de procesos sociales de justicia”, consideró. 

La expresión justicia transicional se originó en la década de los 80 para hacer referencia a los mecanismos que fueron utilizados en América Latina, Europa del este y posteriormente África en pos de promover demandas de justicia en tiempos de transición hacia la democracia.

“Las medidas que adoptaron los gobiernos de transición se fundamentan en la necesidad de proporcionar justicia para las víctimas y allanar el camino para el surgimiento de la democracia”, dijo Reed. Para el analista, la llamada justicia transicional debe procurar la recuperación del marco legal, preservando la integridad de los estándares de justicia y garantizando la capacidad de asumir decisiones políticas en momentos de transición. 

De acuerdo con Reed, la justicia transicional no debe concebirse como una licencia para flexibilizar las normas o acudir a formas que el Estado de derecho no permite.

“El costo de burlarse del Estado de derecho, incluso en momentos de transición, es alto”. 

Para Reed cualquier proceso de justicia transicional debe contar con un profundo arraigo social, involucrar a todos los sectores, especialmente a las instituciones, que en Venezuela están controladas por el gobierno.

“En Venezuela, las formas oficiales que toma la justicia transicional están necesariamente entrelazadas con la operación de los sistemas ordinarios de administración pública y de justicia, tejiendo así una maraña inseparable de valores y de prácticas oficiales. La justicia transicional en Venezuela estará anclada y sellada por las particularidades de la cultura burocrática venezolana”, expone Reed en su artículo.

Reed sentencia que la justicia transicional debe responder a las dinámicas locales de poder y de violencia, es perentorio incorporar marcos institucionales especiales para promover el cambio.

El camino por recorrer en la búsqueda de la justicia es largo y no es lineal. Debe concebirse como un proceso de realización progresiva que demanda compromiso social y político, sostenido con la develación de la verdad y sus implicaciones”, expresó el analista.

Reed dijo que en Venezuela, desde hace muchas décadas, la gente ha estado tratando de luchar contra atropellos a los derechos humanos

Hay un problema de desinstitucionalización grave, esto no se resuelve solo con procesos disciplinarios, es preciso hacer reformas institucionales y hacer reglas de juego que estén a la par del Estado de derecho”.  

El periodismo como elemento de cambio

Para Reed, el periodismo es uno de los ejercicios sociales y de comunicación más efectivos para hacer frente a distintas formas de negación de la «atrocidad».

Según el experto colombiano, la misión del periodismo, entre otras, es dejar el registro diario de los hechos violentos de quienes están involucrados. “La documentación es la base esencial para afrontar la barbarie, es la primera contribución del periodismo para cualquier proceso social que demanda justicia”.

“El periodismo claramente es uno de esos pilares que sobre la base de la investigación promueve una noción de conciencia social y puede reflejar las demandas de justicia social”, enfatizó Reed.

Reed considera que se han hecho pocos esfuerzos para desescalar los conflictos locales y promover la justicia. 

La búsqueda de la justicia es un camino espinoso, pero fructuoso, particularmente para recuperar la confianza en la administración pública”, concluye.

MSF ayudó a diagnosticar y tratar más de 18.000 casos de malaria en Venezuela entre enero y junio de 2022
Estos números corresponden al Reporte de Actividades Enero-Junio de 2022, al cual Runrun.es tuvo acceso
Según las cifras de Médicos Sin Fronteras, la tasa de positividad de malaria en Venezuela pasó del 50% en 2017 a 21% en el primer trimestre de 2022
La situación con la malaria actualmente es muy distinta a la de 2018, cuando «las personas hasta fallecían haciendo una fila para diagnosticarse, descompensadas por un paludismo grave o mal tratado»
Los venezolanos han desatendido sus chequeos periódicos por lo que, cuando llegan a los puntos de atención de MSF, sus enfermedades estén bastante avanzadas. «Lamentablemente, hay otras prioridades, como conseguir día a día el alimento», comenta una doctora de la organización

 

Médicos Sin Fronteras  (MSF) ayudó a diagnosticar y tratar un total de 18.553 casos de malaria en Venezuela en el primer semestre de 2022, en su mayoría, en el estado Bolívar.

La cifra se desprende del Reporte de Actividades Enero-Junio 2022 de la organización. Grecia Paz, soporte a la Coordinación Médica de Médicos Sin Fronteras, explicó a Runrunes que los números han descendido pues, en el año 2017, la tasa de positividad era superior al 50%: “De cada 10 pruebas, de 6 a 7 eran positivas”, detalló.

No obstante, esa tasa bajó en 2021 a 20%. Y aunque el descenso ha sido bastante importante, hablar de la erradicación puede sonar fantasioso, ataja, pues siempre hay focos activos en países fronterizos.

“Pero sí se puede llegar a un nivel de control, que es adonde estamos mirando, que llegue a cifras en donde no represente un problema ni para el país ni para el continente”, aspira.

La situación actual es muy distinta a la de 2018,  cuando las personas hasta fallecían haciendo una fila para diagnosticarse. «Se desvanecían por una anemia severa e insuficiencia cardíaca aguda a causa de un paludismo grave o mal tratado», recuerda. 

Además de los casos de malaria en Venezuela que MSF ayudó a diagnosticar y tratar en los primeros seis meses de 2022, en sus 66 puntos de atención de la enfermedad en el país diagnosticaron y trataron otros 218 casos. 

Leve incremento en primer trimestre de 2022

En lo que respecta al año 2022, la tasa de positividad de la malaria se mantiene prácticamente igual, con un leve incremento en el primer trimestre del año, según apunta Paz. 

“Probablemente, por el factor climático, el tema de las lluvias, y también al haber mayor acceso a los puntos de diagnóstico y tratamiento, se detectan más casos. Al disminuir las restricciones de covid-19 y el confinamiento, las personas tienen más movilidad y más acceso a realizarse una prueba. En 2021, cerramos con una tasa de positividad de 19%, y en el primer trimestre, reportamos un 21%, un aumento de 2%”, especifica.

El segundo foco de malaria más importante en el país es el estado Sucre, específicamente en Carúpano, donde MSF estuvo trabajando hasta marzo de este año. Las actividades en malaria las lidera actualmente allí Médicos del Mundo. En ese estado,  MSF diagnosticó y trató 203 casos y ayudó a diagnosticar y tratar otros 100 entre enero y junio de 2022. 

Cabe destacar que, desde 2018, Médicos sin Fronteras donó todos los medicamentos para el tratamiento de la enfermedad en  Venezuela, así como también los insumos para el diagnóstico de la malaria.

“Actualmente, el fondo global ha otorgado una subvención de 20 millones de euros para garantizar aprovisionamiento y continuidad. Ha entrado otro acto a garantizar que se mantenga el aprovisionamiento y, desde más de un año, hemos trabajado de la mano en la coordinación de este traspaso”, informó Paz. 

El subreceptor de estos fondos será la Organización Panamericana de la Salud, quienes se encargarán de hacer los reportes al fondo global.

Más allá del diagnóstico y tratamiento

Las actividades de Médicos sin Fronteras contra la malaria en Venezuela van más allá de la realización de pruebas y tratamiento. 

En los primeros seis meses del año, hicieron 31 capacitaciones de diagnóstico de malaria y realizaron 240 jornadas comunitarias con el Plan Malaria.

Asimismo, a través del equipo del Plan Malaria, MSF apoyó a las divisiones de salud ambiental y a los departamentos encargados del control de infecciones por vectores  con la «donación y aprovisionamiento de insecticidas, pruebas de detección rápida de malaria y mosquiteros a casos positivos y población vulnerable (mujeres embarazadas y niños menores de 5 años)».

Donaciones de medicamentos críticos y específicos para cada entidad

Por otra parte, entre enero y junio de 2022, MSF donó 2.562.813 medicamentos a decenas de estructuras de salud en Venezuela.

Los medicamentos que donan se dividen en dos grandes grupos. En primer lugar, están los medicamentos críticos, que se usan en la atención primaria de salud o consulta de salud integral para atender los pacientes que consultan por distintas causas. Se incluyen en este lote los antibióticos, antipiréticos, antihipertensivos, antiparasitarios, entre otros.

También, suministran medicamentos e insumos específicos para las actividad que desarrollan en cada estado.

«En Bolívar, por ejemplo, tenemos un stock específico para malaria. En Tumeremo, apoyamos la maternidad, y tenemos entonces esos insumos y medicamentos que se requieren para sala de parto y atención al recién nacido”, especifica Paz. 

Además de esas donaciones, Médicos sin Fronteras prestó apoyo para atender a 115.293 pacientes y atendió exclusivamente a 33.833 personas. 

De igual manera, ayudaron a 3.903 sobrevivientes de violencia sexual, atendieron 76 partos y adecuaron 8.306 circuitos para atención de COVID-19.

MSF

Ayudar en un país que abandonó el cuidado de su salud

La carrera cotidiana por sobrevivir en Venezuela hace que el ciudadano destine sus limitados ingresos a la compra de alimentos, y deje de lado otros temas que también son prioridad, como la atención de la salud. 

Temas de preocupación nacional –que son incluso más preocupantes en las regiones como la falta de combustible y la imposibilidad de cubrir la canasta básica hacen que la salud pase a ser un factor no prioritario para los ciudadanos.

