Opinión - Runrun

OPINIÓN

#ApuntesDeOtoño 4 | Cuando alzas la voz, la gente no te escucha, por Julio Castillo Sagarzazu

@juliocasagar

Casi toda la Venezuela de hoy se ha convertido en una gallera. Lo peor de todo es que es una gallera virtual, infinita, cuyos gritos llegan al planeta entero, amplificados por la potencia de las redes sociales. Todos estamos en grupos de WhatsApp, que son un endemoniado escenario de gritos, incordios, desacuerdos que mezclan tantos insultos por no compartir puntos de vista con sus emojis ofensivos, hasta paradójicas felicitaciones por el cumpleaños de alguno de sus miembros, con sus tortas de velitas encendidas y botellas de champaña descorchadas. Una verdadera esquizofrenia colectiva cuyo análisis haría las delicias de Freud.

Hasta en el de la urbanización, a la que he llamado en alguna nota anterior: Bonita vecindad, ocurren a veces agrios comentarios sobre si hay que matar o no a una mapanare que se te metió en la casa, o tumbar o no el árbol que tapa las cloacas. Allí y, pese a la fraternidad que nos une en bonitos momentos, se desatan los truenos entre “conservacionistas” y “ecocidas”.

Lo más curioso de todo es el hecho de que no hay que ser ni filólogo, ni lingüista, para reparar en que, en una gran cantidad de casos, los contendientes están de acuerdo. Solo que no se han dado cuenta, porque están más interesados en halar la brasa para su sardina argumental, que en tratar de entender al otro para ver dónde están las coincidencias.

Estemos claros en que hay diferencias; en que hay distintas maneras de ver el país y las rutas para rescatarlo y que también hay intereses subalternos y/o legítimos que juegan su papel. Esto es así hoy y será así hasta la consumación de los siglos. Es muy probable, incluso que ese quimérico día, habrá distintas opiniones sobre cómo afrontar el Apocalipsis y el gran Armagedón que nos prometen las Escrituras. De manera que esto no debe escandalizarnos.

Las unidades completas y perennes nunca han existido en el liderazgo de los procesos históricos.

Es una ingenuidad pretenderlas y una pérdida de tiempo luchar por un cuadro idílico, como el de los angelitos de las obras de Zurbarán, agarraditos de la mano, adorando a la virgen María.

De manera que lo sensato es asumir las diferencias y aprender a vivir con ellas. No obstante, hay que decirlo y de esto va esta nota, es necesarísimo también hacer el babilónico esfuerzo para tratar de no sobreexponerlas con exuberancias fuera de lugar, que lo que hacen es entorpecer el camino y fabricar problemas donde, a veces, no los hay.

Es a ese respecto que me han venido al recuerdo dos anécdotas que pareciera importante referir y que ilustran bien lo que señalamos.

La primera es sobre un debate radial al que concurrí con Saúl Ortega, candidato del PSUV en las elecciones parlamentarias del 2010. Saúl es un amigo de las luchas universitarias y un ponderado adversario de las luchas políticas, aun cuando era particularmente ácido en sus comentarios. Tuvo por años, por ejemplo, un programa de radio en el que presentaba a su operador de controles como Julio Castillo “el bueno”, lo cual no era precisamente simpático.

Lo cierto del caso es que durante el programa perdí el control del volumen de lo que decía. Quizá me alteré significativamente al punto de haberme salido de las casillas, porque de pronto me vi alzando la voz, lo cual no suele ocurrirme normalmente.

Yo juraba, sin embargo, que había hecho un gran programa; que me la “había comido” y que le había ganado la partida a Saúl. Mi desconcierto fue grande cuando comencé a preguntar a los equipos que nos acompañaban y a familiares sobre la opinión del debate. Prácticamente ninguno supo decirme si la había parecido bien o mal y, aun menos, analizar los argumentos que había expuesto. Prácticamente lo único que recordaban todos, eran la “grisapa” en la que el programa se había convertido y la gritería que la pobre moderadora, trataba de inútilmente de controlar.

Moraleja: cuando alzas la voz la gente no te escucha. La gente oye el ruido, pero no se entera de lo que dices.

La otra anécdota tiene que ver con la discusión entre los líderes. Henrique Salas Romer fue electo como primer presidente de la Asociación de Gobernadores de Venezuela. Consciente del momento que vivía el país y de lo necesario que sería luego mantener aquel espacio, lo manejó con prudencia y claridad estratégica.

Solía acompañarle en las sesiones, aun cuando mi cargo en el gabinete era el de Secretario de Desarrollo Económico. En aquel equipo, era no obstante, de los que quien tenía más kilometraje en la política, y por eso, termine tomando nota de aquellas reuniones. Fue una oportunidad inmensa. Conocer a los primeros 22 líderes regionales del país y tener el privilegio de estar en sus reuniones, fue una escuela de excepción. Por inercia entonces, me fui convirtiendo en una suerte de secretario ad hoc de aquella asociación. De allí viene lo que nos interesa relatar.

Cuando observaba las discusiones de aquellos personajes tan importantes, en un país donde la descentralización comenzaba a tener un gran sex-appeal, notaba que la mayoría de las veces estaban contestes en las cosas que discutían; pero la manera como se lo decían creaba el espejismo de un desencuentro, cuando en realidad estaban de acuerdo. Era natural que así fuera. Estábamos observando a 22 líderes, 22 personalidades; 22 egos con sus defectos y virtudes.

Estar de simple observador me permitía tomar cierta distancia. Cuando aquellas cosas ocurrían, tomaba papel y lápiz y trataba de redactar unas líneas que permitieran recoger lo esencial de lo que se discutía, buscaba lo sustantivo y trataba de desechar lo adjetivo. Con la anuencia del presidente, pedía la palabra y con la excusa de exponer las conclusiones del debate, tomaba aquel papel y leía.

