Runrun.es: En defensa de tus derechos humanos

El Megafono

DDHH Olvidados I  Paúl Moreno perdió la vida ayudando a los manifestantes 

Francisco Zambrano
03/06/2023
El estudiante de medicina miembro de la Cruz Verde fue arrollado por un vehículo en Maracaibo en el marco de las protestas contra Maduro en 2017 
Después de haber recibido una medida de arresto domiciliario y luego régimen de presentación cada 15 días, nada se sabe sobre el presunto culpable 

 

 

 

Seis años han pasado del asesinato del estudiante de medicina Paúl René Moreno Camacho y el dolor sigue intacto en su familia. No solo por el hecho de haber sido arrebatado de forma violenta de este mundo, sino por la impunidad que rodea la muerte del brigadista perteneciente a la Cruz Verde de Maracaibo.

La tarde del 18 de mayo de 2017 quedó clavada en el corazón de la familia Moreno como un amargo recuerdo. Ese día, Paúl prestaba su servicio voluntario en una de las tantas marchas que sucedieron en la capital zuliana durante ese año de protestas antigubernamentales contra el régimen de Nicolás Maduro. Mientras descansaba al costado de la otrora avenida Fuerzas Armadas a la altura de la calle 42, Paúl fue embestido por una camioneta Hilux con vidrios ahumados que según testigos nunca detuvo su marcha pese a la aglomeración de gente en la manifestación.

La camioneta siguió su camino y se dio a la fuga dejando al prospecto de médico en medio de un charco de sangre. Sus compañeros inmediatamente lo llevaron al Hospital Adolfo Pons donde falleció minutos más tarde producto de traumatismos generalizados.

Su madre Marlene Camacho no lo podía creer, para ella era inconcebible que su hijo quien había socorrido a tanta gente y salvado vidas en las manifestaciones fuese una de las 157 víctimas que murieron en el marco de las protestas de 2017.

“Me tocó la puerta un compañero de él y me dijo que a Paúl lo habían atropellado, que me vistiera porque necesitaban mi sangre. Yo confieso que me volví como loca ese día cuando llegue a la emergencia del hospital, lo vi tirado allí en una camilla y me despedí con un beso, nunca me olvidare de eso”, declaró a Runrunes en 2018, Marlene Camacho, madre de Paúl.

Marlene solía acudir con Paúl a las marchas, pero este le había dicho días previos a su inesperada muerte que se abstuviera de ir porque se estaban tornando peligrosas. Ya en Venezuela se contabilizan 61 muertes violentas y en Maracaibo 11 en el marco de las manifestaciones contra el chavismo.

Camacho relató que al mediodía de ese 18 de mayo llamó a su hijo para decirle que lo esperaba para almorzar. “A mí me daba miedo lo que él hacía porque ya a esas alturas había muchos muertos en las calles víctimas de la represión, él me calmaba y recordaba que su labor era atender a los caídos y heridos”.

 

Protestas 2017 I Paúl Moreno: El único paciente que no atendió la Cruz Verde 

 

Camacho dijo que tan solo horas antes de morir, Paúl había auxiliado a un joven asmático que se estaba ahogando debido a los gases de las bombas lacrimógenas. “En uno de los homenajes póstumos que le hicieron a Paúl, la mamá de ese muchacho se me acercó y me comentó que Paúl había salvado la vida de su hijo”.

El karma de la justicia en Venezuela

Más de un lustro después de la muerte de Moreno se desconoce aún cuántas personas iban a bordo de la camioneta que lo atropelló. Lo único cierto es que dentro de esta estaban Omar Andrés Barrios, de entonces 22 años, y Liz Mary Hernández de 20. Tampoco se determinó quién iba manejando. Barrios asumió el rol de piloto, pero versiones de testigos apuntan a que detrás del volante iba Hernández. 

Luego de siete días de la muerte de Paúl y presionados por la indignación generalizada, Barrios y su compañera comparecieron ante las autoridades.