 La doctora Paz comentó que algunas necesidades que encuentran en los estados en los que hacen vida son inherentes al propio sistema de salud como tal, y otras, a las comunidades que asisten.

Indicó que los venezolanos han desatendido sus chequeos periódicos por lo que, cuando llegan a los puntos de atención, sus enfermedades estén bastante avanzadas.

“Lamentablemente, el tema de la salud desde la evaluación periódica se deja de lado. Hay otras prioridades, como conseguir día a día el alimento. Ya cuando el paciente llega al hospital, está en una situación bastante crítica”, expresó.

Acotó también que las estructuras de salud del país aún son “débiles” y que persisten las fallas por falta de mantenimiento de infraestructura y provisión de medicamentos e insumos.

A lo anterior se suma la ausencia de personal calificado, “que esté motivado a brindar atención de calidad, humana y permanente”.

El inesperado impulso de la pandemia

Médicos Sin Fronteras inició operaciones en el año 2015, justo uno de los más difíciles de la crisis económica en el país.

Hasta finales de 2018, comenta la doctora Paz, la situación fue “crítica” porque no había importación de medicamentos e insumos, y el 90% del material que usa la organización para sus actividades es importado.

Pero, a mediados de 2020, la pandemia presionó la reactivación de la industria farmacéutica.

“Fue una necesidad a la que hubo que responder, se flexibilizaron algunas sanciones y eso ayudó a que hubiese un crecimiento en el área farmacéutica. Esos dos factores, el aumento de las importaciones y el crecimiento de la industria farmacéutica a nivel nacional, han hecho una gran diferencia”, argumenta.

Así definen sus proyectos

MSF trabaja de la mano con las autoridades del Ministerio de Salud y con institutos de salud pública en los diferentes sitios del país en los que tienen o han tenido presencia, como Caracas, Anzoátegui, Táchira, Bolívar y Amazonas.

En conjunto con las autoridades locales, definen cuáles son las necesidades de salud y cuáles son las comunidades con más fallas, por ser poblaciones de difícil acceso a las que no llegan insumos ni atenciones. 

Buena parte de nuestras actividades van hacia la población indígena, a poblaciones de difícil acceso, a las que el mismo sistema de salud nos pide que le prestemos apoyo (…) En términos generales, esa es la visión de Médicos Sin Fronteras, llegar adonde la salud no llega”, remarca.

A la par de las actividades programadas, se desarrollan y ejecutan proyectos de vigilancia epidemiológica. En septiembre, se dio inicio a un proyecto de vigilancia nutricional en cuatro entidades del país (Bolívar, Anzoátegui, Amazonas y Delta Amacuro).

“Eso, por ejemplo, nos dará una proyección de cuál es la situación en cuanto a seguridad alimentaria de la población en ese estado (…)  tenemos cuatro estados en donde se está instaurando la vigilancia nutricional y, dependiendo de los resultados de la vigilancia después de seis meses, se determina la pertinencia de un proyecto de apoyo nutricional”, explicó.

Posteriormente, estos datos se presentan ante el Ministerio de Salud, así como también ante organizaciones que coordinan el financiamiento para así tener luz verde y ejecutar los proyectos.

La mejor ayuda es evitar la enfermedad

Paz no puede limitar a una sola anécdota lo que ha representado trabajar con Médicos sin Fronteras en Venezuela: “Son muchas las experiencias gratificantes y testimonios, en muchas áreas”.

Sin embargo, cree que lo crucial ha sido aplicar el principio de la organización de no enfocarse solo en el medicamento o curación del paciente, sino en ver a la persona como un ente que vive dentro de una sociedad.

“La curación de la enfermedad no depende solamente de un medicamento, pastilla o inyección. La persona necesita agua potable, o el desmalezamiento de la vivienda, porque sino el vector no se va a ir de allí y va a seguir reincidiendo la malaria en alguna zona, por ejemplo. Es necesario potabilizar agua y entregar kits de higiene, es prioritario enseñarles muchas cosas desde el punto de vista preventivo, para evitar que se enfermen», explica.

El enfoque de atención a la salud mental también ha sido el norte de sus abordajes, tanto a nivel de centros asistenciales como comunitarios.

La médico no duda en concluir que cualquier intervención en salud no puede limitarse exclusivamente a atender la enfermedad, sino a «evitar que la persona se enferme y regrese», para lo que se debe garantizar un entorno biopsicosocial sea saludable.

«Me enorgullece formar parte de este movimiento por sanar las brechas que llevan a que las personas se enfermen. No es solo vencer la bacteria, o el parásito. Es entender por qué llegó ese parásito o llegó esa infección. Es enseñarles cómo potabilizar el agua, qué ropa usar y en qué horario no debes exponerte al mosquito. Es educar a la población y darle poder con ese conocimiento”, cierra.

MSF brinda asistencia médico-humanitaria a quienes sobreviven el Darién

Venezuela es el país más frágil de la región 
De acuerdo al espacio EstadoLab, el país posee los índices de fragilidad social más altos de Sudamérica 
La fragilidad política hace que la posibilidad de una redemocratización sea cada vez más lejana

@franzambranor

Que Venezuela sea el país más frágil de Sudamérica no debe sorprender a nadie, pero qué implicaciones tiene esto y cuál es su significado fue de lo que se trató la presentación del Índice de Fragilidad del Sistema Social, revelado el pasado 20 de septiembre en la Universidad Central de Venezuela.

El estudio estuvo a cargo de EstadoLab, un espacio de análisis en la UCV para proponer soluciones a instituciones públicas, mercados, organizaciones internacionales y a la sociedad.

Sus principales objetivos son contribuir a superar la fragilidad estatal, reconstruir la gobernabilidad en Venezuela y transformar la crisis en una oportunidad de desarrollo por medio de intervenciones efectivas. 

La investigación, que abarcó un periodo de dos años y arrojó 7.800 datos, concluyó que Venezuela posee una fragilidad política, económica y social superior a las de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Paraguay y Uruguay.

Además, permitió desarrollar el Índice de Fragilidad del Sistema Social, una herramienta que ofrece un acercamiento cuantitativo sobre la crisis de gobernabilidad que abarca varias décadas en la región.

El estudio estuvo a cargo de los investigadores John Magdaleno, María Gabriela Ponce, Leonardo Vera, Mauricio Pelan, José Luis Fernández-Shaw, José Huerta y Juan Pablo Goncalves.

 

La fragilidad y la tormenta política 

El analista John Magdaleno expuso que la fragilidad política hace que la posibilidad de una redemocratización en Venezuela sea cada vez más cuesta arriba. 

“La fragilidad política tiene que ver con la desaparición de toda estructura básica de autoridad, hay perturbaciones en el sistema que amenazan el entorno de la sostenibilidad política”, dijo Magdaleno.

Para Magdaleno, la existencia de una alta fragilidad del sistema político impide el desarrollo. “Es decir, que una sociedad logre explotar al máximo sus potencialidades de manera sostenible y de forma que garantice oportunidades a sus miembros”.

De acuerdo con el estudio de Magdaleno, desde 1998, año de la llegada al poder del fallecido presidente Hugo Chávez, el índice de fragilidad política ha crecido.

“Entre 1998 y 2002 hay una aceleración, entre 2002 y 2004 hubo cierta estabilidad, pero de 2013 a 2020 ha habido un aumento del 14%”. 

Según Magdaleno, para 2030 se estima que un tercio de los pobres en el mundo vivan en países con fragilidad

El analista político expresó que a partir de 1998 hubo un ambiente de gran expectativa por los cambios que se le ofrecieron al país. “Después, vino una crisis económica profunda”.

Magdaleno expresó que para que se produzca una transición en el país es perentorio un cambio en las estructuras de poder. “El Estado tiene que permitir cumplir las reglas del juego por medio de las instituciones, deben haber un conjunto de libertades y derechos e igualmente una sociedad civil vibrante”.

 

LEA     Prepara Familia: El Estado no garantiza inmunosupresores a venezolanos con trasplantes

 

El descalabro económico y la fragilidad

Para el profesor universitario Leonardo Vera la fragilidad económica se produce cuando las personas, las comunidades y los países se exponen a un contexto incierto que amenaza el bienestar material. 

El economista aseguró que en las últimas dos décadas Venezuela se ha vuelto una economía más vulnerable e insegura.  

“El comportamiento del índice de vulnerabilidad e inseguridad económica para el período 1998-2020 ubica a Venezuela en un alto nivel de fragilidad con una curva ascendente”, dijo Vera. 

Vera indicó que en el marco de la fragilidad económica, las personas se exponen a un contexto inverso que amenaza su calidad de vida.

“Los emprendedores se enfrentan a condiciones adversas, como un entramado legal cambiante, hay altos costos transaccionales y pocos incentivos para innovar”.

 

Mortalidad infantil como sinónimo de debacle 

En la investigación de EstadoLab, la socióloga María Gabriela Ponce  evaluó la dimensión de desarrollo de capacidades y bienestar de los venezolanos.