Era impresionante lo que invariablemente ocurría. Aquellas 22 personas que minutos antes parecían estar en desacuerdo, terminaban concluyendo que, en realidad, estaban de acuerdo. No había milagros, aquel Pentecostés del consenso estaba a flor de piel, solo había que escarbar un poquito para encontrarlo.

Lo cierto es que, cuando se baja el volumen, se atemperan las pasiones, se pone de lado el protagonismo, las cosas ocurren de manera diferente.

Bien nos valdría en este momento ensayar mecanismos que nos permitan separar esa paja del grano y talar ese árbol que nos impide ver el bosque.

Este tema, aparentemente trivial, ha devenido en un tema crucial del movimiento de las fuerzas democráticas en Venezuela. Estamos en uno de esos momentos en los que la FORMA ES EL FONDO y en el que la manera como abordemos los problemas va a tener mucho que ver con la solución de ellos.

Si algo nos ha enseñado la pandemia es que si el médico se contagia de la enfermedad del paciente, no lo puede curar. Si permitimos que la maledicencia, el insulto, el odio y la procacidad escatológica del chavismo se nos meta en las venas, no podremos curar al país de esta otra pandemia que nos ha caído. Una cruzada por recuperar la sindéresis, no nos vendría mal.

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

60 años de la OPEP y 45 de la estatización del petróleo, por Eddie A. Ramírez S.

Hace pocas semanas se celebraron 60 años de la OPEP y 45 de la estatización del petróleo. Ambos hechos han sido fuente de debates, con aspectos positivos y otros no tanto. 

Recordemos que para el año de 1960, fecha de la fundación de la OPEP, Venezuela enfrentaba las presiones de las transnacionales que imponían precios y niveles de producción, y evadían impuestos. Además, el gobierno de Estados Unidos había establecido cuotas para el petróleo que importaba. Todo esto determinó la creación de esta organización.

Sus miembros iniciales fueron Venezuela, Arabia Saudita, Kuwait, Irán e Irak, que en conjunto producían 7.891.000 barriles por día (b/d), de los cuales Venezuela aportaba 2.846.000 b/d, un 36 por ciento del total. Gradualmente se unieron otros miembros. Actualmente  son trece que  producen unos 24 millones de b/d, de los cuales Venezuela, solo aporta el 1,4 %.

La Opep ha pasado por días tormentosos por las numerosas guerras en el Oriente Medio. Sin embargo, la producción de la organización ha venido aumentando. Libia y Venezuela son los únicos miembros que han tenido reducciones importantes. El caso de Venezuela es patético, ya que sin guerra su producción se redujo a solo 340.000 b/d.

La política tradicional de la OPEP y de Venezuela ha sido privilegiar precios sobre producción. Por ello ha impuesto cuotas que se reducen en la medida que se desea evitar la caída de precios. Esta política ha sido criticada por muchos en Venezuela, por considerar que nuestras reservas son muy grandes y que es necesario extraerlas. Con los importantes aumentos de producción en Rusia, Canadá y en Estados Unidos, la OPEP ha disminuido su importancia, pero todavía pesa en la fijación de precios, sobre todo cuando logra acuerdos con Rusia.

Aunque Venezuela es la gran perdedora dentro de la organización, ha sido por culpa nuestra y no por pertenecer a la misma.

A 45 años de la aprobación de la ley que reserva al Estado la industria de los hidrocarburos, todavía se debate sobre si esa medida fue beneficiosa o no. Ante un hecho cumplido, más bien corresponde abocarse a una nueva ley que refleje la situación actual en el mundo y en nuestro país.

En el 2001, siendo presidente de Pdvsa Guaicaipuro Lameda, la producción fue de 2.862.000 b/d. De allí en adelante, con los presidentes rojos la producción ha venido declinando. Alí Rodríguez entregó el cargo en el 2004 con una producción de 2.620.000 b/d; Rafael Ramírez entregó en el 2014 con 2.336.000 b/d; Eugenio Del Pino entregó en 2017, con 1.929.000 b/d; Manuel Quevedo entregó en abril 2020 con 730.000 b/d y con Asdrúbal Chávez se están produciendo solo 340.000 b/d.

Todas las cifras citadas son de crudo, no incluyendo condensados, ni líquidos del gas natural, y tienen como fuente a la OPEP. Además, por descuido en la producción de crudo liviano, actualmente hay que importarlo para poder manejar el extrapesado. Como se aprecia, bajo todos los presidentes designados por Chávez y por el usurpador Maduro, la producción de Pdvsa y sus empresas mixtas ha declinado; mientras que los derrames de crudo han producido grandes daños ecológicos.

En cuanto a refinación, solo entre 2003 y 2013 ocurrieron 216 accidentes, con saldo de 78 fallecidos y 255 lesionados, señal inequívoca de descuido en el mantenimiento y en la seguridad industrial.

Venezuela exportaba gasolina hasta que llegaron los rojos. Ya en  el 2013 se importaron 6.510.000 barriles de gasolina, 6.497.000 barriles de diesel y 4.990.000 barriles equivalentes de gas propano, conocido como de bombona. Esto desmiente que la situación actual de escasez sea por las sanciones. Se vendieron algunas refinerías en Estados Unidos y en Europa, para dar prioridad a las de Cuba, República Dominicana y Jamaica, las cuales terminamos perdiendo. Tampoco se construyeron las prometidas.

Han ocurrido numerosos  casos de corrupción no investigados en Venezuela.  El último Informe de Pdvsa es del 2016. Desde entonces miles de trabajadores han renunciado por el deterioro de las condiciones socioeconómicas y de seguridad industrial. Con este dramático panorama y la gran deuda de la empresa, nuestros legisladores deben ser cuidadosos con la nueva Ley de Hidrocarburos que se discutirá. Deben considerar que la destrucción de Pdvsa fue consecuencia de su politización, que despidió a los mejores, contrató ineptos y permitió la corrupción.