Carlos Moreno, hermano de Paúl, niega que estos se hayan entregado voluntariamente.

“Quisieron hacerlo ver como que ellos se entregaron y eso es mentira, fue una captura empujada por la presión social”, declaró a RR Moreno en 2018.

Moreno, quien emigró a España, sentenció que Barrios se refugió en su condición económica para evadir su responsabilidad. “Estaba en su casa que queda en una zona acomodada de Maracaibo, su padre es dueño de la farmacia La Zuliana y el supermercado La Fiorella”.

Posterior a un par de días de deliberaciones, la jueza sexta de Control, Milagros Méndez, dictó libertad plena para Hernández y privativa para Barrios por supuesto delito de homicidio calificado con alevosía.

Cuatro meses después, el mismo tribunal desestimó las acusaciones y sentenció a Barrios a solo 19 meses de arresto domiciliario. Posteriormente la jueza Yesiré Rincón cambió la pena a régimen de presentación cada 15 días. La medida fue revocada en 2018 luego que la familia de Paúl apelara el fallo. Actualmente se desconoce el estatus del caso. 

Carlos sostuvo que la jueza Rincón emitió una sentencia Nro. 050-2017 en la que ubica la muerte en agosto de 2009.

Gracias al cambio de fecha, Rincón eximió a Barrios de la calificación intermedia de homicidio intencional a título de dolo eventual, una sentencia de criterio aprobada por el Tribunal Supremo de Justicia en 2011.

“Simple, ella dijo que no se podía apegar a una sentencia del TSJ de 2011 porque Paúl había muerto en 2009”.

Moreno manifestó que uno de los argumentos de la defensa de Barrios era que este tenía derecho de circular y Paúl estaba obstruyendo la vía

El legado de Paúl Moreno

Posterior a la muerte de Paúl, la familia Moreno Camacho pasó un tiempo en neutro, sin embargo la inacción duró poco. Sabían que algo debían hacer para honrar la memoria del estudiante de medicina. 

Fue así como surgió la idea de crear la Asociación Civil “Doctor Paúl Moreno”, coordinada por el tío de Paul, Octavio Gómez 

La asociación se encarga de llevar a cabo acciones sociales, atender a enfermos y donar medicinas y alimentos a personas de escasos recursos en Maracaibo.

Para homenajear la memoria de Paúl, la entonces alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo de Rosales, renombró la avenida Fuerzas Armadas como Paúl Moreno mediante el decreto 166 en mayo de 2017, pero luego de las elecciones de finales de ese año el alcalde chavista Willy Casanova removió el nombre del brigadista de la vía.

Desde entonces autoridades y sociedad civil en Maracaibo han librado una disputa en torno a la memoria de Moreno. Apenas el año pasado el gobernador Manuel Rosales, esposo de Eveling, inauguró la avenida, pero para sorpresa de la mayoría conservó el nombre de Fuerzas Armadas

Ante la queja de los familiares de Moreno y miembros de la sociedad civil, Rosales optó por devolver el nombre de Paúl a la transitada vía.

“Desde diversos espacios se busca borrar la memoria y atacar el recuerdo de aquellos quienes perdieron la vida protestando”, dijo la ONG Justicia, Encuentro y Perdón a través de un comunicado.  

“Como Concejo Municipal debemos velar por el cumplimiento de los decretos municipales, además de reconocer la lucha de los jóvenes zulianos por la libertad de Venezuela”, declaró el presidente del Concejo Municipal de Maracaibo, Eduardo Vale.

Pese a los intentos por borrar la memoria de Paúl, allegados no olvidan su legado y la impunidad que rodea su muerte. “No hay un día que no piense en mi hermano”, dijo Carlos Moreno.

Una base de datos de mujeres y personas no binarias con la que buscamos reolver el problema: la falta de diversidad de género en la vocería y fuentes autorizadas en los contenidos periodísticos.

IR A MUJERES REFERENTES