Ponce manifestó que desde la llegada del chavismo al poder a finales del milenio pasado, la tendencia hacia abajo es irreversible

“De 1998 a 2001, hubo un ligero aumento de la fragilidad y tuvo que ver con las expectativas que generaba un cambio de gobierno. En 2003 comienzan las misiones como política social del gobierno generando inestabilidad y cambios, en 2004 se da la bonanza petrolera y se destinó mucho dinero al gasto público de manera volátil que provocó un descenso de la fragilidad. Pero de 2013 en adelante viene un crecimiento sistemático de la fragilidad, siendo 2017 el año más álgido con escasez y protestas”.  

Para Ponce, un indicador fundamental es la tasa de mortalidad infantil, que ha experimentado un ascenso en los últimos años. “De 15 en 2010, es decir 15 niños muertos por cada 1.000 nacidos vivos, pasamos a 21 en 2020”.

Entre las variables, Ponce también enumeró acceso a internet como símbolo de inclusión, aumento del empleo vulnerable sin protección laboral y descenso de la tasa de actividad. “Los servicios se deterioran vertiginosamente, comienzan a aparecer figuras de refugiados en otros países, la tendencia es a la caída”. 

 

Conflicto para llegar al bienestar

“Ha habido un aumento de conflictividad social, pero también debo decir que una sociedad sin conflicto está muerta y no se pueden llevar a cabo cambios importantes”, dijo el profesor universitario y también sociólogo, José Luis Fernández-Shaw, encargado de evaluar la dimensión social. 

Fernández-Shaw sostuvo que el aspecto social en Venezuela ha estado marcado por una fuerte influencia de lo militar tanto a nivel simbólico como operativo-organizacional, partidización de todo movimiento social y la herencia del Estado mágico y todopoderoso.

“El venezolano tiene la constante percepción de sentirse excluido, discriminado, sin contar con las mismas oportunidades de sus pares en Latinoamérica, esto es algo que termina influyendo en la inestabilidad y las crisis de las sociedades”. 

De acuerdo con el sociólogo, Venezuela no solo está  polarizada, sino también fragmentada. “Incluso, las interacciones personales suelen darse en un marco de desconfianza mutua, se han perdido referencias comunes sobre las cuales construir la convivencia”.

Según Fernández-Shaw para lograr una restitución del tejido social en Venezuela es necesario sensibilizar la conexión entre los venezolanos

“La fragilidad del sistema social en Venezuela no es una abstracción y tiene manifestaciones que son tangibles para la mayoría de la población”.

A juicio del sociólogo, reconectar con lo social implica cambios sustantivos en la salud pública, la educación, los servicios, las comunicaciones, la información y el respeto a los derechos fundamentales y humanos.

“Ya no es por lo político”: Briceño León advierte que microdesigualdades están fragmentando socialmente al país

Claves | ¿Qué deben hacer los medios ante la justicia transicional?
En su investigación “Justicia transicional en medios de comunicación”, el periodista y activista Luis Carlos Díaz expone el papel de la prensa en un eventual periodo posterior al ataque sistemático a los derechos humanos promovido desde el Estado 
Asegura que previo a una justicia transicional, los medios deben construir una memoria colectiva que respalde a las víctimas, difundir la complejidad de las violaciones a los DDHH y establecer manuales para periodistas  

 

@franzambranor

 

 

Para el periodista y activista, Luis Carlos Díaz, los medios de comunicación suelen estar rezagados en cuanto al término de justicia transicional.

La justicia transicional se refiere a cómo las sociedades responden al legado de violaciones graves y masivas de los derechos humanos. “Son los procesos de justicia y paz posteriores a las violaciones de DDHH masivos”, sostuvo Díaz. 

Aunque para el abogado del Centro Guernica para la Justicia Internacional, Michael Reed-Hurtado, la expresión adecuada es justicia restaurativa o formas alternas de justicia. “El término es utilizado por académicos provenientes de la ciencia política, la psicología, el derecho y el campo de la resolución de conflictos con fundamentos disímiles, produciendo ambigüedad”, dijo. 

Apenas cuando este martes 20 de septiembre una misión Internacional de investigación  de la Organización de Naciones Unidas determinó que el gobierno de Nicolas Maduro y jefes de cuerpos de inteligencia son responsables de haber cometido crímenes de lesa humanidad, la justicia transicional cobra vida de cara a una eventual recuperación del estado de derecho y la democracia en Venezuela. 

 

LEA:  Misión de la ONU recomienda a la CPI investigar a funcionarios venezolanos que han violado DDHH

 

A propósito de su investigación, “Justicia transicional en medios de comunicación”, avalada por la Fundación Hanns Seidel y la Asociación Civil Paz Activa, Díaz sostuvo que esta compila referencias bibliográficas y materiales que se refieren a los procesos de justicia transicional, pero desde la perspectiva de los medios de comunicación

“Por lo general, la justicia transicional es un tema estudiado por abogados, psicólogos, politólogos y otros expertos, pero el periodismo y los medios de comunicación suelen quedar rezagados esperando a ver qué es noticia o qué es relevante”.

Díaz aseveró que lo que propone el estudio es adelantarse a escenarios de verdadera justicia y democracia, aprender de experiencias en otros países e incorporarlas tanto en las agendas informativas como en el bagaje que necesitan los comunicadores para afrontar esos procesos, que suelen ser complejos. 

Es un rol de acompañamiento, exigencia y construcción de memoria. También el estudio atiende al contexto nacional y las dificultades para hacer periodismo en la actualidad, lo que nos dejaría un ecosistema de medios bastante dañado y menoscabado, incluso en un escenario en el que se recupere la democracia y la libertad”.

En el informe, Díaz alerta también sobre los estragos que causa la censura sostenida en Venezuela durante los últimos años, la cual ha borrado los archivos de muchos medios de comunicación y silenciado la cobertura de las violaciones de DDHH. “Igualmente, de los riesgos que entrevera la cobertura de víctimas y el señalamiento de los perpetradores cuando estos aún cuentan con redes de poder y financiamiento para acabar con la crítica”.

En la investigación, Díaz revela que Runrunes es el medio digital venezolano que más menciones ha hecho a las palabras “justicia transicional” con 345.

 

A continuación presentamos unas claves del estudio:

 

 – Verdad: Para Díaz, la verdad tiene que ver con el derecho a tener un relato fiable, comprobado y honesto de lo ocurrido. “La necesitan las víctimas, la ciudadanía, los tribunales y hasta los perpetradores. Tiene que ser libre de propaganda y mentiras y requiere de investigadores expertos. Revela los mecanismos del poder y establece quiénes son los actores involucrados, su grado de responsabilidad y sienta las bases para el proceso de justicia”, reza la investigación.

 

 – Justicia: La justicia demanda tribunales independientes y creíbles. Está en la obligación de respetar el estado de derecho y el debido proceso. “Trabaja contra la impunidad y puede ser restaurativa. Es el punto central del proceso y el más complejo en lógicas transicionales. Establece responsabilidades y decide el destino de los involucrados”, se desprende del estudio. 

 

 – Reparación:  La reparación responde a una obligación de los Estados y es un proceso de múltiples manifestaciones. En esta etapa a veces no es posible reparar por completo los daños, porque estos pueden ser inabarcables. De acuerdo con Díaz, la reparación comprende varios escalones como la restitución, que busca que se retomen y reconstruyan proyectos de vida de las víctimas; indemnización, la cual tiene que ver con la compensación monetaria; rehabilitación, que restablece condiciones físicas y psicológicas y satisfacción, la cual reconoce la dignidad y difunde la verdad que ha sido negada.

 

  Garantías de no repetición: Estas tienen que ver con la reducción de las posibilidades de que los atropellos a los derechos humanos vuelvan a ocurrir. Exigen una transformación de leyes, instituciones y programas. “Se corrigen injusticias y mantienen vivos los hitos y la memoria para evitar la reincidencia”. 

 

  Retos de los medios: Para los medios de comunicación la tarea consiste en influir en la opinión pública para la obtención de la paz. Es perentorio no limitarse a retratar la confrontación violenta y hacer hincapié en la denuncia. Igualmente es necesario no revictimizar a las personas que hayan sufrido daño y tampoco alimentar a grupos fanáticos

 

  Riesgos de la justicia transicional: En el camino hacia y durante la justicia transicional se pueden conseguir varios obstáculos, como un periodo sin justicia ni transición y peor aún, una «justicia de consolación». Puede también efectuarse un pacto entre élites para diluir la gravedad de lo ocurrido y lo empleado habitualmente por regímenes autocráticos: culpar a las víctimas y desprestigiar a defensores de derechos humanos y periodistas“Otra incorporación de la investigación exploratoria documental es que el proceso de justicia transicional en Venezuela no solo podrá tratarse de violaciones de derechos humanos como las juzga la justicia penal internacional, sino que también nos abre una agenda de reconstrucción bastante retadora que incluye la corrupción, el populismo y los crímenes asociados a la ideología de quienes han sido los perpetradores, porque todas esas dimensiones han ocasionado muertes y daños institucionales masivos”, aseveró Díaz.