Ojalá también tomen en cuenta las recomendaciones de los expertos. La participación privada es imprescindible. A Pdvsa habrá que parapetarla y reducirla de tamaño, para que las operaciones no se interrumpan y compita como una empresa más. De su nueva gerencia dependerá que pueda sobrevivir, aunque sería deseable que el Estado se retire gradualmente de todas sus empresas y dedique los escasos recursos a salud, educación, infraestructura y defensa. 

Como (había) en botica

* Quienes todavía apoyan al régimen no pueden alegar que ignoran que aquí se asesina, se tortura y se encarcela con el visto bueno de Maduro y sus compinches.

* El régimen continúa bloqueando a Noticiero Digital y a La Patilla

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Informe Otálvora: Europa no validará elecciones convocadas por Maduro, por Edgar C. Otálvora

Reunión del Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela el 17SEP20. Foto: Cancillería Argentina.

 

@ecotalvora

EE. UU. no se propone impedir el arribo a Venezuela de tres tanqueros de bandera iraní que estarían cruzando el Atlántico para proveer de gasolina al régimen chavista. En una rueda de prensa el 16SEP20, el emisario especial para Venezuela e Irán del Departamento de Estado de EE. UU., Elliott Abrams, precisó que el objetivo inicial de EE. UU. era asegurarse de “que nadie más que Irán participara en este comercio”.

Las amenazas de aplicación de sanciones habrían logrado que China, Rusia y armadores griegos se abstuvieran de la venta o transporte de gasolina al régimen.

“Así que solo quedan buques de crudo con bandera de propiedad iraní que se dedican a ese comercio de manera limitada. Hay tres en camino y eso solo proporcionará algunas semanas de gasolina. Si quisiera evitar el regreso del tipo de escasez que ahora es tan común en Venezuela, habría tenido que salir ayer de Irán otros tres petroleros”. Abrams concluyó que Irán no tiene la capacidad para sostener un flujo continuo de tanqueros con destino a puertos venezolanos.

*****

La Unión Europea considera que la oferta hecha por el gobierno de Nicolás Maduro el 01SEP20 con algunas “condiciones” electorales, resultan insuficientes, por lo que no será enviada una misión de observación electoral como la solicitada por el régimen chavista y por algunos miembros de la oposición para las votaciones del 06DIC20. Esta versión fue distribuida por Reuters el 11SEP20 adjudicada a fuentes anónimas de la UE.

Informe Otálvora consultó al Servicio Exterior de la UE y en su respuesta la vocera Nabila Massrali confirmó que el organismo recibió “una invitación de Venezuela para observar las próximas elecciones, así como una lista de garantías adicionales para la transparencia en el proceso electoral”. Tal como lo ha señalado previamente Borrell, la vocera afirma que “deben cumplirse condiciones mínimas para unas elecciones creíbles, inclusivas y transparentes para el despliegue de una Misión de Observación Electoral EOM de la UE”, agregó Massrali en un email, concluyendo que “hay un largo plazo para prepararse para el despliegue de una EOM. El tiempo ya es demasiado corto para eso si las elecciones se mantienen el 6 de diciembre”.

En definitiva, el criterio principal para negar el envío de una EOM europea a Venezuela sería el de la proximidad de la fecha, lo cual dio fuerza a la opción de negociar con Maduro una nueva fecha para las elecciones con el objeto de continuar conversaciones con el régimen en procura de “condiciones mínimas”.

Esa es una línea impulsada por Borrell y por varios gobiernos europeos e internamente por opositores como Henrique Capriles. Esa línea ha tendido a fracasar en tanto la posición dominante en Europa es que el régimen no garantiza elecciones libres.

Borrell convocó una reunión a nivel ministerial del Grupo de Contacto Internacional integrado por Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Francia, Italia, Alemania, Holanda, España, Portugal, Suecia y el Reino Unido además de Argentina que se sumó recientemente. Por cierto, por motivos aún no aclarados, el gobierno provisional de Bolivia optó por finalizar su participación en este grupo.

La reunión vía internet del GCI se produjo el 17SEP20 y al término de la misma Borrell tuiteó un breve comentario y fue emitido un largo comunicado ministerial que pareciera reflejar plenamente la situación. Si bien el GCI no tiene mandato para decidir en nombre de la UE ni de ningún grupo de países, Borrell dejó saber que había recibido apoyo para continuar conversaciones procurando una nueva fecha de votaciones en Venezuela. La primera reacción de Maduro fue descartar la posibilidad de mudar la fecha de las votaciones convocadas por su régimen.

Por cierto, el canciller argentino Felipe Solá, actuando como vocero del castrochavismo, se estrenó en el Grupo de Contacto atacando a la oposición venezolana que se niega a participar en las votaciones.

*****

El documento del GCI declara que “la única solución sostenible a la crisis venezolana será (…) a través de elecciones legislativas y presidenciales libres, creíbles, transparentes y justas”. El GCI listó las condiciones que sus integrantes consideran como necesarias, entre otras la designación de nuevas autoridades electorales, nuevo padrón electoral que incluya a venezolanos en el extranjero, “respeto del mandato constitucional de la Asamblea Nacional, devolución del control de los partidos políticos a sus administradores legítimos, cese de la inhabilitación y el enjuiciamiento de líderes políticos y pleno restablecimiento de sus derechos y de otros candidatos a la igualdad de condiciones políticas”.

En otro párrafo del comunicado, el GCI expresó “su apoyo a la labor del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y de la Misión Internacional Independiente de Investigación” que el 15SEP20 publicó su informe señalando a Maduro y otros altos funcionarios del régimen de delitos de violaciones de DDHH considerados como de lesa humanidad. La divulgación de este informe habría dado al traste con la intención del gobierno de España de abrir un compás de tiempo para que Borrell siguiera como intermediario entre Maduro y algunos sectores de la oposición en procura de “condiciones mínimas”.

*****

La posición de EE. UU. sobre las gestiones “europeas” buscando una nueva fecha para las votaciones ha sido de rechazo bajo dos argumentos: en Venezuela deben producirse elecciones presidenciales y no solo legislativas; y el régimen no ofrecerá las condiciones para unas elecciones libres. “Las elecciones fraudulentas no son menos fraudulentas si se celebran unos meses después”, afirmó Elliot Abrams en su rueda de prensa del 16SEP20.

