#DiarioDeUcrania | Rusia cambia estrategia, por Tony Bianchi - Runrun
#DiarioDeUcrania | Rusia cambia estrategia, por Tony Bianchi
Las operaciones exitosas rusas alrededor de Popasna y de Severodonetsk representan el inicio de una rigurosa selección o “purga general” de las fuerzas rusas

 

En Ucrania el estado mayor ruso ha reducido progresivamente los objetivos de la “operación militar especial» anunciada por Vladimir Putin al principio de la invasión. Corrige con ello los errores que habían causado graves pérdidas a su Ejército.

De hecho, al concentrar su esfuerzo en la región del Donbas, más precisamente el sector de Lugansk donde se está librando una feroz batalla callejera con el ejército de Kiev, Rusia se está anotando varios avances. El mismo gobernador local, Sergey Gaidai, advierte que las fuerzas de Moscú tienen casi completamente rodeada a Severodonetsk, la ciudad más oriental.

Gaidai prevé que las tropas de Kiev se verán obligadas a retirarse tal como lo sugiere una simulación llevada a cabo con los marines estadounidenses hace dos semanas. Considerando la reorganización y el cambio de estrategia militar rusa es aconsejable que la resistencia se repliegue a posiciones más defendibles.

Contrario a los dos primeros meses de la guerra, las tropas rusas están ahora siguiendo nuevas directivas con instrucciones de desplegarse a lo largo de un frente reducido, de apenas 120 kilómetros de ancho, lo que le ha permitido concentrar las fuerzas y acortar la ruta de suministros.

Luego de la reciente visita al frente de batalla de parte del presidente de Ucrania Valodímir Zelenski, según lo que le mismo ha declarado, es evidente que los rusos han renunciado a encerrar a las fuerzas ucranianas en un bolsillo; prefieren acorralarlas en pequeños cercos y atacarlas con artillería desde lejos.

Fuentes militares de la resistencia piensan que Kiev podría evadir los nuevos ataques rusos gracias a los sistemas de cohetes de larga distancia que deberían estar recibiendo muy pronto. Y que, gracias a estos, podrían mantener a los rusos fuera del alcance de centros habitados.

Según esta fuente, las operaciones exitosas rusas alrededor de Popasna y de Severodonetsk representan el inicio de una rigurosa selección o “purga general” de las fuerzas rusas, luego de los fracasos de las primeras semanas de la invasión de Ucrania.

Las nuevas instrucciones del Kremlin

La misma fuente precisa que los cambios militares rusos siguen estrictas instrucciones del Kremlin. Estas incluyen el empleo de los mercenarios de Wagner, la empresa de seguridad privada que apoya al Moscú como si fuera un miniejército.

Entre los cambios drásticos de Moscú resalta “la acción efectiva” de la renombrada 76 División Aerotransportada, otro componente considerado de “super elegidos». Y, finalmente, de varios grupos de “voluntarios chechenos”, considerados esbirros del dictador Ramzan Kadyrov, que gobierna Chechenia desde que Moscú lo escogió en el 2007, cuya presencia comprobaron los servicios de inteligencia occidentales.

Los resultados negativos de la invasión también obligaron al Kremlin a seleccionar algunos batallones que incluyen milicianos y veteranos de reconocidos méritos militares; aunque uno de ellos, el general Kanamat Botashev fue aparentemente asesinado por estar en desacuerdo con la guerra.

Las nuevas medidas militares contemplan el asegurarse el control de la densa red ferroviaria del este de Ucrania, con la captura del centro ferrocarrilero de Lyman. Este, según los servicios de inteligencia internacionales, es de suma importancia estratégica.

El uso del transporte por carretera resultó desastroso al inicio de la invasión debido a múltiples problemas de mantenimiento de los camiones y lo fácil que resultó a la resistencia emboscarlo.

Por eso el retorno al uso del ferrocarril que los rusos han utilizado a través de los años para trasladar tropas y material, por ejemplo, a Bielorrusia, pero que no existe como extensión el posterior salto a Kiev. Sin embargo, esta está actualmente disponible como enlace entre los principales centros del Donbás y Ucrania del este.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es