 

  Retos y recomendaciones: Para que los medios de comunicación cumplan con su rol en el escenario de una hipotética justicia transicional es necesario trazar varias metas como: establecer manuales para periodistas, fortalecer la fuente y hacerla cotidiana,  difundir la complejidad del espectro de los DDHH para que sea mejor abordada y crear una memoria a través de bancos de experiencias. “Necesitamos muchas más personas pensando estos temas de forma colectiva para saber responder a los retos de la justicia en Venezuela. También hay que extender las investigaciones a temas asociados como justicia penal internacional, reconciliación, construcción de paz y superación del trauma. Siempre nos toca pensar cuál será el rol de los medios, los comunicadores y las redes en esos procesos. Algunos ni siquiera están escritos aún y para otros podemos contar con muchas experiencias que pueden inspirarnos o alertarnos sobre lo que no puede repetirse”.

Misión de la ONU: Maduro ordenaba las torturas y detenciones en Venezuela
El nombre del presidente Nicolás Maduro se menciona  73 veces en el tercer informe de la Misión, que contiene gran cantidad de denuncias sobre detenciones arbitrarias, persecución, “siembra” de pruebas falsas y torturas contra opositores del Gobierno chavista
Los crímenes y violaciones de derechos humanos “no fueron cometidos de manera inconexa”, sino que fueron el resultado “de un plan ideado por el Presidente», denuncia la Misión de la ONU
El informe detalla que los altos jerarcas del gobierno decidían quiénes serían los objetivos de las detenciones. Por lo general, se trataba de “políticos de oposición, periodistas y personas que trabajaban para organizaciones estudiantiles, así como líderes y lideresas estudiantiles y de las protestas”
Un exagente del Sebin informó a la misión que el organismo recurre habitualmente a escuchas telefónicas, intervención física de habitaciones y cámaras ocultas para vigilar a los “objetivos opositores” y que estos reportes se envían diariamente a Maduro
Las torturas que documentó la Misión de la ONU incluyen “palizas, descargas eléctricas, asfixia con bolsas de plástico y posturas de tensión, así como amenazas de muerte y violación, u otras formas de tortura psicológica”

 

En su tercer informe sobre la situación de derechos humanos en Venezuela, la Misión Internacional de Determinación de Hechos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló directamente al presidente Nicolás Maduro, y menciona al alto dirigente del PSUV, Diosdado Cabello como partícipes y copartícipes de las decisiones de reprimir, detener y  torturar a disidentes políticos en Venezuela. 

“Las investigaciones de la Misión muestran que los actos de violencia documentados no fueron realizados al azar por individuos desconectados, que actuaron solos dentro del Sebin y la Dgcim. Por el contrario, el Sebin y la Dgcim fueron parte de una maquinaria diseñada y desplegada para ejecutar el plan del gobierno para reprimir la disidencia y cimentar su propio control del poder. Este plan fue orquestado al más alto nivel político, encabezado por el presidente Nicolás Maduro y apoyado por otras altas autoridades”, declaró Martha Valiñas, presidenta de la Misión de Investigación de la ONU en la presentación del informe este 20 de septiembre.

La Misión determinó que las violaciones de derechos humanos en Venezuela, además de constituir crímenes de lesa humanidad, fueron parte de una política deliberada del gobierno venezolano para “silenciar, desalentar y sofocar la oposición al Gobierno”.

“ El presidente Nicolás Maduro, y otras autoridades de alto nivel que le prestaron apoyo fueron los principales artífices en el diseño, implementación y mantenimiento de una maquinaria con el propósito de reprimir la disidencia”, se lee en el documento.

 A Maduro lo mencionan 73 veces en el informe completo de la Misión: 60 mientras describen la actuación de los servicios de inteligencia y su vinculación con posibles crímenes de lesa humanidad y 13 al describir la situación de los derechos humanos en el Arco Minero del Orinoco y otras áreas de Bolívar.

Mientras que a Cabello se refieren en 41 ocasiones :  37 cuando comentan su «influencia» en las actuaciones de la Dgcim y el Sebin y cuatro en el apartado sobre el Arco Minero. 

Detenciones “a la carta” 

El informe recopila las denuncias del exdirector del Sebin, Cristopher Figuera, quien aseguró a la Misión que Maduro impartía directamente órdenes al Sebin.

Asimismo, indican que “numerosas fuentes” confirmaron que Diosdado Cabello también goza de un “poder importante” dentro del organismo, lo que le permitía “dar órdenes al director general”.  La Misión también constató que Cabello “ejercía una influencia significativa dentro del Sebin”, aunque en el período examinado “no tuvo una posición dentro de la jerarquía de la organización”.

Las órdenes de Cabello incluían “a qué personas detener, liberar y/o torturar”, según aportes de “numerosas fuentes” a la Misión. 

En concreto, se relata un incidente que contó Figuera, quien precisó que Diosdado Cabello comenzó a pedirle información de inteligencia, lo que llevó a Figuera a preguntarle al Maduro quién era su jefe.

“Maduro respondió que su jefe era él, pero le dijo a Figuera que ‘tratara de mantener buenas relaciones con Diosdado Cabello’ (…)  Un exagente del Sebin  y al menos un exdetenido dijeron a la Misión que Cabello tiene ‘sus’ presos políticos en El Helicoide”, se lee en un apartado del informe detallado. 

Mientras que, en el punto 58 del informe  completo, se asegura que las órdenes para identificar a las personas a investigar “provenían directamente del presidente Maduro y, en ocasiones, de Diosdado Cabello”.

Los altos jerarcas del gobierno decidían quiénes serían los objetivos de las detenciones. Por lo general, se trataba de “políticos de oposición, periodistas y personas que trabajaban para organizaciones estudiantiles, así como líderes y lideresas estudiantiles y de las protestas”. 

Con el visto bueno de Maduro y Cabello, según destaca la Misión, el director general del Sebin tenía la facultad de autorizar detenciones sin órdenes judiciales y de participar en los interrogatorios de las personas sin la presencia de sus representantes legales, en particular, en casos políticos de alto perfil

Vigilancia, espionaje y el «círculo íntimo» de las detenciones

Por otra parte, un  exagente del Sebin informó a la misión que el organismo recurre habitualmente a escuchas telefónicas, intervención física de habitaciones y cámaras ocultas para vigilar a los “objetivos opositores” y que estos reportes se envían diariamente a Maduro. 

“Objetivos de alto perfil, como miembros de la oposición política, fueron vigilados diariamente durante un período de alrededor de un año para dejar claro que estaban bajo vigilancia del Sebin. Un exempleado de alto nivel del Sebin le manifestó a la Misión que, en algunos casos, el presidente Maduro quería saber lo que la persona estaba haciendo las 24 horas del día, por lo que el director general le enviaba información cada dos horas, a veces directamente y otras veces a través de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, o la primera dama, Cilia Flores”, abunda el documento. 

 La Misión recibió información de que otras figuras chavistas, como Cilia Flores y Tareck El Aissami, también ordenaron detenciones políticas.

Al respecto, documentaron que recogieron dato sobre «reuniones semanales»  en las que participaban los ministros de Defensa, Relaciones Exteriores, de Interior y de Justicia, así como los directores generales de la Dgcim, Sebin y el Cesspa.

En estos encuentros, se tomaban ·decisiones en apoyo de la política que «incluyen la comisión de delitos».

«Información interna fiable indica que el Presidente tiene un círculo íntimo de asesores de confianza, entre ellos Diosdado Cabello, Tareck Zaidan El Aissami Maddah y el ministro del Interior, a quienes consulta para impartir esas órdenes. Las decisiones se comunican luego a la cadena de mando, lo que da lugar a la comisión de violaciones y delitos”, concluye la Misión. 

“Maduro ordenaba directamente las torturas”

El grupo de la ONU denunció la “tortura y malos tratos” del Sebin a detenidos políticos durante los actos de interrogatorio para “extraer confesiones o información, incluidas las contraseñas de teléfonos y redes sociales, o para obligar a las personas a incriminarse a sí mismas o a otras, en particular, a los líderes de la oposición de alto perfil”.

En este punto, señalan a Maduro como una de las figuras que ordenaba practicar estos actos violatorios de los derechos humanos:Exempleados del SEBIN dijeron que la tortura era ordenada directamente por el presidente Maduro, por las y los directores de línea o por el director general”.

Las torturas que documentaron incluyen “palizas, descargas eléctricas, asfixia con bolsas de plástico y posturas de tensión, así como amenazas de muerte y violación, u otras formas de tortura psicológica”.

El exdirector del Sebin, Cristopher Figuera, aseguró en declaraciones que recoge el informe que Maduro “decidía quiénes serían torturados, quiénes permanecerían detenidos y quiénes serían liberados”.

Además, asegura que si los agentes del Sebin se negaban a participar en los actos de tortura, eran golpeados para intimidarlos «y así hacerse respetar».

Un preso político que estuvo detenido en  «La Tumba» del Sebin y que fue víctima de “tortura blanca” aseguró a la misión que el director del organismo, Gustavo González López, fue personalmente a interrogarlo varias veces, para ofrecerle cosas a cambio de su información: “Y le decía al detenido que todo ya había sido acordado con Diosdado Cabello y el presidente Maduro”.

Maduro, la Dgcim y su “mano negra”

La Misión registró también testimonios que indican que Maduro emite órdenes directas al director de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), mayor general Iván Hernández Dala.

Estas instrucciones, precisaban, se transmitieron  “en teléfono o persona, nunca por escrito”, para “evitar dejar rastro de papel”.