Sobre la ruta escogida por el opositor Henrique Capriles de inscribir candidatos a las votaciones del 06DIC20 en contravía a la posición de su propio partido y de la alianza opositora liderada por Juan Guaidó, dos voceros de EE. UU. se han pronunciado.

“Hay una distinción entre quienes no están de acuerdo con las tácticas y quienes tienen estrategias fundamentalmente diferentes y esperan apoyar al régimen de Maduro. Por supuesto, los individuos que mencionaste (se refería a Capriles y a María Corina Machado quien no participa en elecciones pero rechaza la línea propuesta por Guaidó) todavía están de acuerdo con la estrategia de la oposición” afirmó el 14SEP20 la subsecretaria adjunta del Departamento de Estado Carrie Filipetti, encargada simultáneamente de Venezuela y Cuba.

Al día siguiente, Abrams precisó: “a quienes han decidido participar en las elecciones a la Asamblea Nacional, nuestro mensaje es que tienen la obligación especial de exigir las condiciones necesarias (…) somos capaces de distinguir entre actores democráticos que difieren en estrategia y personas que trabajan con el régimen para socavar la democracia. No dudaremos en aplicar toda la fuerza de las sanciones estadounidenses a este último grupo…”.

*****

El Consejo de Asuntos Exteriores, integrado por los ministros de exteriores de la UE, tiene prevista una reunión presencial ordinaria el 21SEP20 y el tema Venezuela no aparece en la agenda ya divulgada. Una fuente oficial del Consejo, consultada el 14SEP20 para este informe, señaló que no existían “planes” para incluir a Venezuela en el temario aunque podría ser tratado en la sección de “otros temas” en caso de ser solicitado por alguno de los ministros. De esa manera pareciera confirmarse que la UE no convalidará las votaciones convocadas por el régimen en Venezuela.

Por cierto, la Unión Europea sí proveerá observación electoral en las elecciones convocadas en Bolivia para el 18OCT20. El jefe de la EOM Bolivia es Alexander Gray quien el 17SEP20 ya se encontraba en La Paz. Igualmente, la OEA y el Centro Carter estarán en tareas de observación electoral.

*****

El 27JUL19, tras tocar en La Habana y Brasilia, Serguéi Lavrov realizó una muy inusual visita, la primera de un canciller ruso a Paramaribo, la capital de Surinam al norte de Suramérica. Convertir a Surinam en un “hub” entre Rusia y Suramérica habría sido tema de las conversaciones de ese día. Lavrov sostuvo un encuentro con Desiré Bouterse quien se mantenía en el poder por diez años con crecientes lazos con China y figurando en la lista de aliados y beneficiarios del régimen chavista.

El 17SEP20 llegó a Paramaribo el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, en una visita de pocas horas para reunirse con el nuevo mandatario Chandrikapersad “Chan” Santokhi quien se impuso en las elecciones del 25MAY20 pese a los abiertos intentos de Bouterse para boicotear el conteo final de votos. La rápida presión internacional impidió que en Surinam se reprodujera la situación de su vecina Guyana donde el ahora expresidente David Granger logró retrasar por casi cinco meses la proclamación de los resultados electorales que lo declaraban perdedor. Santokhi, de ascendencia hindú y quien pronunció su juramento presidencial en sánscrito, se propone incentivar las relaciones de su país con EE. UU.

La noche del 17SEP20, Pompeo arribó a Georgetown, donde era esperado por el nuevo mandatario, el musulmán de ascendencia hindú Mohamed Irfaan Ali. La diplomacia de EE. UU., en coordinación con los países del Caricom y en una poco publicitada coincidencia con la izquierda caribeña procubana, presionó duramente al exmandatario David Grager para reconocer la victoria de Irfaan Ali lo cual solo ocurrió el 02AGO20. La presencia de Pompeo en Surinam y Guyana fue la forma de resaltar dos éxitos poco conocidos de la diplomacia estadounidense.

Pompeo y su colega guyanés Hugh Todd firmaron dos acuerdos, uno de ellos es la denominada “Iniciativa de Crecimiento en las Américas.

El otro es un acuerdo de shiprider que facilitará a partir del 21SEP20 la realización de operaciones marítimas y aéreas bilaterales antinarcóticos. El acuerdo crea mecanismos de aprobación rápida para sobrevuelos de EE. UU. sobre Guyana. Según el gobierno guyanés “las operaciones no se realizarían en aguas de Guyana a menos que el Gobierno otorgue” permiso previo. Este acuerdo es un tema particularmente sensible dado el diferendo territorial existente entre Venezuela y Guayana que involucra las áreas marítimas asociadas al territorio Esequibo.

*****

La gira de Pompeo por Suramérica fue diseñada como un recorrido alrededor de Venezuela y el “tema Venezuela” fue abordado con cada uno de los gobiernos. El 18SEP20 Pompeo arribó a Boa Vista, la capital del estado Roraima en la amazonía brasileña. Al final del día el secretario de Estado de EE. UU. partió hacia Bogotá para redondear su gira.

Como ya lo había hecho el 14ABR19 en la zona fronteriza de Colombia con Venezuela, durante las horas que Pompeo permaneció en Boa Vista visitó instalaciones donde se presta ayuda a los refugiados venezolanos en el programa Operação Acolhida ejecutado por las fuerzas militares de Brasil. Mientras Pompeo permanecía en Boa Vista, en el vecino estado de Amazonas el ejército brasileño continuaba realizando los juegos de guerra Operação Amazônia mediante los cuales se ejercitan bajo la hipótesis de enfrentar la invasión del ejercito de un país vecino. En algunos medios militares brasileños no habría gustado la simultaneidad de la visita de Pompeo con la ejecución de los ejercicios de guerra.

