Inicio archivos - Runrun

Inicio

#ReporteCoronavirus | Las 7 noticias más importantes de la mañana #22Jun

RunRun.es hizo una recopilación de las noticias más importantes del momento sobre el coronavirus. El #ReporteCoronavirus te mantendrá informado de todo lo que ocurre con este nuevo virus que hasta la fecha ha causado 178.827.648 infectados y 3.874.365 muertos en todo el mundo.

Aquí las 7 noticias más relevantes de la mañana:

Grecia decide mantener la prohibición de entrada a mayoría de terceros países

El Gobierno griego ha decidido mantener la prohibición de entrar en el país a los turistas de la mayoría de los países ajenos a la Unión Europea y el espacio de Schengen, después de haber anunciado la semana pasada que a partir de este lunes se levantaban las restricciones.

Aviación Civil ha prorrogado hasta el próximo sábado la prohibición de entrada a los viajeros de terceros países, con excepción de los siguientes: Australia, Macedonia del Norte, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Reino Unido, Israel, Canadá, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Catar, China , Kuwait, Ucrania, Ruanda, Rusia, Arabia Saudí, Serbia, Singapur, Tailandia, Bosnia y Herzegovina, Montenegro, Albania, Japón y Líbano.

Israel, preocupado por variante Delta ante aumento de casos y entre vacunados

Israel superó hoy por primera vez en meses el centenar de positivos de covid en medio de un progresivo aumento de los casos con más del 90 % de infectados por la variante Delta, entre los que un 40 % estaba vacunado.

El país, con más de nueve millones de habitantes, había regresado prácticamente a la normalidad y desde hace una semana canceló la obligatoriedad de llevar mascarilla en interiores con una tasa de morbilidad en el mínimo desde abril.

Las mascarillas no serán obligatorias al aire libre en Italia el 28 de junio

Las mascarillas dejarán de ser obligatorias en los espacios al aire libre en Italia a partir del próximo día 28, según la nuevas indicaciones del ministro de Sanidad, Roberto Speranza, y tras el visto bueno del Comité Técnico Científico (CTS) que asesora al Gobierno en la emergencia del coronavirus.

“Desde el 28 de junio, superamos la obligación de usar las máscaras al aire libre en zona blanca, pero siempre respetando las indicaciones de precaución establecidas por el CTS”, anunció anoche Speranza en las redes sociales.

Menos de 50.000 contagios por covid-19 en la India tras récord de vacunación

La India registró este martes menos de 50.000 infecciones por coronavirus por primera vez desde finales de marzo, un día después de vacunar a un número récord de 8 millones de personas y continuando con la tendencia a la baja tras una virulenta segunda ola.

El país asiático sumó 42.640 casos en las últimas 24 horas, el número más bajo en 91 días, lo que eleva el total de contagios desde el inicio de la pandemia hasta 29,9 millones, según los últimos datos del Ministerio de Salud indio.

Perú espera tener vacunados a todos los mayores de 50 años en julio

Las autoridades sanitarias de Perú esperan que todas las personas mayores de 50 años del país hayan recibido a finales de julio próximo las dos dosis de la vacuna contra la covid-19, informó este lunes el ministro de Salud, Oscar Ugarte.

“Esperamos que hasta finales de julio ya hayamos incluido a todos los de 50 años y, ojalá, ya con las dos dosis”, afirmó Ugarte en declaraciones a la emisora RPP Noticias.

Presidente filipino amenaza con la cárcel a quien rechace la vacuna anticovid

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, amenazó con enviar a la cárcel a aquellas personas que rechacen inocularse la vacuna contra la covid-19, mientras el país todavía lucha por contener su peor rebrote.

“Si no quiere vacunarse, haré que lo arresten y luego le inyectaré la vacuna en las nalgas”, dijo Duterte, afamado por sus malos modales, la noche del lunes durante un discurso televisado.

Panamá llega a 394.241 casos de la covid-19 y a 6.477 decesos

Panamá añadió este lunes 514 nuevos casos de la covid-19 y 2 muertes por la enfermedad, para llegar a 394.241 contagios confirmados y 6.477 fallecimientos en más de un año de pandemia, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

El Minsa en su reporte epidemiológico diario indicó que hay 501 hospitalizados por el coronavirus en planta y 89 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), mientras que 9.541 permanecen aislados en sus casas y 390 en hoteles que funcionan como hospitales, para un total de 10.521 casos activos (contagiantes).

Información de EFE

El Mañanero de hoy #22Jun: Las 8 noticias que debes saber

El pasado 15 de junio se esperaba que la exfiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) se pronunciara sobre el caso Venezuela I. Sin embargo, el hecho no sucedió. Fatou Bensouda no anunció si abriría o no una investigación por los presuntos crímenes de lesa humanidad que cometieron las fuerzas de seguridad del Estado, durante las protestas de 2017 en contra del gobernante Nicolás Maduro.

Michelle Bachelet: Medidas anticovid que restringen DDHH deben ser temporales

Devuelven a quienes esperaban aplicarse la segunda dosis de Sputnik V en el Alba Caracas

Gobierno anuncia 15 fallecimientos por COVID-19 y 1.298 nuevos contagios este #21Jun

Diputados venezolanos en Europa piden acompañamiento electoral

Autorizados los vuelos hacia Porlamar, Canaima y Los Roques en flexibilización

UE enviará a Venezuela una misión técnica para evaluar observación electoral

Redes migrantes en la pandemia

A Venezuela no le queda más que esperar por la decisión del nuevo Fiscal de la CPI

No hay datos científicos de que retrasar la segunda dosis pueda ser bueno o malo. Es un hecho de que no hay segunda dosis, tiene que haber respuesta, y la respuesta ha sido que se va a retrasar mientras se espera que llegue», Julio Castro, médico internista e infectólogo #21Jun

Gobierno anuncia 15 fallecimientos por COVID-19 y 1.298 nuevos contagios este #21Jun
De acuerdo con el balance oficial, en las últimas 24 horas el total de muertes asciende a 2 973 y el de contagios a 262.038

El ministro de Comunicación e Información del gobierno de Nicolás Maduro, Freddy Ñáñez, informó vía Twitter la noche del 21 de junio que en las últimas 24 horas se reportaron en el país 15 fallecimientos por COVID-19 y 1.298 nuevos contagios (1.297 por transmisión comunitaria y 1 “importado”). Con estas cifras, el total de muertes asciende a 2 973 y el de contagios a 262.038.

Con respecto a los fallecidos, dijo que se reportaron:

4 hombres de 41, 53, 64 y 81 años de Apure
1 mujer de 85 años y 1 hombre de 71 años de La Guaira
2 mujeres de 69, 80 años de Sucre
2 hombres 48, 70 años de Miranda
1 mujer de 77 años y 1 hombre de 54 años de Lara
1 mujer de 62 años de Trujillo
1 mujer de 66 años de Falcón
1 hombre de 48 años de Aragua

Los nuevos contagios están ubicados en Yaracuy 197, Apure 160, Trujillo 142, Miranda 111, Lara 103, entre otros estados.