“Según varias fuentes, en el caso de objetivos políticos, el Presidente Maduro aprueba y a veces también ordena la detención de opositoras y opositores (…) Una fuente con conocimiento calificado de esta dinámica le dijo a la Misión que el Presidente Maduro también consultaba con su círculo íntimo respecto de qué detenciones realizar”, reza textualmente el informe. 

 

Exempleados de la Dgcim narraron a la Misión que las personas eran perseguidas y atacadas por no estar públicamente alineadas con el régimen, “lo que el presidente Maduro supuestamente percibía como una afrenta personal. Según un exempleado de la DGCIM, la mayoría de los miembros más destacados de la oposición política estaban «bajo vigilancia”.

Una grave acusación contra Maduro que se recoge en el informe vino por parte de exempleados de la DGCIM, y tiene que ver con la práctica de plantar evidencias. Un exmiembro de la Dgcim de alto rango aseguró que Maduro le pidió directamente que le “sembrara algo” a una persona que quería que fuera detenida, a pesar de la falta de evidencia en contra de ella.

Así, y por peticiones del alto gobierno, exempleados de la Dgcim admitieron que en algún momento sembraron “panfletos con la foto de un líder de la oposición, granadas y otras armas, así como maletines con grandes sumas de dinero dentro de las residencias de los objetivos”.

A Maduro también lo señalan de tener influencia “directa” sobre el director de la División de Asuntos Especiales (DAE) de la Dgcim Alexander Granko Arteaga, quien fue uno de los que encabezó el operativo de ejecución del expiloto del Cicpc, Óscar Pérez, y su grupo disidente en El Junquito, en enero de 2018.

La DAE es considerada como la  “mano negra” del director de la DGCIM. A este grupo, que no aparece en la jerarquía formal de la dirección de contrainteligencia militar, lo consideran una “fuerza de choque o paramilitar” o una “DGCIM dentro de la DGCIM”,

Según exfuncionarios,  esta brigada tiene su propio presupuesto, equipo, capacidad de cibervigilancia y “plena autonomía”.

La DAE tiene dos bases en Caracas, que denuncia la Misión, son usadas como “centros de detención clandestinos para torturar a disidentes reales y percibidos y otros opositores y opositoras al Gobierno”.

La Misión afirma tener pruebas de que entre 2017 y 2022, Granko Arteaga “ordenó, supervisó y participó directamente en arrestos, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas de corta duración, torturas, incluida la violencia sexual, y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”.

Maduro al tanto de violaciones y delitos 

En el capítulo “responsabilidad individual de las autoridades de más alto nivel” la Misión concluyó que las violaciones y crímenes que han documentado pueden dar lugar a “responsabilidad penal individual”, tanto por  crímenes de lesa humanidad como delitos específicos establecidos en la legislación nacional”.

Afirman que, según las pruebas que recabaron durante las investigaciones, hay “motivos razonables para creer”  que “el Presidente tenía conocimiento de las violaciones y delitos y que, en ocasiones, daba órdenes al director general y a los directores de otras unidades del Sebin”.

La Misión también constató que el o la vicepresidente “conocían o debían haber conocido la comisión de esos delitos en el Sebin” y denuncian que, a pesar de que tenía la autoridad efectiva para hacerlo, “no evitaron los crímenes y violaciones”.

“Con relación a las violaciones cometidas en la DGCIM, la Misión encontró motivos razonables para creer que el Presidente ordenó o instigó la comisión de ciertos actos delictivos y que, sabiendo que se estaban cometiendo violaciones, no tomó las medidas necesarias para prevenir que estos actos se produjeran ni para reprimirlos”.

La información que procesó la Misión les permite concluir que los crímenes y violaciones de derechos humanos “no fueron cometidos de manera inconexa”, sino que fueron el resultado “de un plan ideado por el Presidente, asistido por otros funcionarios del más alto nivel de autoridad del Estado. Este plan se ejecutó a través de estructuras bien organizadas, como lo son el Sebin y la Dgcim”.

ONU responsabiliza a Maduro y a jefes de inteligencia por crímenes de lesa humanidad

Rafael Ramírez: “Quienes estuvieron ahí, agachan la cabeza y guardan silencio”
El exministro de Energía señala que el presidente Chávez conocía los mecanismos de financiamiento de Pdvsa por los que hoy se solicita su extradición.
Argumenta que era la única forma de mantener a flote a la petrolera, ya que el control cambiario tenía un impacto negativo, por una política económica “que en 2011 y 2012 ya hacía aguas”
Esta entrevista se realizó días antes de que la fiscalía venezolana confirmara la detención de Fidel Darío Ramírez, hermano de Rafael Ramírez. Justificaron que ya estaba sometido a un proceso judicial por una investigación en torno a la «corrupción en un banco de Andorra»,

 

Por: @ReyesTheis

 

 

Rafael Ramírez Carreño (Pampán, estado Trujillo, 1963) se defiende de los señalamientos del fiscal general designado por la llamada Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab y del actual ministro de Energía, Tarek El Aissami.

La imputación contra el exministro de Petróleo (2002-2013) y expresidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) (2004-2013) tiene que ver con una línea de crédito que la petrolera venezolana contrató con la empresa Administradora Atlantic 17107 en marzo de 2012.

El negoció consistió en que dicha empresa le entregaba a Pdvsa Bs 17.490 millones, pero Pdvsa pagaba ese crédito en dólares. Según el fiscal, Atlantic vendía esos dólares en el mercado paralelo, con lo que recuperaba el monto entregado a Pdvsa, quedándose con una buena tajada.  Según Tarek William Saab, esta operación generó una pérdida patrimonial de 4.800 millones de dólares.

En entrevista exclusiva para Runrunes, Ramírez dice que este mecanismo de operaciones era conocido por el presidente Chávez y que era la única vía para mantener a Pdvsa a flote, en medio de una política económica “que en 2011 y 2012 ya hacía aguas”.

Asegura que cuando él salió del gobierno, Pdvsa, con Erick Malpica Flores como vicepresidente de Finanzas, realizó varias operaciones similares y desliza los nombres de los presuntos beneficiarios.

También, dice desconocer una investigación de la policía española, reseñada por el portal Armando.info, que sostiene que Nervis Villalobos, quien fue directivo de Pdvsa, podría haber recibido 63 millones de dólares por esta operación, bajo la figura de asesoría.

Señala que, cuando estuvo a cargo del área económica, propuso acabar con el control de cambio, “pero ellos estaban haciendo sus negocios”.

Además, agregó que cuando se fue como representante de Venezuela a la Organización de las Naciones Unidas, “todavía creía que había posibilidad de enmendar algo”. Pero cuando vio la “carnicería en las calles del país en 2016”, se dijo a sí mismo que no podía ser parte de eso.

Y esto porque consideró que Chávez «también enfrentó guarimbas», pero “no sacó gente armada a matar muchachos con escudos de cartón”.

Rafel Ramírez ocupó brevemente la Cancillería y ha sido objeto de señalamientos por presunta corrupción, mientras exmiembros de su directiva en Pdvsa han sido encauzados en Venezuela, Europa y Estados Unidos.

El exministro sostiene que las denuncias en su contra forman parte de un “linchamiento político” y reclama que  excompañeros, que son testigos de su inocencia, hoy “agachan la cabeza” y guardan silencio. Por otra parte, reiteró que quiere ser Presidente de la República.

Cabe destacar que esta entrevista se realizó días antes de que el gobierno de Venezuela confirmara la detención del hermano de Rafael Ramírez, Fidel Darío Ramírez.

El fiscal Tarek William Saab alegó ante la agencia AP que al hermano del exministro lo detuvieron porque ya estaba sometido a un proceso judicial «por una investigación en torno a la corrupción en un banco de Andorra».

­–¿Cuál es su versión de los hechos sobre estas denuncias en su contra?

–Yo he respondido desde el mismo momento que el Gobierno reinició este ataque en contra mía y lo he hecho con los argumentos, que todas mis operaciones financieras están registradas por los organismos de control y las auditorías externas, sobre todos las auditadas por la KPMG, que es la segunda empresa internacional más importante en el sector de auditorías. Entonces, cuando se aparece Tarek El Aissami con una cartulina gigantesca diciendo que tiene la prueba en su mano de que se hicieron unas operaciones en bolívares que nunca se hicieron, y después, unos pagos que nunca se recibieron, y monta un falso positivo, entonces yo le respondí directamente con los estados financieros de Pdvsa auditados por la KPMG.