El canciller brasileño Ernesto Araújo acompañó a Pompeo durante su estadía en Boa Vista; y durante una rueda de prensa el estadounidense afirmó que “a Maduro vamos a sacarlo de allá” ratificando que “Venezuela” estaba en la agenda del día. Araújo declaró que Brasil no participaría en mediaciones entre el régimen chavista y la oposición “como si fuera un diálogo entre dos fuerzas iguales. Eso no existe en Venezuela; en Venezuela existe un lado represor y un lado reprimido”.

*****

La llegada de Pompeo a Bogotá coincide con la ejecución de un nuevo ejercicio militar conjunto combinado con escenario en las aguas del Caribe colombiano. Organizado por el Comando Sur de EE. UU. y con epicentro en Coveñas, departamento de Sucre en la costa colombiana el ejercicio militar Poseidon reúne desde el 18SEP20 y por una semana a personal militar, naves y aeronaves de la Fuerza Aérea y la Armada de EE. UU. junto con la Fuerza Aérea colombiana.

Según la versión oficial, el ejercicio busca aumentar la “interoperabilidad” en operaciones de “interdicción, interceptación, neutralización de blancos marítimos ilícitos” e incluiría “maniobras de reabastecimiento en vuelo y búsqueda y rescate en aguas abiertas”. El ejercicio es parte de las acciones binacionales antinarcóticos que Colombia y EE. UU. realizan regularmente en aguas del Caribe y del Pacífico.

Colombia se mantiene como el principal socio militar de EE. UU. en la región y sus fuerzas militares se encuentran en negociaciones con sus pares estadounidenses para el aumento de la dotación de equipos militares con base en la Acquisition and Cross Servicing Agreement de la cual se beneficia Colombia como país socio de la OTAN.

Durante la reunión anual de las armadas de ambos países celebrada el 02SEP20 entre el comandante de la Cuarta Flota contralmirante Don Gabrielson y el jefe de planificación naval de la Armada colombiana contralmirante José Joaquín Amezquita, se habría discutido sobre “una expansión” del suministro de activos militares navales a Colombia. A su vez, el Ejército colombiano se encuentra en una fase adelantada de las gestiones para adquirir de segunda mano 144 vehículos blindados M1117, procedentes de los depósitos de la Policía Militar del ejército estadounidense.

Diario Las Américas

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

El nombre de los hijos de Glory, por Carolina Jaimes Branger

Glory Tovar sostiene la foto de sus hijos ajusticiados por el CICPC en 2016, cuyo caso es uno de los 48 estudiados por la Misión de Determinación de Hechos de la ONU para Venezuela. Foto Fabiola Ferrero / La Vida de Nos.

 

@cjaimesb

 

Hacia finales de 2017 me contactó mi amiga la periodista Albor Rodríguez: “Estamos preparando un especial sobre las ejecuciones extrajudiciales, con el apoyo de Cofavic, para nuestro portal La Vida de Nos. Queremos documentar esos casos en las palabras de las propias madres. Hay siete que están dispuestas a hacerlo. Muchas otras quisieran, pero les da miedo. Será de gran valor para cuando regrese la justicia a este país. ¿Te animas a acompañar a una de ellas?”. Yo acepté de inmediato.

Me asignó a la señora Glory Tovar. Nos citamos una tarde en Crema Paraíso de San Bernardino. Comenzamos a conversar. Lo primero que me dijo fue “ayúdeme a lavar el nombre de mis hijos”. Yo le aseguré que haría todo lo posible para que así fuera. Nos reunimos varias veces. Grabé su testimonio y lo escribimos juntas. El resultado, junto a un conjunto de estupendas fotografías que hizo Fabiola Ferrero cuando visitamos la casa de Glory donde fueron asesinados sus dos hijos, se puede leer en La Vida de Nos | Disparos al corazón.

Marta Valiñas, presidente de la Misión Internacional para Venezuela de las Naciones Unidas, declaró el 16 de septiembre de 2020, cuando se hizo público el informe, que la Misión había encontrado “motivos razonables para creer que las autoridades y las fuerzas de seguridad venezolanas han planificado y ejecutado desde 2014 graves violaciones a los derechos humanos, algunas de las cuales – incluidas las ejecuciones arbitrarias y el uso sistemático de la tortura – constituyen crímenes de lesa humanidad”.

La Misión investigó 223 casos, de los cuales 48 se incluyen como estudios de casos exhaustivos en el informe de 443 páginas. Ya había examinado otros 2891 casos para corroborar los patrones de violaciones y crímenes. Entre los 48 casos escogidos se encuentra el de los hijos de Glory, asesinados con dos primos en mayo de 2016, cuando, en plena operación de la OLP, una comisión de la División de Vehículos del CICPC irrumpió en su vivienda “a hacer una requisa” y los mató ahí mismo, a sangre fría.

Los hijos de Glory no tenían antecedentes policiales. No estaban solicitados y jamás habían estado presos. Darwin Gabriel, el mayor, trabajaba en el Hospital Clínico Universitario. Antes, durante 4 años, había trabajado en una empresa de estampado de franelas. En palabras de su madre “siempre fue buen estudiante, un muchacho bien arreglado, le gustaba vestir bien y usar colonias. Siempre olía rico, era un negro fachoso”.

Carlos Jampier era el menor. “Siempre lo cuidamos porque convulsionaba. El doctor me decía que él iba a estudiar hasta donde su mente le diera. Lo cuidábamos mucho porque me daba miedo que me le pasara algo en la calle, y tanto cuidarlo de la calle para que me lo mataran en mi propia casa… ¡Qué ironía!”, escribió Glory en su testimonio.