En este sentido, detalló: “Yaracuy es hoy la entidad con mayor número de contagios, en 11 de sus 14 municipios: San Felipe 141, Independencia 24, Cocorote 18, Urachiche 6, Bruzual 2, entre otros”.

Refirió que hay 242.357 personas recuperadas, lo que representa el 92% de los contagios. “Contamos con 16.708 casos activos, 16.106 están siendo atendidos en el sistema público de salud y 602 en clínicas privada”, sumó.

De igual modo, mencionó: “Tenemos 8.612 pacientes que se encuentran asintomáticos, 6.465 con Insuficiencia Respiratoria Aguda leve, 1.322 con Insuficiencia Respiratoria Aguda Moderada y 309 en la Unidad de Cuidados Intensivos”.

“El único caso importado se trata de una mujer proveniente de España, con entrada por La Guaira”, añadió Ñáñez.

Conexión Migrante Jun 21, 2021 | Actualizado hace 23 horas
Redes migrantes en la pandemia

Una investigación de Conexión Migrante, con apoyo de la Fundación Gabo.

Textos:  Nadia Sanders/ Imágenes: Ximena Natera

  

El 28 de marzo del 2020 quedará grabado en la memoria de muchos migrantes en Nueva York. Uno de ellos es Pedro Rodríguez, quien ese día se levantó a las 5 y comenzó a conducir hacia el popular barrio de Flushing, en donde se encuentra el banco de alimentos que dirige. Su primer recuerdo al llegar son los destellos de las balizas de un grupo de patrullas cuando el cielo aún estaba oscuro. Pensó que habían asesinado a alguien, pero un oficial lo abordó para explicarle que miles de personas hacían fila afuera de sus instalaciones en espera de alimentos. La pandemia estaba ahí.

 

—¿Es usted Pedro Rodríguez?

—Sí.

—Usted tiene una línea de más de 20 bloques.

—¿Cómo?

—Sí, de acá, a acá… ¿Quiere a la Guardia Nacional? La gente está muy desorganizada. Aquí no hay control.

En la ciudad con más millonarios del mundo, los más pobres rompieron el confinamiento enfrentando el riesgo a morir, en busca de comida para sus hijos. Pedro, un empresario de origen colombiano que llegó a Nueva York hace 50 años, tenía previsto entregar ese día 2 mil cajas de víveres en La Jornada, su banco de alimentos. Pero esa mañana, la fila del hambre tenía 20 mil personas.

Nueva York, el escenario favorito de las series de ciencia ficción para detonar el apocalipsis, fue el primer punto de América en recibir el golpe de la pandemia de Covid 19. Cuando la ciudad que nunca duerme guardó silencio con el inicio del confinamiento, la comunidad de inmigrantes indocumentados fue la más afectada. 

Académicos calculan que hay más de 600 mil inmigrantes indocumentados en el estado de Nueva York, de los cuales unos 400 mil son de origen mexicano. Después de sobrevivir a cuatro años de odio de Donald Trump y de navegar en el sistema por la persecución migratoria, ahora enfrentaban a un enemigo invisible.

Las iglesias y las redes de migrantes que se han formado en los últimos 20 años en Nueva York fueron el alivio para miles de familias confrontadas con el hambre, el virus y la muerte.

En todo el estado existen alrededor de 150 organizaciones de la sociedad civil enfocadas a atender a la población migrante mexicana. Las de más experiencia son veinteañeras y han vivido las peores crisis de Nueva York: el ataque a las Torres Gemelas, en 2001; o el desastre por el huracán Sandy, en 2012. Y también han aprendido a crear alianzas y a jugar con las reglas del sistema.

La Coalición Mexicana: de la mano de la iglesia, el gobierno y la academia

A la Coalición Mexicana llamaron mujeres por teléfono en busca de comida a inicios de marzo, recuerda Jairo Guzmán. Y en esos días llegaron mexicanos pidiendo un termómetro porque estaban carísimos, 

Jairo llegó de México a Nueva York de las manos de sus padres cuando era un adolescente. Hoy es el director de la Coalición Mexicana, una de las organizaciones de base que apoya a la comunidad inmigrante, la mayoría indocumentada, desde hace 20 años.

La primera crisis que enfrentó Jairo fue los ataques terroristas a las Torres Gemelas en 2001. Trabajaba para la representación del gobierno de Puebla y se dedicó a buscar a las víctimas de origen mexicano.

—Se trataba de ayudar a trasladar a un ser querido a México y de ayudar a personas que no estaban legalmente casadas para que tuvieran derecho a ciertos recursos (…). Empezamos a buscar casos donde se buscaba dinero del fondo de ayuda del 9/11 para enviar a las mujeres que quedaron viudas en México. Esto fue posible con el apoyo de otros abogados que trabajaron de forma voluntaria, —recuerda—. Y una de esas abogadas me ayudó a crear la Coalición.

En el 2020, a Jairo le tocó vivir la peor pandemia del último siglo y se enfocó en conseguir dinero para comprar comida para los inmigrantes, materiales de protección, y a crear materiales informativos de salud en lenguas indígenas desde su sede en el anexo de una iglesia católica en el Bronx.

—Recuerdo ir al supermercado y no encontrar carne. Fuimos supermercado tras supermercado. No había artículos de limpieza, el papel de baño desapareció. Y, de repente, se siente ese nervio: ¿será o no será cierto esto que está pasando?

Para comprar alimentos y equipo médico, Jairo redactó cartas a filántropos y fundaciones donde daba cuenta de las necesidades materiales y el número de familias que debía atender con el respaldo de su trabajo durante 20 años.

La Coalición también contactó a Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Nueva York y a hospitales con quienes ya había trabajado en programas de salud. El hospital presbiteriano de Nueva York, en el alto Manhattan, les brindó comida para 100 familias por cuatro meses, que se extendieron a ocho y continuaban hasta marzo de este año. Hoy su sede opera entre cajas de víveres, pañales, material informativo de pruebas de Covid en varios idiomas y bolsas de tela con alimentos.

Por su experiencia en las oficinas del gobierno de Puebla en Nueva York y en la Administración de Servicios a la Niñez, Jairo aprendió que las instituciones de gobierno en Estados Unidos responden a números. Cuando vio el tamaño de la emergencia por la pandemia, empezó a recabar datos.

—Hicimos una encuesta en la segunda semana de marzo a 160 personas con la plataforma Survey Monkey. Les preguntamos (a los beneficiarios) si tenían dinero para comprar los productos básicos de 14 días y si confiaban en que les iban a pagar, si confiaban en el gobierno. Esa información la usamos con el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York para decirles: miren lo que está pasando. Todo esto se puede convertir en algo peor si ustedes no apoyan.