Efectivamente, las operaciones en bolívares se hicieron e ingresaron a Pdvsa. Operaciones aprobadas por la junta directiva de Pdvsa en la cual estaba Asdrúbal Chávez, actual presidente de la petrolera y Nicolás Maduro, actual presidente de la República. Y no solamente están debidamente registradas las operaciones, sino que entraron para resolver las necesidades de la industria y además, el acuerdo de pago, que se hizo en dólares, nos permitió disminuir esa deuda en 50%. En consecuencia, tal como está registrada por la KPMG, no solamente no hubo ningún daño para la empresa, sino que hubo una ganancia. Eso lo dice la KPMG, después el fiscal dice que a él no le sirve la KPMG. Ahora están destruyendo las pruebas de hace 10 años y ponen a Víctor Aular, que fue vicepresidente de Finanzas de Pdvsa, con una braga anaranjada. Una persona que está aterrorizada, leyendo, diciendo lo que a ellos les da la gana. De acuerdo a nuestra Constitución no puede haber confesiones obligadas, eso no tiene ninguna validez legal, pero al gobierno no le interesa nada que tenga sentido legal. A ellos los que le interesa es el titular y cifras, y formaron un escándalo, que es a los que están acostumbrados (…)

–Usted comentaba en su rueda de prensa que Pdvsa captaba por bolívares por política del Gobierno. Lo que uno entiende y causa suspicacia, es que se le dé un crédito en bolívares a una empresa, que se le paga en dólares, y evidentemente para esa empresa era muy fácil ir al paralelo cambiar esos dólares, recuperar sus bolívares y quedarse con una buena tajada, sin necesidad de hacer ninguna otra cosa. Coméntenos esa política.

–Estábamos con una política económica que ya en 2011 y 2012 hacía aguas. Era algo que era insostenible. Ese año 2012, Pdvsa generó 134 mil millones de dólares. Nosotros teníamos dólares. Al entregar esos dólares al Banco Central, el BCV los daba a un cambio de 4,10 o 4,50 (Bs por dólar), algo así. Esos bolívares no eran suficientes para enfrentar nuestros costos y gastos, porque todo se calculaba al paralelo, que en ese momento estaba en 50 bolívares por dólar. Entonces, yo planteaba en el Consejo de Ministros, y en el equipo económico donde estaba Giordani y Merentes, que Pdvsa estaba asumiendo un costo cambiario que no le corresponde. Por cada dólar que yo vendo asumo una pérdida de 46 Bs, pero Pdvsa era el que tenía capacidad para asumir eso.

En consecuencia, se autorizó a que se hicieran operaciones en bolívares con todas las instituciones financieras que tuviera la capacidad de prestarnos ese dinero. Se hicieron muchas operaciones con el Banco Central, con el Banco Industrial de Venezuela, con la ONT (Oficina Nacional del Tesoro), el Banco de Venezuela, pero no era suficiente, porque necesitábamos bolívares. Teníamos que pagar una deuda en bolívares grandísima con nuestros proveedores y teníamos que atender las necesidades de nuestros trabajadores. Lo que nosotros como administradores no íbamos a hacer era permitir que por una política específica, que se iba a cambiar, porque ya habíamos hablado con el presidente Chávez de cambiar esa política en el próximo periodo (presidencial), se detuvieran las operaciones de Pdvsa. Yo no iba a cometer esa irresponsabilidad. Yo no iba hacer lo que hicieron estos, de dejar a Pdvsa sin dinero, y dejar que se viniera abajo como ocurrió con Maduro, entonces estábamos obligados a hacer esas operaciones en bolívares, canje por dólar. Pero es que nuestra moneda funcional es el dólar. Todas mis operaciones eran dólares.

Tú dices que esta gente cogió los dólares y luego fue al paralelo, pero toda la gente cogió los dólares del Estado, porque Pdvsa representaba el 96% de los aportes en divisas. Si un privado agarra dólares y los pasa al paralelo, eso es problema del privado. Que, por cierto, a ninguna de esa gente (los involucrados en la operación denunciada) la conozco. Yo te puedo decir todas las fortunas que se han hecho con dólares del Estado y que las pasaron al paralelo. Banqueros que han hecho grandes fortunas. Importadores que hicieron grandes fortunas. El problema del modelo económico que es que Pdvsa generaba 96% de esos dólares, y al ser tan baratos todo el mundo comenzó a trabajar en el paralelo.

«Pdvsa, combustible de la corrupción»: Transparencia Venezuela pide que se rindan cuentas sobre el «saqueo» a la estatal petrolera

–Llama la atención que Pdvsa estaba tratando de eludir el control cambiario

–El dólar paralelo fue consecuencia de una política que era insostenible, porque no siempre tuvo esos niveles. Tuvo una justificación en un momento determinado. Estaba fuera de mis manos cambiar eso. Tenía que buscar la manera de obtener bolívares para mis operaciones. Nosotros antes de hacer esas operaciones le consultamos a la propia KPMG, a nuestra Consultoría Jurídica y teníamos las opiniones legales externas. Algo perfectamente legal. Yo tenía que mantener a la empresa funcionando y fue lo que hicimos.

–Usted comentaba en la rueda de prensa que el presidente Chávez conocía las operaciones de Pdvsa a través de unos puntos de cuenta. ¿El presidente Chávez conocía de esta operación en particular?

–No, yo no puedo decir que el presidente Chávez tomaba decisiones operativas sobre Pdvsa, porque para eso estaba la junta directiva. Lo que sí, es que el presidente Chávez estaba al tanto del problema que teníamos con el manejo los bolívares, que no teníamos suficientes y él aprobó en los puntos de cuenta hacer operaciones para obtener bolívares. Por eso, si buscas en la KPMG, están todas las operaciones que se hicieron con todas las demás instituciones, porque parece que se hizo una operación solo con una persona X, pero no, se hicieron con muchas, con la banca del país, era con quien tuviera esa capacidad de darnos bolívares. De ahí para adelante, era asunto de cada privado, podía cambiarlo en el mercado oficial. Si se va al paralelo, son ellos los que están una desviación del tipo de cambio. Lamentablemente, eso lo estaba haciendo todo el empresariado venezolano. No hay uno que se haya salvado. Yo cuando llegue a vicepresidente de la parte económica en apenas 6 meses le entregué a Maduro la lista de todos los que recibieron dólares de Cadivi. ¿Qué hicieron todas esas compañías con esos dólares? Era consecuencia de una política que era insostenible.

–¿En Pdvsa quién tomaba la decisión de a qué privado se le entregaba un contrato de financiamiento?

–En Pdvsa existen distintas organizaciones. La parte operacional y producción viene de parte de la Vicepresidencia de Producción, lo que tiene que ver con flota de transporte, suministros, viene de la Vicepresidencia de Comercio y Suministros y todo lo que tiene que ver con la parte financiera, venía de la Vicepresidencia de Finanzas. Eso es toda una estructura. Cuando viene una operación financiera, viene con todas las recomendaciones. Esta empresa sí o no. Tiene o no solvencia. Eso llega a la junta directiva, pero ya trabajado previamente por los organismos técnicos Yo no soy especialista en finanzas ni los que están en la junta directiva lo son, así como no somos especialistas en el manejo de una plataforma petrolera. La junta directiva es un órgano colegiado que en base a la información que llega al tope de la organización, después de pasar por todos los mecanismos de verificación, toma decisiones y eso es permanente. Hay gente que pone las cosas de Pdvsa como si fuera algo que uno trae en el bolsillo un nombre y se aprobaba. Tal vez sea así en este momento, no lo sé, pero en ese momento era un trabajo de todos los comités de la industria petrolera que llega a la junta directiva y se tomaban decisiones.

El portal Armando info publicó que la Unidad Central de Derechos Económicos y Fiscales de la Policía española había señalado que las empresas Violet Advisors S.A. y Welka Holding Limited, que son las que recibieron los derechos de cobro de ese crédito, luego le asignaron y firmaron un contrato de asesoría para Nervis Villalobos (exdirectivo de Pdvsa en la gestión de Ramírez) de 63 millones de dólares. Señalan que supuestamente era la comisión por esta operación. ¿Usted conocía esta situación?

–No. No tengo ni idea de eso que estás diciendo. Ese es el problema cuando unos periodistas creen que son jueces u organismos de investigación. No tengo idea, ni tengo idea de qué hacen los privados, no conocía a los Oberto (supuestos propietarios de la Administradora Atlantic 17107) ni tuve relación con ellos. Todo el país contrataba con Pdvsa, ahora, qué hacen después, cuál es su vida económica, quiénes son sus asesores y cuáles son sus tratos, eso es un problema de ellos. Habría que preguntarles a ellos directamente. De allí a decir que eso es una vinculación conmigo, bueno, tienen que demostrarlo.

En Venezuela está consagrado por la Constitución la presunción de inocencia. No puede salir un portal a decir que eso es tal o cual operación que hizo un ministro o gerente. Yo estoy indignado con la última rueda de prensa del fiscal, es un señor que no solo tiene un problema conductual, sino psicológico, un odio en contra mía, agrediendo a mi familia, a mi esposa y eso lo pueden hacer ellos porque no le rinden cuentas a nadie. En cualquier país ese fiscal es interpelado por el Congreso. Poner a un hombre con una braga anaranjada a decir lo que sea es tan fantasioso como aquella computadora de (Raúl) Reyes (exjefe de la guerrilla de las Farc). Estamos embromados porque si yo quiero ir a Venezuela a decir que necesito un abogado para tener un proceso y demostrar que eso es mentira, no puedo, porque si pongo un pie en Venezuela me meten preso.

–¿En la junta directiva quiénes firmaron la aprobación de esta operación?

–Toda la junta directiva estuvo al tanto. Allí no hay votos salvados. Si alguien rechaza una decisión, se echaba para atrás. No es como un tribunal que hay votos salvados. Allí todo el mundo vio la operación y decía que era correcto hacerlo.