En La Vida de Nos leemos: “Las noticias que publicó la prensa refieren que ‘cuatro delincuentes’ fueron abatidos después de un enfrentamiento con funcionarios de la División de Vehículos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Uno de los artículos dice: ‘Según versión policial, los pesquisas del cuerpo detectivesco se encontraban en labores de investigación, cuando observaron a cuatro individuos quienes al percatarse de la presencia policial, no atendieron la voz de alto haciendo frente a los efectivos. En medio del fuego cruzado, los antisociales huyeron hacia una vivienda de tres pisos, a la cual ingresaron los agentes”. Glory Tovar logró demostrarle a la fiscal encargada del caso que no hubo tal enfrentamiento. Todos los disparos se hicieron dentro de la casa”. Nosotros mismos, cuando fuimos a la vivienda, hicimos el recorrido desde la calle y en ninguna superficie observamos impactos de bala. Solamente adentro. De hecho, todos estaban en la casa cuando entraron los agentes. Darwin Gabriel, cuando oyó el timbre, se asomó por la ventana y le dijo a Glory ‘Mami, abre la puerta, que ahí abajo está un policía’. Entraron en tropel. Desalojaron a las mujeres y a los niños, taparon con sábanas las ventanas y los asesinaron”.

En la página del Consejo de DDHH de la ONU se lee:

“La Misión constató que las autoridades estatales de alto nivel tenían y ejercían el poder con la supervisión de las fuerzas de seguridad y los organismos de inteligencia identificados en el informe como responsables de esas violaciones. El presidente Maduro y los ministros del Interior y de Defensa tenían conocimiento de los crímenes (negrillas mías). Dieron órdenes, coordinaron actividades y suministraron recursos en apoyo de los planes y políticas en virtud de los cuales se cometieron los crímenes.

Querida Glory, mi valiente Glory: el nombre de tus hijos ya está limpio. Que el caso suyo aparezca en este informe tan importante es prueba de ello. Desde ya, puedes estar tranquila.

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Humano Derecho | Especial con Humberto Prado

“El informe de la Misión de Determinación de Hechos de la ONU no quedará en el olvido”, asegura Humberto Prado, comisionado del gobierno (e) para Derechos Humanos y Atención a las Víctimas.

 

@_humanoderecho

En este especial de Humano Derecho estaremos con Humberto Prado, abogado y comisionado presidencial para Derechos Humanos y Atención a las Víctimas, quien conversa con nosotros acerca del Informe de la Misión de Determinación de Hechos de la ONU para Venezuela, publicado el miércoles 16 de septiembre de 2020.

La misión, encargada de investigar las ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes cometidos desde 2014, plasmó en su informe 223 casos indagados.

“Aquí la propia misión dice que hicieron un análisis tan importante que ellos mismos están trasladando ese informe a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, pero también ellos invitan a los Estados a abrir investigaciones penales sobre esto; a que se abra la justicia penal internacional, la justicia universal. En este informe se nombra a todo aquel que haya estado involucrado en las torturas.”

Presentado por Génesis Zambrano (@medicenmouzo) y Luis Serrano (@akaLuisSerrano). Somos el radio web show semanal que mezcla la buena música con gente que ayuda a gente. Transmitido por diferentes plataformas del país, es producido por RedesAyuda y Provea.

Más contenido en www.humanoderecho.com

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

El billete roto, por Juan E. Fernández “Juanette”

Ilustración de Alexander Almarza, @almarzaale

@SoyJuanette

Hoy quiero levantar mi voz por aquellos que no pueden hablar. Hay algunos que estuvieron de moda, que causaron furor, que despertaron pasiones, pero hoy son rechazados… los billetes rotos.

Hoy recibí una lección de “El Rosas” y “El Profesor”. Aclaro que no es el de La casa de papel, sino otro: Juan Manuel de Rosas, mejor conocido como el del billete de 20 pesos; y de Domingo Faustino Sarmiento (quien era maestro), también llamado “el señor del billete de 50 pesos”.

Todo ocurrió la mañana del lunes, cuando me levanté temprano y caminé a la carnicería para comprar algo de pollo para la semana, pues, para alguien que vive solo, lo mejor es comer lo mismo todos los días. De esta manera la neurona que usarías para decidir qué vas a comer cada día, la puedes enfocar en alguna idea por la que sí te pagan las compañías para las que trabajas.

En fin, cuando fui a la carnicería hice mi pedido y pagué con 200 pesos, que en dinero de Argentina son “dos evitas” o “dos rocas”, que no es por el actor de La falla de San Andrés sino por Julio Argentino Roca, el presidente que sale en los billetes viejos de 100 pesos. Luego de pagar, el carnicero me regresó un billete de 50 pesos (un sarmiento o un profesor ¿recuerdan?), pero demasiado enrollado para mi gusto, así que lo desplegué y vi que estaba roto. Acto seguido ocurrió esto:

Juanette: ¿Disculpa, me puedes cambiar este billete? está en mal estado.

Carnicero: La verdad yo no lo veo mal

Juanette: Está roto, le falta un pedazo

Carnicero: Cuando vayas a pagar lo enrollas y no se dan cuenta.

Juanette: Es decir, si yo te pagara con este billete ¿me lo recibirías?

Carnicero: Bueno ya no porque el billete ahora es tuyo así que agárralo y vete.

Juanette: Mejor hagamos algo, toma tus pechugas (bueno las del pollo), tu billete roto y dame mis dos evas…

Carnicero: Vas a dejar de comer por un billete roto ¿en serio?

Juanette: No, creo que llegó la hora de meterme a vegetariano.

Luego de tomar de dejar mi compra y tomar mis 200 pesos, dejé la carnicería de un portazo. Caminé unos metros y entre en la verdulería, compré algunos vegetales, una tapa de tarta y pagué con mis 200 pesos ¿Adivinen cuánto fue el cambio? Exacto, 50 pesos. Así que tomé mi sarmiento, bastante más derruido que el que me había dado el carnicero y me fui a mi casa.

En el camino me encontré en el piso un billete de 20, o un rosas ¿por qué nadie lo recogía? Porque no vale un carajo, pero como soy una persona de buen corazón lo recogí… obviamente también estaba en mal estado.

Chicos hoy les dejo dos lecciones: los vegetales no son más ricos que la pechuga grillada… y si te dan un billete roto, recíbelo porque si el destino quiere que sea tuyo, lo será.