En respuesta, el Departamento de Salud envió cubrebocas, guantes, termómetros y financió personal de apoyo.

Jairo también ha aprendido que las universidades son un gran aliado para las organizaciones de la sociedad civil por varios motivos.

—Yo me acerqué mucho con las universidades que podían acreditar que el trabajo que íbamos a hacer era bueno. Tengo una buena relación con la Universidad de Columbia, hablando con profesores que podían aportar a los programas que queríamos desarrollar para el bienestar de las familias. Cualquier proyecto que quería hacer, invitaba a las universidades a evaluarlo y dejaba que dijeran sí sirve o no sirve por tal motivo.

El espacio donde opera la Coalición es el anexo de una iglesia católica que le fue otorgado gracias a un obispo con quien trabajó Jairo, en el popular barrio del Bronx, a donde llegaron las primeras olas de migrantes mexicanos hace poco más de 20 años.

Entre las familias que ha atendido durante la crisis por la pandemia, recuerda en particular el de una madre mexicana que despertó con su esposo muerto en la misma cama.

—El esposo se enfermó de Covid 19 y murió en la habitación que rentaba, ella es la que se encargó de llamar a la ambulancia, se llevaron el cuerpo, —recuerda—. Ella salió a pedir apoyo y la familia de él se espantó por el estatus migratorio de todos y la sacaron, la arrojaron del departamento. La niña más pequeña apenas tenía un año, el mayor tenía 8. Eran niños pequeños. Ella se quedó con sus hijos. Buscaba a dónde irse a quedar, buscaba comida, buscaba ropa. La última vez que la vimos se fue con unas amistades a Connecticut.

Los migrantes que murieron por la Covid-19

La tasa de fallecimientos de latinos por Covid es del 34% del total en Nueva York, casi el doble de las muertes registradas entre la población blanca.

Muchos de estos migrantes eran el único sustento de sus familias. Aún se desconoce cuántos huérfanos ha dejado la pandemia. La Administración de Servicios a la Niñez en Nueva York informó vía mail que son “muy pocos” los menores que han tenido que ponerse al cuidado de otros adultos —generalmente miembros de su misma familia— debido a la pérdida de sus padres por Covid 19. Sin embargo, no ofrecieron información de cuántos de ellos son mexicanos.

Antes de la pandemia, la mayoría de la comunidad migrante trabajaba limpiando casas, en las cocinas de restaurantes, en la construcción y en entregas a domicilio. Este grupo destina más del 30% de su ingreso familiar a pagar la renta del lugar donde vive y suele compartir vivienda entre hermanos y primos para reducir los costos. El desempleo los golpeó con fuerza, 60% se quedó sin trabajo, según la oficina de asuntos migratorios del alcalde de Nueva York. La pérdida de empleos para el resto de la población fue del 36%.

Un rasgo de parte de la inmigración mexicana en Nueva York es que la gran mayoría proviene de comunidades rurales del centro y sur de México, y muchos hablan una lengua indígena. Su vida se limita a ir a trabajar y regresar a casa. Hacen poco uso de los servicios públicos por temor a ser deportados. Pueden llevar años en Estados Unidos, pero muy pocos hablan inglés de forma fluida.

Red de Pueblos Trasnacionales: se habla náhuatl, mixteco y totonaco en NY 

Desde su sede, en el sur del Bronx, Marco Antonio Castillo, antropólogo y activista mexicano, nos platica que ha trabajado con comunidades indígenas en Nueva York desde hace 20 años. Es el director de la Red de Pueblos Trasnacionales, organización que trabaja en la reivindicación de la identidad y las tradiciones de los migrantes indígenas en la capital de la economía del mundo.

—Durante la pandemia fue muy evidente que no todos los migrantes son iguales. Las personas que no se sienten cómodas con su español y no conocen el inglés, usualmente porque hablan una lengua indígena, son más temerosas para solicitar ayuda. Es la gente que prefiere y elige vivir en las sombras —comenta Marco en una jornada de entrega de despensas a migrantes latinos con música de cumbia como fondo—. Rápido se corría la voz de que en los hospitales “te mataban”. Y generaron un montón de teorías y sospechas. La gente terminó guardándose en su casa. Muchas personas murieron encerradas, viviendo el Covid en sus cuartos, en sus casas.

Para los que sí llegaron a llamar una ambulancia fue especialmente difícil localizar a sus familiares en la red de hospitales. Estaban desbordados por la emergencia, sin ventiladores suficientes y almacenaban los cadáveres en tráileres con sistemas enfriadores hasta que fueran reclamados. Muchos de esos cuerpos, con nombres mal escritos por la disonancia del idioma o, de plano, con nombres falsos porque hay migrantes que trabajan con otra identidad.

La Red ha contribuido a formar el primer Colectivo de Intérpretes Indígenas, que trabaja con el Departamento de Salud de la ciudad para traducir materiales de información sobre el coronavirus a tres variantes de tu’un saavi (Mixteco), me’phaa’ (Tlapaneco), náhuatl, Mam y Kichw.

En Nueva York hay hablantes de 21 lenguas indígenas originarias de México, según la Endangered Language Alliance.

—Imagínate cómo una persona migrante indígena se mete a la tarea de localizar familias. La familia te dejaba en un hospital, pero el personal no les decía que estaba en otro por los niveles de saturación —dice Marco—.  Encontramos migrantes  fuera de Nueva York, en Filadelfia, en Nueva Jersey, en Long Island, en el norte del estado de Nueva York, a cinco o seis horas de aquí.

La Red de Pueblos Trasnacionales tiene siete comités en diferentes partes del estado de Nueva York. Cada uno se mantuvo en contacto con sus conocidos durante la pandemia y enviaba un reporte diario de cuántos casos de personas fallecidas o enfermas conocían y trataron de ubicar a las personas no localizadas por sus familiares.

—El mecanismo era hacer toda la historia. Saber a dónde lo habían llevado e ir al hospital. A veces los hospitales no tenían ni registro de la persona porque no había cupo. Entonces, había que identificar a la ambulancia, indicar el nombre de la persona, el día y la hora en que la llevaron. Preguntar a qué otro hospital la trasladó. Hablar a ese otro hospital, lo ubican y te dicen: no, pues, necesitaba un ventilador y aquí no había; lo llevamos hasta Filadelfia —explica—. La chamba era buscar personas en todos los hospitales.

La Red es autogestiva, pero cuando empezó a fluir la ayuda en Nueva York por parte de fundaciones más grandes, fueron un canal para comprar despensas y distribuirlas entre las familias migrantes latinas.

—Las comunidades que vienen de pueblos indígenas tienen un capital organizativo importante, vinculado a mayordomías y fiestas comunitarias. Todas esas redes, hicieron que fluyera más fácilmente la articulación durante la pandemia.