–¿Nicolás Maduro pertenecía en ese momento a la directiva?

–Ah, sí.

–¿Él firmó el acta de aprobación de esta operación?

–Lo que pasa es que estas operaciones, por su celeridad, se aprueban en la junta directiva y después firma el comité ejecutivo, donde estaba Asdrúbal (Chávez) y Eulogio (del Pino), pero en cada caso que se discute allí están las actas de la junta directiva. Ahora, anda tú a pedir el acta de la junta directiva a ver si te la van a dar. No te la van a dar. Es lo que ellos digan y ya.

–¿Y usted no tiene esa acta en su poder?

–Esa no. Bueno, no la tengo aquí en este momento. Yo soy un perseguido, ando con mis papales para arriba y para abajo. En estos momentos no, pero si es necesario buscarla, la buscaré. Yo estoy tranquilo con mi conciencia porque hicimos todo lo que teníamos que hacer y en ese momento teníamos todas las aprobaciones necesarias y como he dicho, el presidente Chávez sabía que teníamos que hacer esas operaciones. Esta gente está poniendo como si Chávez fuera un desordenado, un loco, tal vez están pensando como es Maduro.

Chávez estaba todos los días sobre la industria petrolera, todas las semanas había que rendirles cuentas de todas las operaciones, fueran en bolívares o dólares. Tenía su famosa tabla donde iba registrando todo. Todas esas rendiciones de cuentas semanales están ahí en Miraflores y Pdvsa. Lo que pasa es que ninguno de los que estuvo ahí quiere meterse en problemas. Otros están presos y otros están en el gobierno. La gente agacha la cabeza porque el tema es con Ramírez.  Eso es lo que yo reclamo, quienes estuvieron ahí, guardan silencio y más bien se han dedicado a participar del linchamiento político en mi contra.

–Usted ha hecho algunas denuncias sobre los hijos de Cilia Flores y ha dicho que las operaciones de este tipo no terminaron con su gestión. Explíquenos.

–Como estas operaciones que ellos cuestionan bajo mi gestión, hicieron ellos al menos 9 o 10 igualitas, bajo la gestión de Erick Malpica como vicepresidente. Lo que digo es que es absurdo, de lo que me culpan es tan falso que ellos mismos las hicieron y allí están los documentos. Yo no soy investigador secreto, pero los documentos han estado circulando en las redes. Están las cartas firmadas por Erick Malpìca a favor de una empresa Rantor, que tiene vinculaciones con este sector que es del magnate de los medios ahora, Gorrín, y lo ha hecho una y otra vez. 

Lo contradictorio es que la Fiscalía hizo una indagatoria por la denuncia de unos diputados, un caso igualito, préstamos en bolívares, pagaderos en dólares descuento del 50% de la deuda y fueron absueltos. Es que no hay delito para Pdvsa. Yo tengo los testimonios, el que hizo Víctor Aular de manera voluntaria y luego los testimonios del fiscal Karin, mano derecha del fiscal sicario, diciendo que no hubo delito y luego hubo la decisión de un tribunal diciendo que no hubo delito, perc, ¿Cómo es que allí no hubo delito y de mi lado sí lo hubo?  Si esos dólares llegan a manos de una persona vinculada a Pdvsa es otra cosa, si esos dólares llegaran a mis manos sí hay delito, porque hay un conflicto de intereses.

Lo que se está investigando en los EEUU es si esos dólares que llegaron a manos de Gorrín fueron para los hijos de Cilia Flores. Eso no lo digo yo. Hay un caso en Florida de un banquero alemán (Matthias Krull), que decidió colaborar con los americanos y pasó dos años infiltrado, moviendo esa plata poniéndola a favor de los hijos de Cilia flores, y está en los expedientes.  Estamos hablando de un caso que está sustentando por la Fiscalía de Florida donde no aparece mi nombre, sino el de los hijos de Cilia Flores, pero esa es la misma información que a mí me dieron los muchachos de Finanzas de Pdvsa, que ese dinero era para los hijos de Cilia, tanto así que la instrucción directa para esa operación fue de Nicolás Maduro. Ahora, eso se lo tienen que preguntar a Eulogio del Pino, que lo tienen preso y a Víctor Aular, que está diciendo lo que la Fiscalía quiere.

Es decir, ese es el problema, no hay posibilidad de hacer un proceso, una investigación trasparente y esas operaciones no están reflejadas en ningún sitio, porque dejaron de publicar los estados financieros desde 2016 y lo continuaron haciendo (este tipo de operaciones) hasta 2018.  Creo que con esta denuncia se metieron un tiro en el pie, porque se les ha revertido. Allí hay distintos grupos de poder.  Tarek El Aissami está tratando de salvar su cabeza porque no ha podido con Pdvsa y él es un tipo peligroso, especialista en montar falsos positivos. Luego salió el fiscal sicario, pero con cada paso que dan se hunden más.

–Usted ha manifestado su interés de aspirar a la Presidencia de la República ¿Cómo ser candidato desde el exterior, con esta situación judicial?

–Yo pongo mi nombre, mi esfuerzo, mi prestigio, mi tiempo y mi tranquilidad, porque todo esto para mi tiene un alto costo. Ellos me han quitado mi casa, nos han perseguido, se han gastado millones de dólares en distintas acusaciones en el exterior. No es divertido. Dices que te vas a lanzar de candidato y empieza la persecución y el odio. Pareciera que serán candidatos los que quieran Diosdado o Nicolás Maduro. Lo que he dicho en las reuniones con el chavismo y otros sectores es que hay que romper ese miedo, seguir adelante, exigir condiciones políticas para una participación justa en las próximas elecciones, sino eso va a ser una patraña. ¿Cómo se hace esto? Haciéndolo. Poniendo una opción en la calle.

Hicimos una propuesta chavista, bolivariana. A eso le teme el madurismo. El país va a cambiar cuando las bases del chavismo se le impongan al madurismo. ¿No ves que ellos son súper agresivos contra los chavistas que dicen algo? Dejaron morir a Baduel, tienen enterrado en vida a Rodríguez Torres, hay más de 24.000 medidas cautelares contra dirigentes sociales y políticos, y el que levante la voz, como mi caso, me utilizan como chivo expiatorio para que a más nadie se le ocurra hacerlo. (…) Aquí lo que va pasar es que va haber una explosión social o una rebelión militar, porque si trancas las puertas constitucionales, no hay otra salida. Ellos creen que tienen la fuerza necesaria para mantener el país así, pero es insostenible. Ese supuesto milagro madurista es un bluff, una fantasía que se vive en Las Mercedes o montados en un tepuy para una élite, en un país que cada vez es muy injusto, pero la gran mayoría de los venezolanos estamos muy mal.

–¿Tiene partido político o lo está organizando?

–El llamado es a que todas las organizaciones políticas y sociales se unan en torno a una propuesta. Yo sé que tan pronto como yo mencione un partido o una gente, se la van a llevar presa. Ellos están en una arremetida contra la izquierda, aunque yo no soy comunista, pero tampoco soy anticomunista, entonces arremeten contra el PCV, pero también lo hicieron contra el PPT, Tupamaro y contra cualquiera que no puedan tener bajo su control. Hay que buscar que se unan los que estamos de acuerdo con un plan mínimo (…): Restituir la Constitución, recuperar el petróleo, atender la emergencia humanitaria que hay, y restablecer la institucionalidad. Estamos en un país que cualquiera te friega la vida. Conozco a cientos de trabajadores petroleros que les arruinaron la vida, la casa, su nombre y su reputación y están sepultados como delincuentes comunes y ¿A dónde vas a ir? ¿A la Fiscalía, al Poder Judicial? Es terrible, asfixiante.

–¿La solicitud de extradición anunciada por el fiscal le trae algunos inconvenientes?

–Yo estoy en Italia y tengo el estatus de refugiado político. Ellos creen que están hablando de Venezuela, donde hacen los que ellos quieren. Aquí hay mecanismos de justicia. La única solicitud de extradición que llegó fue rechazada en la máxima instancia de la justicia italiana, que es la sala de Casación del Tribunal Supremo. Yo puedo andar por el mundo, no como ellos dicen, con una vida dispendiosa. Yo puedo andar por el mundo porque no tengo una causa en mi contra. Ellos no pueden poner un pie fuera del país. Tendrán que ir a Rusia, Bielorrusia, Corea, Cuba, pero no pueden ir a ningún sitio, tienen orden de captura, tienen precio sus cabezas. Todo tiene su tiempo, todo pasará. Las sociedades no se suicidan, el pueblo venezolano en algún momento le pondrá fin a esta tragedia.

–¿Cómo se siente en lo personal?

–Bueno chico, yo soy un militante revolucionario desde los 15 años. Mi padre fue comandante guerrillero, estuvo contra la dictadura de Pérez Jiménez. Toda la vida he luchado, nunca he optado por la vida fácil. Cuando iba a renunciar al Consejo de Seguridad (de la ONU), Tareck El Aissami me propuso que me fuera de embajador en Ginebra. Su argumento es que ahí iba a estar tranquilo. Le dije que yo no he servido al estado para ningún beneficio personal, ni para tener una vida tranquila. No me voy a quedar callado, porque lo que ha sucedido con el país lo vengo denunciando desde 2014. Renuncié al PSUV, por eso salí de la parte económica.