Ahora que lo pienso, este sería un buen momento para ir a misa; tal vez pueda dejar a rosas y sarmiento en la cesta de la limosna y salir corriendo antes de que el cura me los quiera regresar.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

La recta final de las elecciones en EEUU y la lucha por el control del Senado, por Leopoldo Martínez Nucete

@lecumberry

La campaña electoral de los EE. UU. entra en la recta final. Como es de esperarse, la guerra de las encuestas genera todo tipo de análisis, pero algo está claro: Biden continúa a la cabeza, con un margen cómodo en los promedios nacionales (+7 % según las reconocida encuesta de la Universidad de Monmouth) y más amplios márgenes que los que tuvo Hillary Clinton en 2016 en cada uno de los estados clave como Florida, Pensilvania, Michigan, Wisconsin y Arizona. Y se da el caso de pelea cerrada en estados como Ohio o Carolina del Norte e, increíble, en bastiones republicanos como Georgia o Texas.

Otro hecho claro es que los rangos de aprobación de Trump son históricamente bajos, comparados con cualquier presidente en ejercicio en la historia durante sus campañas para la reelección, con 56 % de sólido rechazo a su gestión, según la prestigiosa encuestadora Gallup.

Y todo esto ocurre en el contexto de la crisis de salud pública de COVID-19, que se agrava por falta de respuestas gubernamentales y una recesión económica que golpea a la clase media y trabajadora, a los pequeños negocios y, con especial rudeza, a la comunidad latina y afroamericana, menores en número, pero proporcionalmente mayores tanto en contagio y muertes por el virus como en afectados por la recesión.

A esto debe agregarse una altísima volatilidad de los mercados bursátiles, que se traduce en jugosas oportunidades de especulación para quienes tienen más recursos, liquidez y crédito para operar en ese espacio privilegiado de la economía.

En la línea de datos nítidos emanados de las encuestas, tenemos que, a mayor participación electoral, más amplia la ventaja de Joe Biden. Un ejemplo de ello es el voto latino.

A nivel nacional, Biden lidera el voto de los hispanos, con niveles que promedian cerca del 60 %. En Nevada, un sondeo reciente de Equis Research coloca a Biden en 66 %. La competitividad de la campaña de Biden en Arizona, donde lidera con ventaja de 4 a 6 puntos (nunca antes vista para un demócrata), así como su competitividad en Texas, tiene que ver con el respaldo de los hispanos.

En Florida, Trump ha logrado optimizar en el respaldo del electorado cubano-americano en Miami, por encima del apoyo que alcanzaron Obama o Clinton entre 2008 y 2016… pero el electorado hispano en Florida es mucho más que el voto cubano o el de los venezolanos, este último todavía muy minoritario, pero ambos muy apetecibles en una contienda de márgenes estrechos como las que suelen darse en Florida.

Pero la realidad en todo el estado, según Equis Research y Latino Decisions, es que Biden tiene el apoyo del 53 % de los latinos en Florida, con un 7 % de electores indecisos, y Trump se encuentra en 37 %, entre los seguros de ir a votar. A la conquista de esos indecisos y para aumentar la participación, el propio Joe Biden enfocó su campaña esta semana en el corredor de la autopista I4 (Tampa-Orlando-Kissimmee), donde se concentra la nueva gran fuerza electoral latina de Florida, el voto boricua.

Biden fue certero en su mensaje, con propuestas para la recuperación social y económica de la isla, al decir algo que además de justo, según las encuestas, esperaban escuchar más del 80 % de los puertorriqueños de más reciente migración a la Florida (y otros estados, como Pensilvania o Texas): «Mi preferencia personal es que Puerto Rico sea un estado. Corresponde a los puertorriqueños decidirlo soberanamente y nosotros debemos corresponder esa decisión de forma vinculante a nivel federal». En pocas palabras, la administración Biden-Harris está comprometida con la ruta a la estadidad de Puerto Rico.

La cuestión de la estadidad de Puerto Rico (igual que la de Washington DC) es un buen puente para conectar con un asunto crucial: las elecciones parlamentarias y del Senado. La admisión de un nuevo Estado a la Unión Federal exige de un acto legislativo del Congreso, según la llamada Cláusula de Admisión del Artículo IV de la Constitución.

La cámara de representantes del Congreso pareciera, según todos los sondeos, que se mantendrá bajo el control del partido demócrata, a pesar del complejo entramado de “gerrymandering”, que ofrece mayor rentabilidad electoral a los republicanos. Los promedios de las encuestas señalan que el apoyo genérico al partido demócrata se encuentra en 48 %, con una ventaja de 5.7 % sobre el republicano (ubicado en 42 %). Los modelos sugieren una proyección según la cual la fracción demócrata sumaría 214 escaños, contra 190 representantes republicanos.

La batalla por el Senado es un asunto diferente porque solo están en juego 35 de los 100 escaños, en un grupo de estados en esta elección. En esta oportunidad, los demócratas defienden 12 escaños; y los republicanos 23 (lo contrario ocurrió en 2018).

La correlación actual de fuerzas en la Cámara Alta es de 53 senadores republicanos, 45 demócratas y 2 independientes (Bernie Sanders y Angus King, aunque ambos incorporados a la fracción demócrata). Los demócratas tendrían que ganar 4 escaños para controlar el Senado; y como suele ocurrir, hay estados donde la elección o reelección de un demócrata o un republicano se da por descontada, quedando la lucha por el Senado circunscrita a un grupo de 13 estados, donde en este momento destacan 4 estados en los cuales el opositor demócrata mantiene sólida ventaja frente al republicano que aspira a la reelección: Carolina del Norte, Maine, Arizona y Colorado. Solo se ve una posible baja demócrata en Alabama.

Y posibles nuevas conquistas demócratas (en pelea tan cerrada como inusual) en alguno de los siguientes estados: Iowa, Montana, Carolina del Sur y uno de los dos escaños de Georgia. Un detalle interesante: en Arizona, por supuesto, el voto latino es de gran magnitud, pero en los demás estados en disputa, aunque todavía la contingente latino es minoritaria, oscilando de un 3 hasta un 7 por ciento de la población electoral; las diferencias son tan cerradas que una alta participación latina favorecería a Biden y podría determinar el triunfo demócrata en toda la boleta electoral.