Hicieron un convenio con la Casa del Indígena Nativo Americano para entregar mes con mes mil bolsas de alimentos con huevo, vegetales, cereales para los niños y fruta a familias de lengua indígena. Durante el 2020, repartieron alrededor de 2 mil 500 despensas.

Hubo otras fundaciones con más capital que también ofrecieron ayuda. La Red obtuvo así una beca durante la emergencia que le permitió dar cheques a las familias más impactadas. Entregaron 10 mil dólares en ayudas económicas para el pago de rentas y 20 mil dólares en tarjetas de ayuda económica con 200 dólares cada una. 

 La parroquia del Buen Pastor: un duelo con dignidad

El sacerdote Juan Carlos Ruiz, al frente de la parroquia del Buen Pastor, en el barrio de Bay Ridge, activó las redes de apoyo que conoció en el movimiento de Occupy Sandy, que surgió tras el impacto de la tormenta en Nueva York en 2012.

—Habíamos articulado la respuesta bajo el lema de “los indignados de ayuda mutua”, con 17 centros en los primeros tres meses —dice el padre Juan Carlos—. Nosotros lo empezamos desde la iglesia luterana de San Jacobo.

El padre recuerda que las iglesias sirvieron como almacenes de herramientas para la reconstrucción de las casas; en otras, cocinaban 200 mil comidas a la semana y tenían alrededor de 15 mil voluntarios al día.

El movimiento Occupy Wall Street era reciente y se sumó a las redes de apoyo en una coalición llamada Mátrix, que coordina las ayudas.

Con el inicio de la pandemia, el padre Juan Carlos echó mano de todos sus recursos para ofrecer ayuda a la comunidad migrante. Desde su parroquia se entregan 7 mil libras (30 toneladas) de alimentos cada semana.

Sus tres voluntarios de base crearon grupos de Whatsapp y Wechat y se apoyan con personas que hablan inglés, árabe, chino y español para convocar a las comunidades en distintos horarios. El lado más oscuro de la pandemia fue mirar a la muerte de frente.

—Teníamos gente infectada que habían soltado del centro de detención viviendo en las calles porque no querían contagiar a su familia; gente que fue encontrada días después porque los apartamentos ya olían mal. Y familias enteras donde los adultos estaban enfermos y tenían niños sanos, pero sin nada de comer. Alrededor de todo esto, el terrorismo, porque la migra nunca paró en deportar a la gente.

Una de las familias a las que ayudó el padre fue la de Ángel Gordillo, un inmigrante mexicano de origen oaxaqueño que enfermó de Covid 19 junto con su esposa, Olga, y su hermano René. Ninguno pudo salir de su departamento mientras estuvieron enfermos y el padre Juan Carlos fue de los pocos que le llevó comida a su puerta.

—Fue el alma que Dios me puso en mi camino para muchas cosas. El padre nunca me dejó. Siempre me mandó despensas para que mis hijos comieran —dice Ángel en su departamento, donde vive con sus tres hijos y su sobrino de 16 años.

Al hermano de Ángel comenzó a faltarle el aire. Un par de semanas después murió en el hospital. Su hijo menor vivía con ellos, pero su esposa y sus tres hijas mayores viven en Oaxaca. Por ellas, Ángel decidió enviar las cenizas a México. Pero en el consulado mexicano se enfrentó entonces con el muro de la burocracia. En esos días, se enteró que el padre Juan Carlos tenía planeado llevar a México las cenizas de otro migrante y se acercó a él.

—Yo llegué al consulado y había un cuartito de 12 por 12 metros, donde tenían todas las urnas, todas las cajitas amontonadas —recuerda el padre Juan Carlos—. Yo creo que eso es una falta de respeto para las vidas. Eso es algo que cristaliza cómo se nos trata no solamente en la muerte sino en la vida. Entonces, yo dije, al menos un grano, una brizna de dignidad. Tengo que hacer ese viaje. 

Fuerza Migrante: echando mano de las redes sociales

Sin conocer a nadie, Javier Correa, conocido como Chalino, le escribió a integrantes de la plataforma Fuerza Migrante vía facebook para pedir donaciones y llevar alimentos a su comunidad.

 Así logró ofrecer despensas a sus vecinos y, en unas semanas, lo invitaron a crear la unidad de asistencia comunitaria de Fuerza Migrante.

Alto, con un corte de pelo estilo mohicano, a sus 37 años, Chalino se ha involucrado en los movimientos de migrantes para enviar ayuda a México en emergencias como los sismos de 2017. Ahí conoció a integrantes de la brigada de los Topos, un grupo de rescatistas que surgió de la sociedad civil en los sismos de 1985 en Ciudad de México y ofrece ayuda en casos de desastres.

Desde el sótano de un edificio de Manhattan que está remodelando, recuerda que se animó a ir a Hunts Point, uno de los centros de distribución de comida más grandes de Estados Unidos, a pedir donaciones. Después de llevar comida semana tras semana a su comunidad, una vez le ofrecieron sólo piñas.

— Recuerdo muy bien que nos dieron tres camionetas repletas de pura piña. Obviamente, no van a comer pura piña nuestros paisanos —comentó. Así fue como empezó a buscar bancos de alimentos para llevar comida al barrio de Queens.

Chalino es un migrante que llegó hace 16 años a Estados Unidos y cree que puede hacer más que sólo trabajar y enviar dinero a sus hijos en Monterrey. Ya logró hacerse de una camioneta, que ha llamado unidad asistencia comunitaria de Fuerza Migrante, porque fue la primera organización que lo apoyó para conseguir alimentos.

Fuerza Migrante es una plataforma que busca unir a las organizaciones de migrantes en todo Estados Unidos con el fin de ocupar espacios de representación en el Congreso en México desde el exterior. Durante la pandemia, trabajó desde su Coordinación Binacional para ayudar a los migrantes a contactar al personal del Consulado Mexicano y solicitar la repatriación de cuerpos.

Chalino coordina como voluntario uno de los 17 puntos de distribución de víveres que tiene La Jornada, el banco de alimentos fundado hace 12 años por Pedro Rodríguez.

El día en que don Pedro, como le dicen los voluntarios, se vio rebasado por las necesidades de la gente, acudió al gobierno de la ciudad y a los bancos de alimentos privados Food Bank New York y City Harvest para pedir más comida.

La Jornada tenía, hasta el mes de mayo, voluntarios de 18 países y una distribución de alimentos en 17 puntos en el condado de Queens. Cada semana entrega comida para 13 mil 500 familias, con ayuda de otras organizaciones y líderes que permiten potenciar la cobertura en los barrios más necesitados.

Nueva York, ciudad de migrantes

Nueva York es una ciudad con un amplio legado de migración. La ola migratoria más significativa en el último siglo es la que provino de Europa, explica la académica Norma Fuentes, doctora en sociología y académica de la Universidad de Nueva York (CUNY).