Yo propuse acabar con el control de cambio, pero ellos estaban haciendo sus negocios, me sacaron de la parte económica, de Pdvsa y la destrozaron y cuando me fui a las Naciones Unidas, todavía creía que había posibilidad  de enmendar algo en el país, pero cuando vi esa matanza, esa carnicería en las calles del país en 2016, dije no puedo participar de esto, porque dicen que las guarimbas son violentas, pero nosotros también con Chávez tuvimos guarimbas violentas, y Chávez no sacó gente armada a matar muchachos con escudos de cartón. No quería participar del desfalco y la destrucción del país.

Maduro está diciéndoles a los americanos que vengan, pero a qué, si la industria petrolera está destrozada. Entregué una empresa petrolera con 3 millones de barriles de producción y están produciendo 600 mil, mezclados con crudo iraní. ¿Es que creen que los gringos son tontos?  No necesitan nuestra producción, porque son el primer país productor del mundo, segundo, si la Chevron quiere hacer uso de dólares manchados de sangre, será problema de la Chevron, pero máximo, podrán producir 200 mil barriles, si es que llegan a eso. El problema de la industria petrolera no es técnico, es político. Se repartieron la industria entre los políticos, amigos, Alex Saab el otro y el otro, acabaron con la empresa, pero es recuperable.

Rafael Ramírez: Petro debe mediar ante Maduro para que deje de perseguir chavistas

 

Diego Arroyo Gil Sep 19, 2022 | Actualizado hace 2 semanas
Isabel II, el triunfo del símbolo
Isabel II fue absorbiendo lo que se proyectaba sobre ella y acabó por transfigurarse en símbolo

Por: @diegoarroyogil

Foto: @RoyalFamily

 

El día que murió la reina una amiga me contó que apenas oyó la noticia en la televisión, en su casa en Caracas, tuvo el gesto de ponerse de pie. Mi amiga vivió en Londres y desde entonces guarda un respeto sincero por Her Majesty, pero tengo otra amiga, también en Caracas, que a pesar de que nunca ha estado ni en Inglaterra ni en Escocia ni en Gales ni en Irlanda del Norte, cuando supo que Isabel II había fallecido le pidió al barman de un restaurante que dirige desde hace tiempo que hiciera sonar una campana. Los comensales prestaron atención y ella informó lo que había ocurrido. Algunos acaban de enterarse a través de Twitter, Instagram o Whatsapp.

Como a veces los venezolanos nos tildamos a nosotros mismos de safriscos, estas anécdotas podrían presentarse como ejemplo, pero aun si lo fueran, sería secundario, y a quienes insisten en descalificar tanto el desconcierto como el sentimiento de pena que ha concitado el cese de la reina, lo mejor es no hacerles caso. Isabel II es una figura de un peso histórico irrefutable, una figura que a lo largo de sus 96 años de vida y sus 70 de reinado logró acumular tal cantidad de valor simbólico que, a la hora de su muerte, era un personaje legendario no solo para el Reino Unido sino también para el resto del mundo.

La escueta pero suficiente notificación pública, más temprano ese día, de que sus médicos estaban “preocupados” por su salud, activó todas las alarmas, y sospecho que no fuimos pocos los que al instante registramos una sensación de asombro y de irrealidad. Yo me mantuve más o menos renuente e incrédulo hasta que los periodistas anclas de la BBC aparecieron todos trajeados de luto. ¡Pero si dos días atrás la reina había recibido, muy sonriente y en su sitio, a Liz Truss, la nueva primera ministra! Todos habíamos visto las fotografías en la prensa y, pese al color violeta de sus manos, sin pensarlo la dábamos por entera. Entera como siempre desde siempre. Entera, invencible, inmortal.

Hay un parlamento en el capítulo final de la tercera temporada de The Crown, la serie de Netflix sobre Isabel II, en el que la princesa Margarita le dice a su hermana: “Nosotros tapamos las grietas. Y si lo que hacemos es potente, grandioso y decisivo, nadie se dará cuenta de que lo demás se desmorona a nuestro alrededor. Esa es nuestra misión. –La princesa hace una pausa y se corrige a sí misma–: Nuestra no. La tuya. Tú no puedes flaquear. Porque si tú muestras una mínima grieta, sabremos que no es una grieta sino un abismo. Y todos caeremos en él. Tú debes mantenerlo todo unido”. Aunque se sabe que estas son frases creadas por los guionistas de la serie, frases de ficción, creo que resumen con acierto el papel que encarnó Isabel Windsor como Isabel Regina. Que sean de ficción no significa que sean frases sin basamento real. Por el contrario, en este caso fue la prueba de la ‘realidad’ la que permitió que fueran escritas con semejante redondez para beneficio de nuestra muy normal necesidad de atribuirle un sentido a la experiencia, aun si se trata de una experiencia de la cual apenas hemos sido espectadores.

Incluso si Isabel Windsor no hubiera cumplido como lo hizo con su rol como reina –y opiniones van y vienen, como es natural–, de todos modos las líneas que he citado suenan lo bastante convincentes como para servir de definición de lo que se espera de una majestad. Esto es: que personifique un ideal y transmita a los hombres su importancia y su vigencia ante lo caedizo que es este mundo. No creo que haya que ser monárquico –ve tú a ver si este es un asunto que de verdad sea un quebradero de cabeza para un ciudadano no británico, no español, no danés, en fin– para reconocer eso. Así como tampoco hay que ser creyente ni católico, apostólico y romano para reconocer la relevancia del Papa, por más que Bergoglio o la propia Iglesia puedan resultar execrables o anacrónicos.

Es justo de anacronismo de lo que, entre otras cosas, se acusa a la monarquía británica no solo por estos días. Con eso se quiere señalar que está fuera de época, que es de otro tiempo, como si eso fuese un defecto per se. ¿No se advierte que esa característica también puede ser una virtud? Por lo menos parece haber sido una de las virtudes de Isabel II, que en el decurso de siete décadas supo incorporar cambios antes inimaginables en la institución de la cual era regente a la vez que su talante confirmaba la inalterabilidad de la Corona. Quince primeros ministros ocuparon el número 10 de Downing Street entre 1952 y 2022, desde Winston Churchill hasta la señora Truss. Quince primeros ministros entre los que hubo tanto conservadores como liberales. Quince maneras de ejercer la jefatura del Gobierno. Y en lo alto: la nada desdeñable confianza en una seguridad. Verdad o ilusión, el caso es que lo “fuera de época” permanecía.

La escritora Allison Pearson lo expresó de este modo en The Telegraph: “Era parte del escenario, un elemento del firmamento, cierta como el sol saliendo por el Este. Nuestra reina. Que cambiaba con los tiempos y era siempre la misma”. Tan pronto como en 1928, el viejo Churchill ya lo había advertido para la posteridad, sin saberlo, luego de conocer a la pequeña Isabel durante una visita al castillo de Balmoral, donde la reina acaba de morir casi un siglo más tarde: “Es un carácter –le comentó el entonces canciller a su esposa–. Tiene un aire de autoridad e introspección asombroso en un infante”.

¿Hay que pertenecer al pueblo británico para ser alcanzado por el influjo de la reina? No hay forma de evadir la presencia de Isabel II. Su vida corrió con el devenir de la última centuria, y entonces un día ella había estado siempre antes. Ella ya estaba antes de la Gran Depresión, ella ya estaba antes de la Guerra Civil Española, ella ya estaba antes de que María Callas apareciera en escena, antes del Holocausto, antes de la Revolución cubana, antes de que mataran a Kennedy, antes de que el hombre llegara a la Luna, antes de la caída del Muro de Berlín, antes de internet, y así hasta el covid, al que también se impuso, invicta. Como las deidades, parecía precedernos en todo y cargar consigo la memoria del mundo. Es comprensible que por ese camino se convirtiera en una suerte de matriarca general, en la anciana venerable de un pueblo metafórico sin fronteras. Que yo sepa, no existe otra persona que suscite hoy, urbi et orbi, un efecto semejante.

Dado que una larga madurez, unida a la principalidad de la cual puede gozar una persona, suele otorgar una índole especialísima, Isabel II fue absorbiendo lo que se proyectaba sobre ella y acabó por transfigurarse en símbolo. Desde luego, no es algo que haya hecho adrede, como tampoco fue adrede que tantos hayamos aliviado con ella parte de nuestro apetito de representación simbólica, un fenómeno bastante mal visto por la sociedad secular, pues, como decía Roberto Calasso, la sociedad secular solo cree en sí misma y desdeña todo lo demás: lo invisible no existe, los rituales sobran y los ídolos a la basura.

Los años dirán si la monarquía británica continúa o se extingue. Por lo pronto, muchos agradecemos que nos haya dado en suerte ver la apoteosis de una reina. Que la palabra apoteosis, que es tan bella, suene hoy tan teatral, la hace más bella todavía. La anterior época isabelina nos dio a Shakespeare. Esta ha concluido con un lamento del gaitero de Isabel II y con una frase de Horacio: “Que bandadas de ángeles canten para tu descanso”.

Las mejores imágenes de la Reina Isabel II con personajes históricos