Los modelos (tomando en cuenta el efecto de la elección presidencial concurrente y la impopularidad de Trump) permiten proyectar un Senado 50/50 o 51 a 49 a favor de los demócratas. De acuerdo a la Constitución, el vicepresidente de los EE. UU. preside el Senado y solo tiene derecho a voto en caso de empate en alguna decisión de la Cámara Alta. Es decir, en el polarizado ambiente político de los Estados Unidos, la hoy senadora de California, Kamala Harris, de ser electa vicepresidenta, sería una figura histórica para la toma de decisiones en el próximo período constitucional.

Se avecinan batallas fuertes en el Senado. Desde la admisión de Puerto Rico o DC como estados de la Unión Federal, la expansión de Obamacare, las políticas y presupuesto de transición energética para la sustentabilidad medioambiental, la reforma migratoria con camino a la ciudadanía, la introducción de regulaciones federales razonables a la tenencia de armas o rifles de repetición para prevenir la violencia, la reforma del sistema judicial para resolver el flagelo del racismo sistémico o la aprobación de presupuestos que permitan una adecuada inversión en infraestructuras o calidad del sistema educativo, así como acceso a la educación superior. Sin entrar a especular sobre los altamente probables nuevos nombramientos de magistrados en la Corte Suprema o las Cortes Federales.

Como puede apreciarse, están en el tapete muchas cuestiones fundamentales. Todas de especial relevancia para los latinos.

Y dado el papel que juega en todo esto el Senado, e incluso la posibilidad de que sea la vicepresidencia de los EE. UU. la que aporte el voto que decida todos estos asuntos en la Cámara Alta. Los ciudadanos estadounidenses de origen Latino que creemos en el cambio y la democracia, tenemos muy claro las razones de peso para salir a votar.

* Miembro del Comité Nacional Demócrata (DNC) y presidente del Comité Nacional del Latino Victory Project.

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Tuberculosis y desnutrición, la pandemia de los presos venezolanos, por Carlos Nieto Palma

La tuberculosis y la desnutrición se han convertido en la causa principal de la muerte de los presos en Venezuela. Imagen: fragmento de la obra Ríos de sangre, de Oswaldo Guayasamín

@cnietopalma

Ahora que la covid-19 azota al mundo entero, de lo cual no escapa Venezuela, quiero referirme a otra pandemia: la de tuberculosis y desnutrición que padecen los presos en el país. Sin ningún tipo de apoyo, los privados de libertad en las cárceles y centros de detención preventiva mueren víctimas de ella, ante la total indiferencia del Ministerio para el Servicio Penitenciario y demás autoridades del régimen.

La tuberculosis es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “una enfermedad causada por Mycobacterium tuberculosis, una bacteria que casi siempre afecta a los pulmones. Es curable y prevenible. La tuberculosis se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire. Basta con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada.

La misma organización define a la desnutrición como “el retraso del crecimiento (estatura inferior a la que corresponde a la edad), la emaciación (peso inferior al que corresponde a la estatura), la insuficiencia ponderal (peso inferior al que corresponde a la edad) y las carencias o insuficiencias de micronutrientes (falta de vitaminas y minerales importantes)”.

Ambas enfermedades, la tuberculosis y la desnutrición, se han convertido en la actualidad en la causa principal de muerte de gran cantidad de presos en Venezuela.

Esta afirmación la damos en base a estudios que hemos realizado desde la organización que dirijo, Una Ventana a la Libertad (UVL), que desde hace varios años viene estudiando este tema.

Para 2017, UVL en su informe anual reportaba la muerte de 8 reclusos por tuberculosis y 9 por desnutrición, lo que representaba para esa fecha, solo en los centros monitoreados por ellos, el 26.16 % del total de presos muertos para ese año.

Para el año 2018, ya UVL, reportaba 117 muertos por tuberculosis y 17 por desnutrición; lo que ya representaba 134 reclusos de los 305 que durante ese año se reportaron como fallecidos.

Es importante destacar que estas son cifras aproximadas, ya que en UVL no monitoreamos los aproximadamente 500 centros de detención preventiva que hay en Venezuela. Así que es de suponer que son muchos más los fallecidos por estas causas; donde tampoco están incluidos los recintos carcelarios dependientes del Ministerio para el Servicio Penitenciario. Entre ambos suman un aproximado de 110.000 privados de libertad.

En el año 2019 logramos constatar la muerte de más de 50 presos, entre ambas enfermedades. Y lo que nos parece realmente alarmante es que la investigación determinó que en los centros monitoreados encontramos 224 reclusos con tuberculosis y 289 con desnutrición, lo cual nos da un total de 513 presos con estas enfermedades. De estos muy pocos han recibido atención médica o se les ha dado algún tipo de tratamiento; en su mayoría, los cuidados médicos corren a cuenta  de sus familiares, pues en los centros donde se encuentran detenidos no hay ningún tipo de medicamento.

Para el primer semestre de este año 2020, se lograron determinar 36 muertos por tuberculosis y 7 por desnutrición. A esto le debemos sumar que se logró determinar que existían 397 reclusos enfermos por tuberculosis y 517 por desnutrición en los calabozos policiales monitoreados.

Con las cifras dadas anteriormente, aunado a los altos niveles de hacinamiento, 247 % en este periodo, no hay dudas de que la tuberculosis y la desnutrición es la verdadera pandemia que viven los presos venezolanos, ante la indiferencia total de las autoridades encargadas de su custodia.

Con cifras de este tipo y ya sabiendo que la covid-19 llegó a los recintos carcelarios, no es de extrañar que, en un futuro no muy lejano, lamentablemente esta pandemia mundial cause grandes estragos y muertes en nuestras cárceles.

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es