“Nueva York tiene el legado más viejo de migración de los EE. UU. y es una de las ciudades más ricas del mundo. Es el centro financiero del mundo. Muchas fundaciones que tienen un legado muy amplio fueron creadas por inmigrantes europeos que no se han reemplazado hace 50 años. Quienes se han beneficiado de este legado han sido las olas de migrantes de Latinoamérica y de Asia”, dice la investigadora en entrevista telefónica.

Muchas de las organizaciones enfocadas a los migrantes se encuentran en Nueva York y cuentan con registro 501(c)3, ante el Departamento de Estado; otras trabajan como colectivos; y también hay planes de acción desde las iglesias.

Esas grandes fundaciones, como la Robin Hood Foundation, fueron una de las principales fuentes de ayuda para las redes de migrantes, que han ido aprendiendo con cada crisis.

“El modelo de ayuda que se ejercita en la ciudad, en un centro donde tradicionalmente han llegado los inmigrantes y donde existen muchas instituciones que están con un legado, es diferente al modelo de rescate para los indocumentados que va a existir en un destinos nuevos”, advierte la investigadora. “Porque ahí no están las instituciones, no está el legado, no está la ideología de que hay que ayudar y proteger a los inmigrantes. Y muchos de esos lugares son muy conservadores.”

Los migrantes de NY dejaron de ser invisibles al sistema

Miles de inmigrantes latinos iniciaron una movilización a inicios de marzo para exigir la aprobación de un fondo de ayuda por 3 mil millones de dólares. Tomaron los puentes de Brooklyn y Manhattan y algunos hicieron huelga de hambre. Marcharon hasta Albany, la capital de Nueva York, y se manifestaron frente a la casa del gobernador, Andrew Cuomo.

Esta movilización se dio a unos meses de que el movimiento Black Lives Matter ocupó las principales ciudades de Estados Unidos tras el asesinato del afroamericano George Floyd, en Minneápolis.

En abril pasado, el Congreso de Nueva York aprobó 2,100 millones de dólares como fondo de ayuda a inmigrantes indocumentados que perdieron su empleo durante la pandemia, con un pago de hasta 15,600 dólares en un año.

La decisión ocurrió meses después de que asumió la presidencia el demócrata Joe Biden después de vencer a Trump. Se trata del apoyo más grande a inmigrantes indocumentados en la historia de Estados Unidos.

“De alguna manera, Trump sacó a relucir tanto odio y racismo escondido en este país. La fealdad de Trump, el caso de George Floyd y el coronavirus hizo ver a  los migrantes como héroes porque nunca dejaron de trabajar”, comentó la académica de CUNY. 

Norma Fuentes considera que la aprobación de la ayuda a los inmigrantes indocumentados no hubiese recibido tanta atención si no hubiera sido por la movilización de la segunda generación de migrantes, los hijos de los que llegaron hace 20 años y que salieron a marchar con ollas y escobas.

“Esto es debido a la movilización virtual, al social media de la segunda generación, que son los que hablan el idioma, que son los que entienden los teléfonos (celulares), las redes sociales, el Instagram. Esto es el resultado de facebook y de los millennials, que están muy activos”, afirma.

La pandemia atizó las buenas voluntades. Y la comunidad migrante mexicana, que ha navegado en modo invisible, comienza a exigir sus derechos. Ningún estímulo económico traerá de vuelta a los caídos, a los padres, madres, hermanos o hijos que la Covid-19 les arrebató. Pero sí demuestran que esta comunidad se organiza y actúa para dejar de vivir en las sombras de Nueva York.

Este artículo hace parte de la serie de publicaciones resultado del programa Laboratorios de Periodismo de Soluciones de la Fundación Gabo y la Solutions Journalism Network, con el apoyo de Tinker Foundation, instituciones que promueven el uso del periodismo de soluciones en Latinoamérica.

A Venezuela no le queda más que esperar por la decisión del nuevo Fiscal de la CPI
Según el abogado del Foro Penal, en Venezuela no hay un cambio de escenario, solo queda esperar a que el nuevo Fiscal de la CPI se pronuncie
Amnistía Internacional, Un Mundo sin Mordaza, Defiende Venezuela y el Observatorio de Crímenes de Lesa Humanidad esperan un rápido pronunciamiento de Karim Khan

Por: @yeannalyfermin y @Andrea_GP21

 

El pasado 15 de junio se esperaba que la exfiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) se pronunciara sobre el caso Venezuela I. Sin embargo, el hecho no sucedió. Fatou Bensouda no anunció si abriría o no una investigación por los presuntos crímenes de lesa humanidad que cometieron las fuerzas de seguridad del Estado, durante las protestas de 2017 en contra del gobernante Nicolás Maduro.

El Caso Venezuela I se encuentra actualmente en la fase III, y fue en diciembre de 2020 que Bensouda informó que tras llevar a cabo un examen preliminar, se encontraron fundamentos razonables para creer que “al menos desde abril de 2017 autoridades civiles, miembros de las fuerzas armadas e individuos a favor del Gobierno cometieron crímenes de lesa humanidad de encarcelación, tortura, violación y/u otras formas de violencia sexual y persecución de un grupo o colectividad por motivos políticos”. 

El avance del caso hacia la fase IV, está ahora en manos del nuevo Fiscal de la CPI, el británico Karim Khan y para ello, no hay límites temporales establecidos, esto puede tardar días, meses y hasta  años. 

Gonzalo Himiob Santomé, abogado y vicepresidente de la ONG Foro Penal Venezolano (FPV), afirmó que la situación del Caso Venezuela I, está exactamente igual a como estaba hace dos semanas. 

“El examen preliminar sobre el caso Venezuela I sigue en curso. No hay plazos establecidos para que los exámenes preliminares terminen, así que lo que le toca hacer al nuevo fiscal es recoger toda la información, todas las evidencias que se han aportado y tomar la decisión, pero para la toma de esta decisión no hay plazo, estamos en la misma situación. No hay cambio de escenario”, afirmó Himiob. 

 

Sobre el pronunciamiento del nuevo Fiscal Karim Khan, Himiob aseguró que sí debe pronunciarse en cualquier momento. “En principio uno pudiera anticipar que ya hay suficientes elementos para que se solicite a la sala de cuestiones preliminares la apertura formal de una investigación, pero estas evidencias, documentos e investigaciones entregados previamente, deben ser evaluados por el fiscal para tomar una decisión, pero para esto, no hay límites temporales”

A juicio del abogado y director de la ONG Defiende Venezuela, Carlos Briceño, “viene una etapa donde todavía el Estado tiene múltiples facultades procesales de las cuales probablemente va a hacer uso para tratar de suspender la investigación o de retrasarla considerablemente, por lo que vamos a estar en un periodo de meses o años en los cuales se van a estar debatiendo estos asuntos preliminares de admisibilidad antes de que podamos ver casos concretos y escenarios efectivos a las intereses de la justicia que son los que la sociedad civil se ha estado imaginando”.

Gonzalo Himiob afirmó que el gobierno de Nicolás Maduro seguirá esforzándose en demostrar que en Venezuela están dadas las condiciones para investigar hechos como si se tratasen de crímenes de lesa humanidad lo cual es totalmente falso.

“No es cierto que en Venezuela haya la independencia y la imparcialidad judicial que se necesita para establecer este tipo de responsabilidades, tampoco existe un marco legal completo que permita que se investiguen los hechos como crímenes de lesa humanidad y eso impide que definitivamente la jurisdicción venezolana pueda conocer de estos sucesos”, aseguró el abogado del Foro Penal. 

Piden el pronunciamiento de Khan

Luego de que el mundo se quedara esperando por el pronunciamiento que realizaría Fatou Bensouda sobre el Caso Venezuela I, varios organismos, instituciones y personalidades políticas se pronunciaron para pedirle a Karin Khan, que lo antes posible anuncie la decisión del caso. 

Es el caso de la organización mundial pro derechos humanos, Amnistía Internacional (AI), quien a través de una carta instó al nuevo Fiscal de la CPI a tomar una decisión lo antes posible sobre el examen preliminar por los supuestos crímenes de lesa humanidad que se han cometido en Venezuela.

La secretaria general de AI, Agnés Callamard, le pidió a Kahn que no siga sometiendo a las víctimas a la incertidumbre de un examen preliminar interminable. 

“En Venezuela, AI ha documentado ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias y muertes causadas por fuerza excesiva por parte de agentes del gobierno o grupos de civiles armados progubernamentales, muchos de los cuales la Fiscalía ya ha concluido que constituyen crímenes de lesa humanidad, y esperábamos para hoy -15 de junio- una decisión de su oficina que concluya su examen”, afirmaba la misiva.

 

Organizaciones no gubernamentales que defienden los derechos humanos en Venezuela como Un Mundo sin Mordaza, Defiende Venezuela y el Observatorio de Crímenes de Lesa Humanidad, a través de un comunicado expresaron que están expectantes sobre cualquier anuncio de Karim Khan sobre el caso. 

“Estamos expectantes al anuncio y continuaremos adelante con la labor que nos caracteriza que no es más que un compromiso indeclinable de apoyo a todas las víctimas de estas graves violaciones de derechos humanos, como son los presuntos crímenes de lesa humanidad que se encuentran bajo examen preliminar”, se lee en el comunicado.

“Esperamos que el nuevo fiscal asuma con responsabilidad esta tarea, la de investigar qué es lo que está pasando en el caso Venezuela I y tomar su resolución a la brevedad posible”, expresó Gonzalo Himiob. 

El comisionado para las Relaciones Exteriores del equipo de Juan Guaidó, Julio Borges, se pronunció a través de su cuenta en Twitter sobre el silencio de Bensouda y dijo que espera que el nuevo fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan acelere el proceso en el caso de Venezuela.

Parece fácil, pero no es

Que la exfiscal Fatou Bensouda no se haya pronunciado sobre el Caso Venezuela I, no significa que el trabajo que ya lleva adelantado la CPI sobre los presuntos crímenes de lesa humanidad se haya perdido. Aún queda un largo y engorroso camino por recorrer que, como afirmaba Himiob y Briceño, puede tardar años. 

La decisión está ahora en manos de Karim Khan, quien según un análisis de EFE, tiene en principio, dos posibles salidas: clausurar el expediente o convertir el actual examen preliminar en una investigación por crímenes de lesa humanidad.

La situación, ahora, depende de la Sala de Cuestiones Preliminares, pues los elementos obtenidos hasta el momento deben ser presentados ante la misma y esta debe decidir  si la información presentada cumple con las condiciones para comenzar una investigación que resulte en un juicio penal, lo que sería la fase IV. 

De Khan avanzar en el Caso Venezuela I, allí se decidirá si se procede a la recolección de pruebas, citación de testigos, realización de cuestionarios a los acusados, exhumación de cadáveres, y cualquier otro elemento de investigación criminalística que respalde las denuncias presentadas.

Pese a esto, el Caso Venezuela I también podría enfrentarse a otras limitaciones propias de la CPI. Una de ellas es que la Corte no tiene fuerza propia policial y depende de la cooperación de los Estados para implementar las órdenes de arresto que emite. 

Otra limitación es que la cooperación de los Estados es de suma importancia para las investigaciones. Si los Estados no facilitan el proceso de investigación a la Corte, esta no puede realizar su trabajo. 

 

Son los Estados Partes los que aprueban el presupuesto de la CPI. Los mismos tienen la responsabilidad de decidir el aumento o no del presupuesto, esto interfiere principalmente en que la Fiscalía debe decidir qué casos son prioritarios. 

Desde su creación y puesta en funcionamiento en el año 2002, la CPI ha iniciado 14 investigaciones, mantiene seis exámenes preliminares abiertos: Bolivia, Colombia, Guinea, Filipinas y dos en Venezuela, y ha dictado 36 órdenes de arresto.

Una de las últimas sentencias que ha emitido la CPI fue en el año 2008, contra el expresidente de Sudan, Omar al-Bashir, -el primer jefe de Estado que es señalado de crímenes de lesa humanidad estando en funciones- pero cuyo juicio se ha retrasado por su capacidad de evadir la justicia (dos órdenes de arresto en una década).

A pesar de haber sido derrocado del poder el abril de 2019, y que la actual junta de gobierno del país acordó entregarlo a la CPI en La Haya en febrero de 2020, la pandemia los obligó a retenerlo en Sudán y forzar el juicio en el país africano.

Otro caso donde la CPI se ha tardado para ejercer es el caso de Colombia y el conflicto interno que vivieron por unos 40 años, y que permanece aún en la etapa de investigación desde 2004.

Informe Otálvora | Castrochavismo toca la puerta de la Casa Blanca, por Edgar C. Otálvora

El enviado argentino Sergio Massa posa con el asistente especial de la Casa Blanca Juan González. Foto: @sergiomassa

Servir como intermediario entre Washington y los regímenes de Nicolás Maduro y Daniel Ortega, es parte de la oferta que está presentando el gobierno de Argentina a la Casa Blanca

 

@ecotalvora

Alberto Fernández, en su condición de presidente argentino y de miembro fundador del izquierdista Grupo de Puebla, está difundiendo la especie según la cual él cuenta con capacidad de actuar como puente con los regímenes izquierdistas del continente. El gobierno argentino muestra como activos políticos su entronque con los gobiernos y movimientos de izquierda continental, su relación especial con el gobierno mexicano de Manuel López Obrador y su no disimulado activismo político regional con públicas injerencias en los recientes procesos electorales en Bolivia, Ecuador y Perú; así como en los motines registrados en Colombia.

*****

Alberto Fernández personalmente, y mediante el aparato de su gobierno y del sindicalismo kirchnerista, prestó apoyo a sus aliados bolivianos encabezados por Evo Morales, a quien permitió organizar acciones desde territorio argentino contra el gobierno de transición de Jeanine Añez. El gobierno de Fernández se negó a reconocer al gobierno de Añez y la ahora exmandataria fue encarcelada el 12MAR21, pocas horas después de que el canciller argentino, Felipe Solá, visitara La Paz para conversaciones políticas con el actual gobierno boliviano.

Fernández apadrinó al ecuatoriano Andrés Arauz, el candidato de Rafael Correa y del Grupo de Puebla en las elecciones de Ecuador celebradas el 07FEB y 11ABR21. La principal oferta de campaña de Arauz consistía en el ingreso masivo de vacunas contra la COVID-19 a Ecuador, procedentes de Argentina, en caso de resultar triunfador el candidato castrochavista.

El 25MAY2, en medio de las violentas protestas, ingresó a Colombia un grupo de militantes de izquierda asociados con el gobierno de Argentina encabezados por Alejandro Rusconi “secretario de relaciones internacionales” del “Movimiento Evita”. Rusconi es un operador internacional del kirchnerismo en el marco del Foro de São Paulo. El propósito del grupo autodenominado “misión internacional de solidaridad” era servir como soporte político y comunicacional a los organizadores de las violentas acciones que ocurrían en Colombia.

Como parte de la delegación se encontraba el militante Juan Grabois cuyo ingreso a Colombia fue impedido por las autoridades migratorias ya que carecía de pasaporte e intentaba ingresar con un documento digitalizado en su celular. La reacción del entramado de propaganda izquierdista se produjo en minutos denunciando en las redes sociales que a Grabois le habían negado el ingreso.

Ernesto Samper, expresidente colombiano y activo en el Grupo de Puebla, tuiteó que Grabois “viene presidiendo una delegación de líderes de derechos humanos” y “es muy cercano al presidente @alferdez”. El propio Samper fue quien dejó ver la relación directa entre el grupo argentino que llegaba a Colombia y que no se trataba de un grupo de “líderes de derechos humanos” sino de militantes de izquierda, quienes desde Buenos Aires ya habían anunciado su intención de acompañar las protestas callejeras. Por cierto, Samper califica a Fernández como “el líder de la resurrección suramericana”.

El 10JUN21 Fernández se comunicó telefónicamente con el candidato castrochavista peruano Pedro Castillo y poco después tuiteó calificándolo como “presidente electo del Perú”. Para ese momento las autoridades electorales peruanas no habían concluido la contabilización de las actas electorales y no habían comenzado a considerar sobre centenas de actas objetadas por ambos candidatos. Al día siguiente, el Grupo de Puebla emitiría un comunicado ofreciendo “al presidente Castillo” apoyo y colaboración “para el buen suceso de su gobierno”.

*****

El 15JUN21 tuvo lugar una sesión del Consejo Permanente de la OEA cuyo único propósito era considerar un proyecto de resolución sobre la situación en Nicaragua, donde el gobierno de Daniel Ortega adelantaba una nueva ola represiva con el encarcelamiento de al menos cuatro precandidatos presidenciales y líderes opositores.

La resolución que fue aprobada por 26 de los 34 miembros condenó “inequívocamente el arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas a los precandidatos presidenciales, a los partidos políticos y a los medios de comunicación independientes; y pedir la inmediata liberación de los precandidatos presidenciales y de todos los presos políticos”. Solo el representante del propio gobierno de Nicaragua, y los enviados de Bolivia y San Vicente y las Granadinas votaron contra la resolución. Pero cinco miembros, Argentina y México entre ellos, optaron por abstenerse.

Una vez más la diplomacia argentina y mexicana actuaron en concordancia con la línea del Grupo de Puebla brindando su apoyo tácito a la dictadura nicaragüense.

Poco después de concluir la reunión de la OEA en Washington, los gobiernos de Argentina y México emitieron un comunicado conjunto justificando su voto: “no estamos de acuerdo con los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia”. Los gobiernos de Alberto Fernández y Manuel López Obrador que intentan desplazar a Luis Almagro de la Secretaría General de la OEA, se arroparon en el argumento de la “soberanía” para no votar la resolución que exigía a Ortega que las elecciones sean “transparentes, libres y justas”.

*****

Tras la salida de escena de Hugo Chávez, el castrochavismo quedó huérfano de un vocero oficial de peso, posición que el uruguayo Pepe Mujica se negó a asumir cuando le fue asomada por Lula da Silva a principios de 2014. Pareciera que Alberto Fernández busca convertirse en ese operador de alto nivel, asumiendo la vocería izquierdista continental y, simultáneamente, procurando acceso directo a la Casa Blanca como Lula da Silva lo tuvo durante su presidencia y con acceso a los gobiernos de España y Portugal como puertas a la Unión Europea.

Ese fue uno de los mensajes asomados por Fernández en su viaje a Europa a mediados del pasado mes de mayo que lo llevó a Portugal, España, Roma, París y el Vaticano. Oficialmente el periplo de Fernández tenía como objeto ganar aliados para la renegociación de la deuda que Argentina mantiene con el Fondo Monetario Internacional. Además de sus encuentros con los mandatarios, con funcionarios del FMI y con el papa Francisco, Fernández sostuvo un encuentro en Roma el 14MAY21 con el exsecretario de Estado de EE. UU., John Kerry, quien ahora actúa como comisionado presidencial de Joe Biden para el cambio climático. Según la versión de Fernández, en su conversación con Kerry fue comentada la situación venezolana y presumiblemente el argentino habría ratificado su oferta de mediar entre Washington y el gobierno de facto de Venezuela.

*****

Venezuela “es un tema tóxico que no puede ocupar tanto espacio” comentó el Ministro de Exteriores de Argentina, Felipe Solá, al periodista del diario Clarín que volaba junto con la delegación de Alberto Fernández a Europa el 10MAY21.

Solá, quien es miembro fundador del izquierdista Grupo de Puebla, ha ejecutado desde su cargo la línea de reaproximación argentina hacia el gobierno de facto de Venezuela y de desmontaje de iniciativas internacionales de presión contra el régimen chavista.

Incluso durante propia ceremonia de toma de posesión de Fernández, el 10DIC19, el aparato diplomático kirchnerista, liderado por Solá, se las ingenió para privilegiar al gobierno de Nicolás Maduro en detrimento de los intentos de aproximación a EE. UU. que Fernández había iniciado desde cuando fue electo dos meses antes. Sin anuncios previos, fue incluido Jorge Rodríguez, como enviado de Maduro, en la lista de invitados al besamanos dándole mayor jerarquía que al jefe de la delegación de EE. UU.

La cancillería del gobierno Fernández inicialmente anunció que se mantenía en el Grupo de Lima pero nunca aprobó los documentos acordados en ese mecanismo de presión regional para la democratización de Venezuela. Finalmente, el 24MAR21 la cancillería argentina emitió un comunicado informando su retiro del Grupo de Lima “al considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada”.

Al día siguiente, el 25MAR21, el gobierno argentino remitió a la Corte Penal Internacional una comunicación mediante la cual dejaba sin efecto la solicitud presentada el 27SEP18 por el gobierno de Mauricio Macri junto a Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú para que se abriera un proceso por crímenes contra la humanidad cometidos por el gobierno chavista desde el año 2014.

El 18MAY21, en declaraciones a la estación bonaerense Radio 10, Alberto Fernández aseguró que su gobierno había ayudado a la instalación en Caracas de un equipo de la alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet. Según Fernández las violaciones de DD. HH., documentados ampliamente, es un “problema” que “poco a poco en Venezuela fue desapareciendo”. Se trataba de un nuevo espaldarazo del argentino a favor del régimen chavista.

*****

Juan González, el colombo-estadounidense que sirve como “asistente especial” presidencial de Joe Biden y como director para el hemisferio occidental del Consejo de Seguridad Nacional, visitó Argentina a mediados de abril. Se trató de la primera misión formal del gobierno Bien que viajaba a Latinoamérica y que sólo incluyó a Bogotá, Buenos Aires y Montevideo. El mandatario argentino ofreció a González servir como intermediario con el régimen chavista.

Aparte de los compromisos oficiales, González y la Subsecretaría (encargada) de Asuntos para el Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado Julie Chung, asistieron en Buenos Aires la noche del 13MAR21 a una cena informal que les ofreciera el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa. Pareciera que Alberto Fernández, ante la imposibilidad de su canciller para distender relaciones con Brasil y EE. UU., está procurando a Massa como interlocutor con Jair Bolsonaro y ahora con el gobierno de Joe Biden. También pareciera que el gobierno argentino ha identificado a Juan González como el enlace necesario para acceder directamente a la Casa Blanca. Mientras Nicolás Maduro se queja en una entrevista, difundida por Bloomberg el 18JUN2, por no recibir señales positivas de Washington, su aliado Alberto Fernández está tocando directamente en la puerta de la Casa Blanca.

*****

Sergio Massa viajó a EE. UU. el 13JUN21 y su primer evento público consistió en un almuerzo privado, en un hotel de la capital estadounidense, justamente con el joven asesor de Biden. El gobierno argentino dejó circular abundantes imágenes del encuentro de Massa con el funcionario de la Casa Blanca, incluyendo una donde sonrientes posan mientras González muestra el disco Reunión cumbre de Astor Piazzolla y Gerry Mulligan que le obsequiara Massa.

En este encuentro, según las filtraciones del propio gobierno argentino, Massa ofreció en nombre de Fernández no solo actuar como enlace con Maduro, sino además ante el régimen nicaragüense. El funcionario estadounidense, siempre según las versiones dejadas saber por Argentina, se habría mostrado interesado en la oferta; e incluso habría sugerido que la Casa Blanca planea invitar a Fernández para una visita a Washington.

*****

Por cierto, una operación del Grupo de Puebla se propone imponer al argentino Christian Gonzalo Asinelli, actual funcionario de la presidente de Argentina, como presidente ejecutivo de la Corporación Andina de Fomento CAF. Por semanas, de forma coordinada, los principales voceros de la alianza castrochavista ejecutaron una campaña de desprestigio contra el postulado colombiano Alberto Carrasquilla, acusándolo incluso de provocar la violencia en Colombia por haber propuesto una reforma tributaria. Colombia retiró la candidatura de Carrasquilla y ha presentado el nombre de Sergio Díaz-Granados.

Artículo publicado previamente en Diario Las Américas

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Venezuela suma 15 muertes por COVID-19 y 1.327 nuevos contagios este #20Jun
Yaracuy fue la entidad que reportó mayor número de contagios en las últimas 24 horas

 

La vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, informó vía Twitter la noche del 20 de junio que, en las últimas 24 horas, se reportaron en el país 15 fallecimientos por COVID-19 y 1.327 nuevos contagios en Venezuela, todos por transmisión comunitaria. 

Con estas cifras, el total de muertes asciende a 2.958 y el de contagios a 260.740. 

Con respecto a los fallecidos, dijo que se reportaron:

  • 1 hombre de 70 años y 4 mujeres de 75, 85, 92 y 78 años de Apure
  • 2 hombres de 39 y 57 años y 1 mujer de 71 años de Zulia
  • 1 hombre de 71 y 1 mujer de 92 años de Sucre
  • 1 hombre de 86 y 1 mujer de 64 años de Lara
  • 1 mujer de 62 años de Portuguesa
  • 1 mujer de 77 años de Carabobo
  • 1 hombre de 32 años de Delta Amacuro

El estado que en las últimas horas registró más casos es Yaracuy con 195 casos activos en 11 municipios. El resto del reporte lo completan Cojedes (185), Apure (177) y Mérida (161).

Señaló que hasta la fecha la cifra de pacientes recuperados es de 240.933, lo que representa 92% de los contagios. Actualmente hay 16.849 casos activos.

Rodríguez expresó que este lunes inicia una nueva semana de cuarentena de flexibilización, desde el 21 de junio hasta el 27 de junio, dando continuidad al método del 7+7 implementado por el Gobierno. “Exhortamos a los sectores productivos a garantizar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad”.

18 fallecidos y 1.273 nuevos casos de Covid-19 reportó el gobierno este #19deJunio
Barinas fue el estado con más infectados, seguido de Falcón y Yaracuy

El gobierno de Maduro contabilizó este 19 de junio 18 fallecimientos por la pandemia de la Covid-19. Cuatro ocurrieron en Apure, tres en Zulia, tres en Lara, dos en Miranda, dos en Distrito Capital, dos en Sucre, uno en Anzoátegui y uno en Nueva Esparta. Con estas cifras, el total de decesos a causa del virus aumentó a 2.943.

Se registraron 1273 casos. 1253 fueron por contagios comunitarios y 20 por contacto con viajeros, según especificó la vicepresidenta, Delcy Rodríguez en su cuenta oficial de Twitter. .

Barinas fue el estado con más infectados con 203. Falcón y Yaracuy fueron las entidades que le siguieron con 168 y 133 casos respectivamente. El resto de los estados reportaron menos de 100: Distrito Capital (97), Trujillo (89), Mérida (65),  Sucre (57), Bolívar (54), Carabobo (50), Zulia (49), Nueva Esparta (48), Cojedes (45) , Lara (42), Táchira (41), Miranda (37), Anzoátegui (37), Aragua (20), Vargas (13), y Portuguesa (5).

De acuerdo al gobierno, la tasa de pacientes recuperados se ubica en un 92%, equivalente a 239.480 personas. Mientras hay 16.990 casos activos, de los cuales, 11.247 están siendo atendidos en hospitales, 5.153 en Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y 590 en clínicas privadas. .